Irregularidades en pagos y contrataciones en Universidades del Bienestar
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Alejandro Ponce

Maestros de Universidades del Bienestar denuncian irregularidades en pagos y contrataciones

Los profesores señalan retraso en los pagos, errores en los dépositos y que éstos venían de un organismo ajeno al gobierno.
Alejandro Ponce
21 de febrero, 2020
Comparte

Maestros de dos Universidades del Bienestar Benito Juárez denuncian irregularidades en los procesos laborales, pues nunca han firmado contratos, trabajaron meses sin recibir salario y cuando les pagaron, los depósitos prevenían de un organismo ajeno al Gobierno y hasta en efectivo.

En la Universidad de Derecho Ponciano Arriaga hubo “errores” en los depósitos y la directora, Verónica Castro, les pidió que regresaran montos superiores a cinco mil pesos y lo depositaran en una cuenta de un particular, sin que la escuela emitiera algún tipo de comprobante de dichas devoluciones.

Maestros de la Universidad de Derecho Ponciano Arriaga que se encuentra en paro desde el lunes y de la Universidad de Chenalhó en Chiapas, entregaron a Animal Político documentos y estados de cuenta que evidencian la falta de certeza laboral en el proyecto encabezado por Raquel Sosa.

Lee: Gobierno federal promete crear (ahora sí) las universidades del Bienestar en 2020

Ambas instituciones forman parte del programa para la creación de 100 universidades en todo el país, una de las principales estrategias del presidente Andrés Manuel López Obrador en materia educativa y cuyo arranque anunció en diciembre de 2018.

Sin embargo, un año después, la operatividad de las universidades ya provocó que un plantel que funcionó durante tres años auspiciada por el partido Morena y luego fuera absorbida por el programa federal, llegara a un paro de labores convocado por los estudiantes por falta de certeza en sus procesos académicos. 

La Universidad Ponciano Arriaga funcionaba como una escuela de particulares, pero tenía más certidumbre antes que ahora que es de gobierno. Los maestros tenían contratos de prestación de servicios por cada trimestre y les depositaban en tiempo y forma.

Al ser absorbida como parte del proyecto de Gobierno la situación cambió. Dejaron de hacer contratos y en cambio, firmaron “convenios de colaboración voluntaria” por cada depósito de pago y sin establecer temporalidad.

En los primeros meses del año recibieron depósitos provenientes del Centro de Cooperación Regional para la Educación de Adultos en América Latina y el Caribe (Crefal), un organismo internacional ajeno al Gobierno Federal.

El programa de Universidades sería operado por dicho organismo, pese a que no hubo ningún tipo de reforma a sus reglamentos internos o modificación a su naturaleza jurídica y los recursos para las universidades estaban etiquetados en la SEP.

Entérate: Universidades del Bienestar dejan sin salario a trabajadores de organismo educativo

Por eso es que cuando este medio le preguntó a Raquel Sosa cómo transferirían los recursos de la SEP a un organismo internacional y de ahí a la operación del programa, aseguró que se haría un convenio de colaboración entre ambas instituciones, pero no ocurrió.

De acuerdo con estados de cuenta de abril, mayo y agosto de los maestros que prefieren guardar anonimato por temor a represalias, recibieron depósitos desde la cuenta a nombre del Crefal, pese a que se trata de un organismo que no pertenece al gobierno Federal y, en teoría, los profesores serían funcionarios federales.

También existen pagos realizados en efectivo desde Patzcuáro Michoacán, donde se encuentra la sede del Crefal, sin mayor referencia que “pago cuenta de tercero”.

Pero también hubieron meses en que no recibieron pagos, con el argumento que no habían fluido los recursos, y aún así, los maestros seguían dando clase.

Ya en noviembre y diciembre los pagos se originaron desde una cuenta en Santander con el nombre “2019103OCUBBJG”, lo que parecen las siglas del Organismo Coordinador de las Universidades para el Bienestar Benito Juárez García, creado por decreto el 30 de julio de 2019.

Dicho organismo descentralizado de la SEP asumiría la coordinación del proyecto, es decir, el Crefal dejó de ser el operador. Decisión que se tomó a siete meses del anuncio de arranque hecho por el Presidente y con el proyecto ya en marcha.

Sin embargo, se evidenció aun más el desastre administrativo cuando la directora les pidió la devolución de supuestos pagos excedentes durante los meses que pagaron en retroactivo. Los maestros aseguran que ni siquiera contabilizaron correctamente las horas de trabajo, por lo que algunos recibían más o menos de lo que les correspondía.

