Estos son los casos, delitos y sobornos millonarios de los que se le acusan a Emilio Lozoya
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Estos son los casos, delitos y sobornos millonarios de los que se le acusan a Emilio Lozoya

Según las investigaciones de la FGR, Lozoya habría recibido pagos de más de 12 millones de dólares de Odebrecht y Altos Hornos. Tiene además otras indagatorias pendientes por denuncias de UIF y la ASF.
Cuartoscuro
12 de febrero, 2020
Comparte

El exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex) Emilio Lozoya Austin, tiene dos órdenes de aprehensión giradas en su contra en México por presuntas operaciones de lavado de dinero en que habría incurrido junto con otras personas, entre ellas sus familiares, para ocultar dinero recibido de supuestos sobornos provenientes de las constructoras Odebrecht y Altos Hornos de México.

De acuerdo con los expedientes oficiales que sustentan las órdenes de aprehensión que fueron enviados por la Fiscalía General de la República (FGR), y de los que Animal Político tiene copia, Lozoya habría recibido más de 12.5 millones de dólares en supuestos pagos ilegales, para favorecer a dichas empresas con contactos y contratos.

Los delitos que se imputan a Lozoya en estos casos son tres: operaciones con recursos de procedencia ilícita, asociación delictuosa y cohecho. Ninguno de ellos amerita prisión preventiva automática, aunque llegado el momento, el juez que revise su caso podría otorgar esta medida si considera que existen condiciones como un posible riesgo de fuga que justifiquen dejarlo preso.

Lee: Detienen al exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, en Málaga, España

Caso Odebrecht

Uno de los casos por los cuales un juez federal ordenó el arresto de Lozoya es el relacionado con la carpeta de investigación FED/SEIDF/IGI-CDMX/0000117/2017 y se trata del denominado “Caso Odebrecht”.

Lo que FGR concluye en este caso en específico es que Odebrecht pagó al menos 9.15 millones de dólares en supuestos sobornos a Lozoya a cambio de que los favoreciera con diversos contratos, entre ellos el de trabajos relacionados con una refinería en Hidalgo. Con dichos recursos Lozoya supuestamente adquirió, a través de su esposa, una residencia en Ixtapa, Guerrero valuada en 1.9 millones de dólares.

La indagatoria documenta múltiples pagos y transferencias bancarias en dólares que habrían ocurrido incluso desde antes que el propio Lozoya fuera director de Pemex, con la intención (según los fiscales) de ganar la confianza del futuro funcionario, lo que finalmente rindió fruto con la adjudicación de contratos a la constructora brasileña.

Esta investigación cuenta con declaraciones tomadas vía asistencia internacional a exdirectivos de Odebrecht quienes detallan un esquema de pago de sobornos a través de una unidad denominada “Departamento de Operaciones Estructuradas” que a su vez empleó a empresas fachada o fantasma.

Cabe señalar que por este caso no solo se giró orden de aprehensión en contra de Lozoya sino también en contra de su madre Gilda Margarita Solis quien ya se encuentra bajo proceso en México y en prisión domiciliaria, además de su hermana Gilda Susana Lozoya, su esposa Marielle Heckes y una corredora de bienes raíces.

Caso Altos Hornos (AHMSA)

La otra orden de arresto se desprende de la carpeta de investigación número FED/SEIDF/UNAI-CDMX/0000289/2019 y aquí se señala a Lozoya de haber recibido pagos superiores a los 3.4 millones de dólares. El caso se desprende de una denuncia presentada por Pemex en marzo de 2019 y de la unidad de Inteligencia Financiera (UIF) en mayo de ese mismo año.

Lo que la FGR y la UIF sostienen, en síntesis, es que durante el periodo de transición del gobierno del presidente Felipe Calderón al del presidente Enrique Peña Nieto, AHMSA pagó 3.4 millones de dólares en sobornos a Lozoya a cambio de que este los favoreciera – en el futuro – con contratos en el ramo de fertilizantes.

Para ocultar dichos pagos AHMSA no los mandó a Lozoya directamente, sino a una presunta empresa fachada constituida en Islas Vírgenes Británicas denominada Tochos Holding Limited, cuya cuenta se abrió en un banco suizo. Meses antes de recibir los depósitos Lozoya transfirió todos sus derechos como beneficiario de esa cuenta a su hermana Gilda Susana.

La indagatoria detalla una serie de transferencias y triangulaciones con el presunto objetivo de esconder el origen de los sobornos, los cuales a su vez se habrían invertido en varias propiedades entre ellas una en el Fraccionamiento Lomas de Bezares en Ciudad de México.

A cambio de estos sobornos y como una presunta “retribución, Lozoya promovió ante el Consejo de Administración de Pemex la compra de una planta de fertilizantes a AHMSA que en realidad estaba en condiciones de chatarra, y con un avalúo inflado de los 50 a los 240 millones de dólares.

Por este caso solo se giró orden de aprehensión en contra de Lozoya, de su hermana y del exdirector de AHMSA, Alonso Ancira.

Los otros casos pendientes

Los casos por los cuales se giraron las dos órdenes de aprehensión en contra de Emilio Lozoya no son las únicas investigaciones en donde existen señalamientos en su contra o donde podría resultar responsable.

Por un lado, la Unidad de inteligencia Financiera ha promovido al menos dos denuncias mas ante la FGR por posibles hechos de corrupción u operaciones irregulares que aún están pendientes de judicializarse. También se indaga la supuesta compra de un astillero en quiebra en España.

La FGR inició además otra carpeta de investigación relacionada con la compra de la planta de AgroNitrogenados durante la gestión de Lozoya y Pemex, luego de que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) presentó una denuncia formal por este caso señalando un posible desfalco superior a los 460 millones de dólares.

La Fiscalía General de la República (FGR) inició una investigación en contra de Emilio Lozoya, exdirector de Petróleos Mexicanos, por la omisión en el presunto desvío de recursos públicos en el esquema conocido como La Estafa Maestra. Esto significa que es el segundo exfuncionario de más alto rango en enfrentar una denuncia penal por este caso que involucró a 11 dependencias del gabinete del expresidente Enrique Peña Nieto.

Por La Estafa Maestra, sólo Rosario Robles, extitular de Sedesol, enfrenta un proceso penal por ejercicio indebido del servicio público y se encuentra recluida en el penal de Santa Martha Acatitla, pero aún no se ha determinado su culpabilidad o inocencia.

En Pemex ocurrió el mayor presunto desvío de entre las 11 dependencias involucradas, con 3 mil 576 millones de pesos, utilizando a universidades del sureste como la Universidad de la Chontalpa, el Instituto Superior de Comalcalco, la Universidad Autónoma de Tabasco, entre otras, pero ningún funcionario había sido denunciado penalmente.

En el esquema participaron 11 dependencias del Gabinete del Presidente Enrique Peña Nieto, incluyendo la Secretaría de Comunicaciones, Banobras, la SEP, Pemex y Sedesol, entre otras, haciendo convenios con ocho universidades públicas para hacer supuestos servicios, pero los recursos públicos terminaron en empresas fantasma. Caso por el que nadie ha sido condenado.

Opacidad y posible conflicto de interés

La defensa de Emilio Lozoya no solo ha litigado con juicios de amparo en contra de la FGR sino también en contra del Instituto Nacional de Acceso a la Información. Ello ya que durante más de un año se opuso a que la carpeta de investigación del caso Odebrecht fuera transparentada.

El argumento de Lozoya es que la revelación del expediente podría exponer datos personales de él y su familia. Tras un largo litigio en ese sentido un Tribunal federal decidió no amparar al exdirector de Pemex. No obstante, el caso no se ha transparentado porque la propia FGR también promovió recursos en contra de esta decisión.

Por otro lado, Animal Político y Quinto Elemento Lab revelaron el año pasado que los abogados defensores de Lozoya (Javier Coello Trejo y Javier Coello Zuarth) también eran representantes legales del propio fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero hecho que no fue transparentado por el funcionario.

Ambas partes negaron que lo anterior pudiera significar un conflicto de interés, aunque, según pudo conocer posteriormente Animal Político, tanto Gertz como Coello decidieron terminar el poder legal que facultaba al segundo como representante del hoy fiscal.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Northwestern Medicine

Mayra, la primera persona en recibir un trasplante doble de pulmón por COVID-19

Cuando Mayra Ramírez despertó otra vez a mediados de junio tras haber estado sedada y conectada a un respirador por más de 40 días no entendía todavía muy bien qué había pasado. Esta es su historia.
Northwestern Medicine
7 de agosto, 2020
Comparte

Cuando Mayra Ramírez despertó a mediados de junio tras haber estado sedada y conectada a un respirador por más de 40 días no entendía todavía muy bien qué había pasado.

Estaba en una cama de un hospital de Chicago, conectada a decenas de cables, aparatos y monitores, una escena similar al último recuerdo que tenía, cuando fue ingresada con los síntomas inequívocos de COVID-19 a finales de abril.

Pero las marcas frescas de las cicatrices mostraban que algo había sucedido mientras ella estaba en un coma inducido, en un no-tiempo de inconsciencia y pesadillas recurrentes.

“No fue hasta semanas después de que desperté que me di cuenta de que me habían hecho un trasplante de pulmones el 5 de junio y de que era el primer caso en Estados Unidos que lo recibía como un paciente de coronavirus”, cuenta en entrevista con la BBC.

Los médicos de Ramírez -de 28 años y sin ninguna enfermedad conocida que pudiera agravar su estado- habían visto su salud deteriorarse progresivamente desde que ingresó.

