Fracasan las mesas de atención de denuncias que instaló la UNAM en planteles en paro
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Fracasan las mesas de atención de denuncias que instaló la UNAM en planteles en paro

La UNAM colocó mesas para que estudiantes de las prepas 7 y 9 denunciaran casos de acoso o abuso, pero durante tres días nadie confió en ese mecanismo.
Cuartoscuro Archivo
13 de enero, 2020
Comparte

Con tres planteles de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en paro desde noviembre, en protesta por la violencia sexual y supuestos abusos de profesores, y después de que el lunes pasado debieron reiniciar clases las Prepas 7 y 9, Rectoría anunció el miércoles la instalación de mesas de la Unidad para la Atención de Denuncias (UNAD) en la puerta de las escuelas inconformes, para recibir y dar seguimiento a sus quejas.

Sin embargo, en los tres días de la semana que estuvieron las mesas no recibieron ninguna denuncia, informó personal que las atendía.

Entérate: Complicidad e ‘intereses’ en la UNAM frenan denuncias por violencia de género, dice presidente de Tribunal Universitario

Para algunas jóvenes consultadas por Animal Político en las preparatorias 7 y 9 de la Ciudad de México, fue simplemente absurdo cómo pretendían hacerlo.

“Es que de por sí no es fácil ir a denunciar, imagínate, decir que un maestro te tocó, o que un chavo te hizo algo, y luego ponen las mesas a medio patio o aquí en la puerta donde todo mundo te ve, y luego te van a ir a preguntar que qué te pasó, qué fuiste a denunciar”, comentó una alumna de Prepa 7 el viernes, después de una mesa de diálogo con autoridades.

Una madre de familia contó que tan solo se acercó con su hija a preguntar de qué se trataba, y un hombre comenzó a tomarles fotos, por lo que se molestaron y lo obligaron a borrarlas. Según otra joven que también se acercó, se trataba de un fotógrafo de Gaceta UNAM, un periódico de difusión de las actividades de la Universidad.

“¿Con qué confianza de que vas a estar segura y que tu denuncia va a ser confidencial vas a ir, si hasta te toman fotos para Gaceta UNAM?”, dijo.

Desde el miércoles la UNAM informó sobre la instalación de las mesas, en un comunicado acompañado de fotografías en las que se veía el rostro de adolescentes que se acercaron a las meses en las Prepas y en la Facultad de Filosofía y Letras, también en paro.

La UNAM no informó sobre los resultados de las mesas, a pregunta expresa de Animal Político.

El jueves pasado, día que fracasó un intento de mesa de diálogo en Prepa 9, algunas chicas comentaban que al acercarse a las mesas las atendía una psicóloga, en lugar de abogada, por lo que les pareció que no era el personal adecuado, y que además no tomó nota de lo que le decían y concluyó que no iba a proceder.

También chicos dijeron que solo eran para violencia de género, y no para las denuncias de corrupción, discriminación y abuso de poder de otros profesores, que son parte de lo que reclaman con la toma de instalaciones.

El viernes, en Prepa 7, un representante de la UNAM dijo que dos veces al semestre acuden a las instalaciones a recoger denuncias.

“Nos dice que vienen dos veces por periodo, como si la violencia fuera algo que no pasa todos los días…”, reclamó un estudiante.

“Una amiga mía denunció a un compañero y la señorita que atendía le dijo: ‘¿cómo alguien de tu edad te va a querer prostituir?, eso no te lo va a creer nadie’. Y después el chavo se enteró que había ido a denunciarlo”, lamentó otra.

El representante de la UNAM aseguró que el personal de la institución era especial, capacitado en perspectiva de género, por lo que se le hacía raro escuchar esas quejas.

Mientras se realizaba el diálogo con autoridades, la encargada de la mesa estaba a unos cuantos metros de la puerta, donde por más de una hora los jóvenes dieron nombres, apellidos y señalamientos contra maestros.

Pero solo tomaron nota los directivos que estaban en la conversación, mientras que la mujer de la mesa de denuncias permaneció sentada sin prestar atención.

Animal Político le solicitó a esta persona información sobre el mecanismo, pero remitió a hablar con Comunicación Social de la UNAM, instancia que no atendió la petición formal. La encargada de la mesa lo único que comentó fue que en los tres días no recibieron denuncias.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué implica que García Luna se declarara 'no culpable' de narcotráfico en EU

El otrora hombre fuerte de la policía en México apareció en una corte de Nueva York acusado de conspiración para el narcotráfico y otros cargos que rechazó. Permanecerá detenido mientras se define si va a juicio.
5 de enero, 2020
Comparte
Genaro García Luna

Getty Images
Genaro García Luna fue secretario de Seguridad Pública de México.

Fue una escena con ribetes surrealistas: Genaro García Luna, arquitecto de la guerra contra el narco en México, entró a una corte de Nueva York este viernes acusado de conspiración para traficar cocaína.

En una audiencia que duró menos de media hora, García Luna se declaró “no culpable” de los cargos que enfrenta, que podrían costarle entre 10 años de prisión y cadena perpetua.

Vestía un jersey gris de algodón, pantalones beige y, tras casi un mes detenido, lucía algo demacrado respecto a su imagen de secretario de Seguridad Pública del gobierno mexicano de Felipe Calderón (2006-2012).

Al ingresar y retirarse de la sala custodiado por guardias, buscó con su mirada a su esposa e hijos presentes entre el público, que lo despidieron con gestos de fuerza con sus puños.

La audiencia transcurrió en la misma corte federal de Brooklyn donde el año pasado fue juzgado y sentenciado a cadena perpetua Joaquín “El Chapo” Guzmán, líder del cartel de Sinaloa que según la acusación entregó millones de dólares en sobornos a García Luna para “operar con impunidad” en México.

Después que la fiscalía advirtiera que hay un “riesgo inaceptable de fuga” si fuera liberado, la jueza Peggy Kuo decidió que García Luna, de 51 años, permanezca preso mientras su defensa trabaja en un pedido de fianza.

La próxima audiencia quedó fijada para el 21 de enero y se abren distintos escenarios para el otrora hombre fuerte de la policía mexicana.

¿Habrá juicio?

Además de los cargos por conspiración para el narcotráfico, García Luna también está acusado de formular declaraciones falsas en 2018, al pedir su naturalización para obtener la ciudadanía de EE.UU.

El exfuncionario mexicano se mudó en 2012 a Florida, donde obtuvo estatus de residente y fundó una empresa de seguridad con sus iniciales.

García Luna y Felipe Calderón

Getty Images
García Luna fue pieza clave en la estrategia contra el narcotráfico del presidente Felipe Calderón (derecha).

Fue detenido el mes pasado en Dallas, Texas, después que la justicia de EE.UU. emitiera una orden de arresto en su contra, una noticia que causó asombro a ambos lados de la frontera.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, señaló esta semana el arresto de García Luna como la “prueba” de que el narcotráfico convivía con el poder en su país.

“Nada más esa prueba o sea, el que estaba a cargo de la seguridad, la mano derecha (de Calderón) está acusado de proteger a una organización delictiva”, sostuvo AMLO en el Palacio Nacional de México.

Además de su cargo como secretario de Seguridad Pública, desde el que trazó la estrategia de la guerra contra los carteles de la droga, García Luna dirigió entre 2001 y 2005 la desaparecida Agencia Federal de Investigación, que combatía el crimen organizado y la corrupción en México.

Aunque se declaró “no culpable”, García Luna aún podría evitar ir a juicio si llegase a algún tipo de acuerdo con el gobierno estadounidense.

De hecho, la jueza y la fiscalía sugirieron esa posibilidad en la audiencia de este viernes.

“Una pregunta es si el gobierno estaría dispuesto a retirar esos cargos” para alcanzar un acuerdo, dice Rob Heroy, un abogado que ha defendido a acusados de narcotráfico en EE.UU. y antes fue asistente de fiscal de distrito en Carolina del Norte.

“Estoy seguro de que (García Luna) tiene mucha información que al gobierno le encantaría conocer”, añade Heroy en diálogo con BBC Mundo.

¿Habrá acuerdo?

Parte de las pruebas de la fiscalía de EE.UU. contra García Luna provienen del juicio a “El Chapo” Guzmán, y en particular del testimonio del hermano de Ismael “El Mayo” Zambada, otro líder del cartel de Sinaloa.

Jesús Zambada aseguró en el juicio que se reunió personalmente en dos ocasiones con García Luna en un restaurante para entregarle carteras con entre tres y cinco millones de dólares en efectivo.

Y especificó que esos sobornos eran para asegurarle a su hermano que García Luna no iba a arrestarlo ni interferir con las operaciones del cartel.

En ese momento García Luna respondió en un largo comunicado que esas afirmaciones eran “mentira, difamación y perjurio” en su contra y negó haber tenido contacto “con personas vinculadas con actividad delictiva”.

Zambada

Reuters
Jesús Zambada acusó a Garcia Luna de recibir dinero del narco.

Pero la fiscalía de EE.UU. insiste ahora en que García Luna ha “amasado una fortuna personal” de millones de dólares inconsistente con el salario de un servidor público en México.

La propuesta de fianza que haría su defensa en los próximos días podría servir como indicación de su situación financiera, aunque no revele de dónde proviene el dinero.

Heroy advierte que aún faltan conocerse todas las pruebas con que contarían los fiscales y que García Luna podría evitar un acuerdo de cooperación por razones de seguridad.

Proporcionar información sería muy peligroso para su familia. Incluso si toma protección de testigos, tendrá familia en México, así que creo que es poco probable que coopere con el gobierno”, dice el abogado.

“Si negociara un trato, sería uno que no implique cooperación”, agrega. Es decir, aceptar pasar un tiempo en prisión sin proporcionar información al gobierno.

Esto podría comenzar a despejarse a partir de la próxima audiencia de García Luna en la corte de Brooklyn, que estará a cargo del juez Brian Cogan, el mismo que dirigió el juicio a “El Chapo” y limitó los testimonios sobre presunta corrupción en México.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=HgJYOwiWtec

https://www.youtube.com/watch?v=FvlCP0Jjg-c

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts