Muerte de dos defensores prende alerta sobre Reserva de la Mariposa Monarca
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto tomada de Facebook Homero Gómez

Muerte de dos defensores prende alerta sobre Reserva de la Mariposa Monarca

El cuerpo de Homero Gómez, entusiasta defensor del bosque y la mariposa monarca, se encontró dos semanas después de que se reportó su desaparición; Raúl Hernández Romero, guía turístico en la zona, también fue hallado muerto el pasado 1 de febrero.
Foto tomada de Facebook Homero Gómez
Por Agustín del Castillo / Mongabay
4 de febrero, 2020
Comparte

La historia de Homero Gómez González es singular: después de ser un duro opositor de la creación de la Reserva de la Biósfera Mariposa Monarca se transformó en uno de los más entusiastas promotores de la conservación de los bosques de oyamel e impulsor del desarrollo sustentable de las comunidades.

Por eso, cuando el 13 de enero de 2020 la familia de Homero reportó su desaparición, los 260 ejidatarios del Rosario se organizaron para buscar a su compañero. Dos semanas después —el 29 de enero— se encontró su cuerpo en un pozo agrícola. Homero, quien también era ingeniero agrónomo, tenía 50 años. Su muerte indignó a su familia, compañeros ejidatarios y a todos los que conocieron su labor como defensor de los bosques de oyamel y de la mariposa monarca (Danaus plexippus).

Tres días después de que se encontró el cuerpo de Homero, otra muerte prendió las luces de alarma sobre la Reserva de la Biósfera Mariposa Monarca. Raúl Hernández Romero —guía de turistas en el ejido El Rosario y que días antes había sido reportado como desaparecido— se encontró muerto con visibles huellas de violencia.

Lee: Encuentran sin vida a guía de turistas de santuario de mariposa monarca en Michoacán

Hasta ahora, la fiscalía del estado de Michoacán no ha terminado las investigaciones sobre estos decesos, pero a ejidatarios y ambientalistas les preocupa que intereses de taladores clandestinos y de aguacateros busquen controlar —como en otros territorios en México— los bosques que forman parte de la Reserva de la Biósfera Mariposa Monarca, emblema de la cooperación ambiental en América del Norte.

Las muertes de Gómez y Hernández recuerdan que México es considerado uno de los países más peligrosos para los defensores del medio ambiente. En 2019 organizaciones como Amnistía Internacional registró el asesinato de 24 defensores de derechos humanos, la mayoría de ellos enfocados a temas ambientales y de territorio.

Aceptar una Reserva

La Reserva de la Biósfera Mariposa Monarca se ubica en el eje Neovolcánico, en un territorio que abarca zonas del Estado de México y del oriente de Michoacán, en el centro del país.

En los bosques que están dentro de la Reserva —así como en zonas del Nevado de Toluca y del volcán Popocatépetl— cada invierno llegan millones de mariposas monarcas que migran desde los Grandes Lagos de Norteamérica.

En 1976, el zoólogo canadiense Fred Urquhart reportó la ubicación de los sitios de hibernación de las monarcas en los bosques de Michoacán, lugares en donde, durante generaciones, las  comunidades otomíes y mazahuas de la región han presenciado la estancia invernal de estas mariposas.

Lee más: Las incógnitas sobre la muerte de Homero Gómez, el defensor de la mariposa monarca

Los estudios de Urquhart fueron los que impulsaron la creación de una zona protegida y años después de una reserva de la biosfera, explican los investigadores Alfonso de la Vega y Leticia Merino Pérez, en el Informe Conservación y derechos comunitarios: lecciones de Mesoamérica, editado por el Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, en 2016.

La mariposa monarca viaja 4500 kilómetros desde bosques templados de Estados Unidos y Canadá para hibernar en 22 colonias del Eje Neovolcánico mexicano. Las colonias más grandes se ubican en la reserva Monarca, que identifica tres grandes sitios de anidación protegidos como zonas núcleo.

Homero Gómez, de 50 años, fue un defensor de los bosques de oyamel y de la mariposa monarca.

Homero Gómez, de 50 años, fue un defensor de los bosques de oyamel y de la mariposa monarca.

Cuando el gobierno mexicano impuso sobre las sierras del oriente de Michoacán la creación de la reserva, Homero Gómez González fue un acérrimo opositor de la iniciativa.

