Las reformas que necesita México para impulsar el desarrollo forestal
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cortesía Conafor

Las reformas que necesita México para impulsar el desarrollo forestal sustentable

El Consejo Nacional Forestal, integrado por diversos actores del sector, presentó una iniciativa para reformar la legislación. Se espera que en los próximos meses se aprueben cambios y se cuente con un reglamento de la ley.
Cortesía Conafor
Por Thelma Gómez Durán/Mongabay Latam
23 de febrero, 2020
Comparte

La Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable de México está de nuevo en la mira. A pesar de tratarse de una norma joven, aprobada el 5 de junio de 2018, y aplaudida en su momento porque contempló el impulso del manejo forestal comunitario, hoy requiere una profunda cirugía para arreglar sus omisiones y deficiencias. Para ello, el Consejo Nacional Forestal (Conaf) presentó una iniciativa de reformas a la ley que contempla alrededor de 80 cambios.

Esta iniciativa de reformas a la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable, que ya se entregó a la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la Cámara de Diputados de México, es resultado de varios meses de trabajo y de una decena de talleres y foros en los que participaron comunidades forestales, organizaciones no gubernamentales, industriales y autoridades que forman parte del Conaf.

Desde que se publicó la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable, en junio de 2018, se detectó que había contradicciones sobre las competencias de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y de la Comisión Nacional Forestal (Conafor).

También se omitió incluir conceptos como acahual —vegetación que crece en los terrenos de cultivo que han sido dejados en descanso—, no existía una claridad sobre el sistema de información forestal y se dejó en la ambigüedad el tema de autorizaciones de cambio de uso de suelo en zonas alrededor de las ciudades, explica Salvador Anta Fonseca, especialista en temas forestales y consultor de Política y Legislación Ambiental (Polea).

Desde principios de 2019, organizaciones no gubernamentales como Polea, el Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible, pueblos indígenas y comunidades forestales de diversas partes del país comenzaron a empujar la propuesta de reformar la ley, iniciativa que abrigó el Consejo Nacional Forestal (Conaf), órgano consultivo ciudadano reconocido por la ley.

Tras meses de trabajo, una decena de talleres y foros —en los que participaron más de 500 personas— y de analizar alrededor de 400 propuestas, el Conaf elaboró la iniciativa de reforma a la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable que cuenta con el concenso de los diversos actores del sector forestal.

La propuesta que presentó el Conaf planeta modificar 64 artículos, incluir 14 nuevos y derogar dos más, explica David Cabrera Hermosillo, coordinador general jurídico de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), dependencia que ha acompañado al Conaf en este proceso.

¿Por qué tantos cambios?

La Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable fue polémica desde su nacimiento. La primera propuesta que presentaron los legisladores de ese entonces provocó reacciones en contra, porque se consideró una norma regresiva, ya que entre otras cosas no contemplaba el manejo forestal comunitario.

Después de una movilización de organizaciones no gubernamentales, comunidades y otros actores del sector forestal, se logró detener esa primer propuesta de ley, recuerda Salvador Anta Fonseca, consultor de Polea y miembro del CCMSS.

Al final, los legisladores aprobaron una ley que terminó siendo “una especie de Frankenstein”, califica Salvador Anta, ya que se incluyeron temas que eran necesarios —como el impulso del manejo forestal comunitario—, pero también se quitaron conceptos que son fundamentales —como la definición de acahual— y las fallas en su redacción han creado confusión, duplicidades en las acciones de las dependencias y dejó en una situación vulnerable a las zonas forestales que se encuentran alrededor de las ciudades.

Para David Cabrera, coordinador general jurídico de la Conafor, entre las cosas positivas que incluyó la Ley Forestal aprobada en 2018 está el que permite tener elementos para frenar el avance de la frontera agropecuaria, que mejoró la definición de servicios ambientales y que incluyó el tema de derechos indígenas.

David Cabrera coincide con Salvador Anta en señalar que varios de los problemas de la actual ley están en la forma en que terminó redactada, lo cual ha provocado, entre otras cosas, que estén claras las atribuciones y competencias de la Conafor y la Semarnat.

Eso ha traído como consecuencia el retraso de diversos trámites, uno de ellos la entrega de las guías forestales a quienes realizan manejo forestal; estos documentos permiten comprobar la legalidad de la madera.

Tan solo para corregir la falta de claridad que existe en la ley sobre las competencias de cada una de las dependencias que tienen injerencia en el sector forestal, la iniciativa de reformas del Conaf propone modificar 20 artículos.

Otra propuesta apunta a fortalecer las funciones de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) en la inspección y vigilancia, para combatir problemas como la tala ilegal. Un tema que es prioritario atender en todo el país, pero sobre todo en zonas donde, tanto autoridades como organizaciones no gubernamentales, han documentado que va en aumento.

En estados como Michoacán y Jalisco, por ejemplo, se ha detectado que la tala ilegal va de la mano de la siembra de aguacate. Y en el sureste del país, en estados como Campeche, se le relaciona con el avance de la frontera agrícola y con el tráfico ilegal de maderas preciosas.

