close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Alberto Pradilla

Nueva caravana de migrantes comienza su recorrido en Honduras para llegar a EU

Cientos de personas iniciaron su camino en San Pedro Sula, Honduras. Se trata de la primera caravana migrante desde que México firmó el acuerdo con EU para frenar el flujo hacia el norte.
Alberto Pradilla
Comparte

Cientos de personas participan en la caravana migrante con destino a Estados Unidos que en la madrugada del miércoles partió de San Pedro Sula, Honduras.

Los congregados se dieron cita en la terminal de autobuses de la segunda ciudad del país centroamericano y se dirigen a la frontera con Guatemala. La caravana se ha organizado a través de grupos de Whatsapp y en ellos hay personas procedentes de Honduras, El Salvador y Guatemala, mayoritariamente.

“Refugio: en Honduras nos matan” es el lema utilizado para publicitar la marcha. 

Por el momento no ha trascendido cuál será la ruta que tienen previsto utilizar: atravesar Guatemala con destino a la frontera de Tecún Umán y Ciudad Hidalgo, en el oeste, o dirigirse hacia Petén y buscar la frontera de El Ceibo.

Este último camino no ha sido nunca utilizado por las caravanas, que habitualmente recurren a Tecún Umán por las facilidades de cruzar el río Suchiate. Esta vía, sin embargo, se ha dificultado para los migrantes desde el mes de junio, cuando el gobierno de México desplegó a la Guardia Nacional cumpliendo el acuerdo firmado con EU para el control del flujo.

Entérate: ¿Qué pasó con los migrantes que llegaron a México hace un año en la caravana?

La del miércoles es la primera caravana que se convoca desde que, en abril de 2019, unas 400 personas fueron arrestadas por agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) en los alrededores de Pijijiapan, Chiapas. 

Animal Político quiso saber si el Instituto Nacional de Migración (INM) tiene previsto algún plan ante la posible llegada de la caravana a la frontera sur, pero fuentes de la institución declinaron realizar declaraciones.

Tampoco los gobiernos de Honduras y Guatemala, países que tienen que atravesar antes de llegar a México, han hecho declaraciones.

En el caso de Guatemala, la jornada en la que fue convocada la caravana coincidió con el traspaso de poderes entre Jimmy Morales, presidente saliente, y Alejandro Giammattei, nuevo mandatario. 

Las caravanas migrantes se popularizaron en octubre de 2018 cuando miles de personas (al menos 7 mil en la primera de ellas, según las autoridades municipales de Suchiate) atravesaron México con destino a la frontera norte, concretamente a Tijuana, Baja California.

Entre octubre y noviembre de ese año, cuatro caravanas con migrantes procedentes de Honduras, Guatemala y El Salvador cruzaron el país para dirigirse a Estados Unidos. Algunos de sus integrantes saltaron la valla para pedir asilo, otros regresaron a sus países de origen y un tercer grupo logró trabajo y se estableció en México. 

Los migrantes alegan que huyen de sus países por dos motivos: la violencia y las carencias económicas. 

La respuesta de México ante el éxodo centroamericano fue diferente según la ocasión. En octubre de 2018, con Enrique Peña Nieto todavía en la presidencia, antes de la Policía Federal bloquearon el paso en el puente Rodolfo Robles, que une México con Guatemala. Los migrantes eludieron la barrera cruzando a través del río Suchiate. A partir de entonces, los agentes no les impidieron el tránsito.

La llegada al poder de Andrés Manuel López Obrador fue interpretada como una esperanza por migrantes y colectivos defensores de derechos humanos.

El 15 de enero de 2019, otra caravana partió de San Pedro Sula, Honduras. Al llegar al puente Rodolfo Robles, sus integrantes se encontraron con un despliegue del INM que ofrecía la regularización a todos sus integrantes. El programa se extendió apenas diez días, entre el 18 y el 28 de enero, pero permitió a más de 13 mil centroamericanos obtener una tarjeta de residente por motivos humanitarios.

Este cambio en la política migratoria enfadó al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien empezó a lanzar mensajes amenazantes contra López Obrador. Al mismo tiempo, en la frontera norte comenzaba el programa “Remain in Mexico”, por el que solicitantes de asilo en Estados Unidos eran obligados a esperar en México su cita con el juez. Cerca de 60 mil solicitantes de refugio fueron devueltos durante 2019. 

A partir de entonces se registró un giro en el discurso del gobierno mexicano hacia las caravanas, hasta el punto que López Obrador llegó a asegurar que eran los “coyotes” los que organizaban las marchas hacia el norte. 

El 7 de junio de 2019, México y Estados Unidos firmaron un acuerdo por el que López Obrador se comprometió a endurecer el control migratorio a cambio de que Washington no impusiese aranceles a las exportaciones. Esto implicó la militarización de la frontera sur a través de la Guardia Nacional y el incremento en el número de extranjeros detenidos por permanecer en situación irregular.

Si en 2018 fueron 131 mil 445 los presentados ante las autoridades migratorias, esta cifra se disparó en 2019 hasta los 179 mil 335 a falta de contabilizar el mes de diciembre.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

WhatsApp: ¿desinstalar la aplicación hace el teléfono más seguro?

Algunos usuarios de teléfonos móviles están abandonando la popular aplicación de mensajería por alternativas ante los recientes ataques cibernéticos. Sin embargo, los expertos dicen que esta no es la solución.
5 de noviembre, 2019
Comparte
Logo de WhatsApp con un gráfico por detrás.

Getty Images
Teléfonos de activistas, periodistas y diplomáticos fueron bancos de ataques cibernéticos recientemente y sus mensajes de WhatsApp se filtraron.

WhatsApp es una de las aplicaciones de mensajería instantánea más populares grandes del mundo. ¿Pero es de las más seguras?

A fines de octubre, WhatsApp, cuya dueña es Facebook, presentó una demanda contra el Grupo NSO de Israel, que fabrica software para vigilancia conocido como Pegasus, alegando que la empresa estaba detrás de ataques cibernéticos.

Los piratas informáticos pudieron instalar de forma remota el software de vigilancia en teléfonos y otros dispositivos aprovechando una vulnerabilidad importante en la aplicación de mensajería.

WhatsApp acusa a la compañía de enviar malware a aproximadamente 1.400 teléfonos móviles con fines de espiar a periodistas, activistas de derechos humanos, disidentes políticos y diplomáticos de todo el mundo, aunque en su mayoría son de India.

Hombre encapuchado con un teléfono.

Getty Images
El software para vigilancia es conocido como Pegasus.

En México, por ejemplo, se conoció el caso porque se utilizó para espiar a figuras públicas como la periodista Carmen Aristegui.

El diario The Washington Post señaló que el teléfono del periodista saudita Jamal Khashoggi, que fue asesinado dentro del consulado de Arabia Saudita en Estambul el año pasado, estaba “infectado” con un programa de la compañía israelí.

NSO Group, por su parte, rechaza las acusaciones y dijo que su misión es la de una empresa dedicada a prestar servicios a los gobiernos para luchar “contra el terrorismo”.

En una presentación judicial en San Francisco, Estados Unidos, WhatsApp dijo que NSO Group “desarrolló su malware para acceder a los mensajes y otras comunicaciones después de que fueron descifrados en los dispositivos de destino”.

Tras este escándalo de ciberseguridad, algunos usuarios están buscando opciones distintas a WhatsApp, incluidas aplicaciones de mensajería como Signal o Telegram, que se dice que están encriptadas de forma más segura.

Y muchos otros están pensando en desinstalar la aplicación WhatsApp de sus teléfonos. Pero ¿es esta la solución?

Encriptados pero vulnerables

WhatsApp en un teléfono.

Getty Images
La aplicación WhatsApp presentó una demanda contra el Grupo NSO de Israel alegando que la empresa estaba detrás de ataques cibernéticos que infectaban dispositivos con software malicioso.

Los expertos dicen que WhatsApp, una aplicación utilizada por aproximadamente 1.500 millones de personas en 180 países (solo en India están 400 millones), está sufriendo la peor parte del ataque cibernético que no es completamente su culpa.

Si bien una vulnerabilidad en la función de videollamadas de la aplicación permitió que el spyware funcionara sin la intervención del usuario, finalmente infectó el teléfono debido a lagunas en los sistemas operativos del dispositivo.

“Las vulnerabilidades que el spyware supo explotar estaban en el nivel del sistema operativo, ya sea Android o Apple”, dijo Vinay Kesari, un abogado especializado en privacidad en tecnología.

“Si hay un programa espía en tu teléfono, todo lo que es legible o lo que sea que pase por tu cámara o micrófono está en riesgo“, dijo el consultor especialista en tecnología Prasanto K. Roy.

WhatsApp se promociona como una aplicación de comunicaciones “segura” porque los mensajes están encriptados de principio a fin. Esto significa que solo deben mostrarse de forma legible en el dispositivo del remitente o del destinatario.

“En este caso, no importa si la aplicación está encriptada o no, una vez que el spyware está en tu teléfono, los piratas informáticos pueden ver lo que esté en tu teléfono tal como lo ves, esto ya está descifrado y en una forma legible en esta etapa”, describió Prasanto K. Roy a la BBC.

“Pero lo más importante, es que esta violación muestra cuán vulnerables son los sistemas operativos“, agregó.

Cambios de aplicación

Una mujer india habla por teléfono.

Getty Images
Los usuarios más afectados por la filtración de mensajes de Whatsapp son de India, uno de los mercados de internet de más rápido crecimiento en el mundo.

Desde que Whatsapp reconoció esta brecha en la seguridad y presentó la demanda, gran parte de la conversación en las redes se ha centrado en cambiar a otras aplicaciones de mensajería.

Una de las opciones de las que más se habla es Signal, conocida por su código fuente abierto, es decir que es un modelo de desarrollo de software basado en la colaboración abierta que todos pueden ver.

Pero ¿esto significa que tu teléfono estaría mejor protegido contra un ataque? No necesariamente, dicen los expertos.

“Con Signal, hay una capa adicional de transparencia porque liberan su código al público, por lo que si tú eres un desarrollador de código sofisticado y la compañía dice que ha solucionado un error, puede acceder al código y verlo por ti mismo”, dijo Kesari.

“Pero eso no significa que la aplicación tenga una capa adicional de protección contra tales ataques”.

Prasanto K Roy asegura que este ataque en particular fue más allá de la aplicación de mensajería.

“Para aquellos cuyos teléfonos estaban comprometidos, toda la información estaba en riesgo, no solo WhatsApp”, dijo Roy.

A partir de ahora, no hay razón para creer que WhatsApp es “menos seguro” que otras aplicaciones, agregó.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=H8NO-TEa5QQ

https://www.youtube.com/watch?v=KD1_rWvZnzg

https://www.youtube.com/watch?v=4GB0hAUrKks

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.