Alumnos acusan que ITAM evade responsabilidad ante casos de suicidio
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Andrea Vega

Alumnos acusan que el ITAM evade su responsabilidad ante casos de suicidio por presión académica

Estudiantes acusaron que en una conferencia se les habló de que el suicidio es un problema global acentuado por la tecnología, pero no se dijo nada sobre las denuncias de presión académica excesiva en el ITAM.
Andrea Vega
18 de febrero, 2020
Comparte

El ITAM implementó este lunes una cuestionada actividad de prevención de suicidios después de que, el pasado 11 de febrero, el estudiante Gerardo Ernesto Carreón Olvera -a quien la institución no reconoce como miembro activo aunque la madre afirma que sí– se suicidara.

La primera actividad, programada para las 10 de la mañana de este lunes, fue una conferencia en la que les aseguraron a los jóvenes que el suicidio es una tendencia global, provocada por la vida moderna y la tecnología. Se habló incluso de retos como el de la Ballena Azul y Momo, pero nada se dijo sobre la presión académica excesiva que los estudiantes denunciaron en redes sociales en diciembre pasado, lo que ocasionó críticas de los estudiantes.

En diciembre pasado murió Fernanda Michua Gantus, estudiante de las licenciaturas de Derecho y Relaciones Internacionales del ITAM. En un principio se difundió la noticia de que su muerte había sido un suicidio, ocasionado por la excesiva presión académica en la institución. Después la madre de la joven explicó que había muerto por un ataque epiléptico, pero señaló que éste se había presentado luego de que Fernanda fallara en un examen. La muerte de la joven desató en redes sociales una ola de denuncias por parte de sus compañeros respecto al estrés que les imponía la carga de trabajo escolar y la actitud prepotente y poco empática de algunos profesores.

Entérate: Familia acusa que presión del ITAM provocó muerte de Ernesto; es exalumno, dice la escuela

El 14 de diciembre el ITAM emitió un comunicado en el que se comprometía a atender las demandas y a implementar una estrategia que incluyó la creación de la nueva Dirección de Asuntos Estudiantiles, con Horacio Vives a la cabeza. Esta está enfocada en brindar atención e iniciativas de manejo de estrés y prevención de adicciones. Se ofreció también un servicio gratuito y profesional de atención emocional, la promoción de un ambiente de respeto y acceso directo para los estudiantes al rector y al vicerrector.

“Sí se han hecho cosas, se creó la dirección de Asuntos Estudiantiles, y Vives es una persona muy cercana a los estudiantes, pero también hay señalamientos de que pone por delante los intereses de la escuela y no de nosotros. Además, él no es especialista en salud mental y los servicios de apoyo psicológico que se ofrecieron no son suficientes frente a la demanda que existe. A un compañero le dieron cita para el 28 de febrero y cuando se está en una situación de emergencia y riesgo eso es mucho tiempo”, contó a Animal Político un alumno que pidió omitir su nombre, y a quien llamaremos Pedro.

El joven, estudiante de la carrera de Derecho, explicó que también se abrió una clínica de salud mental, que es una materia optativa, abierta a todos los estudiantes interesados en cursarla.

Respecto a los profesores, aseguró que sí han despedido a algunos que tenían señalamientos de conductos abusivas hacia los estudiantes. “Pero no se han ido todos los que tienen esos comportamientos, varios siguen en la institución”.

El pasado 11 de febrero la madre de Gerardo Ernesto Carreón Olvera denunció que su hijo se había quitado la vida por la presión académica en el ITAM. La institución se apresuró a emitir un comunicado en el que aseguraba que el joven no era su alumno. “No se inscribió ya este semestre. Hizo un examen en enero, por los exámenes que se postergaron en diciembre pero no es alumno activo”, aseguró a Animal Político la oficina de comunicación.

Frente a esto es que se hizo el anuncio de la nueva fase de la estrategia. Ante un auditorio abarrotado, con jóvenes sentados hasta en los escalones del recinto y otros siguiendo la conferencia vía remota en salones habilitados para esto, Ana María Chávez, de la Asociación Mexicana de Suicidología, impartió una charla en la que subrayó que el suicidio es un problema global acentuado por la tecnología.

“Es un nuevo mundo, un nuevo escenario y un nuevo sujeto contemporáneo lo que impacta en estos casos de suicidio. Y en México el problema se ha acentuado porque está creciendo el grupo poblacional de mayor riesgo, de 10 a 29 años”, explicó en la conferencia a la que Animal Político tuvo acceso.

La psicóloga presentó casos de niños suicidas, reportados en los medios de comunicación, por castigos de sus padres, por no poder seguir sus estudios. Se detuvo en los juegos en línea como la Ballena Azul o Momo que reta a los adolescentes a suicidarse y hasta habló de lo ocurrido en Coahuila, donde un niño disparó contra su maestra y compañeros. Pero nada dijo de los casos de suicidio en el ITAM.

Para cerrar su intervención, Ana María Chávez lanzó una pregunta al auditorio lleno de jóvenes: “¿qué harías si alguno de tus amigos habla de quitarse la vida? Tu habilidad para reconocer los signos pueden hacer la diferencia entre la vida y la muerte. Saber qué hacer implica informarnos, tener un trabajo íntimo, en casa”.

En la sesión de preguntas y respuestas en la que solo se permitieron tres cuestionamientos, un estudiante tomó la palabra para expresar su disgusto. “No entiendo qué acaba de pasar aquí. Yo vine (a la conferencia) esperando algún tipo de empatía y lo que encuentro es que le echan la culpa a las tendencias tecnológicas y hasta al por qué no lo apoyaste, cómo respondiste tú, ¿y el ITAM qué pudo haber hecho?”.

Otra de las asistentes a la conferencia señaló que los casos de suicidio en el ITAM van más allá de una cuestión de redes sociales o de un hashtag: “son problemas específicos que tienen que ver con la situación académica en la que vivimos, y la prioridad de que estudiar en el ITAM y nuestras materias son más importantes que nuestra salud mental e incluso física”.

Ante los reclamos, Chávez aseguró que esta conferencia era apenas el inicio de la estrategia, en la que habrá intervenciones puntuales e individuales. Señaló, por ejemplo, que al medio día habría un taller con profesores para abordar el tema de cómo actuar después de un suicidio en la comunidad, lo que se conoce como posvención, para evitar un efecto dominó.

También anunció un taller para estudiantes por la tarde y afirmó que toda esta semana habrá actividades encaminadas a prevenir el suicidio.

Integrantes de las representaciones estudiantiles se acercaron a Chávez y a las autoridades del ITAM para solicitar que se enviara un comunicado anunciando que habría más acciones, puesto que muchos de los asistentes se habían ido decepcionados de la conferencia.

Y la escuela lo emitió, en este el ITAM aclaró que la conferencia fue una plática inicial de sensibilización con el objetivo de dar un panorama general sobre el contexto social, “continuaremos abordando la problemática por la que estamos atravesando, en diversos espacios para intercambiar reflexiones y sentimientos. Este esfuerzo marca el inicio de lo que en nuestra casa de estudios comenzaremos a hacer para apoyarte”.

El joven que durante la ronda de preguntas reprochó insensibilidad para abordar el tema, señaló a Animal Político que las autoridades del ITAM solo actúan de una forma reactiva frente a estos casos, “pero no de manera preventiva. Se están intentando lavar las manos. Es un problema que parecen no entender y bueno no asumo malicia, quizá es el afán de dar una respuesta rápida”.

Pedro señala que el problema es que el ITAM, pese a que sí ha implementado acciones para prevenir el suicidio, se ha negado a reconocer su responsabilidad en el problema, “no quieren admitir que es el estrés, la competitividad excesiva como la causa inmediata, eso lo evaden, como lo hicieron en la conferencia de hoy, como lo hicieron cuando salen a decir que Gerardo no era integrante de la comunidad, cuando apenas en diciembre estaba como alumno”.

Por la noche, el ITAM emitió otro comunicado en el que aseguró que se llevaron a cabo talleres de posvención y de prevención, en donde alumnos y profesores compartieron su sentir y sus preocupaciones.

Una vez que se atendió la ansiedad que genera este tipo de eventos y se analizó el contexto específico de la institución, se identificaron y entendieron la multiplicidad de factores de riesgo que existen en este tipo de situaciones y se aprendieron algunos consejos sobre cómo tratar de evitar un suicidio.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

5 claves para vigilar el aire que respiramos en interiores y evitar el COVID-19

Vigilar el aire que respiramos en interiores, como escuelas u oficinas, es más importante que nunca para evitar el contagio de coronavirus. Aquí te presentamos 5 aspectos a considerar.
28 de agosto, 2020
Comparte

Con el regreso a clases y a las oficinas en muchos países, evitar la propagación del coronavirus al interior de edificios se ha vuelto una cuestión clave.

Durante meses se nos ha dicho que nos lavemos las manos y mantengamos el distanciamiento social para evitar al SARS-CoV-2 que causa la enfermedad covid-19.

Pero científicos e ingenieros dicen que también debemos pensar en el aire que respiramos, a medida que los niños vuelven a las aulas y más personas vuelve a sus trabajos.

Hay 5 aspectos clave a tener en cuenta.

1. Si está mal ventilado, aléjate

Cuando entras en una habitación y el aire se siente viciado o cargado, algo anda mal con la ventilación.

No está entrando suficiente aire fresco, lo que aumenta las posibilidades de infectarse de coronavirus.

Investigaciones recientes muestran que en espacios confinados puede haber una “transmisión aérea” del virus, pues hay pequeñas partículas del patógeno que permanecen en el aire.

Un oficinista viendo a través de una ventana

Getty Images
Es importante estar consciente de la calidad del aire que se respira en espacios cerrados.

Así que la entrada de aire fresco es más importante que nunca.

Entonces, si un lugar está mal ventilado, hay que dar la vuelta y marcharse, dice el doctor Hywel Davies, director técnico de la Institución Colegiada de Ingenieros de Servicios de Construcción de Reino Unido.

Es vital tener un flujo de aire limpio: “Si hay alguien infectado en un edificio y entra suficiente aire del exterior, se diluye cualquier material infeccioso que se esté dispersando. Se está reduciendo el riesgo de que otras personas se infecten”.

2. Vigilar el aire acondicionado

Desde las oficinas hasta las tiendas, el aire acondicionado es bienvenido en los días calurosos, pero es importante saber qué tipo de aparato hay.

El más simple, conocido como aire acondicionado split, toma aire de una habitación, lo enfría y luego lo expulsa nuevamente.

Un aire acondicionado split

Getty Images
Las unidades split solo reciclan el aire del interior.

En otras palabras, está recirculando el aire. Esto no es un problema si se visita rápidamente un lugar. Pero puede ser un riesgo si se está en el lugar durante varias horas.

Un estudio de un restaurante en China, publicado por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU., mostró que este tipo de aire acondicionado jugó un papel clave en la propagación de coronavirus.

En el establecimiento había un cliente “presintomático”, es decir, alguien que estaba infectado pero no se dio cuenta porque aún no había desarrollado síntomas.

Los científicos consideran que liberó el virus al respirar y hablar. El patógeno fue dispersado por el lugar a través de las corrientes de aire de los split en la pared.

El resultado fue que otras nueve personas se infectaron.

Davies insiste en la importancia del aire fresco: “Si hubiera habido un buen suministro de aire exterior, es muy probable que menos personas se hubieran infectado”.

3. Informarse de la ‘proporción de aire fresco’

En un edificio moderno donde las ventanas están selladas, ¿cómo se puede obtener suficiente aire fresco?

Lo más común es tener un sistema de ventilación en el que el aire viciado se extrae de las habitaciones y se canaliza a una unidad de tratamiento, a menudo ubicada en el techo.

Una unidad de aire acondicionado en un techo

Getty Images
Los sistemas más modernos mezclan aire fresco del exterior con el que permanece en el interior de une dificio.

En esos lugares el aire fresco exterior se lleva adentro y se combina con el aire del interior. Lo que se respira es una mezcla de eso.

Dado el riesgo de infección por coronavirus, el consejo profesional es maximizar el suministro fresco exterior.

“Tener un 100% de aire exterior o cerca del 100% es algo bueno“, dice la profesora Cath Noakes de la Universidad de Leeds (Reino Unido).

“Cuanto más aire fresco, menor es el riesgo de que el virus vuelva a circular por el edificio”, añade.

La combinación precisa suele estar en manos de los administradores del edificio.

Pero la desventaja de hacer funcionar aire 100% fresco es el costo: el aire entrante debe calentarse en invierno y enfriarse en verano, todo lo cual requiere energía.

4. Comprobar los filtros

Un sistema de ventilación moderno debe tener filtros, pero estos no son infalibles.

Investigadores en EE.UU. que estudiaron lo que sucedía en el Hospital Universitario de Salud y Ciencia de Oregón encontraron que los filtros atraparon rastros de coronavirus, pero algunos pudieron escapar a él.

Una oficinista con máscara

Getty Images
Los empleados deberían preguntar si hay filtros y qué tanto se verifican.

El profesor Kevin van den Wymelenberg, quien dirigió el proyecto, cree que limpiar los filtros podría revelar si hay alguien infectado trabajando en un edificio.

En Corea del Sur, una empresa de telefonistas ubicada en un edificio de oficinas detectó que una persona fue capaz de infectar a más de 90.

Si los filtros se hubieran revisado con más frecuencia, la presencia del virus podría haberse detectado antes.

Van den Wymelenberg dice que la información de los filtros puede “mostrarnos dónde atacar y cuándo” para combatir las infecciones.

5. Tener cuidado con las corrientes de aire

Cualquier experto en la materia lo dice: el aire fresco es la clave. Pero un especialista en modelar el movimiento del aire agrega que no es tan simple.

Nick Wirth solía trabajar en el diseño de autos de Fórmula 1 y ahora asesora a supermercados y empresas de procesamiento de alimentos sobre cómo administrar el flujo de aire para mantener a las personas seguras.

Gráfico sobre las diferencias de transmisión

BBC

Advierte que si alguien está sentado al lado de una ventana abierta y es una persona contagiada, podría transmitir el virus a otros en la dirección que lleva el viento.

“Si abres una ventana, ¿adónde va a ir el aire? No es deseable que haya gente en una línea directa de ese flujo de aire”, explica.

“Más aire fresco en general es mejor, pero si fluye horizontalmente y está lleno de virus, podría tener consecuencias no deseadas“.

https://www.youtube.com/watch?v=N_i9OcJBtiQ

Al respecto, la profesora Cath Noakes dice que los beneficios de una gran cantidad de aire fresco que diluye la presencia del virus superará cualquier riesgo.

En su opinión, una ventana abierta podría llevar a que más personas reciban el virus, pero en cantidades más pequeñas y menos riesgosas,.

No es de extrañar que haya desacuerdos: todavía hay muchas cosas que no sabemos sobre el virus.

Pero el aire que respiramos formará parte de cualquier esfuerzo para hacer que los edificios sean más seguros.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=sVc_VPSn_FI&t=2s

https://www.youtube.com/watch?v=Ujpo0T9Cz-0&t=149s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.