La propuesta de reformas a ley también propone el rescate de unos 20 conceptos que se hicieron a un lado en la legislación de 2018. Por ejemplo, se busca la inclusión de la definición de “acahual”, lo que para los promotores de esta reforma es clave, pues eso permitiría tener una regulación adecuada para impulsar el manejo forestal sustentable de la vegetación que crece en los terrenos de cultivo que han sido dejados en descanso.

“ facilitará su manejo legal y ordenado, promoviendo la restauración y el uso sustentable. Además, evitará que las selvas puedan ser fraccionadas o deforestadas al amparo de una definición deficiente de acahuales”, señale en un boletín el CCMSS.

Para los expertos e instituciones involucradas en esta iniciativa, algo tan simple como incluir la definición adecuada de los “acahuales” puede tener un impacto significativo en las comunidades de Campeche y Quintana Roo que desean hacer aprovechamiento forestal en estos terrenos y sembrar especies de interés comercial, explica Salvador Anta.

Proteger zonas forestales alrededor de las ciudades

Para quienes impulsan la iniciativa de reformas, la legislación vigente deja abiertas las puertas al cambio de uso de suelo en las áreas forestales situadas alrededor de las ciudades.

Salvador Anta apunta que el problema está en que existe una ambigüedad en la ley sobre qué autoridad es la responsable de otorgar los permisos para cambio de uso de suelo en estos terrenos forestales. Esta atribución, según el experto, debería de estar a cargo de la Semarnat. Sin embargo, tal y como está redactada la norma esa labor puede recaer también en manos de las autoridades estatales o municipales.

La falta de claridad hace aún más vulnerables a los terrenos forestales situados alrededor de las ciudades, en especial cuando existe un gran interés de empresas inmobiliarias por estas áreas. Por ello, en las reformas a la ley se incluyen propuestas para terminar con esa ambigüedad.

También se propone mejorar la definición de terreno forestal, ya que la ley actual solo habla en términos generales de “terrenos forestales”, cuando a nivel internacional existen diferentes clasificaciones, explica David Cabrera, coordinador general jurídico de la Conafor.

“Hacer esta distinción entre las diferentes clasificaciones —apunta Cabrera— permitirá inventarios más adecuados y para que podamos conocer mejor nuestros recursos naturales”.

Por su parte, el CCMSS considera que el tener una mejor definición de terreno forestal “se obliga a la presentación de una solicitud de cambio de uso de suelo a todo aquel que busque remover vegetación forestal y cambiar el uso de suelo en cualquier ecosistema”. Esto también permitiría tener más herramientas para proteger a zonas boscosas que están en las periferias de las ciudades.

Otro punto que se quiere incorporar es la exigencia de mitigar la pérdida de carbono cuando se efectúen cambios de uso de suelo en terrenos forestales. Con ello, por primera vez, la autoridad tendrá que considerar el tema de cambio climático en sus valoraciones para autorizar un cambio de uso de suelo.

Una propuesta más de la iniciativa que diseñó y presentó el Consejo Nacional Forestal (Conaf) es la definición y delimitación de las funciones del Sistema Nacional de Gestión Forestal, para facilitar un manejo ordenado de todos los procedimientos de permisos y autorizaciones del sector.

Este paquete de reformas presentado por el Conaf no es el único. Existen alrededor de nueve iniciativas más trabajadas por otros actores y que buscan propiciar cambios significativos en la Ley General Forestal de Desarrollo Forestal Sostenible actual.

En los próximos meses, tanto diputados como senadores tendrán en sus manos la discusión y aprobación de las reformas a esta ley; además, aún está pendiente la propuesta para un nuevo reglamento que permita poner en práctica esta legislación.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué es recomendable comer para ayudar a tu sistema inmunológico a luchar contra enfermedades como el covid-19

Además de acciones externas, como lavarte las manos y evitar el contacto social, puedes tomar medidas para protegerte internamente del coronavirus. Tener un microbioma intestinal saludable es fundamental para tener un sistema inmunológico más fuerte y ayudar a tu cuerpo a defenderse del covid-19.
23 de marzo, 2020
Comparte
Uvas, dientes de ajo, tomate y aceite de oliva.

Getty Images
Se ha demostrado que seguir una dieta mediterránea mejora la diversidad del microbioma intestinal y reduce la inflamación.

Vivimos tiempos sin precedentes.

El covid-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2, fue oficialmente declarada pandemia por la Organización Mundial de la Salud.

Muchos países han cerrado sus fronteras y han puesto a la población bajo encierro voluntario o forzado.

Los eventos culturales y deportivos se han cancelado o pospuesto, incluidos la Copa América 2020 y el festival de Glastonbury, los pubs y restaurantes están cerrando, y la gente está aterrada comprando productos básicos como papel higiénico y pasta.

Pero, aunque parezca que la situación está fuera de control, todavía hay muchas cosas que puedes hacer para proteger tu salud y la de las personas que te rodean.

Lo primero y más importante es que sigas las pautas nacionales para prevenir el covid-19: evitar propagar el virus y reducir las posibilidades de contraerlo lavándote las manos regularmente, evitando tocarte la cara y minimizando el contacto social.

