Alumnos de Prepa 7 mantienen paro y exigen trato directo con Rectoría de la UNAM
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Alumnos de Prepa 7 mantienen paro y exigen trato directo con Rectoría de la UNAM

La UNAM no emitió ningún pronunciamiento sobre el fallido diálogo de este viernes en la Prepa 7, que se sumó a la falta de acuerdos el jueves en Prepa 9, a una semana de que debieron reiniciar las clases.
Cuartoscuro
11 de enero, 2020
Comparte

La mesa de diálogo realizada este 10 de enero entre alumnos que mantienen tomada la Prepa 7, Ezequiel A. Chávez, y autoridades escolares fracasó, por lo que el plantel seguirá sin clases. Al encuentro no acudió la directora interina, sino solo representantes universitarios, por lo que los jóvenes decidieron que quieren contacto directamente con Rectoría.

A las 10 de la mañana estaba citado el encuentro en la reja de la Prepa. Al interior había poco menos de 100 jóvenes, que no estaban encapuchados: la regla fue que para sentarse a hablar había que mostrar el rostro. Al exterior, representantes de la dirección general de Escuela Nacional Preparatoria (ENP), del plantel, del abogado general de la UNAM, de la defensoría de Derechos Humanos y de la Unidad para la Atención de Denuncias (UNAD).

Leer más: Alumnas reviran a autoridades de la UNAM: no han cumplido los acuerdos

El diálogo empezó con testimonios de los alumnos contra sus profesores: algunos anónimos leídos por compañeros, otros de viva voz. La letanía duró más de una hora e incluyó a alrededor de 20 maestros. El que ha tocado a alumnas en el cuarto oscuro mientras revelan fotos; el que pide a las chicas con falda sentarse adelante; al que señalan de homofóbico porque a estudiantes gays les ha preguntado si ya se hicieron “la jarocha” (operación de cambio de sexo), para cambiarles el nombre; el que es racista; el que dice que las mujeres solo sirven para tener hijos; la que cobra por los materiales de clase; el que pide dinero cuando alguien va a reprobar…

Los representantes universitarios tomaron notas y agradecieron la valentía de los muchachos. Pero insistieron en la que ha sido la postura institucional: que hacen falta denuncias formales. Ante lo cual, los jóvenes se quejaron de que no les tomaban las denuncias o no pasaba nada con ellas.

Uno de los puntos exigidos en esta Prepa, como en otras, es la destitución de los abogados del área jurídica. Apenas este viernes la UNAM les dijo que ya habían sido separados de su cargo, a pesar de que antes se había dicho que ninguna destitución se podía hacer mientras la escuela estuviera tomada.

Las acusaciones de los jóvenes llegaron hasta la entonces directora, María del Carmen Rodríguez Quilantán. Una chica contó que cuando organizó un “tendedero” con fotos y quejas de los maestros, cansada de que al interior nunca se hiciera nada contra ellos, la Dirección la mandó llamar para decirle que dejara el activismo, o se arriesgaba a perder definitivamente su lugar en la UNAM. Otro joven relató que pertenece a un grupo deportivo y que cuando en 2018 se organizó un movimiento contra la presencia de porros en la Universidad, la directora les dijo: “Se les va a necesitar para calmar a los demás”, y trató de presionarlos para que violentaran a otros estudiantes, pero ellos no accedieron.

Otro de los puntos del pliego petitorio de los estudiantes es directamente contra la exdirectora y todo su equipo de trabajo. El paro en Prepa 7 inició el 19 de noviembre, justo el día en el que se presentaría una terna para elegir nuevo director o directora de la escuela, en la cual podía estar apuntada Rodríguez Quilantán para un nuevo periodo. Este proceso quedó interrumpido y el cargo de la directiva terminó el 13 de diciembre, por lo que se nombró un interinato. Según la legislación universitaria, podía ser el profesor decano del Consejo Interno, o la secretaria general, Diana Labastida, considerada una especie de subdirectora, que fue quien se quedó en el cargo y que los alumnos inconformes rechazan.

Entérate: La UNAM no ha logrado resolver los paros en 3 planteles que reclaman por acoso contra alumnas

Después de más de cuatro horas de iniciada la mesa, en la que autoridades ofrecían levantar nuevas denuncias, porque si no, no habría cese de maestros por presunción de inocencia, y los alumnos mantenían su desconfianza por la falta de atención que han sentido hacia estos casos, el diálogo se levantó.

Los alumnos que mantienen tomada la Prepa 7 hicieron pública una carta en la que respondieron a las declaraciones hechas un día antes por el rector Enrique Graue, reprobando el paro que se mantiene en las Prepas 7 y 9 y en la Facultad de Filosofía y Letras, y lo invitaron a que él directamente entable un diálogo con la comunidad estudiantil, ante la imposibilidad de las autoridades de cada plantel para resolver el conflicto.

“En caso de que el Dr. Enrique Luis Graue Wiechers rechace o simplemente esté ausente en esta mesa de diálogo demostrará su desinterés en las problemáticas de la comunidad estudiantil”, señalaron.

La UNAM no emitió ningún pronunciamiento sobre el fallido diálogo de este viernes en la Prepa 7, que se sumó a la falta de acuerdos el jueves en Prepa 9, a una semana de que debieron reiniciar las clases.