Como muchos de los ejidatarios de la región, la idea que Homero tenía del desarrollo no se alejaba del tradicional rentismo forestal que entrega el bosque a la industria a cambio de dinero.

No fue fácil conquistar la voluntad de una población que se consideraba perjudicada por los decretos presidenciales —de 1980 y del 2000— que dieron forma a la Reserva de la Biósfera Mariposa Monarca, área protegida que hoy tiene 56 259 hectáreas.

A las comunidades se les prohibió realizar actividades que durante muchas décadas habían sido su sustento: tala, cacería y extracción de flora.

Liderazgos, como el de Homero Gómez, así como el apoyo que realizaron varias instituciones —entre ellos World Wildlife Fund (WWF), el Fondo Monarca y la Comisión Nacional Forestal (Conafor)— permitieron que las comunidades encontraran caminos sustentables para vivir del bosque y, al mismo tiempo, conservar este ecosistema vital para el futuro de especies como la mariposa monarca.

Entérate: Fiscalía de Michoacán publica necropsia del defensor Homero Gómez, pero no aclara si fue asesinado

Homero Gómez, quien era ingeniero agrónomo de profesión, fue un líder tradicional que defendió el derecho de las comunidades a explotar los bosques. La primera negociación que lograron las comunidades fue que se les pagara por la madera que no iban a aprovechar.

Después, cuando esos programas vencieron, se generó un esquema de pago sobre la superficie completa de la zona núcleo del área protegida; ese ha sido el eje de la estabilidad de la reserva en los últimos diez años, explica el consultor Rafael González Franco, quien fue contratado por el gobierno mexicano para establecer los arreglos con las comunidades.

En la actualidad, en el ejido El Rosario —ubicado en Ocampo, Michoacán, y donde está uno de los mayores sitios de hibernación de la monarca— la comunidad vive del ecoturismo, produce trucha y realiza manejo sustentable de pino y oyamel.

Comunidades que defienden el bosque

En la región a la que arriba la mariposa monarca, las comunidades sobreviven en medio de la violencia de los cárteles que se disputan Michoacán.

A diferencia de otras zonas del estado de Michoacán, como la meseta purépecha, los pueblos de la región de la Monarca han logrado contener con más éxito los cambios de uso de suelo para aguacate que ya afectan sus fronteras, mientras la actividad clandestina de tala de bosques ha pasado progresivamente a ser controlada por las bandas criminales de trasiego de drogas.

Muchos moradores de la Monarca defienden con sus propios recursos ese valioso territorio que sustenta su estilo de vida. Miguel Ángel Cruz Domínguez, uno de los ejidatarios que participó en la búsqueda de Homero Gómez, explica que el ejido El Rosario, otros 58 ejidos, trece comunidades indígenas mazahuas y otomíes, y 21 pequeñas propiedades integradas al polígono de protección realizan trabajos de protección y conservación del bosque.

“Hemos estado sembrando muchos miles de árboles […] además, no permitimos entrar a ningún talador clandestino, tenemos guardias permanentes en turnos de a diez ejidatarios, nadie pasa al santuario sin que nosotros lo sepamos”, advierte Cruz Domínguez.

El compromiso de estas comunidades es mantener la integridad de los ecosistemas para que puedan acceder a los recursos del Fondo Monarca.

Rafael González Franco, consultor en organización comunitaria que ha trabajado durante más de una década en la zona por encargo de los socios del Fondo Monarca, destaca el importante papel que han tenido las mujeres de las comunidades.

Las mujeres se integraron a los procesos de discusión y empujaron a que los líderes tradicionales, como Homero Gómez, abandonaran la relación clientelar con el estado y se comenzaran a preocupar por la salud de sus bosques.

“Fue un trabajo complicado pero puedo decir que hubo un compromiso fuerte de muchas instituciones” para convencer a los campesinos de que su futuro está en la conservación, recuerda González Franco.

La noticia de la muerte Homero Gómez golpeó a los ejidatarios que a principios de enero celebraban un mayor arribo de mariposas monarca a sus bosques.

Cada año desde 2004, con apoyo de la Alianza WWF-Telcel, la dirección de la Reserva de la Biosfera Mariposa Monarca monitorea la superficie forestal ocupada por las colonias de hibernación.