Lee también: Universidades de AMLO buscan captar 21% de egresados de bachillerato, pero no se sabe cómo lo lograrán

El lunes 17 de febrero, Raquel Sosa acudió al plantel Ponciano Arriaga para despedir personalmente a dos empleadas administrativas, lo que originó el descontento de estudiantes que aprovecharon para exigir respuestas a sus dudas sobre procesos de titulación, calendario escolar y currícula.

Ahí, una profesora también expuso la petición de las devoluciones de dinero sin ninguna certeza, a lo que Verónica Castro, la directora, respondió que ese dinero era una cooperación para “galletas y café”, según muestran videos grabados por los estudiantes.

El despido de quien nunca fue contratada

La misma situación enfrentaron maestros de la Universidad de Chenalhó en Chiapas, que imparte la carrera de ingeniería agroforestal, pero al ser una universidad de nueva creación tuvieron otras particularidades.

Una maestra que prefiere reservar su identidad narra lo que ocurrió en ese plantel. Ella fue una de las elegidas a través de un proceso de selección de docentes que comenzó con una convocatoria abierta emitida por el Crefal y desde el primer paso, la constante fue “la premura”.

El 19 de marzo de 2019 recibió una carta en la que le informaban que había sido seleccionada como docente y debía asistir a un “simulacro de formación para el curso de recuperación de conocimientos de bachillerato” que se realizaría el 21 y 22 de marzo en Oaxaca.

En esa carta, también le pedían documentos que debían llevar a dicho curso y ahí serían contratados. Pero ya estando ahí, nadie le pidió los papeles, argumentando que la contratación se pasaría para después.

El 25 de marzo comenzó las clases en Chenalhó, pero ni siquiera el presidente municipal estaba enterado de que ella y el resto de docentes llegarían a trabajar a partir de ese día.

La sede de la Universidad era el inmueble de la secundaria de la comunidad, donde por las tardes darían clases de ingeniería agroforestal. Esa era la Universidad del Bienestar de Chenalhó.

Los maestros comenzaron a dar clase sin contrato y sin salario. Después de meses en esa situación comenzaron a organizarse e intentaron redactar una carta que dirigirían al presidente Andrés Manuel López Obrador para que supiera que “nos sentíamos inseguros laboralmente”.

Sin embargo, antes de que lo hicieran, Sosa se enteró y recriminó a los profesores de organizarse y a una de ellas, al acusarla de orquestar los reclamos, la despidió pero sólo de dicho, porque ni siquiera había un documento de contratación. Además, Sosa le dijo que “no había demostrado que tenía la madurez suficiente para el puesto y no agradecía haber tenido la oportunidad”, narra la profesora.

La maestra recibió los pagos de los meses trabajados, pero en julio, el resto de sus compañeros que continuaban trabajando hicieron convenios de colaboración por el pago de 28 mil pesos mensuales, aunque a ella le pagaron 16 mil pesos por mes.

Por tanto, reclama el pago restante o que al menos exista certeza de que sólo le correspondía salario de 16 mil pesos “Que me enseñe las cuentas. Cómo me pueden despedir de algo que no he firmado contrato”, dice.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Rusia y Ucrania: 5 claves para entender la última escalada de tensión en la región

El conflicto entre ambas naciones ha escalado al siguiente nivel: EU asegura que Rusia inició una invasión, Occidente prepara más sanciones mientras que Putin dice estar abierto al diálogo pero sin dejar de lado sus intereses.
23 de febrero, 2022
Comparte

Los ojos del mundo están puestos sobre Ucrania y Rusia.

Con la orden de Vladimir Putin de enviar tropas rusas a las regiones rebeldes de Donetsk y Luhansk, luego de reconocer la independencia de ambas, el conflicto entre ambas naciones ha escalado al siguiente nivel.

La reacción del mundo, especialmente de Occidente (con Estados Unidos a la cabeza), ha sido de rechazo. Putin asegura que no está intentando una invasión al país vecino, mientras que Europa teme una guerra que involucre a más países y EE.UU. insiste en que una posible invasión rusa está en marcha.

Se trata del último capítulo de un conflicto que se remonta al menos hasta 2014, cuando Rusia tomó el control del territorio ucraniano de Crimea y apoyó a las fuerzas separatistas prorrusas en las regiones de Donbás y Lugansk.

Te presentamos 5 claves para entender lo que está ocurriendo en esta región de Europa.

1. ¿Qué significa que Putin haya reconocido la independencia de dos regiones de Ucrania?

El lunes, Putin pronunció un discurso televisado en el que anunció que reconocía la independencia de dos áreas de Ucrania controladas por separatistas respaldados por Rusia.

También afirmó que Ucrania no tenía antecedentes de ser una nación real y acusó, sin pruebas, a las autoridades ucranianas de corrupción.

Poco después del anuncio, Putin firmó una orden para que las tropas realizaran “funciones de mantenimiento de la paz” en ambas regiones. El alcance de la misión aún no está claro, pero si las tropas cruzan la frontera, será la primera vez que los soldados rusos ingresen oficialmente al territorio controlado por los rebeldes.

Putin

Reuters
El presidente ruso, Vladimir Putin, firma un decreto que reconoce como independientes a dos regiones separatistas respaldadas por Rusia en el este de Ucrania.

En un discurso dirigido a los ucranianos a altas horas de la noche del lunes, el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, dijo que su país quería la paz, pero declaró que “no tenemos miedo” y “no le daremos nada a nadie”. Kiev necesita ahora “acciones de apoyo claras y efectivas” de sus socios internacionales.

“Es muy importante ver ahora quién es nuestro amigo y socio, y quién seguirá asustando a la Federación Rusa solo con palabras”, dijo Zelensky.

El Consejo de Seguridad Nacional de Ucrania declaró el estado de emergencia en todo el país el lunes. Más tarde, el miércoles, aprobó un anteproyecto para permitir a los ciudadanos tener armas de fuego y utilizarlas en defensa propia.

La decisión debe ser aprobada ahora por el Parlamento ucraniano.

Volodymyr Zelensky

Getty Images
Volodymyr Zelensky, presidente de Ucrania.

2. ¿Cuál ha sido la reacción de los diferentes países?

Occidente no dejó pasar mucho tiempo para reaccionar en contra de la medida de Putin.

Uno de los primeros fue el presidente estadounidense, Joe Biden, quien anunció el martes un paquete de sanciones. Estas incluyen “bloqueos totales” a dos grandes instituciones financieras rusas, el banco militar ruso y el banco estatal; ambas se encargan de apoyar el desarrollo de la economía, gestionar la deuda del Estado y los fondos de pensiones.

Biden anunció sanciones complementarias para golpear la deuda soberana de Rusia, “lo que implica que estamos cortando al gobierno ruso de las finanzas occidentales”.

EE.UU. también está preparando sanciones a miembros de la familia de la élite rusa a partir del miércoles.

Biden

Getty Images
El presidente Joe Biden fue uno de los primeros mandatarios en reaccionar.

“Rusia no podrá hacer dinero de Occidente y no podrá negociar su deuda en nuestros mercados o en mercados europeos”, dijo Biden.

Otros países y organismos internacionales también mostraron su rechazo. La Unión Europea, Reino Unido y Canadá respondieron con planes para atacar a los bancos y a las élites, una medida a la que se suman Australia y Japón (fuera del bloque occidental), según informó Reuters.

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, tuiteó que la acción de Rusia “es una violación explícita del derecho internacional” y “la integridad territorial de Ucrania”.

Mientras que Alemania congeló un importante proyecto de gasoducto de Rusia.

La secretaria de Relaciones Exteriores británica, Liz Truss, al anunciar más medidas el miércoles, dijo que Gran Bretaña impediría que Rusia vendiera deuda soberana en Londres.

Pero, al igual que otros aliados de Estados Unidos, ha dicho que se impondrán más sanciones si Rusia lanza una invasión total de su vecino.

“Habrá sanciones aún más duras contra oligarcas clave, sobre organizaciones clave en Rusia, lo que limitará el acceso de Rusia a los mercados financieros, si hay una invasión a gran escala de Ucrania”, dijo Truss.

Ucrania

EPA
Vehículos blindados rusos en la región rusa de Rostov, cerca de la frontera con Ucrania

China, por su parte, dijo que nunca pensó que las sanciones fueran la mejor manera de resolver los problemas y llamó al diálogo y a la consulta, según un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Moscú está pidiendo garantías de seguridad, incluida la promesa de que Ucrania nunca se unirá a la OTAN.

3. ¿Qué se sabe de las tropas rusas?

La crisis comenzó en noviembre cuando Rusia empezó a desplegar grandes cantidades de tropas en áreas cercanas a la frontera con Ucrania.

Pero el 15 de febrero, con más de 100.000 soldados desplegados, Putin sugirió que habría una retirada parcial de las fuerzas rusas.

Sin embargo, Ucrania y sus aliados dijeron que no hubo una reducción en el número de tropas rusas en las zonas fronterizas.

Gr[afico

BBC

“Siempre han desplegado fuerzas de un lado a otro”, dijo el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, un día después del anuncio de Rusia.

“Ha sido un gran (movimiento) hacia arriba y hacia abajo, de ida y vuelta, todo este tiempo; pero la tendencia en las últimas semanas y meses ha sido un aumento constante de las capacidades rusas cerca de las fronteras con Ucrania”.

El domingo, el Ministerio de Defensa de Bielorrusia dijo que 30.000 soldados rusos con base en el país permanecerán allí, incluso cuando debían regresar a sus bases en Rusia después de un ejercicio militar.

Según estimaciones de EE.UU., Rusia tiene ahora más de 190.000 soldados en la región, incluidas las fuerzas separatistas en las regiones de Donetsk y Lugansk.

4. ¿Cómo se llegó a esta situación?

En 2014, Rusia tomó el control de Crimea y apoyó a las fuerzas separatistas en el este de Ucrania.

El conflicto se ha cobrado hasta ahora unas 14.000 vidas. Los grupos rebeldes crearon repúblicas populares en Donetsk y Lugansk.

El 18 de febrero pasado, el servicio ucraniano de la BBC informó que la artillería pesada y los morteros disparados en la región fueron los más pesados en años.

En su último informe, los monitores internacionales de la Organización para la Seguridad y la Cooperación de Europa informaron de cientos de violaciones del alto al fuego entre el 17 y el 18 de febrero.

Los líderes de las dos áreas disidentes respaldadas por Rusia anunciaron la evacuación de los residentes y dijeron que Ucrania había intensificado los bombardeos y planeaba un ataque.

Denis Pushilin, jefe de la República Popular de Donetsk (DNR), anunció una evacuación en un video supuestamente filmado el viernes. Sin embargo, un análisis de la BBC de los metadatos del video mostró que había sido grabado antes de que estallaran las hostilidades.

La corresponsal de la BBC en Europa del Este, Sarah Rainsford, tuiteó que la televisión rusa informa sobre acusaciones de una invasión inminente de las áreas rebeldes por parte de las fuerzas ucranianas.

En respuesta a acusaciones similares, el ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, tuiteó: “Rusia, detén tu fábrica falsa ahora“. También negó que Ucrania haya llevado a cabo un ataque contra áreas controladas por rebeldes o haya bombardeado o cruzado territorio ruso.

Estados Unidos ha advertido durante semanas que Rusia puede intentar provocar una crisis para justificar una acción militar (incluido el llamado ataque de bandera falsa ), aunque no ha proporcionado ninguna prueba específica que respalde estas afirmaciones.

5. ¿Hay alguna señal de solución diplomática?

Ninguna de las partes descarta una solución diplomática a un conflicto que va en aumento con el pasar de los días.

Putin dijo el miércoles que Rusia siempre estuvo abierta a la diplomacia, pero antepuso sus propios intereses de seguridad nacional y que continuaría fortaleciendo su ejército ante lo que llamó una situación internacional difícil.

“Nuestro país siempre está abierto a un diálogo directo y honesto y listo para buscar soluciones diplomáticas a los problemas más complicados”, dijo Putin.

“Pero quiero repetir que los intereses de Rusia y la seguridad de nuestro pueblo son incondicionales. Por lo tanto, continuaremos fortaleciendo y modernizando nuestro ejército y nuestra armada”.

Otras partes habían intentado irse por el camino de la diplomacia, como Francia, cuyo presidente Emmanuel Macron sostuvo un encuentro con Putin el pasado 11 de febrero.

Alemania, además, había decidido no enviar artillería a Ucrania.

Putin

Getty Images
Putin dice estar abierto al diólogo, pero no lo antepone a los intereses de Rusia.

Pero incluso antes de que Rusia reconociera la independencia de las áreas de Ucrania, las partes en la crisis no estaban cerca de un acuerdo diplomático en las negociaciones.

A principios de febrero, Putin reiteró las demandas de Rusia: evitar la expansión de la OTAN, detener el despliegue de armas cerca de las fronteras de Rusia, y restaurar las instalaciones militares del bloque a sus posiciones de 1997 cuando el acuerdo entre la OTAN y Rusia fue firmado.

La OTAN dice que no limitará los despliegues militares solo a sus estados miembros y se niega a imponer restricciones sobre qué países pueden unirse a la alianza en el futuro.

Los países que no pertenecen a la OTAN han dicho que no quieren que Rusia pueda dictar quién puede unirse a la alianza militar, conformada principalmente por Europa, Reino Unido y EE.UU.

El sábado, el presidente de Ucrania pidió un “plazo claro y factible” para que su país se una a la alianza en una conferencia de seguridad en Munich, Alemania.

Aún no ha recibido respuesta.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=apxTgY97o-Q

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.