'Mochila segura' viola derechos, pero opera desde 2001 hasta con policías y detector de metales
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

'Mochila segura' viola derechos, pero opera desde 2001 hasta con policías y detector de metales

Si bien la revisión de mochilas no es un programa porque no tiene presupuesto ni reglas de operación, tampoco ha sido prohibido por la SEP, por lo que cada entidad en el país y escuela decidía aplicarlo o no.
Cuartoscuro
11 de enero, 2020
Comparte

Desde 2001, la Secretaría de Educación Pública ha permitido la implementación de  operativos mediante el cual policías, padres de familia y maestros revisan la mochila de los estudiantes de preescolar, primaria y secundaria en diferentes entidades del país y en el que utilizaron hasta de detector de metales, lo que significa una violación a los derechos de la niñez sin atender el verdadero objetivo que es la cultura de paz. 

En agosto de 2019, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos emitió una recomendación respecto al “operativo” llamado Mochila Segura, en la que señaló las violaciones a derechos, y pese a que la SEP no ha emitido alguna instrucción para prohibir la medida.  

Luego de que este viernes 10 de enero un niño de 11 años disparó en contra de su maestra y compañeros del colegio Cervantes y después se suicidó, la SEP emitió un comunicado en el que señaló que “evaluará el programa Mochila Segura, junto con la Comisión Nacional de Derechos Humanos para prevenir este tipo de hechos”.

Leer más: AMLO y Beatriz Gutiérrez defienden operativo Mochila Segura tras ataque en Torreón; ONG lo rechaza

También circuló en redes sociales un oficio en el que el Colegio Cervantes informaba a la supervisora de la zona escolar 506 en Torreón, Coahuila, de octubre de 2019 que la escuela no aplicaría el operativo de mochila segura debido a que los padres “manifestaron su inconformidad” ante la medida. 

Sin embargo, este programa no resuelve el problema de fondo y la solución contra las violencias no puede ser “criminalizándolos asumiendo que la violencia se concentra en su mochila”, afirma Ricardo Bucio Mújica, secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (Sippina).

Mochila Segura nació en 2001 con la intención de detectar que los niños no lleven algún arma a la escuela, pero esta estrategia “centrando la relación alumno escuela y no viendo el contexto, el entorno social y familiar, la situación de violencia que vive el país que tiene un efecto en la comunidad educativa resulta contradictorio”, asegura Bucio Mújica en entrevista con Animal Político

“Es como considerar que la escuela fuese un lugar independiente de la violencia que se vive en el entorno, o que el municipio o el estado no tiene una responsabilidad en la seguridad de los entornos de la comunidad educativa. Es una perspectiva que parcializa la visión y tiene efecto negativo porque parece que la violencia está dentro de la mochila y no en todos los entornos que vive un niño en este país”, sostiene. 

Juan Martín Pérez, director ejecutivo de la Red por los Derechos de la Infancia (Redim), asegura que el problema de fondo del combate a la violencia es crear comunidades que formen a sus estudiantes en derechos humanos y cultura de la paz y no criminalizarlo, como ocurre con el programa de Mochila Segura. 

Si bien la revisión de mochilas no es un programa porque no tiene presupuesto ni reglas de operación, tampoco ha sido prohibido por la SEP, por lo que cada entidad en el país y escuela decidía aplicarlo o no. 

La CNDH emitió una recomendación en agosto de 2019 respecto a Mochila Segura violó el derecho a la educación, a la intimidad y a la participación, así como al principio del interés superior de la niñez de los alumnos que asisten a escuelas públicas y privadas de educación básica en la Ciudad de México, esto luego de quejas interpuestas por padres de familia. 

Dicha estrategia se aplicó “sin privilegiar el interés superior de la niñez y sin una estrategia de intervención, ni un enfoque de derechos humanos, transgredieron artículos constitucionales, la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, la Declaración de los Derechos del Niño y la Convención sobre los Derechos del Niño. 

El operativo de revisión de mochilas comenzó en 2001 y se ha ido modificando en cada administración. En el sexenio de Felipe Calderón, por ejemplo, se impulsó “Escuela segura”, que incluyó la revisión de mochilas en secundarias. Con Enrique Peña Nieto surgió el Programa Nacional de Convivencia escolar en la que se incluyó también la revisión de mochilas. 

El 18 de enero de 2017, en un colegio privado de Monterrey, Nuevo León, un estudiante de secundaria disparó a su profesora y compañeros mientras estaban en el salón de clases, para luego dispararse a sí mismo, por ello, los Servicios Educativos de la Ciudad de México que dependían de la Federación, envió un oficio a las escuelas públicas y privadas del país con titulado “Mensaje para la revisión de mochilas ciclo escolar 2016-2017”, en la que daba las instrucciones para realizar la estrategia. 

Sin embargo, las escuelas tomaron sus propias decisiones para aplicarlas. Por ejemplo, en secundarias de la Ciudad incluso entraban policías a los salones de clase, hombres revisaban las pertenencias de mujeres o madres de familia abrían las mochilas de los estudiantes, pese a que las recomendaciones incluían que “los dueños de las mochilas serán quienes las abran y saquen los objetos”. 

Incluso también se aplicó en preescolares, y en algunos planteles informaron que no lo realizaban “en virtud de que en muchos de ellos no llevan mochila”, solo lonchera.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

5 factores que predicen el éxito de las relaciones de pareja (y por qué el amor no es uno de ellos)

Científicos siguen tratando de encontrar el secreto de la felicidad en las relaciones de pareja.
19 de septiembre, 2020
Comparte

Puede que el corazón tenga razones que la razón no entiende, pero eso no les ha impedido a los científicos seguir tratando de encontrar el secreto de la felicidad en las relaciones de pareja.

Y gracias a la ayuda de la inteligencia artificial un equipo internacional de 85 investigadores cree haber identificado los principales factores detrás de una relación satisfactoria.

El estudio -el más extenso de su tipo a la fecha- utilizó algoritmos de aprendizaje automático para analizar los casos de casi 12.000 parejas contenidos en 43 bases de datos de 29 laboratorios diferentes.

“Básicamente analizamos toda la información que pudimos encontrar sobre el tema”, le dijo a BBC Mundo Paul W. Eastwick, profesor de psicología de la Universidad de California (EE.UU.) y uno de los coordinadores de la investigación.

Y una de sus principales conclusiones es que las características individuales no son tan determinantes a la hora de predecir el éxito de una relación como los juicios que uno se hace sobre esta.

De hecho, según el estudio, no hay nada más importante para la bienandanza de una relación que la convicción de que el otro integrante de la pareja está comprometido con la misma.

Otro predictor importante es el nivel de intimidad: en palabras de Eastwick, “esa sensación de que tu pareja te entiende y que realmente entiende quién eres”.

Y entre las cinco principales “predictores específicos a la relación” también están el nivel de gratitud o reconocimiento, la propia satisfacción sexual y la percepción de satisfacción con la relación que tenga el otro miembro de la pareja.

Mujer enamorada

Getty Images
Curiosamente, el amor no está en el “top 5” de los factores de éxito.

“Los propios juicios de las personas sobre la relación en sí, como cuán satisfechos y comprometidos sentían que estaban sus parejas, o cuán agradecidos se sentían hacia ellos, explicaron aproximadamente el 45% de su satisfacción“, es el resumen de los principales hallazgos del estudio publicado en la edición de agosto de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America, PNAS.

En contraste, las diferencias individuales solamente dieron cuenta del 21% de la satisfacción en las relaciones analizadas.

Factor distal

“Los predictores individuales tienen que ver con lo que uno piensa sobre sí mismo y, en principio, son independientes a cualquier relación; por ejemplo, eso que acostumbramos llamar personalidad o las ideas abstractas que uno puede tener sobre cómo le gustaría que fuera su pareja romántica”, explica Eastwick.

Pareja

Getty Images
Lo que uno piensa de uno mismo no es tan importante como lo que piensa del otro.

“En contraste, los predictores específicos a la relación son constructos que requieren que pensemos en una persona en particular, usualmente nuestra pareja: esta es una persona en la que puedo confiar, alguien a quien quiero, alguien que me aprecia… Y tienen dos o tres veces más impacto a la hora de predecir qué tan satisfecho se está con la relación que las diferencias individuales”, le dijo a BBC Mundo.

Esto no significa que las diferencias individuales -que incluyen entre sus principales predictores satisfacción con la vida, negatividad, depresión y problemas de apego– no juegan un rol en la felicidad de una pareja.

Pero, como explica Eastwick, lo hacen sobre todo mediando la propia experiencia y condicionando el juicio que uno se puede hacer de la relación, que es lo que termina importando.

“Por ejemplo, si soy un misántropo entonces lo más probables es que no confíe en la gente y por lo tanto no pueda ser feliz en mi relación”, ilustra el profesor de la Universidad de California en Davis.

Pero para el éxito de la relación el factor clave no es tanto la misantropía, que sería un factor distal, como la confianza, un predictor importante que, como el amor, no alcanzó en el “top 5” pero sí en el “top 10” en términos de importancia.

¿Fue esa relativamente baja clasificación una sorpresa para los investigadores?

Amor

Getty Images
El amor es lo que se busca.

“Al amor de hecho le fue muy bien, lo que pasa es que es algo tan parecido a la satisfacción, a lo que estábamos tratando de predecir, que en muchos casos no lo incluimos siquiera como candidato”, explica Eastwick.

“En otras palabras, no es que no importe, es que es esencialmente lo que estábamos buscando“, le dice a BBC Mundo.

Y el psicólogo también insiste en que el hecho de que el estudio hable de “predictores” no significa que se sientan capaces de predecir el futuro.

“No somos adivinos”, dice. “Pero los aspectos de las relaciones que destacamos son cosas en las que uno puede trabajar y mejorar y así mejorar su relación en el presente”, concluye.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=VtZC2ETz-Mk

https://www.youtube.com/watch?v=8baztTZxkQo

https://www.youtube.com/watch?v=JwghZEmvmb8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.