Cómo actuar y cómo evitar una extorsión en la CDMX
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Cómo actuar y cómo evitar una extorsión en la CDMX

Expertos advierten que la única solución efectiva es la prevención. Fiscalías subregistran u ocultan los casos, según auditoría interna.
Cuartoscuro
8 de enero, 2020
Comparte

¿Cuántos intentos de extorsión o fraudes telefónicos se cometen realmente en México? No se sabe con certeza, pero es un delito que le puede ocurrir a casi cualquier ciudadano, por lo que hay que estar preparados.

El Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de Ciudad de México, organización que por más de una década ha documentado el tema de la extorsión, reportó que tan solo de enero a septiembre de 2019 recibió 21 mil 410 llamadas de personas que sufrieron un intento de extorsión.

Leer más: ¿Qué es el esquema de gota a gota con el que extorsionan a la gente en la CDMX?

Se trata de un promedio de 80 nuevos intentos de extorsión todos los días, y son apenas los casos que la gente reporta al organismo.

Un dato positivo es que solo el 7% de estos intentos de extorsión se consumaron con un pago de la víctima, sin embargo, tomando en cuenta la dimensión del problema, ello significa que se consuman el número suficiente de extorsiones para que dicha actividad delictiva continúe desarrollándose y en crecimiento.

La clave para enfrentar esta situación, de acuerdo con el presidente del Consejo Ciudadano, Salvador Guerrero Chiprés, es saber qué hacer cuando eso sucede.  Solo así se podrá disminuir el impacto de la extorsión.

“El 92% de los intentos de extorsión en México transcurren por la vía telefónica. Es un mundo. Necesitamos construir una plataforma de confianza y de información para blindar a la familia, a los adultos mayores de la extorsión. La clave es la prevención”, dijo Guerrero Chiprés.

¿Cuáles son las modalidades mas comunes, qué se puede hacer cuando esto sucede, y por qué no es posible conocer con certeza el número real de casos que ocurren en el país?  Te explicamos las claves. 

Los engaños más comunes

A partir de los reportes de extorsiones recibidos en 2019, el Consejo Ciudadano ha identificado las modalidades más comunes a través de las cuales los delincuentes buscan obtener información o recursos económicos de parte de las víctimas.

El método más frecuente son las denominadas “llamadas de sondeo” con las que -bajo la promesa de alguna promoción, viaje o premio- los delincuentes consiguen obtener datos personales de las víctimas, desde nombres o domicilios que posteriormente pueden ocuparse para una extorsión, hasta información bancaria. De los 21 mil 410 reportes de extorsión recibidos de enero a septiembre de 2019, el 34% correspondieron a llamadas de este tipo.

El segundo tipo son los supuestos “secuestros”, con un 25.2% de casos. Consiste en exigir dinero a la víctima haciéndole creer que un familiar suyo ha sido secuestrado. Los delincuentes buscan engañar a la persona dándole datos que puedan ser verosímiles del supuesto pariente secuestrado, o simulando voces de angustia.

La tercera modalidad más común es la de las “amenazas” con un 21%. Es muy similar a la anterior solo que, en lugar de simularse el secuestro del familiar, simplemente se promete hacerle daño si no se recibe a cambio algún bien o pago.

Le siguen las llamadas de supuestos integrantes de organizaciones delictivas con un 17%. La particularidad aquí es que los extorsionadores simulan que pertenecen a algún cártel o grupo criminal para ejercer presión sobre la víctima sino se realiza un pago.

Otra modalidad menos frecuente pero que también ocurre, con un 1.7% de los casos, son las extorsiones bajo la simulación de “derechos de piso”, es decir, donde se exige un pago bajo la amenaza (falsa) de atacar algún tipo de comercio de la persona a la que se intenta engañar si no paga determinada cantidad.

El Consejo también registró 212 llamadas de extorsión que equivalen al 1% de los casos, en las que se pide dinero a cambio de dar información a la víctima sobre una supuesta infidelidad de su pareja.

El presidente del Consejo advirtió que la extorsión es un delito complejo que ha ido evolucionando en los últimos 25 años por lo menos, en donde con frecuencia surgen nuevas modalidades o formulas que se van adaptando conforme van dando resultados.

“Los extorsionadores construyen guiones alimentados por una estructura ya muy estudiada y explotada en las últimas dos décadas que van especializando, y que se basa en una lógica de diálogo que busca emociones, que busca generar un sentido de urgencia, donde con frecuencia se utilizan uno o dos datos que no necesariamente tienen que ser verdaderos, pero sí verosímiles. Ese es el punto detrás de todo esto”, indicó Guerrero Chiprés.