Esto es particularmente importante para proteger a los grupos en riesgo, incluidas las personas con patologías previas, las personas mayores y las mujeres embarazadas.

Síntomas de covid-19

BBC

Muchas personas desarrollan solo síntomas leves.

Además de protegerte del virus por afuera, también puedes defenderte por dentro fortaleciendo tu sistema inmunológico.

Respuesta inmune

El sistema inmune es complejo y altamente receptivo al mundo que nos rodea, por lo que no es sorprendente que muchos factores afecten su funcionamiento.

Quesos

Getty Images
Puedes ayudar a tu microbioma comiendo regularmente quesos artesanales, que contienen microbios vivos (probióticos).

Lo importante es saber que la mayoría de estos factores no están codificados en los genes, sino que se ven influenciados por nuestro estilo de vida y entorno.

Una cosa que puedes controlar de inmediato es la salud de los billones de microbios que viven en tu intestino, conocidos colectivamente como el microbioma.

Investigaciones recientes han demostrado que el microbioma intestinal desempeña un papel esencial en la respuesta inmune del cuerpo a las infecciones y en el mantenimiento de la salud en general.

Además de ayudar en la defensa contra patógenos infecciosos como el coronavirus, un microbioma intestinal saludable también contribuye a prevenir reacciones inmunológicas potencialmente peligrosas, que dañan los pulmones y otros órganos vitales.

Estas respuestas excesivas pueden causar insuficiencias respiratorias e incluso la muerte.

Reducir contagio coronavirus

BBC

(Esta es también la razón por la que deberíamos hablar de “apoyar” en lugar de “subir” el sistema inmunitario, ya que una respuesta inmunitaria excesiva puede ser tan riesgosa como una hipoactiva.)

Microbioma sano, cuerpo sano

En vez de consumir suplementos que aseguran “estimular el sistema inmunológico” sin contar con buenas evidencias, en verdad son los alimentos que ingieres los que generan un alto impacto en el rango y tipo de microbios del intestino.

Un microbioma diverso es un microbioma saludable, que contiene muchas especies diferentes, cada una de las cuales juega su papel en la inmunidad y la salud.

La diversidad de microbiomas disminuye a medida que uno envejece, lo que ayuda a explicar por qué la respuesta inmunitaria varía según la edad y por qué es aún más necesario mantener un microbioma saludable durante toda la vida.

Jarras de kombucha

Getty Images
Otra fuente de probióticos naturales son las bebidas ricas en bacterias y levadura como el kéfir (leche fermentada) o la kombucha (té fermentado).

Los detalles finos de las interacciones entre el microbioma intestinal y el sistema inmune no se comprenden por completo. Pero parece haber un vínculo entre la composición del microbioma y la inflamación, una de las características de la respuesta inmune.

Las bacterias intestinales producen muchos químicos beneficiosos y también activan la vitamina A en los alimentos, lo que ayuda a regular el sistema inmunológico.

Come para alimentar tu microbioma

La mejor manera de aumentar la diversidad de microbiomas es comiendo una amplia gama de alimentos de origen vegetal, que son ricos en fibra, y limitando los alimentos ultraprocesados, incluida la comida chatarra.

También se ha demostrado que seguir una dieta mediterránea mejora la diversidad del microbioma intestinal y reduce la inflamación.

Es decir, comer muchas frutas, verduras, nueces, semillas y granos integrales; grasas saludables como el aceite de oliva virgen extra de alta calidad; y carne magra o pescado.

Evita el alcohol, la sal, los dulces y las bebidas azucaradas y los edulcorantes artificiales u otros aditivos.

Si te preocupa obtener productos frescos durante el autoaislamiento o la cuarentena, las frutas y verduras congeladas son tan saludables como sus contrapartes frescas y durarán mucho más que el período de aislamiento de dos semanas actualmente recomendado.

Frutas enlatadas, frijoles y legumbres son otras opciones duraderas.

Tos

BBC

También puedes ayudar a tu microbioma comiendo regularmente yogur natural y quesos artesanales, que contienen microbios vivos (probióticos).

Otra fuente de probióticos naturales son las bebidas ricas en bacterias y levadura como el kéfir (leche fermentada) o la kombucha (té fermentado).

Los alimentos a base de vegetales fermentados, como el kimchi coreano y el chucrut alemán son otras buenas opciones.

Ya sea que estés comprando para ti, tu familia o personas mayores, elegir alimentos que apoyen un microbioma intestinal saludable es mucho más importante que acumular papel higiénico.

Cuidar tu salud mental, mantenerte físicamente activo y dormir lo suficiente también ayudarán a mantener tu sistema inmunológico en buena forma.

¡Y no olvides lavarte las manos!

Tim Spector es profesor de epidemiología genética del King’s College de Londres, Reino Unido.

*Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation y es reproducido aquí bajo licencia Creative Commons. Haz clic aquí para leer la historia en su versión original (en inglés).

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://youtu.be/bDSon-ZHCQM

https://youtu.be/UqdIoCjy1CM

https://youtu.be/CzxpbM6yOMU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts