Makech, el misterioso fondo creado por Emilio Lozoya
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Quinto Elemento Lab

Makech, el misterioso fondo creado por Emilio Lozoya de la mano de exfuncionarios de Pemex

Un triángulo conformado por dos edificios en Lomas de Chapultepec y otro cerca del aeropuerto de la CDMX es el escenario donde se entrelazan 15 empresas, cuatro excolaboradores y tres asesores vinculados a Lozoya.
Quinto Elemento Lab
Por Andrea Cárdenas / Quinto Elemento Lab
26 de febrero, 2020
Comparte

Cuando Emilio Lozoya Austin dejó la dirección general de Pemex, la compañía más grande de México, tardó apenas un mes en fundar una nueva empresa que dio origen a un fondo de inversión cuya operación es prácticamente desconocida por los jugadores más relevantes en México y que hoy está rodeada de un halo de misterio.

Lozoya creó Makech Capital de la mano de Rodrigo Arteaga, su exsecretario particular en Pemex, y en ese fondo también coincidieron otros tres antiguos colegas de la petrolera: Édgar Torres Garrido, Francisco Olascoaga Rodríguez y Mariana García de la Cadena Salas. Una tríada de contadores y abogados también confluyeron en la fundación de la compañía que dio origen a Makech: Francisco Javier Escobedo Caraza, Francisco Javier Serafín Villalobos y Douglas Nuñez Fernández.

Una investigación de Quinto Elemento Lab descubrió que este grupo de exfuncionarios y asesores no solo tienen en común haber participado en la firma de Lozoya, sino que varios de ellos contribuyeron al nacimiento de otras empresas que compartieron al menos tres domicilios con la empresa del exdirector de Pemex. Varias de esas personas y compañías ya están bajo investigación de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF).

Lozoya, detenido este mes en España acusado de presunto cohecho, fraude y lavado de dinero, creó el 17 de marzo de 2016 la empresa Grupo Interamericano de Financiamiento para el Desarrollo y a través de esa compañía registró la marca Makech Capital el 7 de diciembre de ese mismo año.

De acuerdo con documentos del registro público mercantil en la capital mexicana, Lozoya aportó 450 mil pesos para hacerse del 90% de las mil acciones clase A, y con ello se convirtió en el dueño mayoritario; Arteaga quedó como el accionista minoritario de la firma.

Para registrar al Grupo Interamericano ambos dieron como domicilio el departamento 4 de un desgastado edificio en Asistencia Pública 648, una calle poblada de fondas y tiendas de abarrotes, muy cerca del aeropuerto internacional de la Ciudad de México.

A los residentes les sorprendió escuchar que ahí se aloja la sede de la empresa de inversión propiedad del exdirector de Pemex, pues ellos viven en departamentos cuyas rentas no superan los 5 mil pesos al mes.

El modesto edificio en Asistencia Pública contrasta con las dos sedes comerciales que durante los últimos tres años reportó Makech Capital, hasta antes de ‘esfumarse’ misteriosamente en enero pasado. Las direcciones mercantiles que tuvo el fondo estuvieron en Las Lomas de Chapultepec, una exclusiva zona de oficinas corporativas, restaurantes de autor y sedes diplomáticas.

La primera de sus oficinas estuvo en una torre en Prado Sur 274 según informaban el perfil de Makech Capital en LinkedIn y las tarjetas de presentación de Lozoya, aunque luego el fondo se mudó a unas cuantas calles, a un edificio corporativo en Volcán 150.

A esta dirección acudió en junio del año pasado la Policía Federal a corroborar el domicilio de Lozoya, según la orden de aprehensión contra el exdirector de Pemex a la que Quinto Elemento Lab tuvo acceso. Ya se había emitido la orden de captura contra Lozoya y la Interpol tenía una ficha roja para arrestrarlo.

A finales de enero, poco antes de la captura de Lozoya en Málaga, el fondo Makech Capital desmontó las oficinas de Volcán, según informó el personal que trabaja en el edificio. Ni la página web http://www.makechcapital.com/es/inicio/ ni el perfil de Makech en LinkedIn ofrecen información acerca de sus directivos, sus clientes o su nueva sede.

“Parece que Makech es la antítesis de un fondo de capital privado porque no promueve su estructura; (los fondos) tienen que ser muy públicos porque lo que más vende es su equipo”, dijo una experta en fondos de inversión que pidió omitir su nombre.

Más de una docena de expertos y jugadores relevantes en el sector de los fondos de capital e inversiones en México consultados por Quinto Elemento Lab meses antes del arresto de Lozoya dijeron desconocer las operaciones de Makech.

“No tenemos ninguna referencia del señor Emilio Lozoya ni de su trayectoria o actividades como inversionista”, afirmó un portavoz de la Asociación Mexicana de Capital Privado (Amexcap).

El director de la UIF, Santiago Nieto, informó que la posible participación de Makech Capital en los sobornos de la firma brasileña Odebrecht es una hipótesis que está siendo indagada por las autoridades. “Es una línea de investigación, pero todavía no lo hemos acreditado”, dijo en una entrevista concedida en abril pasado.

Lozoya es investigado por haber provocado un grave daño patrimonial a Pemex al comprar a sobreprecio una fábrica obsoleta de fertilizantes que pertenecía a Altos Hornos de México (AHMSA), por la adquisición irregular de la planta Fertinal y por presuntamente haber recibido sobornos de la constructora Odebrecht.

La madeja de empresas y socios en tres domicilios

El misterio que rodea la operación de Makech está acrecentado por el hecho de que otras 14 empresas orbitan alrededor del Grupo Interamericano de Financiamiento, ya sea porque compartieron las mismas direcciones o porque los excolaboradores de Pemex y sus asesores aparecen incesantemente en las actas constitutivas que les dieron vida.

Para crear el Grupo Interamericano, Lozoya y Arteaga fueron auxiliados por dos contadores y un abogado: en el registro mercantil aparecen como apoderados Francisco Javier Escobedo Caraza y Douglas Nuñez Fernández, y como comisario Francisco Javier Serafín Villalobos.

En el edificio de Asistencia Pública número 648 están dadas de alta Klarhes, dedicada a la digitalización de documentos, y ERH Consultores, que ofrece servicios de consultoría financiera y outsourcing.

Klarhes tiene como apoderado a Douglas Núñez y como accionista a Serafín Villalobos, y en ERH aparece Serafín como administrador y Escobedo como apoderado. Klarhes y Grupo Interamericano están relacionadas con otra empresa de digitalización, TCI Consultoría Internacional, pues también tiene como apoderado a Escobedo Caraza.

Entrevistado para este reportaje, el abogado Douglas Núñez dijo que no conoce al exdirector de Pemex y afirmó que a él lo contrató Arteaga para dar sus servicios de asesoría. Aseguró que ignoraba las actividades que realiza la empresa y dijo que solo estuvo a cargo de la revisión de los contratos de personal y de la renta de oficinas.

Serafín, a través de su abogada, aclaró que durante el tiempo que fue comisario del Grupo Interamericano “jamás realizó ni desempeñó ninguna actividad ni función como tal, su cargo solo fue estatutario” y agregó que no tiene ninguna relación ni conoce a Lozoya. Por su parte, Escobedo declinó comentar acerca de su participación en la fundación de estas empresas.

Según información de la UIF publicada por la prensa, hasta ahora se han congelado 14 cuentas de personas físicas y morales relacionadas con la investigación contra Lozoya. Entre ellas, fueron bloqueadas las cuentas vinculadas a Serafín Villalobos, Douglas Núñez y diversas empresas.

El edificio de Prado Sur número 274, el primer domicilio usado por Makech Capital, también fue la sede de la firma Genmak Energía, dedicada a prestar servicios de suministro eléctrico y donde Rodrigo Arteaga aparece como apoderado, Francisco Javier Escobedo como comisiario y Douglas Núñez como director general.

En esa misma torre de Prado Sur coincidió ELMX Services, una firma especializada en inversiones de capital y desarrollo de empresas de energía, que tiene como accionista y director a Douglas Núñez.

Tanto Genmak Energía como ELMX Services expermientaron en 2017 un incremento en su capital social, de cien mil a 10.1 millones de pesos según los registos públicos. Douglas Núñez confirmó a Quinto Elemento Lab que las cuentas de Genmak fueron bloqueadas en mayo pasado, y en la entrevista realizada en 2019, aseguró que Genmak no había comenzado a operar, y que “sólo ha tenido clientes esporádicos”.

ERH Consultores y ELMX Services fueron creadas el mismo día, el 16 mayo de 2017, un día antes de que se constituyera Genmak Energía, que a su vez tiene como accionista a ELMX Services.

Otro excolaborador de Lozoya que sufrió el congelamiento de sus cuentas fue Rodrigo Arteaga. La UIF bloqueó sus cuentas en mayo pasado y, pese a que interpuso un amparo, un juez le negó el desbloqueo de sus recursos en junio de 2019. Arteaga no respondió diversos intentos para entrevisarlo.

Al edificio corporativo de Volcán número 150, la última sede que tuvo Makech Capital, también se mudaron Genmak Energía e Industria Transformadora del Norte (Intranor), una empresa fundada en 2018 por el exgerente de la dirección general de Pemex, Francisco Olascoaga Rodríguez, y por la exsecretaria particular de Lozoya en la paraestatal, Mariana García de la Cadena Salas.

De acuerdo con los directorios empresariales que manejaba el personal de los edificios de Prado Sur y de Volcán, tanto Francisco Olascoaga como Mariana García eran colaboradores en Makech Capital. Ambos declinaron ser entrevistados para este artículo.

Antes de Pemex, Olascoaga colaboró con Enrique Peña Nieto cuando fue gobernador del Estado de México, primero como jefe de departamento a cargo de la relación con gobiernos extranjeros y después como secretario en el equipo de transición. Mariana García también trabajó como coordinadora de eventos en la secretaría de Turismo del Edomex durante el gobierno peñista.

Un directivo de Makech Capital fue sancionado por la Secretaría de la Función Pública: Edgar Torres Garrido fue inhabilitado para ocupar cargos públicos en 30 años y enfrenta dos multas por casi 4 mil millones de pesos por causar un grave daño patrimonial a Pemex al autorizar la compra a sobreprecio de la planta de Grupo Fertinal.

En enero de 2013, Lozoya designó a Torres Garrido como asesor en Pemex y dos años después lo convirtió en director de Pemex Fertilizantes. De acuerdo con su perfil en LinkedIn, que ya fue desactivado, Torres operaba como jefe de Inversiones en Makech desde mayo de 2016.

Otras empresas que comparten los mismos socios, apoderados, contadores o comisiarios y que orbitan alrededor de Makech Capital son Klarheit Losungen, Jaddina Inmobiliaria, Apo Consultoría Empresarial, Apo Management, Apo Technology, Apoyo Profesional de Outsourcing, Aid on Business México y Casa Portela. Estos datos fueron recabados en parte a través de Sinapsis, la herramienta que permite encontrar conexiones entre empresas desarrollada por Animal Político.

La semana pasada, Santiago Nieto declaró a la prensa que para intentar encubrir el presunto origen ilícito de su fortuna, Emilio Lozoya habría montado una sofisticada red de lavado de dinero que movió decenas de millones de dólares en distintos países, entre ellos Suiza, Islas Vírgenes, Antigua, Liechtenstein, Mónaco, Brasil, México y Alemania.

El funcionario aclaró que en esta trama de corrupción están implicadas la empresa brasileña Odebrecht, la española OHL y la mexicana AHMSA, de las que Lozoya supuestamente recibió transferencias a través de una intrincada red de sociedades y cuentas bancarias.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Coronavirus | Por qué la gente compra desesperadamente papel de baño ante la pandemia del covid-19

El síndrome FOMO, el temor a quedar fuera de una situación social, ha aparecido en muchas partes del mundo a medida que se expande el nuevo coronavirus. La compra masiva de papel higiénico es una de sus caras.
15 de marzo, 2020
Comparte
Personas toman papel de baño de una tienda

AFP
El papel higiénico no es un producto que ayude en la pandemia del coronavirus, pero es de lo más comprado.

La escena se ha repetido en muchas partes del mundo y cada vez es más frecuente: decenas de personas tomando muchos paquetes de papel de baño en atestadas tiendas de autoservicio.

A medida que el nuevo coronavirus (covid-19) se ha extendido por el mundo, en el último mes muchas personas buscan suministros y artículos de primera necesidad para hacer frente a la pandemia.

La recomendación de los expertos al respecto es tener a la mano gel antibacterial, toallas desinfectantes y, sobre todo, lavarse las manos con frecuencia.

Pero la gente ha optado por hacerse también de otros productos y, extrañamente, papel de baño.

Personas toman papel de baño de una tienda

Reuters
La búsqueda de papel de baño ha llevado a situaciones de enfrentamientos en ciudades del mundo.

Las compras de pánico del papel higiénico han subido de tono en algunos lugares, como en Australia, donde la semana pasada la policía atendió una llamada ya que una persona sacó un cuchillo durante una disputa por paquetes de papel de baño.

En América Latina y España, los videos y fotografías de gente comprando de forma masiva papel higiénico han sido compartidas en redes sociales.

Un síndrome llamado FOMO explica parte de este comportamiento de masas.

Es “obviamente irracional”

En medio de las cada vez más frecuentes escenas de compras de papel, las autoridades han instado al público a evitar hacer compras de pánico (y con mayor razón las de productos que no ayudan a combatir el covid-19).

Los expertos en psicología del consumidor dicen que el comportamiento es “obviamente irracional”, y un claro ejemplo de una mentalidad de rebaño impulsada por las redes sociales y la cobertura de noticias.

Cuando aparecen imágenes de estantes vacíos, la gente siente temor y necesidad de actuar, aunque no se sepa bien qué hacer.

Personas toman papel de baño de una tienda

Getty Images
Las compras de pánico son un efecto del comportamiento “oveja” de la sociedad.

“Lo que se debe recordar es que cuando desaparecen 50 paquetes de rollos de papel higiénico de los estantes, realmente se nota porque ocupan mucho espacio“, dice la profesora Debra Grace, de la Universidad Griffith (Australia).

“Es mucho más notable que decir que desaparecen 50 latas de frijoles o desinfectante para manos”, señala.

El síndrome de FOMO (del inglés fear of missing out, o temor a perderse algo), es lo que se ve en muchas personas en crisis como las del covid-19, explica la profesora Nitika Garg de la Universidad de Nueva Gales del Sur.

“Se piensa que si una persona está comprándolo (papel higiénico), si mi vecino lo está comprando, tiene que haber una razón y yo también tengo que involucrarme“, dijo a la BBC.

Un estante vacío en una tienda de España

Reuters
El papel de baño ocupa mucho espacio en los estantes, lo que genera un efecto de vacío fácilmente cuando se agota.

Garg explica que en China, por ejemplo, había una mayor necesidad de abastecerse de tela blanca porque “se piensa que el papel higiénico se puede sustituir por pañuelos de papel y servilletas y hacer máscaras improvisadas”.

En cambio en otros países la compra de papel higiénico solo está es impulsada por el miedo.

“Cando se trata del coronavirus, las personas no están seguras de cómo van a salir las cosas, o cuánto empeorará”, señala Garg.

“Quieren estar preparados porque es lo único que pueden hacer para tener cierta sensación de control“, añade.

La comodidad moderna

Otro experto en consumo, el doctor Rohan Miller, cree que lo visto con este artículo en particular es un reflejo de una sociedad y un estilo de vida urbanizados donde la comodidad moderna es lo que impera.

O por lo menos en lugares con más desarrollo que zonas rurales o países con limitaciones.

Personas hacen fila en una tienda de México

Reuters
Contar con la comodidad del papel de baño lleva a muchas personas a pasar horas en su búsqueda,

No estamos acostumbrados a la escasez y la privación, estamos acostumbrados a poder elegir lo que queremos, cuando queremos. Por lo tanto, la prisa por conseguir papel higiénico es solo esta mentalidad de ovejas para mantener ese estado”, dice.

Los cuadrados blancos y suaves de papel higiénico, comercializados con fotos de cachorros, son un “lujo” diario del que muchos simplemente no están dispuestos a separarse mentalmente.

“Creo que las personas quieren asegurarse de tener algunas comodidades en sus vidas si van a estar en casa con su familia durante mucho tiempo”, dice.

“El papel higiénico realmente no importa, está muy por debajo de la lista de supervivencia en comparación con otras cosas como la comida o el agua, pero es algo a lo que las personas se aferran a tener como un estándar mínimo”.

*Con información de Frances Mao.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=TBuHqj-S9F4

https://www.youtube.com/watch?v=B_Gzc2Z7uQY&t=2s

https://www.youtube.com/watch?v=GFJ_N84JzUI&list=PLLhUyPZ7578eOhaDzuQaUohvgFzplupf-&index=7&t=0s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts