Isabel Cabanillas, la joven que quería acabar con la violencia contra las mujeres y hacer un desfile con sus diseños
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Ilustración de Isaac Sías / Yo Ciudadano

Isabel Cabanillas, la joven que quería acabar con la violencia contra las mujeres y hacer un desfile con sus diseños

La activista y pintora Isabel Cabanillas fue la quinta mujer asesinada en Ciudad Juárez en 2020; autoridades creen que murió por un ataque directo pero, hasta el momento, no hay detenidos.
Ilustración de Isaac Sías / Yo Ciudadano
Comparte

Diez días después del asesinato de Isabel Cabanillas De la Torre, activista y artista de 26 años de Ciudad Juárez, Chihuahua, no hay versión oficial sobre el homicidio. Algunos de sus amigos más cercanos coinciden en afirmar que la víctima nunca les dijo que hubiese recibido amenazas. Las colectivas feministas advierten sobre un “feminicidio por motivos políticos”. El gobernador, Javier Corral Jurado, admite que la hipótesis que barajan es la del ataque “directo y planeado”.

“Hay avances significativos, pero los trabajos se hacen con cautela y todos los protocolos”, dijo a Animal Político Silvia Nájera, vocera de la Fiscalía Especial de la Mujer de Chihuahua. La investigación está a cargo de la fiscal Wendy Paola Chávez Valenzuela.

Isabel Cabanillas era una activista y artista muy conocida en Juárez. Tenía un hijo de cuatro años. Su especialidad era la pintura sobre prendas de ropa, aunque también se inició en el mural. De hecho, su primera obra sobre pared en solitario permanece en un edificio abandonado frente a la panadería Resistencia, que la joven frecuentaba.

La temática de su obra era esencialmente feminista y de denuncia sobre otras causas, como la militarización o la defensa de la población migrante. Entre los colectivos donde participaba estaba, por ejemplo, Hijas de su maquilera madre, una organización de mujeres.

“Me gusta mucho cuando la gente viene ilusionada cuando les entrego una prenda. Que se valore las cosas que hago”, decía en 2019 en una entrevista publicada por el medio digital Yo Ciudadano, en que relataba que “dar un buen ejemplo” a su hijo era una de las motivaciones para su trabajo artístico.

“Su sueño era que se acabara esta violencia contra la mujer, que se acabaran los feminicidios. Una de sus metas era organizar una pasarela con los diseños que ella hacía”, dice Eduardo Espinoza, de 23 años, que trabajó con ella en el Observatorio Ciudadano de Violencia Contra las Mujeres, un proyecto de la Red Mesa de Mujeres en el que participan 10 grupos feministas de Juárez.

En la madrugada del 18 de enero, el cuerpo de Isabel Cabanillas fue encontrado en la Zona Centro de Juárez con dos balazos. No hay un solo detenido. Salió en bicicleta del bar Eugenio’s, un local que frecuentaba y en el que, por ejemplo, había organizado eventos como una colecta para entregar abrigos, ropa y juguetes a los migrantes que se encuentran varados en la frontera. No llegó a su destino. Su muerte provocó una ola de indignación en Juárez. Era una persona muy conocida por su labor artística y por su activismo. Hubo manifestaciones, comunicados e indignación. Actividades de rabia en las que tantas veces participó Cabanillas en el pasado.

Se da la trágica circunstancia de que entre septiembre y diciembre de 2019, la joven trabajó en el Observatorio Ciudadano de Violencia Contra las Mujeres, un proyecto de la Red Mesa de Mujeres en el que se analizan los expedientes de feminicidios y se observa el trabajo de las autoridades. Ahora, ella pasó a formar parte de uno de esos expedientes que analizaba. Carpetas que, en muchas ocasiones, quedaban como testimonio de la impunidad, ya que nunca llegaba a detenerse al culpable de los asesinatos.

Según la Red Mesa de Mujeres, en la que participan 10 colectivos feministas del municipio y donde la víctima trabajó entre septiembre y diciembre de 2019, un total de 10 mujeres han sido asesinadas en Juárez en el primer mes del año. Cabanillas De la Torre fue la número cinco. En 10 días, la cifra se ha duplicado. El pasado año, 180 mujeres murieron de forma violenta en Juárez, una cada dos días.

“Una vez le escuché decir que sabía que no iba a permitir que le quitasen la libertad. Que es peligroso andar en bicicleta o a ciertas horas, pero que no le iban a quitar su libertad”. María Ficherry tiene 24 años, estudia ingeniería en la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez y era amiga de Isabel Cabanillas. Compartía por ella el gusto por la pintura. Por eso se conocieron, dos años atrás. Desde entonces, relata, acudían a marchas juntas.

“Cada vez que se intenta hacer un tipo de marcha, el apoyo es de las mismas mujeres, no hay apoyo de las autoridades”, asegura.

Ficherry habla y resulta imposible evadirse de que todo lo que dice es el reflejo de lo que significa ser mujer en Juárez, la ciudad mexicana que se ganó la triste fama de ser la capital de los feminicidios: miedo al salir a la calle, rutinas de autoprotección y nula confianza en las autoridades.

“Al final, alguien lo hizo, le quitó la libertad. No entiendo por qué. Aquí nunca resuelven las cosas, así que no tengo mucha esperanza de que hagan algo”, dice.

Todas las personas entrevistadas que conocieron a Isabel coinciden en un dato sobre su muerte: nunca les transmitió que tuviese miedo o haber recibido amenazas.

“No había recibido amenazas. Fue una sorpresa. En ningún momento había mostrado temor”, dijo Alejandro Montañez, de 26 años, amigo de la víctima desde que se conocieron en el Prepa.

“Ella era demasiado extrovertida, muy alegre, hacia amigos muy fácil”, dijo.

“Nunca hizo mención a que le hubiesen amenazado”, dice Yadira Cortez, de la Red Mesa de Mujeres.

Esta organización acompaña la investigación y, según Cortez, se están registrando avances en las pesquisas. Por el momento, sin embargo, apela a la discreción para evitar filtraciones que perjudiquen el trabajo policial.

“Ella seguía pensando en la necesidad de ampliación de presupuesto en la fiscalía para que ministerios públicos hicieran su chamba. Hay un rezago espantoso”, señala la activista.

“Sí hay ya algunas líneas de investigación en las que estamos profundizando. También por la cuestión de la secrecía de la propia investigación no podemos dar más detalles, porque además si se dan a conocer se interpretan como definitivas. Yo lo que he dicho es que seamos muy profesionales en esta investigación, muy acuciosos, que no falte ninguna línea de investigación”, dijo Javier Corral en conferencia de prensa el lunes.

“Denunciamos su asesinato como un feminicidio político perpetrado por ser una mujer luchadora social. Es un ataque directo al movimiento ecofeminista y artístico juarense, que pugna por el derecho de las mujeres a una vida sin violencias, a la libertad de expresión, a la defensa del territorio, al libre tránsito en las calles y al cese de las fronteras que dividen nuestras geografías”, habían señalado los grupos feministas días atrás.

Pasan los días y las compañeras de Cabanillas temen que su carpeta termine en la impunidad, como tantos otros casos como los que la víctima denunció.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿Qué ha sido de al Qaeda, el grupo responsable de los ataques a las Torres Gemelas?

Han pasado 19 años desde los impactantes ataques contra Estados Unidos que motivaron, entre otras, una campaña militar para eliminar a al Qaeda. El grupo sigue activo.
11 de septiembre, 2020
Comparte

En el 19º aniversario de los ataques de 11-S en Estados Unidos, el grupo responsable de los mismos -al Qaeda, que tenía base en Afganistán- se encuentra en un estado de caos.

Su filial en Siria fue silenciada en junio por una fuerza rival; en Yemen cayó derrotada a manos de rebeldes poco después de perder a su líder en un ataque con drones de EE.UU.; y el jefe de la filial en el Norte de África murió en un ataque de Francia en Mali, en junio, y todavía no tiene reemplazo.

Entretanto, el dirigente de al Qaeda, Ayman al Zawahiri, ha estado atípicamente ausente, dando pie a la especulación que pueda haber muerto o estar incapacitado.

Pero las filiales de al Qaeda en África, en Somalia y Mali, continúan siendo una poderosa fuerza.

Ideológicamente, al Qaeda enfrenta un dilema que le es familiar: modernizarse y demostrar flexibilidad para ganar adeptos entre musulmanes comunes y corrientes, y básicamente sobrevivir; o aferrarse a sus estrictos principios yihadistas y arriesgarse a alienar a los musulmanes.

Cada una de esas rutas tiene sus riesgos.

La primera podría poner en peligro las credenciales del grupo extremista y generar cismas y la deserción de los miembros de línea dura, mientras que la segunda podría limitar significativamente la capacidad operacional, hasta el punto en que el grupo desaparezca.

Ataques recientes

En Siria, al Qaeda -representado por su inesperada filial Hurras al Din- no ha podido hacer avances. Esto se debe en parte a yihadistas rivales, por un lado y, por otro, a la cuidadosa vigilancia de la coalición liderada por EE.UU. de los efectivos de al Qaeda.

Además, el grupo no es popular en el terreno ya que los sirios interpretan la marca al Qaeda como una amenaza y un imán para operativos gubernamentales e internacionales.

Hurras al Din ha estado inactiva durante más de dos meses después de una fuerte reacción de grupos yihadistas más poderosos y la eliminación de algunos de sus altos comandantes en ataques aéreos atribuidos a EE.UU.

La filial del grupo en Yemen -al Qaeda en la Península Árabe (AQAP), fue en su momento la sucursal más temida de al Qaeda, pero ha sufrido una serie de golpes este año y, actualmente, es una de las filiales menos activas de la organización.

AQAP perdió a su líder en una ataque con drones de EE.UU. a finales de enero, y recientemente abandonó el control de su bastión en la provincia central de Bayda, gracias a la acción de rebeldes hutíes.

Exlíder de AQAP, Qasim al Raymi

Propaganda de AQAP
El fallecido líder de AQAP, Qasim al Raymi, había advertido de espías en una serie de videos.

Durante años, espías parecen haber infiltrado el grupo y facilitado la localización exacta de sus líderes.

También ha estado plagado de divisiones internas.

Un evento este año demostró que AQAP todavía sigue jugando el papel por el cuál más se le temía: coordinar ataques de “lobos solitarios” en Occidente.

En febrero, el grupo reivindicó el mortal ataque armado del pasado diciembre en la base naval de Pensacola, Florida, perpetrado por el militar saudita Mohammed Alshamrani, un vínculo luego confirmado por EE.UU.

Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQIM), una de la filiales menos activas de la organización, perdió a su líder argelino durante un ataque francés en Mali, a comienzos de junio.

Propaganda de AQIM

Propaganda de AQIM
La filiar de al Qaeda en el Norte de África ha mantenido vínculos estrechos con su grupo asociado en Mali.

Tres meses después, el grupo no ha nombrado a un sucesor.

No se sabe por qué no lo han hecho, pero -por la razón que fuere- el liderazgo vacante no deja un buen reflejo del grupo.

A grandes rasgos, Argelia y África del Norte continúan presentando dificultades para el avance de al Qaeda, dado el infame legado de los yihadistas en los 90 representado por el ultraextremista Grupo Armado Islámico (GIA), responsable de la muerte de numerosos civiles argelinos.

El grupo Jamaat Nusrat al Islam wal-Muslimin (JNIM), que se concentra en Mali pero también opera en Burkina Faso y de vez en cuando en Níger, se instituyó en marzo de 2017.

Después de al Shabab -una filial de al Qaeda en Somalia- JNIM es la segunda sucursal más activa de la organización.

Los ataques de JNIM se concentran principalmente en tropas locales y fuerzas extranjeras, particularmente francesas, en el Sahel.

Pero en meses recientes, parece que se han visto distraídos de sus objetivos por batallas contra Estado Islámico (EI).

En febrero, JNIM manifestó su disponibilidad para participar en conversaciones con el gobierno de Mali, pero tras derrocamiento del gobierno en agosto y la instalación de otro, la suerte de JNIM y lo que hará después no está claro.

Jerusalén en la mira

Al Shabab es sin duda la mayor y más poderosa amenaza de al Qaeda en este momento.

El grupo controla territorio y ejerce una forma de gobierno a través de la mayoría de regiones rurales en el centro y sur de Somalia.

Propaganda de Al Shabab

Propaganda de Al Qaeda
Al Shabab lleva conduciendo una brutal insurgencia en Solamia durante más de una década.

Además, al Shabab se adjudica ataques diarios y frecuentes operativos de alto perfil dentro de Somalia y, de vez en cuando, en el vecino Kenia.

Aprovechando los grandes ataque de al Shabab y JNIM, al Qaeda lanzó su campaña global enfocada en Jerusalén, reiterada en 2020, que cita la “liberación de Palestina” como su supuesta meta final y coloca a EE.UU. como su enemigo número uno.

Mensaje para EE.UU.

El líder de al Qaeda, Ayman al Zawahiri, solo ha aparecido una vez este año, en un video en mayo.

Un mes antes, simpatizantes de EI especularon que al Zawahiri estaba muerto o había sufrido un derrame cerebral y estaba incapacitado. Eso lo sustentaron en que no ha aparecido en nuevos videos ni comentado personalmente sobre eventos clave.

Ayman al Zawahiri

Propaganda de Al Qaeda
El líder de al Qaeda, al Zawahiri, apareció la última vez en un video en mayo con un discurso contra el ateísmo.

Varios miembros de la cúpula de comando central de al Qaeda ya han muerto a lo largo de los años, algunos en ataques de drones de EE.UU. en Siria.

El acuerdo de paz firmado entre el Talibán y EE.UU. en febrero, que estipula que ese grupo islámico no puede darle amparo a ninguna organización yihadista, podría dificultar que los comandantes de al Qaeda encuentren refugio allí.

Mientras tanto, al Qaeda ha intentado aprovechar la crisis de salud global y las protestas raciales en EE.UU. para ganar apoyo en su mensaje anti Washington.

El grupo se dirigió a públicos occidentales en general y a aquellos en EE.UU. en particular para señalarles que sus gobiernos habían fallado en darles apoyo durante la pandemia y que el trato “racial” a los afrodescendientes en EE.UU. sólo podía revertirse a través de la lucha armada.

Pero es dudoso que semejante mensaje de un grupo responsable del mayor ataque en suelo estadounidense resuene con el público de ese país, si es que logra llegarles.

BBC Monitoring monitorea, informa y analiza las noticias de radio, televisión y medios digitales e impresos alrededor del mundo


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=CX5AgQ5QDYk

https://www.youtube.com/watch?v=Ds3g70Jjv2E

https://www.youtube.com/watch?v=VjcsoKguDmk

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.