Promesa incumplida: en Hospital de Ixtapaluca aún faltan fármacos contra cáncer
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Promesa incumplida: en Hospital de Ixtapaluca aún faltan fármacos contra cáncer

“A las personas que ya están en tratamiento les siguen dando la quimioterapia, sobre todo a los que ya llevan más tiempo, pero no están dándosela a quienes apenas deberían iniciarla... no hay fármacos suficientes", dijo una enfermera.
Cuartoscuro Archivo
11 de febrero, 2020
Comparte

Este lunes 10 de febrero a Erika le dijeron que su niña, quien padece leucemia linfoblástica aguda, no podría recibir la sesión de quimioterapia que le programan en el Hospital Regional de Alta Especialidad de Ixtapaluca cada mes, o cada dos meses, de acuerdo a como la necesite, y para la que incluso debe quedarse 24 horas hospitalizada, porque no hay fármacos.

“Tienen Metotrexato y Vincristina, pero les faltan otros, me dijeron que así no se la pueden aplicar, que a ver si en 15 días ya hay medicamento”, cuenta Erika al salir del área de quimioterapia del hospital.

Entérate: Otros cinco padres interponen amparo para conseguir medicamentos para sus hijos con cáncer

Su hija de tres años y medio empezó el tratamiento contra la leucemia linfoblástica aguda el 20 de marzo de 2019. Lleva 26 quimioterapias de 121. Está en fase inicial de la batalla, y ahora tendrá que esperar a que lleguen los medicamentos para la siguiente sesión.

Otras mamás tuvieron más suerte y sus hijos sí recibieron la quimioterapia. “A mi hija sí se la aplicaron porque su tratamiento ya está más avanzado. Lleva 78 quimioterapias de 120, ya está en la fase de mantenimiento y solo le aplicaron Metotrexato, que de ese sí hay ahorita”, dice Adriana.

A la hija de Carina, una niña de cinco años con leucemia linfoblástica aguda, también le pusieron su quimio. Pero su mamá se queja de que no le están aplicando otros fármacos, como Citaravina o Ciclofosfamida. “Tiene como dos meses que le están poniendo solo Metotrexato y Vincristina, y pues sí le deben de hacer falta sus otros medicamentos, cómo no”.

Foto: Andrea Vega

Foto: Andrea Vega

La pequeña no tiene ganas de jugar hoy. Aunque sus compañeros de quimioterapias en el Hospital de Alta Especialidad la llaman para jugar, ella no quiere. Se queda en el regazo de su madre y rechaza un dulce que le ofrece uno de sus amigos. “Lleva como una semana así de decaída. Sí come. No tiene fiebre ni nada. Pero no tiene ganas de pararse ni a jugar”.

El Hospital Regional de Alta Especialidad de Ixtapaluca es un organismo descentralizado de la administración pública federal y como tal goza de autonomía para su gestión, al igual que los institutos nacionales de salud y los otros hospitales de alta especialidad.

La semana pasada, la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval y el secretario de Salud, Jorge Alcocer, llegaron de sorpresa al Instituto Nacional de Neurología y al de Pediatría, para constatar la forma en la que están operando, y aseguraron que esas visitas fueron el inicio de lo que será una ronda de inspección por estos institutos, y por los hospitales de alta especialidad.

Entérate: Médicos y enfermeras denuncian que en el Instituto de Neurología no hay ni guantes para operar

Los adultos no la pasan mejor que los niños aquí, en el hospital de Ixtapaluca. Martha llegó con su madre, una adulta mayor de 72 años que padece cáncer de colón y de ovario, a las 7:30 de la mañana de este lunes 10 de febrero. Se sentaron a esperar a que las llamaran para la primera consulta en oncología.

A las 12:20 de la tarde les avisaron que el médico no las recibiría porque no había podido llegar al hospital, para dar las consultas. “Hemos estado aquí esperando, primero me dijeron que sí iba a llegar y ahora salen con que no, que siempre no llega y que no nos puede atender otro médico porque él es el único. Hace dos meses que le diagnosticaron a mi mamá el cáncer y es hora que no le empiezan a dar el tratamiento”.

Martha tiene los ojos llorosos cuando dice que no es justo lo que les hacen. “A mi mamá ni su pensión de adulto mayor le llega todavía. Ni ella ni mi papá tienen pensión de nada ni seguro social. Yo vendo licuados y jugos y para traerla al hospital tengo que dejar de vender, y solo para que me digan que no la van a atender, no es justo”.

A Martha no se lo dicen, pero dos enfermeras y una médico de servicio social del hospital revelarán después a Animal Político por qué sucede esto.

“Este hospital no debe tener ni la mitad del personal que en realidad necesita. Cuando inició operaciones en el 2011, trajeron personal prestado del Hospital General Zoquiapan Doctor Pedro Flores, debieron traer hasta 300 personas, pero cuando volvieron a su lugar de trabajo, aquí en el de Ixtapaluca no abrieron plazas para cubrir los lugares y así seguimos”, dice una enfermera del servicio de consulta externa.

En la tarde, por ejemplo, agrega, la cosa es todavía peor. “Las compañeras atienden hasta tres servicios a la vez y en el caso de los médicos es lo mismo”.

En hospitalización, la falta de personal hace que las camas no puedan ocuparse, aunque haya pacientes esperando por atención. “Lo que hacen es que solo ocupan 13 camas, aunque haya 20 disponibles en un área, porque no hay personal suficiente para atender a todos los que deberían utilizar el hospital”, dice la médico pasante de servicio social.

Además, sí hay falta de fármacos oncológicos. “A las personas que ya están en tratamiento les siguen dando la quimioterapia, sobre todo a los que ya llevan más tiempo, pero no están dándosela a quienes apenas deberían iniciarla, a ellos los traen a vuelta y vuelta, que falta otro estudio, que venga mañana, porque no hay fármacos suficientes”, dice una de las enfermeras de este hospital.

Foto: Andrea Vega

Sobre el desabasto de fármacos o insumos en otras áreas, otra enfermera señala que hace una semana no tenían punzones para canalizar a los pacientes recién salidos de cirugía. “Los directivos solo nos decían que ya estaban por llegar, y que ya estaban por llegar, y sí, llegaron, pero no puede faltar ese tipo de material, porque entonces hay que pedirlo a los familiares”.

El Hospital de Alta Especialidad de Ixtapaluca tuvo un presupuesto aprobado para 2019 de 1,202 millones 697 mil 352 pesos y al 31 de diciembre de ese año gastó 1,258 millones 021 mil 759 pesos, de acuerdo a datos registrados en la plataforma de Transparencia Presupuestaria del gobierno federal.

Un monto superior al de institutos como el Instituto Nacional de Neurología, que en 2019 gastó 848 millones 254 mil 667 pesos, y donde el jueves pasado personal médico y de enfermería también denunciaron, ante el secretario de Salud, Jorge Alcocer, y la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, desabasto de fármacos e insumos y diversas irregularidades como contratos de subrogación innecesarios y áreas sin usarse.

Animal Político solicitó una entrevista con la directora del Hospital de Alta Especialidad de Ixtapaluca, Alma Rosa Sánchez Conejo, pero hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Los hallazgos del mayor estudio sobre ejercicio y estado físico jamás realizado

Hace ya mucho que la ciencia demostró que hacer ejercicio es bueno para la salud, pero la relación entre los diferentes tipos de ejercicio y la mejora en la condición física aún no se comprenden completamente. Aquí te ofrecemos algunas respuestas.
7 de octubre, 2021
Comparte

Los beneficios de la actividad física son ampliamente conocidos por la ciencia. Sin embargo, la relación entre los diferentes tipos de ejercicio (más ligero, más intenso, aeróbico o no) y la mejora en la condición física aún no se comprenden completamente.

Para ahondar en este conocimiento, investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston (EE.UU.) realizaron un gran estudio con más de 2.000 participantes, el mayor jamás hecho con el objetivo de comprender esta relación.

El buen estado físico tiene una gran influencia en la salud y está asociado con un menor riesgo de enfermedad cardiovascular.

Publicado en el European Heart Journal, el estudio encontró que el ejercicio intenso mejora el estado físico más que la actividad física ligera, como caminar 10.000 pasos diarios (distribuidos a lo largo de la jornada).

El ejercicio intenso es tres veces más efectivo para mejorar el estado físico que simplemente caminar y 14 veces más efectivo que simplemente disminuir la inactividad diaria (como levantarse para cambiar de canal de televisión, subir escaleras en lugar del ascensor, etc.).

La conclusión puede parecer obvia, pero de hecho hay una serie de detalles que han sido indagados a profundidad por la investigación, realizada y dirigida por el equipo del profesor de cardiología de la Universidad de Boston, Matthew Nayor.

Una mujer colocándose un casco de ciclista.

Getty Images
El ejercicio físico está directamente relacionado con la buena salud.

Por ejemplo, ¿puede una persona que pasa todo el día sentada en la oficina compensar este tiempo sedentario haciendo ejercicio más intensamente después del trabajo? ¿Cómo se compara la salud de esta persona con la de alguien que tiene un trabajo donde hay más actividad física pero no hay ejercicio más allá de eso?

También había incertidumbre acerca de si la cantidad de pasos dados por día (contados con contadores de pasos) realmente hacía alguna diferencia en la condición física. La conclusión es que sí lo hacen en todos los géneros, grupos de edad y condiciones de salud, lo que confirma que mantener la actividad durante todo el período el día es beneficioso para todos.

Los investigadores también encontraron que las personas que tienen un número de pasos por día más alto que el promedio y que se ejercitan más intensamente durante un período corto también tienen un estado físico por encima del promedio, independientemente del tiempo que hayan estado sentados.

En otras palabras, aparentemente es posible compensar el daño causado por un estilo de vida sedentario a lo largo del día con un aumento de la actividad física y del ejercicio en otros momentos.

La investigación también indagó sobre cómo el cuerpo responde a diferentes intensidades de actividad física durante el inicio, la mitad y el punto máximo de un ejercicio.

Los investigadores ya esperaban encontrar entre los resultados el hecho de que el ejercicio más intenso promueve una mejora en el rendimiento durante la actividad máxima.

Pero también encontraron que el ejercicio de alta intensidad también es más beneficioso que caminar a paso ligero para mejorar la capacidad del cuerpo para comenzar y mantener niveles más bajos de actividad.

Según Nayor, quien dirigió la investigación, otra pregunta fue cuáles son los impactos de los hábitos pasados relacionados con la salud física y el nivel de bienestar de una persona en el presente.

“Descubrimos que los participantes con altas tasas de actividad al principio, pero bajos niveles de actividad unos 8 años después, tenían niveles equivalentes de aptitud física. Esto sugiere que quizás haya un ‘efecto memoria’ de actividades físicas pasadas que se reflejan en el actual índice de aptitud física”, dice Nayor en un artículo sobre la investigación publicado por la Universidad de Boston y el Foro Económico Mundial.

La importancia de las actividades físicas ligeras

Matthew Nayor señala que si bien la conclusión es que las actividades más intensas son mejores para el acondicionamiento físico, esto no significa que las actividades ligeras sean innecesarias.

Una persona con un podómetro.

Getty Images
Contar los pasos que se dan durante el día no es tan efectivo como el ejercicio intenso, pero es mejor que no hacer nada.

“Nuestro estudio confirmó que la actividad ligera también mejora el estado físico. Y esto es especialmente importante para las personas mayores o para las personas que tienen condiciones médicas que les impiden realizar actividades más intensas”, dice en el artículo.

Agrega que si su objetivo es mejorar su estado físico, resulta tres veces más efectivo hacer al menos un ejercicio más moderado o intenso que simplemente ser una persona que camina mucho, por ejemplo.

¿Qué es el ejercicio intenso?

Los investigadores utilizaron definiciones establecidas en otros estudios como base para su trabajo reciente. Según esos parámetros, caminar entre 60 y 99 pasos por minuto es un ejercicio ligero, caminar entre 100 y 129 pasos por minuto es moderado y por encima de 130 pasos por minuto es intenso.

Mujer haciendo ejercicio.

Getty Images
Hacer ejercicio compensa los perjuicios causados por la vida sedentaria., según la investigación.

Sin embargo, en el artículo publicado por la Universidad de Boston, Nayor señala que es posible que la velocidad deba ser mayor en las personas más jóvenes.

La US Fitness Guide recomienda entre 2:30 horas y 5 horas de ejercicio moderado por semana y entre las 1:15 horas y 2:30 horas de ejercicio intenso en el mismo período.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://youtu.be/rNrvJlGMBYk

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.