Policía disparó extintores con gas en cara de manifestantes que exigían justicia para Ingrid
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Elizabeth Cruz

Policía disparó extintores con gas en cara de manifestantes que exigían justicia para Ingrid

La Secretaría de Seguridad Ciudadana de la CDMX aseguró que sus policías solo portaban equipos de protección personal que no incluyó gases, pero la Comisión de Derechos Humanos capitalina aseguró que hubo un exceso del uso del extintor.
Elizabeth Cruz
15 de febrero, 2020
Comparte

“Yo le llamaría un exceso del uso del extintor”. La frase de la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, Nashieli Ramírez, define lo que pasó este viernes en la manifestación de mujeres que exigían justicia por el feminicidio de Ingrid Escamilla y reclamaban que los medios no lucren con la fotografía de su cuerpo desollado.

Y es que la policía capitalina usó un recurso que no se había visto en la serie de protestas feministas de los últimos meses: disparar extintores directamente a la cara de las manifestantes, de los que salía un humo verde que provocaba ardor en ojos, garganta y ataques de tos. Eso a pesar de que hubo menos destrozos que en marchas anteriores.

No fue una vez, sino varias. La mayoría de rociadas de este gas ocurrieron cuando el contingente se manifestaba afuera de las instalaciones del periódico La Prensa, en la calle Basilio Badillo; la última en las escalinatas del Ángel de la Independencia, donde terminó la manifestación, cuando las chicas solo estaban gritando consignas contra los feminicidios y pintando los tablones de madera que desde hace meses rodean al monumento.

Lee: ‘En México llueve sangre’: Mujeres exigen a La Prensa una disculpa pública por fotografía de Ingrid

A pesar de las múltiples ocasiones en las que se lanzó este humo, como quedó registrado en videos, la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México aseguró que sus policías solo portaban equipos de protección personal que no incluyó gases.

Marabunta desmintió estas declaraciones. “Fuimos testigos del uso indebido de extintores de polvo químico seco sobre las manifestantes, la presidenta y personal de la CDHDF también fueron roceados y 2 integrantes de marabunta fueron directamente atacados con gas pimienta”.

La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, aseguró que las mujeres del Grupo Atenea que realizaban trabajo de contención durante la manifestación de mujeres, la noche de este viernes, utilizaron los extintores para apagar fuego; sin embargo, dijo que se revisará si hubo uso excesivo de los mismos.

Lo anterior, pese a que durante la movilización, las integrantes del Grupo Atenea usaron extintores y gas pimienta para dispersar a las manifestantes que se apersonaron a las afueras del periódico La Prensa.

“Las Ateneas hacen un trabajo de contención. Ayer se prendió fuego en varios lugares y lo que traen son extinguidores. Ese es su trabajo, si hubo algún caso de este tipo, se tiene que revisar, pero tampoco podemos permitir que se prenda algo y que se quede prendido. Por eso están ellas, para contener y poder sofocar un incendio que pudiera provocar un mayor problema”, señaló Sheinbaum Pardo.

Acuden a medios 

La concentración había iniciado de forma pacífica a partir de las 4 de la tarde en la antimonumenta por los feminicidios, instalada frente al palacio de Bellas Artes. Recinto que estuvo protegido por vallas y que nadie intentó sobrepasar. Las manifestantes solo crearon una cruz gigante en el suelo con pliegos de papel rosa, flores, fotos de Ingrid Escamilla, asesinada con saña el 9 de febrero por su pareja, y de otras víctimas.

El objetivo de la manifestación se puso en claro desde el principio: “El plan ahorita es dirigirnos hacia el periódico La Prensa para exigir una disculpa pública por la filtración y publicación de las imágenes de Ingrid Escamilla”, dijo una chica ante las cerca de 350 mujeres que se reunieron, según cifras oficiales.

Explicó que por la mañana un pequeño grupo acudió al diario Reforma y su filial Metro y ahí dialogaron con directivos para pedir una cobertura con perspectiva de género, por lo que ahora intentarían hacer lo mismo, y que no iban al periódico Pásala, que publicó la foto más explícita, porque se encuentra en la carretera hacia el Ajusco y por seguridad no sería posible.

“Y queremos apelar no solamente a los medios de comunicación, sino que se empiece a legislar el tema de la protección a las víctimas de asesinato en México, que en primera es una negligencia de la Fiscalía y de los forenses que han filtrado estas fotos y la información, pero en segunda, es un error de los medios de comunicación que han puesto imágenes como esas, y luego dicen que tienen un compromiso. Queremos exigir una disculpa pública de los medios de comunicación que le faltaron el respeto a Ingrid y a la familia de Ingrid Escamilla”.

Lee: “Nos están matando”: Mujeres exigen a AMLO justicia contra feminicidios en Palacio Nacional

El contingente caminó por la avenida Juárez hacia Reforma. Pasó de largo por el Hemiciclo a Juárez, también resguardado con vallas metálicas para evitar pintas como las que hubo durante la marcha del pasado 25 de noviembre —día de la eliminación de la violencia contra las mujeres—, que causaron indignación en redes y por ser retiradas con rapidez se utilizaron productos que dañaron el monumento.

Las chicas iban haciendo algunas pintas en el suelo y en publicidad. Al llegar a la estación de Metrobús El Caballito, policías mujeres las resguardaron, pero tampoco hubo intentos de dañarla.

La indignación se desató al llegar a La Prensa y descubrir que estaba totalmente cerrado, con vallas en su puerta principal y elementos de seguridad en la puerta trasera, y que nadie saldría a escuchar las peticiones de las mujeres.

Fue el segundo desaire en 24 horas. Cuando empezó a organizarse la manifestación a medios de comunicación, a principios de la semana, el director de La Prensa, Luis Carriles, buscó a colectivos de mujeres para dialogar previamente con ellas, este jueves. Sin embargo, no llegó a la cita a la que habían acudido unas 10 personas, según contó una asistente.

En cambio, el viernes ese medio dedicó su portada entera a una carta titulada “Compromiso” en el que señaló que estaba en proceso de revisión de sus coberturas y lenguajes.

Entérate: ¿Qué exigen las mujeres que protestan? Este es el pliego petitorio que leyeron en Palacio Nacional

Las chicas no estaban conformes con esa publicación, por lo que, al encontrar las puertas del medio resguardadas, comenzaron a atacar viejas camionetas de distribución que estaban estacionadas en la salida trasera.

En un primer momento, una parte del contingente decidió seguir marchando sin rumbo claro. Las mujeres caminaron hacia avenida Hidalgo y luego avanzaron hacia la Alameda. Las policías corrían y sus jefas daban órdenes encontradas por equipos de radiocomunicación para tratar de mantenerse a su lado. Pero la marcha paró y volvió sobre sus pasos.

Instaladas sobre Reforma, se sentaron en el suelo a esperar que alguien de La Prensa las recibiera. Luego decidieron interpretar el baile de “Un violador en tu camino”, popularizado por la colectiva chilena Las Tesis, y finalmente se unieron a quienes se habían quedado atacando camionetas en la calle Basilio Badillo.

Hubo cristales rotos e incluso fuego dentro de uno de los vehículos, que no fue apagado inmediatamente, como en otras marchas en las que se prendió fuego a monumentos, y para lo cual las policías iban equipadas con extintores.

Entonces se empezaron a gritar consignas de cara a las policías que llevaban escudos protectores. De pronto, se activó el primer extintor del que salió humo verde, y eso elevó el tono de las protestas.

Poco después una policía detuvo a una de sus compañeras para que no volviera a hacerlo, pero la maniobra se repitió varias veces, mientras las manifestantes lanzaban golpes y pintura a los escudos de las agentes, e incluso alcanzó a los integrantes del colectivo Marabunta, que organiza vallas humanas de paz entre manifestantes y autoridades.

“Ingrid somos todas, Ingrid somos todas”, resonaba. “Traidoras”, “Me cuidan mis amigas, no la policía”, “Ni una asesinada más”, “Si te pega no te ama”, “Las muertas y desaparecidas son crímenes de odio fruto de la misoginia”, fueron otras de las consignas.

Empezó a caer un aguacero en el centro, que replegó a algunas de las manifestantes bajo techos de la zona, pero el intercambio de gritos y humo verde continuó por media hora. Hasta que decidieron caminar hacia el Ángel de la Independencia.

La concentración casi en su totalidad caminó por Paseo de la Reforma, a pesar de la lluvia y de la calle encharcada. Hubo algunos destrozos a publicidad y dos estaciones de Metrobús, pero en general avanzó rápido y ya sin enfrentamientos con las policías que rodeaban cada monumento por el que pasaban.

Alrededor de las 7 de la noche, el contingente llegó al Ángel. Caminó a su alrededor y las chicas subieron a las escaleras para lanzar los últimos reclamos durante media hora más. “Justicia para Ingrid, justicia para Ingrid”, se escuchaba, cuando nuevamente hubo empujones con las policías, que fueron a meterse entre las manifestantes y los tablones de madera y, una vez más, lanzaron humo verde con los extintores.

La comisionada de Derechos Humanos capitalina, Nashieli Ramírez, aseguró que era un gas particular que afectó a todos los presentes y reclamó que “los extintores se deben usar para controlar los fuegos, no para dispersar movilizaciones”.

Mojadas y cansadas, las jóvenes decidieron que era momento de terminar la concentración. En cuestión de minutos, se fueron juntas al metro más cercano, por seguridad, y poco después las policías abandonaron también el lugar.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El alarmante negocio de medicamentos falsos que crece por la pandemia de covid-19

El aumento en la demanda y la baja producción de medicamentos ha creado un escenario ideal para los contrabandistas de fármacos ilícitos.
27 de abril, 2020
Comparte
Ilustración sobre un medicamento peligroso

BBC
Los medicamentos falsos no solo no ofrecen alivio a los pacientes, pueden empeorar su salud.

La misma semana en la que la Organización Mundial de la Salud (OMS) empezó a hablar del brote del nuevo coronavirus como pandemia, se realizó una operación de seguridad en 90 países, varios de ellos de América Latina.

Agentes de Interpol y autoridades nacionales llevaron a cabo la Operación Pangea XIII, la cual logró la detención de 121 personas y la incautación de medicamentos apócrifos y de equipo médico de baja calidad valorados en US$14 millones.

Desde Asia, África y hasta América, al igual que en páginas en internet, ha florecido un lucrativo mercado negro de productos sanitarios, en especial medicamentos, por la emergencia mundial del covid-19.

Según la OMS, el comercio de fármacos falsificados -que incluye medicamentos que pueden estar contaminados, caducados, o contener el ingrediente activo incorrecto o inexistente- asciende a más de US$30,000 millones en países de ingresos bajos y medianos.

Esto llevó al organismo mundial a emitir una alerta tras detectar “un número cada vez mayor de productos médicos falsificados que pretenden prevenir, detectar, tratar o curar el covid-19”.

Medicamentos incautados en la Operación Pangea

PA Media
Millones de unidades de medicamentos ilícitos fueron incautados en marzo a nivel mundial.

A esto se suman casos de desabasto de medicamentos usados para otras enfermedades que algunas autoridades han señalado como posibles fármacos para tratar a pacientes con el virus.

Un par de ellos son la cloroquina y la hidroxicloroquina, mencionados en reiteradas ocasiones por el presidente de EE.UU., Donald Trump, como posibles herramientas médicas para luchar contra la pandemia.

La Operación Pangea

Entre el 3 y el 10 de marzo, ya en plena pandemia, agentes de Interpol y autoridades locales confiscaron 34,000 máscaras falsificadas y 4.4 millones de unidades de fármacos, todo por valor de US$14 millones en la Operación Pangea XIII.

Además, detectaron 2,000 sitios de internet que ofrecían esos productos y muchos más que afirmaban que podían “curar” el nuevo coronavirus.

El secretario general de Interpol, Jurgen Stock, dijo que este mercado ilícito durante la crisis de salud por el nuevo coronavirus “muestra un total desprecio por la vida de las personas”.

Además, especialistas como Pernette Bourdillion Esteve, del equipo de la OMS sobre productos médicos falsificados, advierte que éstos no solo no ayudan a tratar enfermedades.

“En el peor de los casos causarán daño de manera activa, porque podrían estar contaminados con algo tóxico”.

La cadena de suministros

La industria farmacéutica mundial es un negocio de más de un billón de dólares que se ha visto afectado por la emergencia del covid-19.

Ilustración de una mano soltando medicamentos

BBC
El mercado negro busca una parte de la industria farmacéutica mundial valorada en US$1 billón.

Por una parte, la emergencia por el covid-19 ha llevado a muchas familias de todo el mundo a abastecerse de medicamentos básicos, sean o no para tratar el nuevo coronavirus.

Al mismo tiempo, dos de los mayores productores de suministros médicos del planeta, China e India, han pasado por amplias cuarentenas, lo que ha hecho que la demanda mundial supere la oferta.

Compañías farmacéuticas en India le dijeron a la BBC que están operando al 50-60% de su capacidad normal.

“Probablemente no haya nada más globalizado que la medicina”, comenta Esteve.

Medicamentos incautados en la Operación Pangea

PA Media
La Operación Pangea se llevó a cabo en 90 países, varios de ellos de América Latina.

Los productores y proveedores también están teniendo problemas porque las materias primas para fabricar tabletas ahora son tan caras que algunas compañías simplemente no pueden darse el lujo de continuar con su trabajo.

Un productor en Pakistán dice que solía comprar las materias primas para un medicamento antipalúdico llamado hidroxicloroquina por alrededor de US$100 el kilo. Pero hoy, el costo ha aumentado a US$1,150.

Ese es el escenario ideal que los contrabandistas han encontrado para lanzar su ofensiva ilegal.

“Cuando la oferta no satisface la demanda, se crea un ambiente en el que los medicamentos de menor calidad o falsos intentarán satisfacer esa demanda“, señala Esteve.

¿Qué pasa en América Latina?

Si bien los reguladores sanitarios de varios países de América Latina consultados por BBC Mundo no han detectado un aumento en el mercado negro de medicamentos, reconocen que el riesgo de una oleada de esos productos es latente.

Un perro inspecciona paquetes

Interpol
Países de Centroamérica y Sudamérica participaron en la Operación Pangea de Interpol y autoridades nacionales.

La Operación Pangea XIII en Costa Rica, por ejemplo, logró el decomiso de más de 11,000 unidades de productos ilegales, entre ellos medicamentos y supuestos productos medicinales por valor de casi US$125,000, informó el Ministerio de Salud a BBC Mundo.

Además, fue detectado un laboratorio en San José que “fabricaba medicamentos sin registro sanitario, incluyendo productos sensibles” para la salud de los consumidores.

En Colombia, el viceministro de Salud Pública, Luis Alexander Moscoso, le dijo a BBC Mundo que se han detectado “presuntas irregularidades” sobre la introducción de productos que no cumplen con los requisitos de sanidad

“El gobierno ha enviado mensajes de advertencia, establecido lineamientos y realizado operativos para identificar hechos anómalos”, aseguró.

Una mascarilla falsificada

Interpol
Los trabajadores sanitarios se arriesgan a quedar desprotegidos por productos que no ofrecen la protección necesaria.

En Argentina y México, sin embargo, sus respectivas autoridades sanitarias en la materia indicaron a BBC Mundo que no habían detectado la aparición o circulación de medicamentos para tratar el covid-19 en el mercado negro.

Otros países no respondieron a las solicitudes de información, pero la Red de Autoridades en Medicamentos de Iberoamérica, en la que participan 22 países de la región, explicó que tiene activado el sistema FALFRA.

A través de él, cada país notifica los casos de “medicamentos falsificados y fraudulentos detectados y comercializados dentro de los canales legales y/o ilegales”.

Pero advierte: “Las actuaciones nacionales no suelen ser completamente efectivas dado que, al tratarse de un problema global, la lucha contra este problema depende de la cooperación internacional”.

Fármacos antipalúdicos descubiertos en circulación en la República Democrática del Congo

BBC
Fármacos antipalúdicos falsos fueron descubiertos en circulación en la República Democrática del Congo.

Ante esto, la OMS ha pedido “mayor vigilancia” a las autoridades de cada país para evitar la distribución de productos médicos falsificados, tanto en las calles como en internet.

“Los compradores y consumidores deben ser especialmente cautelosos con estas estafas en línea y poner atención al comprar cualquier producto médico, ya sea a través de internet o no”, dijo un representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) a BBC Mundo.

La hidroxicloroquina

El suministro global de antipalúdicos se ha puesto bajo amenaza en las últimas semanas.

Desde que el presidente Donald Trump comenzó a referirse al potencial de la cloroquina y un derivado relacionado, la hidroxicloroquina, como cura del covid-19, ha habido un aumento global de la demanda de este fármaco para la malaria y el lupus, entre otras enfermedades.

Una caja de hidroxicloroquina

Getty Images
La hidroxicloroquina ha sido usada durante muchos años contra la malaria y el paludismo.

En México, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, dijo a finales de marzo que hubo una gran demanda que agotó las existencias del fármaco mencionado por Trump.

“Entonces, desafortunadamente, eso llevó a desabasto en las farmacias privadas de estos medicamentos y sabemos que hay personas con enfermedades inmunológicas que hoy los necesitan”, señaló.

La OMS ha dicho en repetidas ocasiones que no hay evidencia definitiva de que la cloroquina o la hidroxicloroquina sirvan contra el virus que causa covid-19.

“Hacemos un llamamiento a las personas y los países para que se abstengan de utilizar terapias que no hayan demostrado su eficacia en el tratamiento del covid-19”, dijo el director del organismo, Tedros Adhanom.

“La historia de la medicina está plagada de ejemplos de medicamentos que funcionaron sobre el papel, o en un tubo de ensayo, pero que no dieron resultado en seres humanos o incluso resultaron dañinos”, advirtió.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


En África, el continente donde más prolifera el mercado negro de medicamentos, a medida que la demanda se disparó, la BBC descubrió que grandes cantidades de cloroquina falsa circula en República Democrática del Congo y Camerún.

El profesor Paul Newton, experto en medicamentos falsos de la Universidad de Oxford, advierte que la circulación de fármacos falsos aumentará, a menos que los gobiernos de todo el mundo hagan un frente unido.

“Nos arriesgamos a una pandemia paralela, de productos de bajo estándar y falsificados, a menos que todos nos aseguremos de que haya un plan coordinado global… De lo contrario, los beneficios de la medicina moderna se perderán”.

*Con reportería de Darío Brooks, Sam Piranty e ilustraciones de Jilla Dastmalchi.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=0LMiekyc95A

https://www.youtube.com/watch?v=zdkwo02LwCs

https://www.youtube.com/watch?v=lu1IxGRfsyM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts