México, el otro muro de Trump que acabó con la caravana y la esperanza de migrantes
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

México, el otro muro de Trump que acabó con la caravana y la esperanza de migrantes

La Guardia Nacional disolvió la caravana que apenas logró avanzar 11 kilómetros en México. Al menos 800 personas fueron detenidas y encerradas en estaciones migratorias.
Cuartoscuro
Comparte

“¡Volveremos!” Con los brazos extendidos como un Cristo al que bajan de la cruz, un hondureño enorme, barbudo y de piel oscura clama de pura desesperación. “¿Como nos pueden tratar las personas que supuestamente son nuestros hermanos? ¡Nos están tratando como animales! ¿Qué trato es esto?”

Derrotado, enfadado, harto, sabe que no hay más camino para él. Que Estados Unidos sigue ahí, lejísimos, pero que a él le van a dar la vuelta. Que le espera la Honduras de siempre, con sus muertos y sus pandillas y su hambre y su corrupción. “¿Dónde están los derechos humanos?”, protesta. A su alrededor, una infinidad de guardias nacionales y un pasillo directo hacia un autobús del Instituto Nacional de Migración (INM), el transporte que él y sus compañeros se resistieron a aceptar hasta que fueron obligados.

Son las 16:30 del jueves 23 de enero en la carretera que une Ciudad Hidalgo con Tapachula, Chiapas.

Es el fin de la caravana migrante.

 

Tras los intentos fallidos del sábado y el lunes, quizás sea el fin de la posibilidad de que salga una nueva caravana migrante.

La larga marcha centroamericana que partió el 15 de enero desde San Pedro Sula, en Honduras, avanzó la mitad de una media maratón. Apenas puso un pie en México cuando fue rodeada, gaseada, disuelta y perseguida por decenas de uniformados. Ante la disyuntiva de correr a través de los sembradíos y tratar de llegar a Tapachula o rendirse, muchos se resignaron.

Las autoridades mexicanas no se movieron de su oferta inicial: entréguense, acepten que les encierren en una estación migratoria y esperen que no les toque la lotería de la deportación. 

Lee: Guardia Nacional dice que castigará a elemento que bromeó con lanzar gas a migrantes

En realidad, todos los caminos llevaban al centro de detención de extranjeros. Quienes estos días se entregaron en la frontera cumpliendo el mandato del INM o quienes fueron atrapados en Chiapas tras cruzar sin documentos terminarán en el mismo lugar: encerrados en estación migratoria y con altas probabilidades de ser deportado.

El INM anunció que 800 personas fueron detenidas en la caravana. La institución sigue utilizando la palabra “rescatados”. Familias que lloran desconsoladas mientras son “rescatadas” por guardias con escudos, toletes y gas pimienta a quienes ninguno de ellos había pedido que les rescatase.

El lunes arrestaron a otras dos mil personas entre Tabasco y Chiapas, a las que hay que sumar el millar que se entregó en los puestos fronterizos el lunes. En total, más de 3 mil personas detenidas y encerradas en las estaciones migratorias de Tuxtla Gutiérrez, Villahermosa, Tenosique y Tapachula. 

Al mismo tiempo, la institución que dirige Francisco Garduño ha deportado a 669 personas por vía aérea y terrestre con destino a San Pedro Sula y Tegucigalpa, en Honduras. 

Lee más: Elementos de la Guardia disuelven caravana con antimotines y gas; 800 migrantes detenidos

El dato que no se ha hecho público es cuántas de las personas que fueron detenidas están en libertad siguiendo algún tipo de trámite para regularizar su situación en México, como la tarjeta de visitante por motivos humanitarios o la tarjeta de visitante regional, que permite trabajar en los estados del sur. 

La Comisión Mexicana de Ayuda al Refugiado (Comar) tampoco ha ofrecido cifras sobre cuántas personas pidieron refugio. Solo se sabe que 12 personas solicitaron protección en las oficinas de Tapachula. Se trata de migrantes que lograron evadir el bloqueo del lunes, sortear los retenes y operativos del INM y guardia en la carretera y alcanzar Tapachula. 

El Suchiate como el Mekong

La más exitosa de las intentonas de la menos exitosa de las caravanas comenzó antes de que hubiese amanecido en el Suchiate, frontera natural entre México y Guatemala. Viene con poco caudal. Lo comprobaron el lunes, aunque estaban demasiado cerca de la Guardia Nacional y la mayoría fue repelido. Para esta ocasión, la caravana jugó al factor sorpresa y cruzó en dirección a las afueras de Ciudad Hidalgo, cerca del paso de Suchiate II. Fue el único éxito para los centroamericanos. 

“Vamos hacia Estados Unidos. Nadie nos puede detener, solamente el de arriba”. Wilson, espigado y de gorra calada, avanzaba convencido a través del río. Pasaban unos minutos de las seis de la mañana y, con el agua a media cintura, cientos de centroamericanos pisan por primera vez México. Primero eran unos puntitos de luz, como luciérnagas entre la maleza. Poco a poco, la larga marcha apareció en todo su esplendor. Con el agua cubriéndoles por encima de la rodilla era como vietcongs en el Mekong. En lugar de armas, los desarrapados trataban de mantener seco unas zapatillas, una mochila con cuatro mudas, la carriola de un bebé.

No hay migras en la costa. 

Primer obstáculo superado.

“La crisis económica es horrible, no se puede vivir, no hay empleo. Además está la delincuencia, nos está quitando nuestra juventud. Ya los muchachos no pueden ir al cole a aprender porque les amenazan que si no entran en pandilla”, dice Erika Martínez, de la colonia de Carrizal, en Tegucigalpa, un arrabal pobre con fuerte presencia de la Mara Salvatrucha (MS-13) y el Barrio 18, las dos grandes pandillas que operan en Centroamérica. 

En la cabecera, banderas de Honduras, de Estados Unidos y mensajes a Trump y López Obrador con una súplica: poder llegar al norte. La gente avanza excitada, nerviosa, con algo de miedo. Sonríen. Sonríen mucho. Ni se imaginan cuánto les queda por delante para alcanzar la frontera con Estados Unidos, pero han superado el primer obstáculo. Será el único que superen. En diez horas todos estarán encerrados. Pero eso no lo saben todavía y sonríen, esperanzados.

“Hemos entrado de forma pacífica, nadie va a levantar la mano. Lo que queremos es nos extiendan un permiso, nos apoyen para arreglar el estatus migratorio”, dijo José Luis Morales, un tipo al que llaman “el flaco” y que ejerció de representante ante medios y autoridades. 

Desde el sábado, migrantes y autoridades mexicanas han desarrollado un diálogo de sordos. 

Los centroamericanos alegan que huyen del hambre y la pobreza y que quieren llegar a Estados Unidos. Al menos, dicen muchos, se conformarían con un trabajo en la frontera norte, donde el salario es tres veces mayor que en la empobrecida Chiapas. Por eso quieren que México les extienda una visa de tránsito, que no existe en la legislación mexicana. En la práctica, los centroamericanos están pidiendo permiso pera cometer una irregularidad. Si algo enseñaron las caravanas es que el único modo de avanzar es desobedeciendo las leyes migratorias. Y para desobedecer no se extienden permisos. 

La negociación

Lo que Migración ofrece no ha variado: registro, encierro y una incierta regularización que incluye la petición de asilo.

Esa fue la oferta con la que Alma Delia Cruz, representante de la Comar en Chiapas, llegó para reunirse con la caminata. Pasaban algunos minutos de las 13 horas y la caminata apenas llevaba once kilómetros de recorrido. Ya se había corrido el rumor de que el retén estaba instalado en Metapa, a cinco kilómetros. Así que los migrantes decidieron descansar en una sombra antes de lanzarse hacia las decenas de antimotines que les aguardaban a ambos lados de la carretera.

Entonces llegó Luis Villagrán, abogado y defensor de los derechos humanos. Llegó con unos papeles elaborados por él mismo en los que se dirige a Andrés Ramírez, responsable de la Comar, que se otorgase la constancia como solicitante de asilo, lo que impide que lo deporten. “Con este estatus no pueden ser deportados. Así podrán esperar su trámite de forma legal para evitar un enfrentamiento o represión”, dijo. “El documento nos lo van a sellar”, dijo, comprometiendo la palabra de Ramírez. 

Poco después llegaba Alma Delia Cruz a desmentir al abogado. “Soy la única representante de Comar”, dijo ante José Luis Morales, que hablaba en nombre de los migrantes (“no soy líder ni organizador”, repitió). Ahí, en la carretera, con cientos de migrantes desparramados en los arcenes, la oferta de la Comar no era muy distinta a la del INM: entregarse, ser encerrados en la estación migratoria y pedir refugio.

Dijo la delegada que esa era la única vía. Sin embargo, se da la paradoja de que si un migrante hubiese eludido el cerco y alcanzado Tapachula por su propio pie podía dirigirse a las oficinas de Comar y pedir ahí la protección. Esto garantiza, al menos mientras dura el trámite, que no será deportado.

De este modo, el mensaje era: si vienen en grupo, solo podrán pedir refugio encerrados. Si se abonan al sálvese-quien-pueda y lo intentan por su cuenta y riesgo, tienen una oportunidad.

“De acuerdo con lo que señalan los artículos 5, 6, 7, 11, 21 de la Ley sobre Refugiados, Protección Complementaria y Asilo Político, y los artículos 16 y 24 de su Reglamento, toda persona extranjera que se encuentre en territorio nacional tiene derecho a solicitar el reconocimiento de la condición de refugiado, por sí, por su representante legal o por interpósita persona”, dijo Comar a través de un comunicado.

Si la ley dice esto, ¿por qué la delegada de Alma Delia Cruz dijo a los migrantes que su única alternativa era someterse al mandato del INM y entregarse? ¿Existía la posibilidad de tramitar el refugio en libertad y no se brindó esta oportunidad?

Lee: INM impidió que ONG ingresara a estación donde tienen encerrados a migrantes de la caravana

Sin acuerdo posible, la delegada de Comar se retiró y los migrantes quedaron a la expectativa. Sabían que, si ellos no avanzaban, al final sería la Guardia Nacional la que iría en su busca. 

A las 15 horas llegó el momento decisivo. Una representante del INM acudió con un ultimátum: o se entregan o los encerraremos nosotros. La Guardia Nacional ya había bloqueado los accesos a la carretera y un grupo de centroamericanos rezaba en la carretera. 

A las 15.20 horas exactamente, la barrera de la guardia avanzó sobre el grupo de migrantes. En primera línea, hombres jóvenes asustados que se agarraban unos a otros de los brazos. Mantuvieron la posición durante un minuto. Los escudos y el gas pimienta los dispersó.

A partir de aquí comienza la detención del migrante. 

Una mujer con sus dos hijas de la mano avanza llorando. 

Un joven cae desmayado. 

Un hombre intenta calmar a su hija a la que le falta el aire y llora por la acción de los gases. 

Decenas de personas tratan de escapar a través de los sembradíos.

Un oficial de la Guardia Nacional bromea sobre el gas, según un video recogido por Animal Político.

El resumen: soldados mexicanos detienen y encierran a familias centroamericanas para imponer políticas diseñadas en Estados Unidos. 

Desmantelada la caravana, los centroamericanos se resignaron. Uno a uno, muchos entre lágrimas, aceptaron su suerte y subieron en los autobuses a través de un pasillo de soldados armados con escudos. Los mismos soldados que minutos antes los habían perseguido a través de los sembradíos del sur de Chiapas. 

Donald Trump dijo que México pagaría por el muro. Durante toda esta semana, la Guardia Nacional ha sido el muro. Un muro que puede bloquear el paso en un río o avanzar y encapsular a cientos de migrantes. Así que Trump tenía razón. Andrés Manuel López Obrador mostró una gran eficiencia disolviendo una caminata formada por hombres famélicos en chancletas, madres con tres hijos al cuello, tullidos que se dejaron una pierna en La Bestia y niños con la ropa sucia por el polvo que lloran hasta deshidratarse porque no entienden absolutamente nada. 

El gran éxito de la estrategia de Trump y López Obrador fue mover la frontera de Estados Unidos 4 mil kilómetros al sur. Muchos de los que fueron detenidos volverán a intentarlo. Posiblemente no en caravana, pero volverán a intentarlo. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El líder de la iglesia La Luz del Mundo 'es extremadamente peligroso': víctimas de Naasón Joaquín García

Quienes se dicen sus víctimas o "sobrevivientes" alertan de las consecuencias de que García pueda terminar condenado a 16 años de cárcel, tal como aboga con el acuerdo alcanzado con la Fiscalía de California. Se espera que el juez dicte sentencia este miércoles.
8 de junio, 2022
Comparte

“Catastrófico”, “muy muy peligroso”, una puerta a décadas de tráfico y abuso de menores.

Así describe Sochil Martin el hecho de que Naasón Joaquín García, el líder de la iglesia La Luz del Mundo, se declarara el viernes culpable de tres cargos de abuso de menores en Los Ángeles.

“Es extremadamente peligroso y es necesario que la sociedad sepa lo que representa”, dijo este martes la californiana de 35 años que destapó el escándalo en EE.UU. después de haber servido a la congregación como su “reclutadora”.

Además, “no es solo Naasón Joaquín, esta es una organización criminal que se ha estado construyendo en los últimos 96 años“, añadió.

Al haber llegado a un acuerdo con la Fiscalía de California para declararse culpable, el autoproclamado “apóstol de Jesucristo” evitó ir a juicio y enfrentar 19 cargos que se le imputaban por abuso sexual de menores, violación, posesión de pornografía infantil y tráfico de personas.

Admitió, en concreto, la culpabilidad de actos lascivos cometidos con una niña de 15 años, de forzar a esa niña a tener sexo con él y de hacer lo mismo con otra menor de 18 años.

Fue un giro inesperado a apenas tres días de la selección del jurado y tras mantener su inocencia durante tres años, desde que el 3 de junio de 2019 fuera detenido en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles (LAX).

El abogado Mike Rick sostiene un cartel con la cara de Naasón Joaquín García junto a Sochil Martin y Sharim Guzmán.

Leire Ventas
El abogado Mike Rick sostiene un cartel con la cara de Naasón Joaquín García junto a Sochil Martin y Sharim Guzmán.

Y con este viraje se libró también de escuchar a las cinco mujeres que iban a testificar en su contra -mujeres cuya identidad no se ha hecho pública y sobre cuyo testimonio se construyó en parte la causa criminal- y de presenciar la exposición de las evidencias contrarias a su persona y a su iglesia.

La noticia del acuerdo la dio el mismo fiscal general de California, Rob Bonta, a través de un comunicado: “Como líder de la Luz del Mundo, Naasón Joaquín García abusó de su poder para aprovecharse de niñas. Confiaba en quienes lo rodeaban para que le prepararan a fieles para abusar de ellas. La explotación sexual nunca será aceptable en el estado“.

Pero no todos lo celebraron. Muchas de las que se dicen sus víctimas o “sobrevivientes” están decepcionadas y alertan de las consecuencias de que García pueda terminar condenado a 16 años de cárcel, tal como aboga con el acuerdo alcanzado con la Fiscalía. Se espera que el juez dicte sentencia este miércoles.

“Si esto sigue adelante, en 10 o 16 años esto se va a multiplicar, el tráfico humano que Naasón y su organización han estado construyendo se va a multiplicar“, advirtió Martin.

Añadió que teme por su vida, la de su familia, la de aquellos que han declarado ante las autoridades y aquellos que alzan la voz en las redes sociales, gente “que ha perdido su paz mental, su salud física, todo lo que tenían, por hablar en contra de esta persona y esta institución”.

“Estamos aterrados de lo que pueda pasar después” de que se conozca la sentencia.

Solicitud de cadena perpetua

Ante ello, Heather Brown, abogada del bufete Greenbergross, informó que estaban haciendo las diligencias necesarias para solicitar al juez que considere imponer a Joaquín García la cadena perpetua.

Haciendo referencia a su década de experiencia en la Unidad de Abuso Sexual de la Fiscalía y tras revisar el acuerdo alcanzado por los abogados defensores y los fiscales, Brown aseguró que en este caso “existe la oportunidad legal” de solicitar la pena máxima.

“Incluso considerando solo los dos cargos de sexo forzado de los que Naasón se declaró culpable, hay una sección del Código Penal que permite condenarlo a cadenas perpetuas consecutivas“, explicó.

Naasón Joaquín García

Getty Images
La audiencia de sentencia contra Naasón Joaquín García es este miércoles.

De ser sentenciado a los 16 años de prisión por los que aboga, Brown adelantó que terminaría cumpliendo el 85% de la condena, 13 años y cuatro meses. “Y como lleva ya tres en prisión (preventiva), quedará libre en 10 años. Libre para cazar más niños”.

La abogada también informó que estaban preparando una solicitud de emergencia para que el tribunal permita a Martin testificar, a pesar de que su caso no está incluido en la causa criminal. “Le estamos pidiendo que le de a Sochil la oportunidad de ser escuchada”.

“Crearon un monstruo”

El equipo legal de Martin ya adelantó que la historia de Joaquín García y La Luz del Mundo con la Justicia estadounidense no acabará con la sentencia.

Y es que Martin entabló en febrero de 2020 una demanda civil en un tribunal de Los Ángeles en la que acusaba a la Luz del Mundo, su líder y a al menos 12 personas más relacionadas con la institución de trabajo forzado, tráfico de personas, agresión sexual y otros delitos.

La presentó bajo la Ley de Chantaje Civil, Influencia y Organizaciones Corruptas, conocida como RICO por sus siglas en inglés, lo que posibilitaría procesar a La Luz del Mundo como crimen organizado.

“La demanda ha estado paralizada durante dos años, pero ahora, con la sentencia, podemos seguir adelante con ella”, dijo este martes Deborah Mallgrave, abogada del bufete Greenberg Gross. “Y lo haremos, con agresividad. Es el momento, este solo es el principio”.

Adelantó que se enfocarán en conseguir evidencias sobre las actividades que se han llevado a cabo en es seno de la iglesia, para exponer ante el público “quién sabía qué había estado ocurriendo durante décadas”.

En relación a esto, Martin aprovechó para lanzar un mensaje a “cada uno de los facilitadores de Naasón”. “Y no hablo solo de los obispos, sino también de sus esposas, políticos, cada persona que estuvo involucrada en esta institución criminal organizada”, aclaró.

“Cada uno de ustedes es responsable de lo todo lo que les ocurrió a estos niños. Ustedes les entregaron estos niños inocentes a este hombre, le dieron dinero, le dieron poder, crearon un monstruo. Y son todos responsables de ello“.

“Le abrió la puerta a la pedofilia”

Las de Martin no fueron las únicas palabras contundentes de la rueda de prensa. Quizá lo fueron aún más las de su esposo, Sharim Guzmán.

Tras describirse como enojado, frustrado, con miedo, aseguró que el sistema judicial ha fallado a las víctimas y arremetió contra el fiscal general de California por el acuerdo alcanzado con los abogados del acusado.

“California y Estados Unidos dicen que no negocian con terroristas, pues Rob Bonta negoció con un terrorista sexual”, dijo. “Le abrió la puerta a la pedofilia en California”.

“Estoy completamente indignado”, añadió, algo que ya le había comentado a BBC Mundo el día anterior.

“¿Qué estará pensando Alondra (Ocampo)? ‘¿Y yo para qué hablé?’. ¿Estará ella más tiempo en la cárcel que Naasón?”, se preguntaba el lunes, haciendo referencia a una de las tres coacusadas en el caso contra Joaquín García.

Ocampo, una estadounidense de 39 años, se declaró culpable de cuatro cargos en octubre de 2020 —tres cargos de contacto con un menor por un delito sexual y uno de penetración sexual forzada— y espera su sentencia en la Cárcel para Mujeres de Lynwood, en Los Ángeles, sin derecho a fianza.

“A Susana Medina Oaxaca le dieron un año de arresto domiciliario”, se lamentó Guzmán.

Medina Oaxaca, también coacusada y quien fuera arrestada junto a Joaquín García tras llegar al aeropuerto angelino en un jet privado, fue condenada el viernes a un año de libertad condicional no vigilada por un cargo de agresión por medios que probablemente causarían lesiones corporales graves.

Susana Medina Oaxaca.

Getty Images
Susana Medina Oaxaca.

La mujer, originaria de San Diego y de 27 años, estaba acusada de copulación oral forzada de una menor.

La tercera acusada es Azalea Rangel, quien se encuentra en busca y captura. Sobre ella pesan dos cargos de violación y penetración oral forzada en agravio de una mujer adulta de la congregación.

“A Azalea Rangel, que está prófuga, ¿terminarán dándole las llaves de la ciudad? Ese es el grado de decepción tenemos con la Fiscalía de California. No se hacen acuerdos con criminales así”, prosiguió Guzmán.

“Desafortunadamente, es mi tío”

Julie Joaquín y Francisco Espinosa, también exmiembros de La Luz del Mundo, se unieron a los comentarios de indignación de Martin y Guzmán.

“Diez o quince años (de cárcel) no son suficientes. Este es un culto muy peligroso”, expresó Joaquín. “No quería seguir callada para no arriesgar mi seguridad. Ya he perdido a gran parte de mi familia, porque ahora para ellos somos traidores. Desafortunadamente, él es mi tío“.

Espinosa, quien perteneció a la iglesia desde que tenía 12 años y fue, según contó, víctima directa de Joaquín García, denunció que “una organización que tiene carátula de iglesia es muy peligrosa para las comunidades en la que está asentada”. “No es justo que se tapen con la banda de la religión y usen la Biblia como escudo para cometer estos crímenes.

Decepción es también la palabra que usó la abogada Jonati Yedidsion, quien representa a las cinco mujeres -denominadas Jane Does que iban a testificar contra Joaquín García en el juicio.

“Querían una oportunidad para que el mundo realmente entendiera por lo que habían pasado”, le dijo Yedidsion a Law&Crime, un sitio web especializado en información legal. “Como uno podría imaginar, están molestas, pero también contentas de que al menos hubo una declaración de culpabilidad”.

“En términos de la evaluación de la validez de este caso, es digno mencionar que las decisiones legales no se tomaron todas necesariamente sobre el fondo, fueron más cuestiones de procedimiento”, añadió Yedidsion. “Planeamos presentar un caso civil en el que existirá la oportunidad de presentar todas las pruebas”.

Mientras, La Luz del Mundo mantiene que su líder es inocente y que decidió declararse culpable para evitar un mayor perjuicio a su familia y a la iglesia, ya que iba a enfrentar un juicio injusto.

Cartel con la foto de Naasón Joaquín García en el templo principal de La Luz del Mundo en Los Ángeles.

AFP
Los hechos de los que Naasón Joaquín García se declaró culpable ocurrieron en Los Ángeles.

Tras señalar que durante todo el proceso “no se han respetado sus derechos constitucionales” y repetir algunos de los argumentos de la defensa, uno de los portavoces de la iglesia les explicó así a los feligreses lo ocurrido este viernes:

“Bajo esas condiciones y en previsión de que (el juicio) se iba a convertir en un espectáculo sesgado que sometería a la iglesia y a su familia a semanas de acoso y acusaciones denigrantes, el apóstol, con renuencia, llegó a una conclusión y tomó una decisión, confiando que la iglesia lo comprendería y consciente de que la doctrina y la palabra de Dios no ha faltado a su pueblo”.

“También porque sabe lo que ha sembrado en los corazones de la iglesia y porque es plenamente consciente de que, de haberlo permitido, su juicio hubiera sido, además de injusto, un proceso que procuraría una prolongación de su prisión hasta de por vida”.

Joaquín García no se ha pronunciado al respecto, pero sí lo ha hecho su hijo Adoraim Joaquín Zamora.

“Respaldo a mi padre y ‘Apóstol de Jesucristo’ Naasón Joaquín García, porque yo he visto y soy testigo de su vida y su trabajo, como muchos de ustedes también lo son. Nadie me podrá decir algo en contra de él porque yo lo viví de primera mano y sé qué tipo de vida ha llevado. ¡Seguiré a su lado mientras Dios me preste la vida!”, dijo en una carta enviada a fieles de San Diego.

La Luz del Mundo asegura tener unos 5 millones de seguidores en 58 países del mundo, de los cuales 1,5 millones están en México. Así decía su página web antes de reformarse; ahora dice que son “innumerables”. Los datos oficiales que existen en el país son del censo de 2020, donde menos de 200.000 se registraron como sus seguidores.

Joaquín García encabeza la congregación desde 2014. Se hizo con el cargo cuando murió su padre, Samuel Joaquín Flores, quien la lideró durante 50 años. Este lo había heredado a su vez de su progenitor, Eusebio Joaquín González, quien fundó la iglesia en Guadalajara, México, el 6 de abril de 1926.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=BKNQNzyRydw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.