Homicidio de adolescente de 13 años enciende la alarma por violencia en Tijuana
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Archivo Cuartoscuro

Homicidio de adolescente de 13 años enciende la alarma por violencia en Tijuana

Casos como el de Dayana recuerdan que aquí la violencia contra las mujeres no cede. La constante movilidad humana, el narcotráfico, las pocas redes sociales y familiares, la inseguridad, la pobreza y las numerosas casas deshabitadas conjugan el escenario perfecto para avivarla.
Archivo Cuartoscuro
4 de enero, 2020
Comparte

Jessica Perales salió de su casa, en Tijuana, Baja California, alrededor de las 5 de la mañana del domingo 29 de diciembre para ir a atender el puesto de ropa que tiene en un mercado. Dejó a su hija, Dayana N, dormida. De acuerdo a reportes de medios locales, no habían pasado ni dos horas desde su salida, cuando los bomberos recibieron el reporte de un incendio en el domicilio. Encontraron a la menor, de 13 años, muerta.

Por la forma en que los servicios de emergencia encontraron el cuerpo de la adolescente, con signos de abuso y sin ropa, se presume que la asesinaron y quien o quienes cometieron el crimen provocaron el incendio para hacer pasar la muerte de Dayana como algo accidental.

El titular de la Dirección de Bomberos, José Luís Jiménez, declaró a los medios locales que la víctima no tenía quemaduras, pero sí un calcetín en la boca y una venda en el cuello, por lo que se presume que la asfixiaron.

Lee: Tijuana, Juárez y Acapulco, los municipios con más homicidios en 2019, juntos suman más de 3 mil casos

Jiménez aseguró que ante la sospecha de que el incendio fue provocado para ocultar el homicidio, entregaron la escena del crimen a la Fiscalía General del Estado (FGE) de Baja California para que realizara las investigaciones correspondientes.

Consultada por Animal Político, la FGR, a través de su oficina de Comunicación, informó que el caso se turnó a la Fiscalía de Homicidios, pero declinaron proporcionar más información al respecto. “En el caso de la niña hay avances pero aún no se pueden dar a conocer”, aseguraron.

Hasta ahora del homicidio de Dayana solo se sabe que la menor estaba sola en casa, en una zona donde abunda la inseguridad y donde es difícil tener redes familiares o comunitarias de apoyo.

Dayana vivía en la colonia Mariano Matamoros, ubicada al Este de la ciudad de Tijuana. “Es una zona urbano marginada de la periferia, donde son frecuentes los pleitos, las balaceras por el narcotráfico”, explica una activista de la Coalición por los Derechos Humanos de Baja California, que por cuestiones de seguridad prefiere que no se dé a conocer su nombre.

Este es también un lugar donde hay viviendas abandonadas, como en todo Tijuana, incluido el centro. “Casas, muchas del Infonavit, que la gente compró y luego abandona y entonces se convierten en picaderos o donde se mete gente que no tiene donde vivir. Eso te rompe el tejido social, que ya de por sí es precario en todo Tijuana por la cuestión del crimen organizado, de la movilidad humana, de los numerosos bares”, señala la activista.

Casos como el de Dayana y su madre, dice, son frecuentes. “Mujeres solas con sus hijos, que quizá no tienen una red familiar de apoyo, a la mejor porque las deportaron de Estados Unidos y están solas aquí o porque vienen de otra entidad o de otro país, y tiene empleos precarios y toda una situación de vulnerabilidad que las coloca en riesgo”.

María Salguero, la activista que se ha dedicado por años a elaborar el mapa de los feminicidios en México y ha intentar darles contexto para que las mujeres asesinadas no sean un número más, asegura que en Tijuana la violencia contra las mujeres ya es también de tipo comunitaria. “Los mismos vecinos pueden ser agresores porque en realidad la gente ya no sabe quién vive al lado, el crimen, las casas solas han descompuesto el tejido social”.

Lee: Tijuana innovadora, el proyecto con el que Ernesto dejó la violencia y las drogas para ser chef

De acuerdo a datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Tijuana hasta noviembre de 2019 ocupaba el sexto lugar entre los municipios del país con más feminicidios, con 11, mientras que el primer lugar es Monterrey, con 17, seguido de Culiacán (14) e Iztapalapa (13).

En cuanto al total de homicidios dolosos de mujeres, el estado de Baja California ocupa la cuarta posición nacional con 216. Aunque si la cifra de esos asesinatos se dimensiona por cada 100 mil habitantes mujeres, entonces la entidad queda en el segundo lugar, con 12.1 por cada 100 mil, sólo superado por Colima que tiene el primer lugar nacional con 19.6.

Laura Torres, directora del Instituto de la Mujer en Baja California, indicó, este 25 de noviembre en la conmemoración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que hasta esa fecha se habían registrado 570 violaciones , de los que 40 casos fueron estupro. De delitos sexuales, en todo el estado se reportaron 2 mil 200 casos.

Muchas mujeres están muriendo en Tijuana, dice Salguero, igual que en otros lugares del país como Colima o Guanajuato, por ser familiares o pareja sentimental de miembros del crimen organizado. “Su muerte es una venganza contra el contrario y a este tema hay que ponerle más atención”.

La activista de la Coalición por los Derechos Humanos de Baja California, concuerda con Salguero sobre que las mujeres están muriendo por esta relación con narcotraficantes. “A veces la policía llega y encuentra los cuerpos y asume que las mujeres pertenecían al crimen organizado, y sí sí hay las que pertenecen, pero también pasa que estaban acompañando al esposo, al novio, al hermano, al primo, y en un momento desafortunado las matan solo por eso”.

Respecto a los menores, la activista dice que en Tijuana se registraron al menos nueve muertes en 2019. “La mayoría son casos en los que sufrieron abuso por parte de alguien cercano, del padrastro, por ejemplo. Son niños que sufren abuso constante, de diverso tipo, y que cuando llegan al hospital ya solo llegan a morir”.

La falta de oportunidades para estudiar, para tener un buen trabajo frente a lo fácil que es conseguir una dosis de droga ha disparado el número de jóvenes con adicciones. “Aquí en Tijuana consigues un globito por 50 pesos. Los adolescentes están empezando a consumir drogas ya no con marihuana sino con cristal, una sustancia que causa un grave daño neuronal, que los vuelve agresivos, que los mete en el crimen organizado”.

Ese es el complejo escenario que vive esta ciudad fronteriza donde, como en todo el país, también se mata porque se puede. La impunidad en los homicidios, coinciden las dos activista, manda la señal de que es posible cometer estos crímenes sin tener un castigo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El país que tardó una década en darse cuenta de que le robaban cientos de miles de barriles de petróleo diarios

El descubrimiento de una tubería paralela de 4 km de largo construida por ladrones para robar el crudo de Nigeria deja muchas preguntas y sospechas de corrupción.
25 de octubre, 2022
Comparte

El descubrimiento de una red de oleoductos ilegales en la región del delta del Níger en Nigeria ha revelado el alcance del robo de petróleo, que es parte de una oscura pero enormemente lucrativa industria del crudo en el país.

En el estado de Delta, en el sur del país, los ladrones construyeron su propia tubería de 4 km de largo a través de los arroyos fuertemente custodiados hasta el océano Atlántico.

Allí, embarcaciones cargaron descaradamente el petróleo robado desde una plataforma de unos 7 metros visible desde kilómetros en mar abierto.

“Fue un trabajo profesional”, dijo el jefe de la empresa estatal de petróleo, la Nigerian National Petroleum Company Limited (NNPC), Mele Kyari, mientras caminaba sobre un pantanoso y resbaladizo sendero durante una visita televisada al lugar.

Sospechas de corrupción

El petróleo crudo es la principal exportación de Nigeria, pero la producción y los ingresos han disminuido durante años debido a los robos, afirman las autoridades.

La producción de petróleo cayó de 2,5 millones de barriles por día en 2011 a poco más de un millón en julio de 2022, según el organismo regulador.

Las autoridades dicen que se perdieron más de US$3.300 millones por el robo de petróleo crudo desde el año pasado.

Hombres en overoles azules

NNPC
El jefe de la compañía petrolera estatal de Nigeria lidera a un equipo de seguridad a través de un rastro de petróleo dejado por ladrones.

Esto ocurre en un momento en que otros productores están derrochando petrodólares y Nigeria ni siquiera puede cumplir con su cuota de producción.

Y no es que el país pueda permitirse perder dinero con los ladrones, ya que está sumido en una pobreza generalizada y una gran deuda.

Muchos dicen que el reciente descubrimiento de los oleoductos ilegales confirma las viejas sospechas de corrupción masiva en el sector, donde hay poca transparencia.

La industria petrolera de Nigeria tiene un historial documentado de corrupción, desde un esquema interminable de subsidios de combustible en el que nadie sabe realmente cuánto se importa, hasta la oscura asignación de áreas de exploración petrolera.

Tompolo

Que el robo haya sido descubierto por una empresa de seguridad privada y no por las autoridades también aumentó el enojo y las sospechas.

Pero Government Ekpemupolo, conocido como Tompolo, no es un contratista de seguridad privada común.

Government Ekpemupolo

Jacob Abai
Tompolo ejerce una enorme influencia en la región del delta del Níger

El jefe de 51 años del reino de Gbaramatu en el estado de Delta rico en petróleo estuvo involucrado en el pasado en la voladura de los mismos oleoductos que ahora protege gracias a la concesión de un controvertido contrato de 48.000 millones de nairas (US$110 millones) del gobierno a finales de agosto.

