Pedí licencia y me fui del país por orden de EPN, declara Duarte ante juez en ríspida audiencia
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Pedí licencia y me fui del país por orden de EPN, declara Duarte ante juez en ríspida audiencia

Duarte aceptó por primera vez ser interrogado en los casi tres años de proceso penal iniciado en su contra. Asegura que fue la Segob quien incluso le advirtió que saliera de su domicilio antes de que supiera de una orden de captura en su contra 
Cuartoscuro Archivo
5 de enero, 2020
Comparte

El exgobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, declaró ante un juez federal que su renuncia al gobierno de dicho estado y su posterior huida a Guatemala en octubre de 2016, fueron instrucciones presuntamente giradas por el presidente Enrique Peña Nieto, que él decidió aceptar por “lealtad institucional”.

Las instrucciones se las habrían transmitido funcionarios de la entonces Secretaría de Gobernación entre ellos su extitular, Miguel Ángel Osorio Chong, quien según Duarte le arregló una entrevista con el periodista Carlos Loret de Mola, para simular que pediría la renuncia de forma voluntaria.

“Yo dije en la entrevista que me iría para enfrentar los cargos en mi contra. No era verdad.  Todo estaba arreglado. Las preguntas estaban acordadas. Me pidieron que diera motivos distintos a los reales”, dijo Duarte.

Esta declaración forma parte un interrogatorio que por primera vez dio el exgobernador de Veracruz dentro del proceso penal que desde hace más de tres años se inició en su contra por lavado de dinero y asociación delictuosa, y que derivó en una condena de 9 años de prisión. El caso fue reabierto en diciembre pasado gracias a un amparo que Duarte ganó para apelar dicha condena.

Lee más: Javier Duarte se quedará en prisión; juez no le concede libertad condicional

Durante más de dos horas, el exgobernador contestó más de 40 preguntas formuladas por sus abogados y por los fiscales de la Fiscalía General de la República. El interrogatorio, ríspido por varios momentos, se llevó a cabo en una audiencia solicitada por el propio Duarte en la que intentó infructuosamente que el juez le permitiera seguir el proceso en libertad, bajo el argumento de que nunca quiso huir y que su captura fue un montaje.

“Si ese pacto existió en la realidad es un hecho ilegal. Es contrario a la ley e incluso a la Constitución”, señaló el juez al concluir como improcedente la petición del exgobernador.

Pero antes el juez permitió a Duarte dar su versión a detalle. El exgobernador dijo que nunca fue su idea renunciar al gobierno, pero que en una reunión celebrada a principios de octubre de 2016 en las oficinas de Segob, Osorio Chong “lo presionó” para que pidiera la licencia.

Las palabras exactas de Osorio Chong en la reunión, según lo referido por Duarte, fueron las siguientes: “Gobernador, te pide tu amigo el presidente de la República que pidas licencia (…) se necesita una transición en Veracruz tersa”.

En respuesta a esto el fiscal de la Unidad de Asuntos Especiales de la FGR, Manuel Granados Quiroz, preguntó a Duarte si mintió en la entrevista que dio el 12 de octubre de 2016 al periodista Carlos Loret de Mola en Televisa, donde aseguró que renunciaba de forma voluntaria, que no había sido presionado, y que tampoco huiría del país.

Entérate: Tribunal concede a Duarte derecho de apelar la condena de 9 años de prisión

Duarte dijo que dicha entrevista fue en realidad “un arreglo” conseguido por el propio Osorio Chong. 

“Me dijo que me proponía irme por la puerta grande. Él hizo una llamada por teléfono frente a mí y arregló la entrevista con Loret. Un día antes de la misma me reuní con directivos de esa televisora y con el periodista en una oficina de Lomas de Chapultepec. Nos pusimos de acuerdo hasta en las preguntas que se iban a hacer”, señaló Duarte.

Huida “pactada” y el escape en balsa

Según Javier Duarte su renuncia no fue lo único pactado con el gobierno, sino también su huida. Relató que la mañana del 13 de octubre de 2016 el entonces Oficial Mayor de la Segob le llamó a su casa para pedirle que “por su seguridad” debía abandonar su domicilio y el estado de Veracruz.

“Nunca pasó por mi mente ni antes ni ahora sustraerme de la acción de la justicia. Nunca ha sido así. Yo me fui a Guatemala por instrucciones del régimen federal de ese momento. No por otra cosa”, dijo en el interrogatorio.

Javier Duarte explicó que para salir del país se trasladó desde Coatzacoalcos al estado de Chiapas por tierra. Lo hizo acompañado de su esposa Karime Macías. Viajó primero a Tuxtla Gutiérrez y luego a Tapachula, ciudad desde la cual atravesó la frontera a bordo de una balsa.

Te puede interesar: “No fui yo”, la respuesta de Duarte al Juez sobre el desvío de recursos en su gobierno

Duarte contó que esta era la única forma de salir del país dado que sus pasaportes fueron retenidos por el gobierno federal, luego de un trámite que había intentado realizar con anterioridad para obtener una visa canadiense.

Lo que siguió después –de acuerdo con la declaración de Duarte– fueron meses de negociación entre su equipo de abogados encabezado en aquel entonces por Marco Antonio del Toro junto con funcionarios del gobierno federal. Esto con el supuesto objetivo de coordinar su entrega.

En ese contexto, Duarte ratificó ante el juez lo que ya había adelantado en diversas entrevistas desde el año pasado, respecto a que su detención en Guatemala también fue resultado de un pacto. El acuerdo consistió en que se entregaría a cambio de que cesara la persecución de su esposa Karime Macías y de familiares suyos (que incluso tenían órdenes de aprehensión), lo que a su juicio fue cumplido por el gobierno.

La fase final de la negociación se complicó, según Duarte, por una disputa entre el entonces titular de la unidad de Inteligencia Financiera (UIF) Alberto Bazbaz y la Segob encabezada por Osorio Chong. Ello ya que gobernación insistía en que Duarte fuera deportado a México, mientras que Bazbaz había acordado con Del Toro que se realizara un procedimiento de extradición, lo que finalmente ocurrió.

“La condición era que todo ocurriera antes de la elección a gobernador del estado de México. Ese era el fondo del asunto. Porque consideraron que eso beneficiaría al partido en el gobierno (PRI), señaló Duarte.

Lee más: Juez vuelve a vincular a proceso a Javier Duarte por peculado

Un ríspido interrogatorio

La audiencia realizada el sábado en el Reclusorio Norte, y en especial la fase del interrogatorio, fue uno de los episodios más ríspidos registrados en los tres años que lleva el proceso penal federal iniciado en contra de Javier Duarte. 

En más de 25 ocasiones los fiscales y abogados defensores objetaron las preguntas de una y otra parte. El fiscal de la unidad especial de la FGR, Manuel Granados Quintero, llegó incluso a exigirle a Duarte que contestara con “un sí o un no” lo que le cuestionaba y que no recurriera a evasivas.

El juez tuvo que intervenir para pedirle al fiscal que “no acosara” al sentenciado (Duarte) y que se limitara a formular las preguntas.

En la primera parte del interrogatorio a cargo del abogado defensor Pablo Campuzano, el exgobernador se mostró bastante cómodo. Vistiendo el uniforme de color caqui propio del Reclusorio Norte, completado con un chaleco del mismo color, Duarte dio respuestas y exposiciones amplias.

Pero la situación cambió a los pocos minutos de que tocó al fiscal Granados asumir las preguntas. Duarte adoptó una posición más defensiva, y por momentos cruzaba los brazos o hacía gestos de disgusto aun y cuando el juez le permitió no contestar a varios de los cuestionamientos.

Entérate: Duarte, Karime y desapariciones, los casos clave que Winckler deja en el escritorio al ser removido como fiscal

Uno de los momentos de mayor polémica ocurrió cuando los fiscales cuestionaron a Duarte si había leído o se había enterado del reportaje de Las Empresas Fantasma de Veracruz publicado por Animal Político en 2016, y donde se documentó la entrega de cientos de millones de pesos de su administración a empresas fachada.

Los abogados defensores objetaron dicha pregunta, pero el juez decidió mantenerla. El exgobernador dijo primero que no recordaba, y luego que sí, y después que no, pues había muchos reportajes en aquella época como resultado de una supuesta campaña en su contra.

“Es como si yo le pregunta a usted qué leyó o hizo hace casi cuatro años y seguro no se acuerda”, le recriminó Duarte al fiscal Granados. El funcionario respondió “pues muy posiblemente sí lo recordaría, pero además quien pregunta aquí no es usted sino yo”, le respondió el fiscal.

La tensión continuó después del interrogatorio hasta la fase final de argumentos, con señalamientos entre las partes de pretender engañar o señalar hechos ajenos a la realidad.

En particular fue notorio el gesto de disgusto de Duarte cuando el fiscal hizo referencia a las personas que con frecuencia lo visitan en el reclusorio y en especial a una de ellas. Dijo que lo hacían familiares y amigos, pero señaló con nombre y apellido a solo una persona:  Xóchitl Tress Domínguez, quien dijo se identifica como “conviviente” del exgobernador.

Cabe recordar que Tress fue exfuncionaria del gobierno de Duarte y presunta pareja sentimental del mismo. En agosto de 2017 este medio publicó que ella adquirió una casa gracias a una empresa de la red de compañías fantasma que se beneficiaron de múltiples contratos en la administración de Javier Duarte. 

Te puede interesar: ¿Qué es un amparo, y qué efecto tiene en procesos legales como los de Deschamps, Duarte y Lozoya?

A la postre, Tress confesó en una declaración ante la Fiscalía de Veracruz que la casa fue un supuesto regalo que le hizo el exgobernador.

Los medios, protagonistas

En la audiencia de más de siete horas de duración las menciones a medios de comunicación o periodistas fueron recurrentes por las partes.

Uno de los más mencionados fue el periodista Carlos Loret de Mola quien, según lo dicho por Duarte, aceptó la exclusividad de la entrevista que le daría para anunciar su licencia, pero con preguntas previamente acordadas. Los fiscales también abordaron dicha entrevista, pero para contra argumentar que el exgobernador había anunciado en la misma entrevista que no se iría de Veracruz, lo que finalmente sí ocurrió.

Animal Político también fue mencionado en repetidas ocasiones. Primero por la defensa del propio exgobernador, al recordar como parte de los antecedentes del caso el referido reportaje de las Empresas Fantasma de Veracruz publicado en 2016, y después por los mismos fiscales tanto en el interrogatorio como en sus argumentos finales.

De igual forma la FGR hizo referencia a notas de diversos medios, entre ellas a una nota del noticiero En Punto de Denisse Maerker donde se hizo referencia a que existía una orden de captura en contra de Javier Duarte y otros imputados, tres días después de que había pedido licencia.

Hacia el final de la audiencia los abogados de Duarte acusaron a los fiscales de la FGR de querer sostener la “teoría de caso” con base en “notas periodísticas”. Estos respondieron que la Corte había validado los trabajos periodísticos como hechos notorios que se pueden citar en un proceso.

“Y no olvidemos que fue un trabajo de Animal Político lo que permitió sacar a la luz lo que sucedía en Veracruz y que hoy nos tiene aquí”, dijo el fiscal Granados Quintero.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Coronavirus en Miami: 4 motivos de alarma en el nuevo epicentro de la pandemia en EU

Miami registra un creciente número de casos de coronavirus, demora en los resultados de los test y aumento de las hospitalizaciones.
13 de julio, 2020
Comparte
miami

EPA
Las playas de Miami se han llenado en medio de la pandemia

Cuando Raúl Reina*, un cubanoestadounidense de 37 años residente en Miami, despertó en medio de la madrugada a finales de junio con fiebre, escalofríos y un fuerte dolor de cabeza tuvo un presentimiento: su mayor temor de los últimos tiempos se había hecho realidad.

“Lo primero que pensé fue que era coronavirus. Por eso fui y me hice la prueba ese mismo día, un sábado por la mañana”, le dice a BBC Mundo.

Sin embargo, como los síntomas desaparecieron horas después, pensó que había sido una falsa alarma.

Dos días después, como no había recibido los resultados de la prueba y ya se sentía bien, regresó a su trabajo en una barbería en el oeste de la ciudad. Lo hizo hasta el siguiente fin de semana siguiente, cuando finalmente llegaron los resultados: había dado positivo por el nuevo coronavirus, SARS-CoV-2.

Poco más tarde, su cuñada también presentó síntomas y también su esposa embarazada, que tuvo que ser ingresada en cuidados intensivos.

El caso de Raúl y sus familiares es solo uno de los tantos miles que ha reportado el estado en las últimas semanas en Miami donde el creciente número de casos, la demora en los resultados de los test, el aumento en las hospitalizaciones y el escaso rastreo de contactos han contribuido a convertirlo en el nuevo epicentro del covid-19 en Florida y en EE.UU.

Los números han ido multiplicándose por día y solo el pasado domingo, el estado reportó casi 15,300 nuevos contagios, la tercera parte de los cuales se registraron en Miami-Dade.

En total, hasta este lunes, Florida había reportado 282,435 casos y 4,277 fallecidos desde que empezó la pandemia, mientras Miami-Dade, su condado más poblado y centro de la vida turística del sur de EE.UU., los contagios eran 67,713 y los muertos los 1,143.

En Estados Unidos, el número de contagios confirmados superaba los tres millones y eran 135,500 las muertes, mientras a nivel global se habían reportado 13 millones de casos y casi 600,000 fallecidos, según cifras de la Universidad Johns Hopkins.

miami

Getty Images
Miami ha reportado un aumento notable en los casos positivos.

Ha sido un cambio abrupto desde que en mayo pasados muchos medios hablaban del “milagro de Florida”, que había logrado mantener en menos de 1,000 el número de casos por día.

Ahora, con algunos hospitales ya casi al tope de su capacidad, las autoridades médicas temen que la situación pueda empeorar en fechas venideras, ya que estiman que la cima de la curva de contagios podría tener lugar dentro de dos o tres semanas.

De acuerdo con el alcalde de Miami-Dade, Carlos Giménez, dado que la cifra de positivos supera el 20%, las autoridades dan por hecho que una de cada cuatro personas tiene coronavirus, presente síntomas o no.

Sin embargo, esta no es la única cifra que preocupa. En BBC Mundo te comentamos otras 4.

1. Alto número de contagios

El número de nuevos casos reportados el domingo en Florida marcó récord como el más alto que se registra en todo el país desde que comenzó la pandemia.

Sin embargo, el estado ha ido rompiendo sus propias marcas de contagios casi todos los días desde finales de junio y dobla el número de casos casi cada dos semanas.

Solo este lunes se reportaron 12,600 nuevos positivos, de los cuales 3,576 tuvieron lugar en Miami. Y aunque el número es menor que el día anterior, marca el segundo récord de mayor cantidad de casos a nivel nacional.

“Detrás de esos números hay dos factores principales: la reapertura del estado y algunas posturas hacia el distanciamiento social de algunas personas que actúan como si la pandemia ya hubiera terminado”, le dice a BBC Mundo la epidemióloga Mary Jo Trepka, profesora de la Universidad Internacional de Florida (FIU).

miami

EPA
Miami comenzó a reabrir su economía a finales de mayo.

Luego de mantener una curva de contagios estable por meses, los nuevos casos comenzaron a aumentar en Florida poco después de que las autoridades iniciaran el proceso de reapertura a finales de mayo pasado.

La medida ha sido cuestionada por varios expertos en salud pública por considerar que ocurrió demasiado pronto y que no ha sido seguida de regulaciones estrictas para asegurar el distanciamiento social.

En una conferencia de prensa este lunes, sin embargo, Giménez y su equipo atribuyeron el aumento únicamente a “conductas irresponsables” de los ciudadanos e indicaron que no se considera de momento imponer un nuevo cierre del condado por los perjuicios que puede tener para la economía.

“Si simplemente seguimos las reglas, mantenemos nuestras máscaras y nuestra distancia, nos lavamos las manos, lo que hemos abierto se puede quedar así de una manera relativamente segura. En este momento, no tengo ninguna intención de ir más allá”, dijo este lunes en conferencia de prensa.

El gobernador de Florida

EPA
El gobernador de Florida se ha negado a tomar medidas estrictas para cerrar otra vez la economía del estado.

Las autoridades de Miami reimpusieron hace días un toque de queda en las noches, decretaron obligatorio el uso de mascarilla y volvieron a cerrar los bares.

Sin embargo, aunque en un inicio el alcalde anunció que volvería a cerrar restaurantes y gimnasios, pocas horas después cambió de opinión. Los restaurantes pueden operar solo en espacios al aire libre, mientras los que vayan a los gimnasios deben usar mascarillas.

Las playas continúan abiertas y en los supermercados, tiendas y centros comerciales ya no se controla el número de personas que entra o sale.

Aunque tanto en el estado como en Miami el número de pruebas de covid-19 que se realiza cada día ha ido aumentando, un estudio de la Universidad de Miami muestra que todavía no es suficiente y que el total de casos positivos podría ser incluso 10 veces mayor.

2. Hospitales saturados

Datos de la Agencia para la Administración de Atención Médica (AHCA) de Florida revelan que el número de hospitalizaciones ha aumentado notablemente en los últimos días.

Hasta la mañana de este lunes, solo el 22.92% de las camas estaban disponibles en todos los hospitales del estado, mientras solo quedaba el 18.69% libre en las unidades de cuidados intensivos (UCI), indispensables para casos más graves.

“Una de las medidas que se están tomando es que los hospitales han parado los procedimientos electivos para tener mayor disposición de camas. Pero incluso así, hay personas que necesitan cirugías y ciertos procedimientos, lo que crea una situación seria”, señala Trepka.

miami

EPA
Las autoridades de Miami impusieron el uso de máscaras ante el aumento de los casos.

Y si bien la carencia de camas era peor en algunos condados con menor población y número de hospitales, la situación se volvía más crítica en Miami, donde se reporta el mayor número de casos.

Allí solo quedaba disponible el 20% de las camas en sus hospitales mientras solo restaba el 16.20% libre en las UCI.

Según datos del condado, el domingo las hospitalizaciones por covid-19 aumentaron a 1,898, mientras, el 1 de julio pasado, el número de admitidos era de 1,298 y hace una semana (el 6 de julio) fue 1,657.

Trepka considera que, aunque los hospitales todavía tienen cierta capacidad, la situación se podría volver muy difícil dentro de un par de semanas o un mes por un potencial aumento de casos.

“Típicamente ves una especie de retraso desde que aumenta el número de casos y el número de hospitalizaciones. Ahora estamos viento un gran número de casos, por lo que es previsible que en unas semanas las hospitalizaciones también aumentarán“, afirma.

3. Demora en los resultados

A medida que el virus se propaga, un mayor número de personas ha acudido a los lugares destinados para las pruebas, lo que ha conllevado colas, filas enormes de carros en espera y que se agoten los test en cuestión de horas en algunas locaciones.

Pero el alto número de casos también ha hecho que los tiempos de procesamiento de resultados sean mayores.

“Cada persona que se realiza una prueba de coronavirus en Florida debe esperar un promedio de cinco días para obtener sus resultados”, indica Trepka.

filas

Getty Images
Las largas filas de espera para las pruebas de covid-19 son una constante en las últimas semanas en Miami.

Así, las cifras que informan a diario las autoridades, no reflejan siempre los casos que se realizaron la prueba el día anterior, sino muchas ocasiones, son persona que tomaron el test varios días e incluso, semanas antes.

“Hay laboratorios que están dando los resultados en un par de días y hay otros que tardan incluso más de siete. Esto es un gran problema y es un gran inconveniente, por los riesgos de salud pública que implica”, asegura la epidemióloga.

Esto ha llevado a que muchas personas, al no presentar más síntomas, vuelvan a sus actividades cotidianas antes de conocer que dieron positivo, lo que multiplica los riesgos de nuevos contagios.

En la conferencia de prensa de este lunes, las autoridades de Miami reconocieron que las demoras obedecían al alto número de pruebas y a la falta de capacidad en los laboratorios locales para procesar las muestras.

Ante esta situación, Trepka recomienda que, como medida de precaución, cualquier persona que presente síntomas se aísle mientras espera los resultados.

4. Escaso rastreo de contactos

De acuerdo con Trepka, uno de los elementos que ha conllevado el aumento del número de casos es que las capacidades para el rastreo de contactos se han visto limitadas.

Desde hace varias semanas, medios de Florida han cuestionado a las autoridades locales por lo que consideran un “débil manejo” del rastreo de casos y un escaso número de funcionarios en esa tarea.

Según datos del informe estatal diario sobre la situación del coronavirus, hasta este lunes, más del 40% del total de nuevos casos reportados no habían sido contactados.

“El problema es que el número de pruebas positivas reportadas en los últimos días ha aumentado en alrededor de 10 veces en comparación con lo que teníamos hace un mes atrás. Pero el personal en el Departamento de Salud no ha aumentado en esa proporción para facilitar el rastreo de contactos”, señala Trepka.

miami

EPA
Los casos de coronavirus han crecido hasta 10 veces en comparación con el mes anterior.

El pasado jueves, el alcalde de Miami anunció la firma de acuerdo de US$14 millones para contratar 250 rastreadores de contacto adicionales en el condado hasta fin de año.

“Hemos estado trabajando estrechamente con el gobernador Ron DeSantis y el equipo del Cirujano General de Florida para aumentar la localización de contactos en todo el condado de Miami-Dade. Aprecio el compromiso del gobernador de ayudar a expandir el rastreo de contactos en el sur de Florida, que ha sido el más afectado por el covid-19”, dijo en un comunicado.

La Asociación Nacional de Funcionarios de Salud del Condado y la Ciudad estima que durante una pandemia, las comunidades necesitan 30 rastreadores de contacto por cada 100.000 personas.

El Departamento de Salud de Florida asegura tener unos 1.600 para una población de más de 21 millones.

*El nombre es ficticio ya que nos pidió salvaguardar su identidad.


https://www.youtube.com/watch?v=FAfZ-GhFurA

https://www.youtube.com/watch?v=SZY7ugs_DvI

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.