Además existe un amplio sistema de monitoreo trinacional donde también se registran los flujos de los enjambres que descienden hasta México. En los últimos 20 años, la tendencia registrada en los monitoreos de ocupación de mariposa van a la baja. El ejidatario Miguel Ángel Cruz sostiene, sin embargo, que entre 2019 y 2020 la tendencia parece revertirse, lo que deberá confirmar el nuevo monitoreo que está apenas en elaboración.

Exigencia común: investigación a fondo

Miguel Ángel Cruz Domínguez, al igual que los demás ejidatarios del Rosario, espera que “las autoridades esclarezcan la muerte de Homero”.

Tras el hallazgo del cuerpo, el pasado 29 de enero, la fiscalía de Michoacán señaló que no había huellas de violencia y se aseguró que las líneas de investigación permanecerán abiertas en temas como secuestro, extorsión y amenazas.

Entérate: Detención de tres presuntos líderes delictivos desata bloqueos en Uruapan, Michoacán

La muerte de Homero Gómez también causó la indignación de ambientalistas de México y de muchas partes del mundo, así como comunicados de diversas organizaciones y dependencias, desde la WWF hasta la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, además del pésame del presidente López Obrador, sin comprometerse específicamente al esclarecimiento del asunto, que es competencia de la fiscalía michoacana.

El jueves 30 de enero de 2020, los moradores del ejido El Rosario acompañaron de forma multitudinaria los restos mortales del ejidatario.

La página de Facebook de Homero Gómez está invadida de esquelas, de fotografías donde se le mira entre los árboles de oyamel y rodeado de mariposas, además de mensajes desoladores, entre ellos, una petición en change.org: que no se compren “aguacates de sangre”, el “oro verde” que destruye los bosques michoacanos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Archivo Personal

Niños transgénero: "Nos denunciaron por dejar que nuestro hijo de 5 años usara ropa de niña"

Los padres de Luiz cuentan que tardaron en entender que su hijo era transgénero, pero que decidieron respetar la voluntad del pequeño. Ahora enfrentan prejuicios en la ciudad donde viven.
Archivo Personal
13 de febrero, 2020
Comparte

Luiz*, de 5 años, prefiere la ropa y los accesorios de mujer.

Sus padres confiesan que tuvieron dificultades para tratar el asunto, pero decidieron respetar los deseos de su hijo. En 2018, permitieron al niño usar artículos femeninos en las calles de un pequeño pueblo de Brasil, en el interior de Santa Catarina, donde viven. El mismo año, fueron denunciados al Ministerio de la Mujer, la Familia y los Derechos Humanos.

El informante anónimo decía que Luiz estaba “supuestamente alentado por sus padres y su madrastra para que usara ropa y accesorios de mujer” y que estaba siendo intimidado en el ambiente escolar.

El caso fue llevado al Ministerio Público de Santa Catarina y remitido al área de Infancia y Juventud de la Fiscalía del municipio donde vive la familia.

“Fue un gran golpe para nosotros. Pensé que era absurdo“, dice César*, de 36 años, el padre del niño.

Como agente de la policía civil, César revela que tuvo que revisar cómo ve las cuestiones de género, ya que su hijo comenzó a vestirse con ropa de mujer.

“Yo tenía comportamientos homofóbicos e incluso hice bromas. Pero revisé todo esto. Hoy veo que no hay razón para estas ofensas. Aprendí que algunas bromas o comentarios pueden ser muy irrespetuosos”, señala.

La madre de Luiz, la corredora de seguros Maria*, de 31 años, también confiesa haber sido sacudida por la denuncia. “Fue una situación muy difícil”, resume María, que está separada de César y comparte con él la custodia de su hijo.

Luiz y César

Archivo Personal
Luiz pidió que le regalaran una cocina cuando tenía 2 años. En la foto, aparece usando el juguete con su padre.

El niño empezó a usar ropa de niña después de varias peticiones a sus padres. También los convenció de que le permitieran dejar crecer su cabello.

Hace dos años, María y César decidieron buscar apoyo psicológico junto a su hijo y llegaron a la conclusión de que es un niño transgénero, aquellos que se consideran miembros del sexo opuesto al biológico.

Luiz pide varias veces que se le llame Luiza. En otras ocasiones, se trata a sí mismo en masculino.

A solicitud de los padres, que consideran que el asunto aún está en la fase inicial para la familia, este artículo tratará al niño en género masculino. Pero creen que, con el tiempo, el niño debería ser tratado como niña.

Juguetes y ropa de niña

A los 2 años, Luiz pidió una cocina de juguete. Al año siguiente, quería una muñeca.

Los padres afirman que los regalos no fueron sorprendentes, ya que creían que era solo la preferencia del niño. “Pensamos que los juguetes no mostraban nada, solo eran lo que él quería”, cuenta María.

El psiquiatra Alexandre Saadeh, coordinador de la clínica de identidad de género y orientación sexual del Instituto de Psiquiatría del Hospital das Clínicas, en Sao Paulo, señala que los juguetes que prefiere un niño no representan que sea transgénero.

“Lo que hace que un niño sea transgénero es el hecho de que es incongruente con su sexo de nacimiento”, explica el experto.

Los padres dicen que decidieron buscar ayuda psicológica después de varios hechos que los llevaron a preguntarse si su hijo sería trans. “Dijo que no quería tener barba o ser un hombre. Comenzó a pedir ropa de mujer o accesorios de mujer a menudo”, relata César.

El policía dice que al principio tuvo dificultades para entender a su hijo, pero siempre trató de respetar la voluntad del niño.

“El ambiente policial es predominantemente masculino. Todos esperaban que fuera represivo hacia mi hijo, debido a mi profesión. Pero tengo una actitud más liberal y respeto su intimidad y deseos. Muchos pensaron que estaría avergonzado de mi hijo, pero estoy muy orgulloso de él “, dice.

Luiz con un vestido

Archivo Personal
Luiz durante un evento familiar a mediados de enero de este año: el niño no sabe que usar ropa de mujer supuso una denuncia anónima contra sus padres.

Desde que el niño tiene 3 años, los padres le han permitido usar ropa y efectos femeninos como lazos y pinzas para el cabello. En ese momento, César y María ya estaban separados, y actualmente los dos tienen nuevas parejas.

Comparten la custodia de su único hijo, que generalmente pasa la mitad de los días en la casa de su padre y la otra parte en la residencia de su madre.

Durante aproximadamente un año y medio, Luiz ha usado, además de adornos, ropa de mujer, pero solo cuando está en la casa de César. Esto se debe a que entre los padres hay una distinción en la forma en que tratan al niño. Mientras que el padre permite que el hijo use ropa y accesorios femeninos, la madre solo le permite que use adornos cuando está con ella.

“En mi casa, él no usa ropa de mujer, porque todavía tengo un bloqueo en relación con eso. Mi mayor temor es que alguien comente algo malo y lo lastime de alguna manera”, justifica María.

La denuncia

El miedo de María a los comentarios maliciosos contra su hijo aumentó cuando la familia fue objeto de una denuncia anónima poco después de que los padres dejaran que el niño usara artículos femeninos en la calle.

César llevaba a su hijo a casi todas partes con vestidos, mientras que la madre salía con él solo con accesorios femeninos.

Con base en la denuncia anónima, la oficina del fiscal en la ciudad donde vive la familia abrió un procedimiento administrativo para investigar el hecho.

Los padres de Luiz fueron llamados para aclarar el caso.

Para María y César, la denuncia fue la primera vez que la familia fue víctima de prejuicios.

“Soy muy conocido en la ciudad y la gente no me hace comentarios negativos directamente. Sabía que había discriminación contra mi hijo, pero era algo velado, hasta el momento en que fuimos denunciados”, apunta César.

“Esto me causó en cierto modo una gran vergüenza, principalmente porque soy muy activo en casos de violencia contra los niños. Fue la primera vez que la discriminación contra mi hijo llegó a mí”, dice el policía.

En una declaración al Ministerio Público, César dijo que Luiz nunca fue obligado a usar ropa o artículos de mujer y también dijo que aunque su hijo tiene predilección por la ropa femenina, nunca sufrió ningún tipo de prejuicio ni intimidación en casa.

María le dijo a la fiscalía que su hijo “desde muy joven prefiere juguetes y ropa para niñas”.

Después de las investigaciones, la fiscalía concluyó que los padres del menor son “firmes y consistentes al describir que el niño es el que muestra preferencias por los accesorios y la ropa de mujeres, sin imposición por parte de los padres o terceros”.

El fiscal que llevó el caso dijo que no estaba probado que el niño fuera intimidado en la escuela por usar ropa de mujer.

“No existe una situación de riesgo para Luiz. Por el contrario, los padres mostraron madurez para enfrentar esta situación junto con su hijo con un buen apoyo. Por lo tanto, no hay evidencia de daño o amenaza de daño a los derechos del niño”, consideró el fiscal.

El procedimiento se cerró el 27 de noviembre de 2018.

“Fue un momento muy difícil, también porque no sabíamos quién presentó la denuncia. Pero el fiscal entendió que en ningún momento mi hijo sufrió por esto, sino todo lo contrario. Él es quien prefiere usar estas ropas y accesorios”, dice César.

Los padres nunca le contaron a Luiz la denuncia. “Es muy pequeño y hay cosas que no nos parecen interesantes contarle”, explica María.

Niño transgénero

Como Luiz tiene 3 años, sus padres creen que es un niño transgénero. “Cuando pidió vestir ropa y accesorios de mujer y dijo que era una niña, el psicólogo nos dijo que es muy probable que sea un niño trans”, dice María.

“No creo que la preferencia de mi hijo por las cosas femeninas sea algo pasajero. Creo que es transgénero, principalmente porque el niño es muy inocente. Todo lo que hace es espontáneo y esta es su voluntad”, agrega la madre.

El psiquiatra Alexandre Saadeh explica que un niño puede manifestarse como transgénero a partir de los 3 o 4 años. “Depende de cada niño, pero en esta fase comienzan a mostrar quiénes son y sus intereses particulares. Esto es observable y verificable”, expone.

El médico afirma que es esencial que se realice un seguimiento adecuado a casos de niños trans por medio de equipos especializados, principalmente psiquiatras. “Es a través del contacto, el respeto, el conocimiento y el monitoreo que será posible que el equipo de salud diga algo junto con los padres”.

El futuro

César y María aún no han definido cómo procederán con el futuro de Luiz. Creen que el niño puede querer cambiar el género de los documentos y someterse a tratamientos hormonales de aquí a unos años.

“Pero todavía no pensamos cómo lo haremos. En poco tiempo, la pubertad está ahí y tenemos que ver el problema de los bloqueadores hormonales”, dice César.

“En los próximos años, creo que usará un nombre social femenino y cambiaremos su género en los documentos”, prosigue.

El agente de policía alterna el género que usa para referirse al niño: a veces trata al niño como hombre, y a veces como mujer.

“Todavía me estoy adaptando”, explica.

Luiz

Archivo personal
En el futuro, los padres creen que Luiz querrá cambiar el género en los documentos.

Para que un niño pueda cambiar el género en todos los documentos en Brasil es necesario que los responsables presenten un reclamo en la corte. La solicitud es evaluada por un juez, quien le pide a un equipo de psicólogos un informe sobre el caso.

En una rápida conversación con el niño, Luiz celebra el hecho de que un tío materno comience a aceptarlo.

“Ahora me está apoyando”, cuenta sobre un pariente que, según él, es religioso y no entendió por qué el niño usaba ropa femenina.

Luiz afirma saber que las personas pueden tener dificultades para entenderlo. “Es porque soy diferente. Nací niño, pero soy niña”, dice, sin grandes dificultades para explicarlo, como si estuviera acostumbrado a discutir el tema con otras personas. “Pero esto no es un problema”, agrega Luiz.

Este año, el niño quiere cumplir un deseo que ha tenido durante dos años: usar una falda con su uniforme escolar. “Creo que ahora es el momento. Esperamos que pasara un tiempo para que pueda usar el uniforme de niña”, explica César.

El padre admite que teme que su hijo sufra abusos en el futuro. “Hoy convive con los mismos compañeros de clase. Pero mi miedo es en el futuro, porque quizás tenga que enfrentar comentarios maliciosos”, sostiene.

Sin darse cuenta de los posibles comentarios negativos, Luiz hace planes para el futuro. “Quiero ser inventor o modelo”, expresa.

“Quiero que sea feliz”, dice la madre.

“Es un niño muy hermoso y muy inteligente. Estoy muy orgulloso de la hija que tengo. El hecho de que ella sea transgénero no es un problema para mí. Sería un problema si careciera de carácter o fuera una mala persona“, completa el padre del niño.


* Los nombres han sido cambiados para preservar las identidades de los padres y del niño.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=rCXa2gRXlcM&t=27s

https://www.youtube.com/watch?v=ZU3QkNT_HGo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts