Muro militar de AMLO ahoga el anhelo migrante al cruzar el río Suchiate
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Alberto Pradilla

Muro militar de AMLO ahoga el anhelo migrante al cruzar el río Suchiate

La barrera de la Guardia Nacional en la orilla del Suchiate impidió el paso a la mayor parte de la caravana migrante. Muchos de los que lograron zafarse de los uniformados fueron posteriormente detenidos en operativos del INM.
Alberto Pradilla
Comparte

“Estaban ahí todos los policías y en eso siguieron unas personas para allá y dejaron medio espacio”.

“Pero está bien cabrón, bien yuca la cruzada”.

“Dios sabe que vamos a cruzar”.

Son las 15:00 horas y un grupito de centroamericanos conversan escondidos tras una gasolinera de Pemex en la carretera que une Ciudad Hidalgo y Tapachula, en Chiapas. Entre ellos se encuentra Wilmer Castellanos, de 25, antiguo albañil de Santa Bárbara, en Honduras. “Quiero dar un futuro a mis hijos. Estamos aquí porque el gobierno es un corrupto”, dice el joven.

Cinco minutos después, Castellanos y el resto de sus acompañantes están corriendo despavoridos. Tras ellos, quemando rueda, una camioneta del Instituto Nacional de Migración (INM), las conocidas como “perreras”. Tienen la misión de detener a aquellos que lograron sortear el cerco impuesto por la Guardia Nacional en la orilla del río Suchiate. 

Lee: Autoridades retienen a 402 migrantes que cruzaron Río Suchiate

En esta ocasión, el oficial no tiene suerte. No está tan en forma como los escuálidos migrantes y uno de ellos hasta se permite esquivarle quebrándole la cintura con un regate. 

Ante la frustración del agente, los migrantes se introducen en los campos que rodean la gasolinera.

Ellos tuvieron suerte y pudieron escapar. Quién sabe hasta cuándo.

El operativo desplegado por el Gobierno mexicano para impedir el tránsito de la caravana no terminó en el Suchiate, donde las hileras de agentes de la Guardia Nacional se convirtieron en extensiones del muro de Donald Trump. La avanzadilla de la marcha migrante, los más aventados, lograron sortear esa primera línea. Así que luego fueron detenidos, uno por uno, por el operativo del INM.

En un comunicado, la institución que dirige Francisco Garduño aseguró haber arrestado a 402 migrantes.

“Con el apoyo de la Guardia Nacional, agentes federales del INM rescataron a 402 personas migrantes que fueron trasladadas a instalaciones del Instituto para proporcionarles alojamiento y servicios básicos de salud, agua y alimentación”, dijo el INM en un comunicado.

“Además, se tiene el registro de 58 personas extranjeras que se internaron por caminos no seguros de la zona selvática de la región, por lo que elementos de los Grupos Beta del INM se encuentran en su búsqueda”, afirmó.

La detención masiva entre Ciudad Hidalgo y Tapachula fue el último episodio de una jornada en la que ocurrió lo que todo el mundo sabía y nadie quiso evitar: el intento desesperado de atravesar la frontera sur mexicana por parte de un grupo de hombres, mujeres y niños que huyen de la pobreza y la violencia y a los que cada vez les resulta más difícil franquear el muro levantado por México. 

Por la mañana todo el mundo sabía que la jornada terminaría en el río. 

El diálogo entre una comisión de representantes de los migrantes y las autoridades del INM estaba destinado al fracaso desde el minuto cero.

El gobierno mexicano solo hizo una oferta: que los migrantes cruzaran en grupos de 40 por la frontera del puente internacional Rodolfo Robles y tramitaran individualmente sus casos ante la autoridad migratoria. Esto, en la práctica, implicaba acatar las leyes migratorias y aceptar ser encerrado y, previsiblemente, deportado. 

Lee: Guardia Nacional impide paso de migrantes con gas y piedras; detienen a más de 100

Las oferta de empleo que se anunciaban desde las bocinas instaladas en el portón fronterizo que permaneció cerrado tampoco son atractivas para los centroamericanos. Sumarse a los planes Jóvenes Construyendo Futuro y Sembrando Vida supondría recibir un salario de entre 180 y 250 dólares mensuales en Honduras y El Salvador. Unas cifras que ni siquiera llegan al salario mínimo de estos países.

Por parte de los centroamericanos las expectativas tampoco eran realistas. Pedían una especie de permiso de tránsito inexistente en la legislación mexicana. Pedían un permiso para transitar como ilegales con la autorización del gobierno. 

“Están diciendo que nos entreguemos de 40 en 40. Si nos dicen que sí, bien. Si nos dicen que no, tenemos un plan B”, dijo Brian Javier Vargas, de 23 años y antiguo policía en Honduras. Él era uno de los encargados de sostener la bandera que encabezaba a la comisión encargada de negociar. 

Todos sabían lo que iba a ocurrir.

Todos sabían que el gobierno mexicano no daría permiso de tránsito y que los migrantes no se resignarían. 

En un inicio, los migrantes escaparon de los elementos de la guardia nacional. Foto: Alberto Pradilla.

A las 10:30 de la mañana concluyó el ultimátum.

Sabían que a sus antecesores los habían deportado y, a pesar de todo, intentaron negociar. La representante del INM en Chiapas, Carmen Yadira de los Santos, fue clara: no podían aceptar el libre tránsito. 

Así que, como ocurrió en otras caravanas, cuando a los migrantes les cerraron la puerta, ellos decidieron saltar por la ventana.

El río era la única alternativa. En estas fechas el caudal del Suchiate está tan bajo que se puede atravesar caminando, así que el escenario era inmejorable. A las 10:30 alguien agarró el megáfono y pronunció por primera vez las palabras mágicas: “¡al río!”. Pocos minutos después eran cientos de personas las que desembarcaban en la orilla para tratar de cruzar a México.

Una de las características de esta caravana respecto a marchas anteriores es su profundo carácter evangélico. Antes de iniciar la marcha, rezo. Antes de negociar con el INM, rezo. Antes de convertir el Suchiate en el desembarco de la Normandía migrante, rezo. Por eso, caminar sobre el agua como Moisés, aunque esta los cubriera por los tobillos, era una buena metáfora.

La épica, en este caso, se encontró con la “realpolitik”. Y esta tiene forma de Guardia Nacional, desplegada en la frontera sur desde que México y Estados Unidos firmaron un acuerdo para reducir la migración. 

Los uniformados no tenían orden de golpear, sino de rebotar. El mandato era que los centroamericanos que huyen lo hicieran para otro lado. Formados con sus escudos, cada uno de los soldados era una pequeña parte de la primera línea del muro acordado por Donald Trump. Frente a ellos, familias desconcertadas que no entendían por qué no les dejaban pasar.

Para frenar el avance de los desarrapados, los uniformados lanzaron algún gas lacrimógeno, pusieron alguna zancadilla y lanzaron algunas piedras que respondieron a las piedras que les lanzaban los migrantes. Más que atacar, lo suyo era rebotar. Puro muro. 

Durante hora y media, la orilla del Suchiate se desparramó. Una mujer clamaba contra el miedo y padres y madres con sus hijos corrían como pollos sin cabeza. Los guardias, que ya tenían un plan en la cabeza, formaron una hilera y agotaron a los caminantes, que venían insolados tras varias horas en el puente. 

Aunque un número importante escapó, muchos fueron retenidos por personal del INM. Foto: Alberto Pradilla.

“Nos había dicho que nos iba a dar trabajo. Y ahora parece que se ha arrepentido”, dijo Ronaldo Sánchez, de 33 años, sentado en la orilla mexicana después de la trifulca.

Sánchez dejó claro que no estaba dispuesto a marcharse de la orilla.

Pero se abre la incógnita de cómo responderán las cientos de personas que se han quedado varadas en Tecún Umán, Guatemala, sin un plan para avanzar. Según datos del gobierno guatemalteco, al menos 4 mil personas atravesaron su frontera en dirección a México.

Esta es la caravana que menos ha logrado avanzar. El muro de Trump gestionado por López Obrador funcionó a la perfección. 

En 2018, el propio López Obrador escribía en “La Salida”: “Tampoco se detendrá el fuljo migratorio construyendo muros, haciendo redadas, deportando o militarizando la frontera”. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué es la señal cósmica que llegó a la Tierra 7,000 millones de años después

La colisión de dos agujeros causó una onda gravitacional gigante en el medio del Universo.
2 de septiembre, 2020
Comparte
Ilustración.

LIGO-VIRGO
Ilustración de los dos agujeros negros poco antes de que se unieran.

Imagínate que toda la energía de ocho soles es liberada de inmediato.

Así fue la onda gravitacional que surgió tras la fusión dos agujeros negros, la más potente jamás observada.

La señal dejada por este evento viajó unos 7,000 millones de años para llegar a la Tierra, pero todavía fue lo suficientemente potente como para hacer que detectores láser en EE.UU. e Italia la sintieran en mayo del año pasado.

Según investigadores, la colisión de estos agujeros negros produjo una entidad con una masa 142 veces mayor que la de nuestro Sol.

Su magnitud es considerable. La ciencia ha rastreado durante mucho tiempo la presencia de agujeros negros en el cielo que han sido un poco más pequeños o incluso más grandes. Pero este nuevo hallazgo estrena una nueva clase de agujeros negros de tamaño intermedio que están en el rango de entre 100 y 1,000 masas solares.

Se trata de un análisis realizado por LIGO, de EE.UU., y Virgo, de Italia, una colaboración internacional que opera tres sistemas de detección de ondas gravitacionales súper sensibles en Estados Unidos y Europa.


Agujero negro

EHT Collaboration
Los agujeros negros son detectados por el impacto que tienen en su entorno.

¿Qué es un agujero negro?

  • Un agujero negro es una región en el espacio donde la materia ha colapsado sobre sí misma debido a la gravedad.
  • La fuerza gravitacional es tan fuerte que nada, ni siquiera la luz, puede escapar.
  • Los agujeros negros emergen del colapso gravitacional de una estrella grande.
  • Algunos son verdaderamente gigantes, miles de millones de veces más grandes que el Sol.
  • Se desconoce cómo se formaron estos cuerpos, encontrados en los centros de las galaxias.
  • Los agujeros negros son detectados por el impacto que tienen en su entorno
  • Producen ondas gravitacionales observables a medida que se juntan en espiral.

Los interferómetros láser de LIGO y Virgo “escuchan” las vibraciones del espacio-tiempo que son generadas por eventos cósmicos verdaderamente cataclísmicos, y el 21 de mayo de 2019 se activaron por una señal aguda que duró solo una décima de segundo.

Los algoritmos informáticos determinaron que la fuente de la señal fueron los momentos finales de dos agujeros negros que estaban en espiral, uno con una masa 66 veces mayor que la del Sol y el otro 85 más grande.

La distancia de esta fusión fue estimada en el equivalente a 150,000 millones de billones de kilómetros.

“Es increíble, de verdad”, dijo el profesor Nelson Christensen, del Observatorio de Côte d’Azur, en Francia.

“Esta señal se propagó durante siete mil millones de años. Así que este evento ocurrió justo a mitad de la creación del Universo, y es ahora que movió mecánicamente nuestros detectores aquí en la Tierra”, le explicó a la BBC.


Laboratorio de Virgo.

LIGO-VIRGO Collaboration
El laboratorio láser europeo Virgo tiene su sede en la provincia italiana de Pisa.

Ondas gravitacionales – Ondas en el espacio-tiempo

  • Las ondas gravitacionales son una predicción de la teoría de la relatividad general.
  • Pasaron décadas para que se pudiera desarrollar la tecnología para poder detectarlas directamente.
  • Son ondas en el espacio-tiempo generadas por eventos violentos.
  • La aceleración de masas produce ondas que se propagan a la velocidad de la luz
  • Las fuentes que pueden ser detectadas incluyen la fusión de agujeros negros y las estrellas de neutrones
  • LIGO-Virgo dispara láseres por medio de largos túneles en forma de L, y las ondas alteran la luz
  • La detección de ondas abre paso a investigaciones completamente nuevas en el Universo

La implicación de un cuerpo que mide 85 masas solares en la colisión ha hecho que los científicos mantengan la guardia porque la comprensión que tienen de cómo se forman los agujeros negros a partir de la muerte de una estrella no explica que algo de esta escala pueda suceder.

Al agotar su combustible nuclear, las estrellas experimentan un colapso del núcleo que da paso a la creación de un agujero negro, pero solo si son lo suficientemente grandes.

Pero la física que se supone que opera dentro de las estrellas sugiere que la producción de agujeros negros con el rango de masa de entre 65 y 120 masas solares es imposible.

Las estrellas moribundas que podrían producir tales entidades en realidad se desgarran y no dejan nada atrás.

Si la ciencia es correcta en este punto, entonces la explicación más probable de la existencia de un objeto de 85 masas solares es que sea el resultado de una unión de agujeros negros incluso anterior.

Y esto, según el profesor Martin Hendry, de la Universidad de Glasgow, en Reino Unido, tiene implicaciones sobre la evolución del Universo.

“Estamos hablando aquí de una jerarquía de fusiones, una posible vía para hacer agujeros negros cada vez más grandes”, explicó.

“Entonces, ¿quién sabe? Este agujero negro de 142 masas solares puede haberse fusionado con otros agujeros negros gigantescos, como parte de un proceso de acumulación que llega a formar agujeros negros supermasivos que se cree que están en el corazón de las galaxias”.

La colaboración entre LIGO y Virgo reportó sobre el evento del 21 de mayo de 2019 (catalogado como GW190521) en dos artículos académicos.

Uno está en la revista Physical Review Letters y describe el hallazgo. El segundo se puede encontrar en The Astrophysical Journal Letters y analiza las propiedades físicas de la señal y las implicaciones científicas.

El GW190521 es uno de los más de 50 activadores de ondas gravitacionales que se están investigando actualmente en los laboratorios de láser.

El ritmo de la investigación ha aumentado rápidamente desde que la colaboración detectó las primeras ondas gravitacionales, que les hizo ganar un Premio Nobel en 2015.

“Estamos aumentando la sensibilidad de los detectores y, sí, podríamos terminar detectando más de uno (agujero negro) cada día. ¡Vamos a tener una lluvia de agujeros negros!”, le dijo a la BBC la profesora Alessandra Buonanno, directora del Instituto Max Planck de Física Gravitacional en Potsdam (Alemania).

“Esto es hermoso porque aprenderemos mucho más sobre ellos”.


Gráfico sobre el interferómetro.

BBC

  • Un láser es conectado a la máquina y su rayo se divide en dos viajando por dos vías diferentes
  • Estas vías rebotan hacia adelante y hacia atrás y se amortiguan entre espejos
  • Finalmente, las dos luces se reúnen y son enviadas a un detector
  • Las ondas gravitacionales que atraviesan el laboratorio deben alterar la configuración
  • La teoría sostiene que deberían estirar y comprimir muy sutilmente su espacio
  • Esto debería mostrarse como un cambio en la longitud de los brazos de almacenamiento ligero
  • El fotodetector captura la señal en el haz recombinado

Ópticas

NSF/LIGO
Los láseres se actualizan constantemente con el objetivo de mejorar su sensibilidad.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=oFbgfkh4cj8

https://www.youtube.com/watch?v=vGFBBkfuOZk&list=PLLhUyPZ7578crTFv0q0Lb134UzgFe8735&index=20&t=0s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.