Podría decirse que es el exmilitante petrolero más rico de Nigeria, que una vez fue el hombre más buscado del país y que, en un momento, incluso vendió al Estado una flota de buques de guerra.

También conoce la geografía del delta del Níger, los pozos de petróleo y los oleoductos oficiales, por lo que muchos creen sus comentarios sobre la identidad de los ladrones.

Muchas de las personas de seguridad están involucradas porque no hay forma de que puedas cargar un barco sin arreglar a las personas de seguridad en esa región”, le dijo Tompolo a Channels TV.

También sugirió que gran parte del petróleo fue robado precisamente de aquellas áreas donde había puestos de control del ejército y la marina.

El ejército no respondió a estas acusaciones, pero es poco probable que contradigan abiertamente a un hombre con el que se han asociado para acabar con el robo de petróleo.

Lucky Irabor, jefe del Estado Mayor de Defensa de Nigeria, que formó parte de la comitiva que recorrió el rastro de los ladrones escoltada por los hombres de Tompolo, dijo que fue una “revelación” y prometió una investigación.

Antecedentes

No es la primera vez que las agencias de seguridad de Nigeria, especialmente los altos mandos del ejército y la marina, son acusados de robo de petróleo.

En enero, Nyesom Wike, gobernador del estado vecino de Rivers, dijo que un superintendente de policía estaba involucrado en el robo de petróleo en el área de Emuoha, en ese estado, y quería que lo echaran.

En 2019, Wike también acusó a un comandante militar de alto rango de participar en un robo masivo de petróleo en el estado, lo cual fue negado.

Efectivos de seguridad se paran alrededor de un oleoducto

Jacob Abai
Los contratistas de seguridad privada llevaron al personal de seguridad de Nigeria a la escena del enorme robo de petróleo.

Que la corrupción a esta escala sucediera directamente bajo el presidente Muhammadu Buhari, quien también ocupa el cargo de ministro de Petróleo de Nigeria,pone en entredicho su postura en la lucha contra la corrupción, dijo Salaudeen Hashim de la Fundación CLEEN, una ONG anticorrupción.

Buhari fue elegido en 2015 con la promesa de lucha contra la corrupción, pero muchos cuestionan cuán efectivo fue su gobierno.

“El alcance del robo de petróleo en curso podría no conocerse completamente hasta que esta administración deje el cargo en mayo”, le dijo un analista a la BBC.

Industria lucrativa

Desde su independencia en 1960, Nigeria ha sido gobernado intermitentemente por militares que tomaron el poder mediante golpes de Estado, dejando atrás una huella de corrupción financiada a través de la vasta industria del petróleo y el gas en el delta del Níger.

Los despliegues de oficiales a la región para proteger las instalaciones petroleras son considerados lucrativos tanto por altos funcionarios de seguridad como por la base, quienes hacen lobby y pagan sobornos para conseguirlos, dijo Hashim.

“Una vez allí, es una carrera para acumular riquezas ilegales”, agregó.

El reciente incendio de un buque incautado por acusaciones de transportar 650.000 litros de crudo robado en el estado de Delta también ha llamado la atención.

Un hombre con uniforme azul vierte un líquido en un bidón mientras otro observa

AFP
Los agentes de seguridad de Nigeria realizan redadas en los escondites de los ladrones de petróleo, pero fueron acusados de sustraer dichos productos.

Muchos cuestionaron por qué los agentes de seguridad fueron tan rápidos en destruir la evidencia -parte del éxito reciente de Tompolo-, pero el jefe de defensa de Nigeria dijo que como el barco incautado estaba contrabandeando petróleo robado, no era necesaria una investigación.

La motivación de Tompolo para tomar medidas enérgicas contra el robo de crudo ha dejado a muchos desconcertados.

A él le pagan por ello y ha hablado con entusiasmo de su amor por Nigeria y el medio ambiente del delta del Níger, pero este es el mismo Tompolo, dicen muchos, que hizo estallar oleoductos en el pasado.

Como señaló un experto, los oleoductos ilegales descubiertos por Tompolo han estado hasta ahora en el estado de Delta, donde ejerce un enorme poder.

Es poco probable que alguien haya operado pacíficamente tales instalaciones en su territorio durante años sin su conocimiento, dijeron.

En el pasado hubo enfrentamientos mortales entre las fuerzas de seguridad y los militantes armados que operan en la región, pero las cosas estuvieron relativamente tranquilas durante años, y muchos dicen que en el fondo hay un acuerdo de ambas partes para no interferir en los “negocios” del otro.

Los únicos perdedores, al parecer, son los nigerianos respetuosos de la ley y, tal vez, las empresas petroleras. Estas últimas tampoco ganan mucha simpatía en el país.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.