La joven había llegado al hospital con falta de aire, pero unas semanas después sus pulmones ya estaban “como un queso gruyer“.

A inicios de junio, llamaron a la familia en Carolina del Norte para que se despidiera de ella: no le daban dos días de vida.

Pero casi a último minuto los médicos decidieron probar una técnica que, hasta donde se conoce, no se había practicado antes con un paciente de coronavirus en EU.

“Mayra, más allá de la enfermedad, estaba saludable y también es joven, por lo que si éramos capaces de arreglar sus pulmones, todo lo demás debería estar bien”, cuenta a la BBC el cirujano Ankit Bharat, uno de los responsables del trasplante.

Dos días después iniciaron el procedimiento, sin tener ninguna esperanza -o certeza- de cuáles serían los resultados.

El lugar del silencio

Mayra, que es originaria de Carolina de Norte, se había mudado en 2014 a Chicago, donde comenzó a trabajar como asistente legal.

Mantenía una vida saludable: le gustaba correr, viajar y en su tiempo libre solía visitar a sus amigos o su familia o jugar con sus perros.

Cuando la pandemia comenzó a golpear el estado de Illinois, el temor de enfermarse la llevó a reforzar las precauciones: comenzó a trabajar de forma remota y asegura que apenas salía de casa.

Mayra

Northwestern Memorial Hospital
Mayra todavía se recupera de su operación.

Pero en abril comenzó a sentirse inusualmente mal y algunos síntomas recurrentes se mostraron como un mal augurio.

“Es la cosa más difícil por la que he pasado en mi vida. Estaba trabajando desde casa cuando empecé a perder el olfato y el sabor. Estaba muy cansada, me faltaba el aire y no podía caminar grandes distancias”, recuerda.

Contactó con la línea nacional de COVID para seguir sus consejos. Le recomendaron que se aislara en casa y vigilara sus síntomas.

Pero cada día se sentía peor.

“El 26 de abril ya no pude soportar más y fui a emergencias. Tomaron mis signos vitales y mi oxígeno en sangre estaba muy bajo. A los 10 minutos ya me estaban pidiendo que designara a alguien para que pudiera tomar decisiones médicas por mí“, recuerda.

Fue su último recuerdo por más de un mes.

Una cama de hospital

BBC
La joven estuvo en un ventilador por más de un mes.

La joven fue sedada y conectada casi inmediatamente a un respirador y a una máquina ECMO (oxigenación por membrana extracorpórea), un dispositivo que brinda soporte cardíaco y respiratorio.

“Estuve durante seis semanas en el respirador”, dice.

De todo ese tiempo solo recuerda unos malos sueños que todavía la atormentan.

“Durante esas semanas tuve pesadillas que todavía me afectan hoy, mientras todavía sigo tratando de recuperar algunas capacidades mentales y cognitivas”, asegura.

El momento decisivo

Pero luego de un mes y medio en un respirador Mayra no mostraba mejoría y sus pulmones ya mostraban daños irreversibles.

“Entonces fue cuando le dijeron a mis padres que yo tenía un daño pulmonar agudo y les pidieron que vinieran al hospital a decir adiós porque yo no pasaría de la noche”.

El equipo médico del Chicago’s Northwestern Memorial Hospital, sin embargo, decidió tomar una decisión arriesgada: completaron una evaluación urgente, la consultaron con la familia y como último recurso decidieron someterla a un trasplante doble de pulmón.

Era un procedimiento que se había probado antes en países como Austria y China para pacientes de coronavirus, pero no existía referencia hasta ese momento de otro caso similar en EU.

“Inmediatamente después del trasplante su corazón comenzó a bombear sangre de forma correcta a todos los demás órganos”, afirma el doctor Bharat.

“Cuatro semanas después estaba fuera del hospital. Ahora está en casa, hablando bien, con niveles de oxígeno adecuado”, agrega.

Según un comunicado del hospital, el caso de Ramírez y de otro hombre sometido poco tiempo después a una intervención similar muestran que los trasplantes dobles de pulmón pueden ser también una opción para casos críticos de coronavirus.

Para Ramírez, tras la operación, no solo comenzó el largo proceso de la recuperación, en el que ha tenido que aprender a respirar e incluso a caminar de nuevo.

También, dice, ha tenido que lidiar con las profundas cicatrices emocionales y psicológicas que los últimos meses han dejado en su vida.

“Ahora me siento mucho mejor que cuando desperté tras el trasplante. Estuve durante tres semanas en un proceso de rehabilitación que me ha ayudado drásticamente a mejorar mis habilidades físicas, pero todavía estoy tratando luchar con esto desde un punto de vista mental”.

“Es un proceso lento, pero estoy mucho mejor”.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=B_Gzc2Z7uQY&t=15s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.