Vivir con el narco: Cuatro meses de extorsiones en el DF, una familia saqueada por las amenazas.

¿Qué hacer? Colgar, verificar y denunciar (y bajar la app)

Los extorsionadores o defraudadores telefónicos, explica el presidente del Consejo, sustentan el éxito de su engaño en un objetivo fundamental: generar lo mas rápido posible un sentido de ofuscación y urgencia en la víctima ante la posibilidad de peligro, o un sentimiento de codicia o aprovechamiento ante una supuesta oportunidad extraordinaria. 

La clave para prevenir que este tipo de actividades se consumen es romper lo más rápido posible la comunicación con el delincuente.

Guerrero Chiprés recomienda como un primer paso el descargar la aplicación denominada No mas extorsiones – No mas XT que está disponible de forma gratuita en teléfonos celulares con sistemas operativos Android o iOS, y la cual cuenta con una base de datos de más de 150 mil números desde los cuales se cometen extorsiones.

Lo que realiza la referida aplicación, luego de una sencilla configuración, es bloquear una llamada o lanzar una alerta para el usuario en caso de que reciba una llamada proveniente de alguno de los números de extorsionadores que ya están precargados. De igual forma permite al usuario registrar un numero desde el cual haya detectado una posible extorsión.

Por otro lado, si la persona llega a contestar una llamada de posible extorsión ya sea porque la recibió en un teléfono fijo o porque en su celular no cuenta con la aplicación, el Consejo Ciudadano recomienda un plan de tres pasos: colgar, verificar y denunciar.

“Es un tema de sentido común. Más del 90% de los intentos de extorsión fallan porque la gente cuelga. Pero para frenar las que sí se están concretando la formula es sencilla. Si hay un sentido de urgencia que se quiere imponer sobre ti para que decidas algo tienes que colgar” dijo.

El segundo paso, sobretodo para los casos donde se intenta engañar a la persona con el supuesto riesgo en que estaría un familiar, es verificar que se encuentra bien. Guerrero Chiprés recomienda tener algún método o protocolo con los familiares cercanos para revisar de forma rápida que todo se encuentre en orden.

El último paso es denunciar el intento de extorsión ante el Ministerio Público. Para facilitar este proceso el Consejo cuenta con un equipo de abogados y asesores que de manera gratuita pueden asesorar o acompañar a la persona en el trámite de la presentación de la denuncia. De igual forma se puede brindar apoyo psicológico en situaciones de gravedad donde la persona extorsionada se encuentre afectada.

“En el momento en que se inicia una carpeta de investigación por un tema de extorsión, el numero que se reporta automáticamente entra a la lista de números de extorsionadores que tiene la aplicación” añadió el presidente del Consejo.

Para buscar este tipo de apoyo del Consejo basta comunicarse vía telefónica o por medio de whatsapp al número 55 55 33 55 33.

Extorsiones que se esconden

De acuerdo con datos oficiales del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), en el periodo de enero a noviembre de 2019 se iniciaron en todo el país 7 mil 698 carpetas de investigación por presuntos intentos de extorsión de todo tipo. 

En el caso específico de la Ciudad de México, el vocero de la Procuraduría General de Justicia local, Ulises Lara, informó ayer de la apertura de 131 carpetas de investigación del 5 de diciembre de 2018 al 31 de diciembre de 2019 por este mismo delito, en las que se logró la detención de 228 personas, de las cuales 143 fueron llevados a juicio y de ese total 129 fueron vinculados a proceso. 

De acuerdo con autoridades y especialistas del tema se trata de una cifra totalmente alejada de la realidad. Prueba de ello es que el Consejo Ciudadano recibió reportes de más de 21 mil intentos de extorsión tan solo de enero a septiembre.

Este gigante subregistro tiene dos explicaciones. La primera tiene que ver con la falta de denuncia de los casos. De acuerdo con el Consejo la “cifra negra” de extorsiones no denunciadas asciende hasta un 98%.

Y a ello se suma la alteración de los casos denunciados. De acuerdo con una auditoría oficial realizada a los datos de incidencia del SESNSP, que aun no se ha hecho pública, hay fiscalías del país que de forma premeditada alteran la clasificación de hechos que claramente son presuntas extorsiones, para tipificarlos por ilícitos menos graves como, por ejemplo, el de “amenazas”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Birmania: decenas de miles se manifiestan contra el golpe de Estado en las mayores protestas en décadas

Este sábado la ciudad más grande del país asiático vivió las protestas más multitudinarias hasta la fecha contra el nuevo régimen militar, que se impuso en el poder con un golpe el pasado 1 de febrero.
Por BBC News Mundo
7 de febrero, 2021
Comparte

Birmania vive días convulsos.

Los gobernantes militares, que tomaron el poder el lunes con un golpe de Estado que atajó abruptamente la frágil democracia birmana, han bloqueado la internet en el país mientras miles de personas salen a la calle a protestar.

A la multitudinaria manifestación del sábado en Yangón, la antigua capital, le siguió otra este domingo que no solo es la más grande hasta la fecha contra el nuevo régimen militar, sino la mayor en décadas.

“No queremos una dictadura militar. Queremos democracia “, coreó la multitud, ataviada con camisas rojas y sostenía globos del mismo color, que es el del partido de la depuesta Aung Suu Kyi.

Los automóviles y autobuses reducían la velocidad para hacer sonar sus bocinas en apoyo, con muchos haciendo el saludo de tres dedos, un símbolo de desafío contra el autoritarismo en la región.

También se re realizaron manifestaciones en más de una docena de otras ciudades.

“Tenemos que acabar con esto ahora”

Los manifestantes son trabajadores de fábricas y estudiantes, pidieron la liberación de los detenidos por el ejército, incluida la líder electa Aung San Suu Kyi.

“Estamos aquí para luchar por nuestra próxima generación, para liberarlos de una dictadura militar“, dijo una manifestante a la agencia AFP. “Tenemos que acabar con esto ahora”.

Hasta ahora Birmania, se había mantenido mayoritariamente en calma después del golpe, aunque se produjeron algunas manifestaciones en diferentes partes del país.

Las autoridades militares están atrincheradas en la capital, Naypyidaw, y hasta ahora han evitado entablar contacto directo con los manifestantes.

Policía bloqueando las calles en Yangón.

EPA
La policía bloqueó las calles en Yangón, la ciudad más grande del país.

Nyein Chan, corresponsal de la BBC en Yangon, dice que los birmanos conocen muy bien la violencia de las que son capaces los militares, pero ahora que la gente tuvo tiempo de digerir lo que está sucediendo están encontrando diferentes formas de hacer oír su voz.

El país fue gobernado por un gobierno militar opresivo desde 1962 hasta 2011.

Pero según Chan, aunque la atmósfera estaba cargada, los manifestantes se mostraron desafiantes.

“Están enojados pero también silenciosamente asustados. Saben que los militares son capaces de utilizar la violencia para reprimir la disidencia, pero sienten que no tienen otra opción”, explicó.

“Cuando un grupo de manifestantes se encontró con una fila de soldados, les gritaron: ‘Están entrenados para ser soldados profesionales, no maten a civiles‘”, relató.

Regresó internet

Por lo demás, el servicio de internet, que había sido interrumpido, ya fue restablecido.

El apagón de internet hizo que la conectividad cayera a un 16% de los niveles normales, dijo NetBlocks Internet Observatory, un organismo que monitorea las redes.

Pero el tráfico ya había aumentado a un 50% a las 14:00 hora local (07:30 GMT) de este domingo, aunque el acceso a las redes sociales, incluídas Facebook y Twitter, permanecía bloqueado.

Muchos usuarios evadieron las restricciones en las redes sociales mediante el uso de redes privadas virtuales (VPN), pero el apagón más general interrumpió gravemente su actividad.

mujer protestando en Yangón

AFP
El miércoles hubo protestas, pero no fueron tan multitudianrias como las de este sábado.

El grupo de derechos humanos Amnistía Internacional calificó el cierre como “atroz e irresponsable.

Organizaciones de la sociedad civil instaron a los proveedores de internet y redes móviles a desafiar la orden del apagón.

Mientras tanto, Suu Kyi está bajo arresto domiciliario, según su abogado. Documentos policiales muestran que está acusada de importar y utilizar ilegalmente equipos de comunicaciones (walkie-talkies) en su casa de la capital.

Además, Sean Turnell, un académico australiano exasesor económico de Suu Kyi, fue detenido en Yangón.

Turnell le dijo a la BBC que lo han confinado en su hotel y que no sabe de qué pueden acusarlo.

El golpe tuvo lugar cuando se inauguró una nueva sesión del parlamento, tras la aplastante victoria electoral de noviembre del partido Liga Nacional para la Democracia (NLD) de Suu Kyi.

Aung San Suu Kyi en 2020.

Getty Images
Aung San Suu Kyi en 2020.

Muchos birmanos vieron cómo se desarrollaban los eventos a través de Facebook, la principal fuente de información y noticias en el país.

Tres días después, se ordenó el bloqueo de plataforma por “razones de estabilidad”.

Una vocera de Twitter dijo que la prohibición socava “la conversación pública y los derechos de las personas a hacer oír su voz”. Facebook, propietaria de Instagram, pidió a las autoridades que “restablezcan la conectividad”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.