Promesa incumplida: en Hospital de Ixtapaluca aún faltan fármacos contra cáncer
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Promesa incumplida: en Hospital de Ixtapaluca aún faltan fármacos contra cáncer

“A las personas que ya están en tratamiento les siguen dando la quimioterapia, sobre todo a los que ya llevan más tiempo, pero no están dándosela a quienes apenas deberían iniciarla... no hay fármacos suficientes", dijo una enfermera.
Cuartoscuro Archivo
11 de febrero, 2020
Comparte

Este lunes 10 de febrero a Erika le dijeron que su niña, quien padece leucemia linfoblástica aguda, no podría recibir la sesión de quimioterapia que le programan en el Hospital Regional de Alta Especialidad de Ixtapaluca cada mes, o cada dos meses, de acuerdo a como la necesite, y para la que incluso debe quedarse 24 horas hospitalizada, porque no hay fármacos.

“Tienen Metotrexato y Vincristina, pero les faltan otros, me dijeron que así no se la pueden aplicar, que a ver si en 15 días ya hay medicamento”, cuenta Erika al salir del área de quimioterapia del hospital.

Entérate: Otros cinco padres interponen amparo para conseguir medicamentos para sus hijos con cáncer

Su hija de tres años y medio empezó el tratamiento contra la leucemia linfoblástica aguda el 20 de marzo de 2019. Lleva 26 quimioterapias de 121. Está en fase inicial de la batalla, y ahora tendrá que esperar a que lleguen los medicamentos para la siguiente sesión.

Otras mamás tuvieron más suerte y sus hijos sí recibieron la quimioterapia. “A mi hija sí se la aplicaron porque su tratamiento ya está más avanzado. Lleva 78 quimioterapias de 120, ya está en la fase de mantenimiento y solo le aplicaron Metotrexato, que de ese sí hay ahorita”, dice Adriana.

A la hija de Carina, una niña de cinco años con leucemia linfoblástica aguda, también le pusieron su quimio. Pero su mamá se queja de que no le están aplicando otros fármacos, como Citaravina o Ciclofosfamida. “Tiene como dos meses que le están poniendo solo Metotrexato y Vincristina, y pues sí le deben de hacer falta sus otros medicamentos, cómo no”.

Foto: Andrea Vega

Foto: Andrea Vega

La pequeña no tiene ganas de jugar hoy. Aunque sus compañeros de quimioterapias en el Hospital de Alta Especialidad la llaman para jugar, ella no quiere. Se queda en el regazo de su madre y rechaza un dulce que le ofrece uno de sus amigos. “Lleva como una semana así de decaída. Sí come. No tiene fiebre ni nada. Pero no tiene ganas de pararse ni a jugar”.

El Hospital Regional de Alta Especialidad de Ixtapaluca es un organismo descentralizado de la administración pública federal y como tal goza de autonomía para su gestión, al igual que los institutos nacionales de salud y los otros hospitales de alta especialidad.

La semana pasada, la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval y el secretario de Salud, Jorge Alcocer, llegaron de sorpresa al Instituto Nacional de Neurología y al de Pediatría, para constatar la forma en la que están operando, y aseguraron que esas visitas fueron el inicio de lo que será una ronda de inspección por estos institutos, y por los hospitales de alta especialidad.

Entérate: Médicos y enfermeras denuncian que en el Instituto de Neurología no hay ni guantes para operar

Los adultos no la pasan mejor que los niños aquí, en el hospital de Ixtapaluca. Martha llegó con su madre, una adulta mayor de 72 años que padece cáncer de colón y de ovario, a las 7:30 de la mañana de este lunes 10 de febrero. Se sentaron a esperar a que las llamaran para la primera consulta en oncología.

A las 12:20 de la tarde les avisaron que el médico no las recibiría porque no había podido llegar al hospital, para dar las consultas. “Hemos estado aquí esperando, primero me dijeron que sí iba a llegar y ahora salen con que no, que siempre no llega y que no nos puede atender otro médico porque él es el único. Hace dos meses que le diagnosticaron a mi mamá el cáncer y es hora que no le empiezan a dar el tratamiento”.

Martha tiene los ojos llorosos cuando dice que no es justo lo que les hacen. “A mi mamá ni su pensión de adulto mayor le llega todavía. Ni ella ni mi papá tienen pensión de nada ni seguro social. Yo vendo licuados y jugos y para traerla al hospital tengo que dejar de vender, y solo para que me digan que no la van a atender, no es justo”.

A Martha no se lo dicen, pero dos enfermeras y una médico de servicio social del hospital revelarán después a Animal Político por qué sucede esto.

“Este hospital no debe tener ni la mitad del personal que en realidad necesita. Cuando inició operaciones en el 2011, trajeron personal prestado del Hospital General Zoquiapan Doctor Pedro Flores, debieron traer hasta 300 personas, pero cuando volvieron a su lugar de trabajo, aquí en el de Ixtapaluca no abrieron plazas para cubrir los lugares y así seguimos”, dice una enfermera del servicio de consulta externa.

En la tarde, por ejemplo, agrega, la cosa es todavía peor. “Las compañeras atienden hasta tres servicios a la vez y en el caso de los médicos es lo mismo”.

En hospitalización, la falta de personal hace que las camas no puedan ocuparse, aunque haya pacientes esperando por atención. “Lo que hacen es que solo ocupan 13 camas, aunque haya 20 disponibles en un área, porque no hay personal suficiente para atender a todos los que deberían utilizar el hospital”, dice la médico pasante de servicio social.

Además, sí hay falta de fármacos oncológicos. “A las personas que ya están en tratamiento les siguen dando la quimioterapia, sobre todo a los que ya llevan más tiempo, pero no están dándosela a quienes apenas deberían iniciarla, a ellos los traen a vuelta y vuelta, que falta otro estudio, que venga mañana, porque no hay fármacos suficientes”, dice una de las enfermeras de este hospital.

Foto: Andrea Vega

Sobre el desabasto de fármacos o insumos en otras áreas, otra enfermera señala que hace una semana no tenían punzones para canalizar a los pacientes recién salidos de cirugía. “Los directivos solo nos decían que ya estaban por llegar, y que ya estaban por llegar, y sí, llegaron, pero no puede faltar ese tipo de material, porque entonces hay que pedirlo a los familiares”.

El Hospital de Alta Especialidad de Ixtapaluca tuvo un presupuesto aprobado para 2019 de 1,202 millones 697 mil 352 pesos y al 31 de diciembre de ese año gastó 1,258 millones 021 mil 759 pesos, de acuerdo a datos registrados en la plataforma de Transparencia Presupuestaria del gobierno federal.

Un monto superior al de institutos como el Instituto Nacional de Neurología, que en 2019 gastó 848 millones 254 mil 667 pesos, y donde el jueves pasado personal médico y de enfermería también denunciaron, ante el secretario de Salud, Jorge Alcocer, y la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, desabasto de fármacos e insumos y diversas irregularidades como contratos de subrogación innecesarios y áreas sin usarse.

Animal Político solicitó una entrevista con la directora del Hospital de Alta Especialidad de Ixtapaluca, Alma Rosa Sánchez Conejo, pero hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
EPA

El país que ya atraviesa una 'tercera ola' de COVID-19

Mientras numerosos países enfrentan la temida "segunda ola" de casos de coronavirus, y todavía hay lugares que no superan la primera, Irán ya está contando los muertos de una tercera oleada.
EPA
16 de octubre, 2020
Comparte

Mientras numerosos países enfrentan la temida “segunda ola” de casos de coronavirus, y todavía hay lugares que no superan la primera, Irán ya está contando los muertos de una tercera oleada.

Y en el que ya era uno de los países de Medio Oriente más afectados por la pandemia, esa “tercera ola” es la más letal hasta la fecha.

Irán volvió a romper su récord de contagios diarios a mediados de la semana con los 4,830 nuevos casos de COVID-19 del miércoles 14 de octubre, según los registros de la Universidad Johns Hopkins (Estados Unidos).

Pero la nación persa está rompiendo marcas desde el pasado 22 de septiembre, cuando superó por primera vez los 3,574 casos diarios registrados a principios de junio, en lo más alto de su “segunda ola”.

“Aunque la segunda ola de coronavirus fue contenida exitosamente, la tercera ola ha estado emergiendo porque se han ignorado los protocolos sanitarios”, alertó ese mismo día el ministro de Salud iraní, Saeed Namaki, según un reporte de la agencia oficial Iran Press.

Menos de dos semanas después, el 5 de octubre, Irán ya había igualado su récord de muertes diarias, que se remontaba al mes de julio.

Y los 279 muertos registrados este miércoles también son el mayor número diario en un país que, según cifras oficiales, ya suma más de medio millón de contagios y casi 30,000 muertos por la pandemia.

Entierro en Irán

Getty Images
Irán volvió a romper su récord de muertes por COVID-19 en un mismo día.

La cifra real, sin embargo, es mucho mayor: en agosto pasado el servicio persa de la BBC recibió registros gubernamentales filtrados que mostraban que a 20 de julio habían muerto casi 42,000 personas con síntomas de COVID-19, pero el Ministerio de Salud solamente reportaba 14,405 fallecidos.

La cantidad de personas identificadas como infectadas en esos documentos también era casi el doble de las cifras del ministerio.

Y el viceministro de Salud iraní, Iraj Haririchi, finalmente reconoció que el número real de muertos es “significativamente” más alto que el de las cifras oficiales.

Según BBC Persa, Haririchi explicó que las estadísticas oficiales se basan en el número de muertes con prueba de PCR positiva, pero estimó que, dependiendo de la provincia, el número real de víctimas de coronavirus es entre 1.5 y 2.2 veces más alto que el arrojado por esos registros.

El viceministro también advirtió que tanto trabajadores de la salud como suministros médicos están al borde del agotamiento por el empeoramiento de la situación en Teherán y otras regiones del país.

Teherán “cerrada”

En estos momentos, 27 de las 31 provincias del país ya han sido designadas por las autoridades iraníes como zonas “rojas” por el rápido aumento de contagios.

Y la situación en la capital, Teherán, y sus suburbios, ha sido descrita como especialmente “crítica”.

Ambulancia en Teherán

EPA
Los servicios médicos en Teherán están casi al límite de sus capacidades.

El doctor Alireza Zali, quien comanda las operaciones contra el coronavirus en la provincia de Teherán, advirtió este miércoles que la misma vive “los días más difíciles de la tercera ola la enfermedad”.

“Si no se realiza una intervención seria, esta subida no declinará y las condiciones pueden mantenerla así”, agregó Zali, según declaraciones recogidas por BBC Persa.

Para tratar de limitar la propagación del virus, el uso de mascarillas en la capital es obligatorio desde el pasado sábado, con el gobierno anunciando multas de 6.60 dólares para quien salga a la calle sin una.

Y este miércoles también quedaron prohibidos todos los viajes desde o hacia Teherán y otras cuatro grandes ciudades iraníes hasta el mediodía del domingo.

La medida se ordenó un día después de que el líder supremo de Irán, ayatolá Alí Jamenei, pidiera expresamente la prohibición “de ciertas actividades y viajes”.

Mujer con mascarilla en Teherán

EPA
Las mascarillas son obligatorias en Teherán desde el sábado pasado.

“Las regulaciones sobre el corona deben ser soberanas y vinculantes. Hace tiempo que les he dicho al estimado presidente y a los funcionarios que deben hacerse cumplir”, dijo también Jamenei, según su cuenta de Twitter.

El presidente Hassan Rouhani, por su parte, ya había declarado la semana pasada que cualquier persona que oculte una infección por COVID-19 y no se ponga en cuarentena durante 14 días debería enfrentar “el mayor castigo”.

Y el mandatario también advirtió que los empleados del gobierno que incumplan repetidamente las regulaciones podrían ser suspendidos durante un año y que los negocios infractores podrían cerrarse.

Predicciones sombrías

Las nuevas disposiciones son un buen reflejo de la posición oficial, que culpa del resurgimiento del virus a la falta de cumplimiento de medidas como el uso de máscaras y el distanciamiento social.

Y es que aunque el ministro de Salud iraní, Saeed Namaki, insistió esta semana que mantener “sanciones ilegales” durante una pandemia equivale a un genocidio, también aseguró que Irán ha podido satisfacer sus necesidades de medicamentos y equipos de protección, e incluso exportar a otros países.

Iraníes en una celebración religiosa

Reuters
Las autoridades han amenazado con sancionar a quienes no cumplan con las regulaciones.

En un país empobrecido y agotado por años de sanciones, sin embargo, la confianza en la capacidad de las autoridades para lidiar con la pandemia de coronavirus ha ido disminuyendo.

Y hasta el jefe de la Asociación Médica Iraní, quien es nombrado por el gobierno, se ha mostrado crítico, acusando a los funcionarios encargados de lidiar con la crisis de haber ignorado las advertencias de los expertos.

“Algunas decisiones no fueron tomadas por los expertos, como la reapertura de escuelas o el anuncio de protocolos que la gente no estaba obligada a seguir”, dijo Mohammad Reza Zafarghandi, en declaraciones recogidas por el diario The Guardian.

Pero para Mohammad Talebpour, el director del hospital Sina, el más viejo de Teherán, si los iraníes no actúan todos juntos las consecuencias podrían ser todavía más desastrosas.

Talebpour le dijo al mismo The Guardian que, en ese caso, y si la enfermedad persiste por otros 18 meses, el número de muertos podría alcanzar los 300,000.

Más que una ola, un verdadero maremoto para Irán.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Fq8jbuaUW0M

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.