Las secuelas familiares que marcaron la vida de José Ángel, el niño que disparó en Coahuila
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Las secuelas familiares que marcaron la vida de José Ángel, el niño que disparó en Coahuila

La madre de José Ángel murió cuando tenía 6 años, su padre estuvo preso en EU. El niño creció con sus abuelos paternos que ahora son investigados por presunto lavado de dinero.
Cuartoscuro
Por Javier Garza Ramos
16 de enero, 2020
Comparte

José Ángel apenas conoció a su madre. Yezmín murió en junio de 2014, cuando el niño tenía 6 años.

Tampoco conoció a su abuela materna, Ana Isabel Llanes. Ella fue asesinada en julio de 2010, cuando José Ángel tenía 2 años.

Prácticamente no conoció a su padre. En junio de 2016, semanas después de que José Ángel cumplió 8 años, su padre del mismo nombre fue detenido por tráfico de drogas en Estados Unidos y pasó 3 años y medio en la cárcel.

José Ángel vivió esa soledad en casa de sus abuelos paternos, de donde salió el 10 de enero con dos pistolas que disparó contra maestros y alumnos de su escuela, el Colegio Cervantes de Torreón, donde cursaba sexto de primaria. Mató a una maestra e hirió a seis personas antes de suicidarse.

Lee: Armas usadas por alumno del Colegio Cervantes eran de su abuelo y no tenían permisos: Fiscalía

Desde que ocurrió esa tragedia hace una semana, en La Laguna y en el país hemos buscado respuestas, mientras surge un panorama de actividades criminales, presuntas o ya establecidas, en su entorno familiar inmediato, que nos deja cada vez más perplejos.

La falta de resguardo de las armas propiedad del abuelo, en cuya casa vivía el niño, llevaron a su detención. Luego, las acusaciones de depósitos que rebasan los 100 millones de pesos en las cuentas de los abuelos, cuyo negocio visible eran salones de fiesta, llevaron a autoridades a denunciar lavado de dinero y fraude fiscal.

Detalles sobre el pasado de los padres del niño complican la historia. Es fácil caer en la tentación de que este panorama explica las acciones del pequeño José Ángel, pero en realidad abre más preguntas. Ningún elemento de esta historia satisface una explicación, porque no todos los niños que crecen en este entorno disparan en su escuela.

Pero los antecedentes familiares forman una hipótesis, pues revelan una cronología que inició antes de que José Ángel naciera y cuyas secuelas marcaron su vida de manera insospechada. La siguiente línea de tiempo está basada en registros periodísticos, expedientes judiciales y fuentes cercanas a la investigación del tiroteo. Los apellidos directos se omiten para proteger la identidad del niño.

El primer registro público data del 3 de abril de 2003, cuando Ana Isabel Llanes fue detenida en la ciudad de Gómez Palacio, vecina a Torreón, en un operativo para capturar a Arturo Hernández, alias El Chaky, entonces jefe del cártel de Juárez en la Comarca Lagunera. Ana Isabel tenía una relación sentimental con Hernández, pero en 2005 fue liberada por falta de pruebas. (Hernández fue liberado en 2013 antes de cumplir su condena completa de 20 años de prisión). 

Lee más: Urge atender violencia contra la niñez: ONG y Sistema de Protección a la infancia, tras ataque en Torreón

Unos años después, Yezmin, hija de Ana Isabel, inició una relación con un joven veinteañero de Torreón llamado José Ángel. En abril de 2008, tuvieron un hijo, el pequeño José Ángel. Dos años después, el 3 de julio de 2010, Ana Isabel fue asesinada de varios balazos y su cuerpo arrojado en el Parque Raymundo de Ciudad Lerdo, en el lecho del Río Nazas que atraviesa La Laguna.  

No está claro si José Ángel y Yezmín vivían juntos, pues no hay indicios de que hubieran estado casados. El había contraído matrimonio en 2006 con otra mujer y no se sabe hasta ahora cuál era su estado civil cuando nació su hijo.

El 30 de abril de 2014, Yezmín hizo la última publicación en su página de Facebook, sobre la fiesta de cumpleaños de su hijo. Dos meses después, el 28 de junio, se sometió a una cirugía, pero murió de complicaciones provocadas por la diabetes que padecía.

El pequeño José Ángel, entonces de seis años, pasó a vivir en casa de sus abuelos paternos, José Ángel y Rebeca, ubicada en la zona céntrica de Torreón, cerca del Colegio Cervantes donde estudiaría la primaria. 

José Ángel padre no era una presencia constante y pasaba temporadas fuera de la ciudad. El 23 de mayo de 2016 viajó a Estados Unidos. Cruzó el puente de Laredo, Texas y se dirigió a Dallas. Tres días después, según un expediente judicial en la corte federal de la ciudad de Oklahoma, la Agencia Antidrogas de ese país supo por un informante de un cargamento de metanfetaminas que sería entregado en esa ciudad. La pista incluía un número telefónico. Era el de José Ángel.

El 1 de junio los agentes detectaron movimiento rumbo al norte de ese teléfono, el cual tenían ubicado. José Ángel y otro hombre viajaban en una camioneta Cherokee con placas de Durango. Llegaron a la ciudad de Oklahoma y de un tráiler recogieron una maleta negra. Los agentes de la DEA los detuvieron y en la maleta hallaron 25 kilogramos de metanfetaminas, que iban a entregar a una casa donde una mujer le daría 70 mil dólares en efectivo.

Te puede interesar: ¿Por qué se dice que los videojuegos provocan tiroteos?

El 2 de junio los tres involucrados fueron presentados en una corte federal de Oklahoma. José Ángel se declaró culpable y se le dictó prisión preventiva. El 7 de julio de 2017 fue sentenciado a cuatro años de cárcel y enviado a la prisión federal de baja seguridad en Big Spring, en el oeste de Texas.

Mientras esto sucedía, el pequeño estudiaba en el Cervantes, pero también comenzaba una inmersión en mundos oscuros. Por Internet conoció detalles de la masacre escolar de Columbine ocurrida en 1999, nueve años antes de que naciera, la tragedia que inauguró la era moderna de tiroteos escolares de Estados Unidos. Tomó a uno de sus autores, Eric Harris, diagnosticado como un sicópata narcisista, como un modelo. Comenzó a coleccionar armas de juguete y rifles de aire. Si alguien monitoreaba su actividad digital, las señales pasaron de largo. 

No se sabe si en el Colegio Cervantes estaban al tanto de la situación del niño, particularmente el hecho de que su padre estaba en la cárcel desde que José Ángel cursaba tercero de primaria, y si recibía algún tipo de atención psicológica.

Mediante su abuelo José Ángel conoció las armas de grueso calibre. El sustento en esa casa parecía provenir del negocio de salones de fiestas y servicio de banquetes. La Secretaría de Hacienda asegura que ese negocio era la fachada de un entramado de lavado de dinero.

Mientras tanto José Ángel padre purgaba dos años y tres meses de su condena y el 28 de octubre del año pasado fue liberado y deportado a México. Regresó a Torreón y se reencontró con su hijo después de más de tres años de ausencia. Parecía que se reincorporaba a la vida del pequeño.

Lee: Natural Selection, el videojuego al que vinculan con tiroteo en Coahuila

No duraría mucho. Pasaron juntos las vacaciones de Navidad y fin de año, pero dos días después de haber regresado a clases, el pequeño José Ángel tomó dos pistolas de su abuelo y las metió en su mochila junto con unos pantalones negros, tirantes y una camiseta con la leyenda “Natural Selection”, la misma vestimenta que usó Eric Harris en Columbine.

Es fácil pensar que, con este pasado en su corta vida, el pequeño José Ángel tenía motivos para escapar de ella en un tiroteo. Pero las respuestas todavía no están completas. Siempre existe un factor desconocido que provoca la acción violenta. Tomará tiempo formar la imagen completa que pueda al menos comenzar a explicar por qué, minutos después de haber comenzado los cursos del día, comenzó a disparar.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿Qué ha sido de al Qaeda, el grupo responsable de los ataques a las Torres Gemelas?

Han pasado 19 años desde los impactantes ataques contra Estados Unidos que motivaron, entre otras, una campaña militar para eliminar a al Qaeda. El grupo sigue activo.
11 de septiembre, 2020
Comparte

En el 19º aniversario de los ataques de 11-S en Estados Unidos, el grupo responsable de los mismos -al Qaeda, que tenía base en Afganistán- se encuentra en un estado de caos.

Su filial en Siria fue silenciada en junio por una fuerza rival; en Yemen cayó derrotada a manos de rebeldes poco después de perder a su líder en un ataque con drones de EE.UU.; y el jefe de la filial en el Norte de África murió en un ataque de Francia en Mali, en junio, y todavía no tiene reemplazo.

Entretanto, el dirigente de al Qaeda, Ayman al Zawahiri, ha estado atípicamente ausente, dando pie a la especulación que pueda haber muerto o estar incapacitado.

Pero las filiales de al Qaeda en África, en Somalia y Mali, continúan siendo una poderosa fuerza.

Ideológicamente, al Qaeda enfrenta un dilema que le es familiar: modernizarse y demostrar flexibilidad para ganar adeptos entre musulmanes comunes y corrientes, y básicamente sobrevivir; o aferrarse a sus estrictos principios yihadistas y arriesgarse a alienar a los musulmanes.

Cada una de esas rutas tiene sus riesgos.

La primera podría poner en peligro las credenciales del grupo extremista y generar cismas y la deserción de los miembros de línea dura, mientras que la segunda podría limitar significativamente la capacidad operacional, hasta el punto en que el grupo desaparezca.

Ataques recientes

En Siria, al Qaeda -representado por su inesperada filial Hurras al Din- no ha podido hacer avances. Esto se debe en parte a yihadistas rivales, por un lado y, por otro, a la cuidadosa vigilancia de la coalición liderada por EE.UU. de los efectivos de al Qaeda.

Además, el grupo no es popular en el terreno ya que los sirios interpretan la marca al Qaeda como una amenaza y un imán para operativos gubernamentales e internacionales.

Hurras al Din ha estado inactiva durante más de dos meses después de una fuerte reacción de grupos yihadistas más poderosos y la eliminación de algunos de sus altos comandantes en ataques aéreos atribuidos a EE.UU.

La filial del grupo en Yemen -al Qaeda en la Península Árabe (AQAP), fue en su momento la sucursal más temida de al Qaeda, pero ha sufrido una serie de golpes este año y, actualmente, es una de las filiales menos activas de la organización.

AQAP perdió a su líder en una ataque con drones de EE.UU. a finales de enero, y recientemente abandonó el control de su bastión en la provincia central de Bayda, gracias a la acción de rebeldes hutíes.

Exlíder de AQAP, Qasim al Raymi

Propaganda de AQAP
El fallecido líder de AQAP, Qasim al Raymi, había advertido de espías en una serie de videos.

Durante años, espías parecen haber infiltrado el grupo y facilitado la localización exacta de sus líderes.

También ha estado plagado de divisiones internas.

Un evento este año demostró que AQAP todavía sigue jugando el papel por el cuál más se le temía: coordinar ataques de “lobos solitarios” en Occidente.

En febrero, el grupo reivindicó el mortal ataque armado del pasado diciembre en la base naval de Pensacola, Florida, perpetrado por el militar saudita Mohammed Alshamrani, un vínculo luego confirmado por EE.UU.

Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQIM), una de la filiales menos activas de la organización, perdió a su líder argelino durante un ataque francés en Mali, a comienzos de junio.

Propaganda de AQIM

Propaganda de AQIM
La filiar de al Qaeda en el Norte de África ha mantenido vínculos estrechos con su grupo asociado en Mali.

Tres meses después, el grupo no ha nombrado a un sucesor.

No se sabe por qué no lo han hecho, pero -por la razón que fuere- el liderazgo vacante no deja un buen reflejo del grupo.

A grandes rasgos, Argelia y África del Norte continúan presentando dificultades para el avance de al Qaeda, dado el infame legado de los yihadistas en los 90 representado por el ultraextremista Grupo Armado Islámico (GIA), responsable de la muerte de numerosos civiles argelinos.

El grupo Jamaat Nusrat al Islam wal-Muslimin (JNIM), que se concentra en Mali pero también opera en Burkina Faso y de vez en cuando en Níger, se instituyó en marzo de 2017.

Después de al Shabab -una filial de al Qaeda en Somalia- JNIM es la segunda sucursal más activa de la organización.

Los ataques de JNIM se concentran principalmente en tropas locales y fuerzas extranjeras, particularmente francesas, en el Sahel.

Pero en meses recientes, parece que se han visto distraídos de sus objetivos por batallas contra Estado Islámico (EI).

En febrero, JNIM manifestó su disponibilidad para participar en conversaciones con el gobierno de Mali, pero tras derrocamiento del gobierno en agosto y la instalación de otro, la suerte de JNIM y lo que hará después no está claro.

Jerusalén en la mira

Al Shabab es sin duda la mayor y más poderosa amenaza de al Qaeda en este momento.

El grupo controla territorio y ejerce una forma de gobierno a través de la mayoría de regiones rurales en el centro y sur de Somalia.

Propaganda de Al Shabab

Propaganda de Al Qaeda
Al Shabab lleva conduciendo una brutal insurgencia en Solamia durante más de una década.

Además, al Shabab se adjudica ataques diarios y frecuentes operativos de alto perfil dentro de Somalia y, de vez en cuando, en el vecino Kenia.

Aprovechando los grandes ataque de al Shabab y JNIM, al Qaeda lanzó su campaña global enfocada en Jerusalén, reiterada en 2020, que cita la “liberación de Palestina” como su supuesta meta final y coloca a EE.UU. como su enemigo número uno.

Mensaje para EE.UU.

El líder de al Qaeda, Ayman al Zawahiri, solo ha aparecido una vez este año, en un video en mayo.

Un mes antes, simpatizantes de EI especularon que al Zawahiri estaba muerto o había sufrido un derrame cerebral y estaba incapacitado. Eso lo sustentaron en que no ha aparecido en nuevos videos ni comentado personalmente sobre eventos clave.

Ayman al Zawahiri

Propaganda de Al Qaeda
El líder de al Qaeda, al Zawahiri, apareció la última vez en un video en mayo con un discurso contra el ateísmo.

Varios miembros de la cúpula de comando central de al Qaeda ya han muerto a lo largo de los años, algunos en ataques de drones de EE.UU. en Siria.

El acuerdo de paz firmado entre el Talibán y EE.UU. en febrero, que estipula que ese grupo islámico no puede darle amparo a ninguna organización yihadista, podría dificultar que los comandantes de al Qaeda encuentren refugio allí.

Mientras tanto, al Qaeda ha intentado aprovechar la crisis de salud global y las protestas raciales en EE.UU. para ganar apoyo en su mensaje anti Washington.

El grupo se dirigió a públicos occidentales en general y a aquellos en EE.UU. en particular para señalarles que sus gobiernos habían fallado en darles apoyo durante la pandemia y que el trato “racial” a los afrodescendientes en EE.UU. sólo podía revertirse a través de la lucha armada.

Pero es dudoso que semejante mensaje de un grupo responsable del mayor ataque en suelo estadounidense resuene con el público de ese país, si es que logra llegarles.

BBC Monitoring monitorea, informa y analiza las noticias de radio, televisión y medios digitales e impresos alrededor del mundo


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=CX5AgQ5QDYk

https://www.youtube.com/watch?v=Ds3g70Jjv2E

https://www.youtube.com/watch?v=VjcsoKguDmk

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.