En Filosofía y Letras será hasta el miércoles 15 de enero cuando haya un nuevo encuentro entre autoridades y paristas para tratar de llegar a una solución para reabrir la Facultad.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Kate McHenry

'La pérdida de olfato por coronavirus hizo que la carne me sepa a gasolina'

Un fenómeno llamado parosmia ha dejado a algunos sobrevivientes de coronavirus en un mundo de esencias distorsionadas.
Kate McHenry
31 de agosto, 2020
Comparte

Perder la facultad de oler y degustar son dos síntomas asociados a la COVID-19.

Mientras muchos han recuperado sus sentidos, otros sufren un fenómeno llamado parosmia en el que tienen los sabores y olores distorsionados.

Para Kate McHenry, el agua de la pila deja un hedor horrible. Eso, junto a otro desagradable olor que destila al ducharse, significa que incluso el aseo se ha convertido en algo que debe enfrentar.

“Mi champú favorito tiene ahora el olor más asqueroso del mundo”, dijo McHenry.

Tras caer levemente enferma en marzo, esta inglesa de 37 años fue incapaz de oler algo durante cuatro semanas. Su sentido regresó poco a poco, pero a mediados de junio las cosas “empezaron a oler muy raras” y fueron reemplazadas por un “hedor químico horrible”.

Este hecho ha cambiado la vida de McHenry. Ha perdido peso, tiene ansiedad y añora el placer de comer, beber y socializar. Su problema es tan fuerte que este hedor le desborda incluso en lugares donde simplemente se cocina comida.

Le aterra pensar que ha perdido el sentido de olfato para siempre.

Kate McHenry y su pareja Craig Gordon.
Kate McHenry

Kate se siente culpable cuando su pareja le pregunta qué le apetece comer.

“Me encanta las buenas comidas, salir a restaurantes y beber con amigos, pero todo eso se ha ido. La carne me sabe a gasolina y el prosecco a manzana podrida. Si mi novio Craig se come un curry el olor es horrible. Le sale de sus poros y es difícil estar cerca de él”.

“Me entristezco cuando cocino en las tardes. Craig me pregunta qué quiero comer y me siento mal porque no hay nada que me apetezca. Sé que todo tendrá un sabor horrendo. Me asusta quedarme así para siempre”.

Comida que McHenry puede comer.

Kate McHenry
La pasta con queso es uno de los pocos platos que McHenry puede tolerar.

Las personas con covid-19 pueden perder su sentido del olfato porque el virus daña los nervios terminales de sus narices.

La parosmia puede producirse cuando esos nervios se regeneran y el cerebro es incapaz de identificar debidamente el olor real de algo.

Esta condición está habitualmente vinculada a los resfriados comunes, la sinusitis y las lesiones en la cabeza. Los que los sufren describen oler a quemado, humo de cigarro o carne podrida. En algunos casos el olor es tan fuerte que induce al vómito.

Aunque los profesionales reconocen que la parosmia es un signo de recuperación del olfato, para algunas personas puede tardar años en pasar.

Pasquale Hester

Pasquale Hester
Pasquale Hester afirma que lidiar con la parosmia le quita fuerzas.

Lavarse los dientes con sal

Para Pasquale Hester, también de Inglaterra, la pasta de dientes es uno de sus peores enemigos.

El gusto químico que desprende le produce tantas arcadas que ha empezado a lavarse los dientes con sal, que sabe normal para ella.

Como muchos otros afectados por coronavirus, pasaron semanas hasta que mejoró su sentido del olfato. Pero entonces comió curry por su cumpleaños en junio y se dio cuenta de lo distorsionado que estaba su gusto.

“Escupí la comida porque sabía a pintura. Algunas cosas se toleran mejor. El café, el ajo y la cebolla son lo peor. Puedo comer judías verdes y queso. Lo que me está pasando me afecta. No se lo desearía ni al peor enemigo”, dice Hester.

Lo que comer Pasquale Hester

Pasquale Hester
Un plato de judías verdes y queso es de lo poco que Pasquale puede comer.

Brooke Jones empezó con síntomas en abril y dio positivo por covid-19 una semana más tarde. Describe casi todo lo que huele como “carne podrida con algo sacado de una granja”.

Esta estudiante de 20 años hizo una lista de comida que puede tolerar: gofres tostados, pepino y tomate. Lo demás le disgusta.

“Trato de imaginarme el sabor de las cosas. Si como comida china, incluso si no sabe tan bien, me convenzo de que en realidad no está tan mal”.

Brooke Jones

Brooke Jones
Brooke Jones perdió el sentido del gusto y del olfato.

Impacto psicológico

Se desconoce el número de infectados por covid que han tenido parosmia, pero se estima que cientos de miles han perdido el olfato o gusto de forma temporal.

La profesora Claire Hopkis, presidenta de la Sociedad Rinológica Británica, advierte que hay una “creencia incorrecta generalizada” de que la pérdida de olfato por el virus es a corto plazo”.

“Sí, hay una gran probabilidad de recuperación, pero también muchas personas que perderán este sentido por un período largo de tiempo y ese impacto se está infravalorando“, agrega la especialista.

El olfato juega un rol importante en la memoria, el estado de ánimo y las emociones. Aquellos que sufren alguna disfunción se sienten recluidos.

“Cuando intento explicarlo, algunos piensan que es gracioso. Sé que las secuelas del coronavirus pudieron ser mucho peores, pero me afecta y asusta que nadie es capaz de confirmar si mejorará”, confiesa Jones.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PM9KBQyKHz8

https://www.youtube.com/watch?v=Zh_SVHJGVHw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.