Caso Samir Flores: Un año de coraje porque su asesino sigue impune
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Caso Samir Flores: Un año de coraje y miedo a encontrarse en la calle con un asesino impune

Hoy se cumple un año del asesinato de Samir Flores en Amilcingo, Morelos. Su viuda denuncia que no hay resultados en la investigación. El Proyecto Integral Morelos (PIM), al que se oponía, está paralizado por amparos y plantones.
Comparte

– ¿Cree que se ha cruzado alguna vez con el asesino de su marido?

– “Híjoles, yo creo que sí. Creo que nos hemos cruzado varias veces en el camino. Desafortunadamente, no sabemos. Pero creo que sí, no solamente una, sino varias veces”.

Liliana Velásquez tiene 36 años, cuatro hijos y es viuda. Su esposo, Samir Flores Soberanes, fue asesinado a balazos el 20 de febrero de 2019 en Amilcingo, Morelos. Desde entonces su muerte sigue impune. Y Velásquez vive con la sospecha de que cualquier día, en cualquier calle del pueblo, puede cruzarse con la persona que apretó el gatillo, aunque ignore de quién se trate.

El año pasado fue terrible para una mujer a la que enlutaron prematuramente a tiros.

“Seguimos con coraje, con rabia, con mucha impotencia, de no tener respuesta, de no saber quiénes fueron ni por qué”, dice la mujer, desde la casa que compartía con Flores.

Se trata de un domicilio propiedad de sus suegros en el que sigue conviviendo con toda su familia política. Ahí fuera, a doce pasos de la puerta, está la roca en la que su marido cayó moribundo tras recibir dos disparos en la madrugada del 20 de febrero. Doce pasos que fue lo le dio tiempo a caminar, arrastrado por desconocidos, hasta que le dieron el tiro de gracia sobre el pedrusco en el que ella misma lo encontró, todavía con vida.

“Recordarlo todos los días es difícil. Pero también están mis hijos. Y ellos son los que no quisieron irse de aquí”, explica.

Desde hace seis meses, autoridades del gobierno mexicano la incluyeron en el Mecanismo de Protección a Defensores junto a otros compañeros, e instalaron mallas y cámaras de seguridad.

“Vivimos como pollos enjaulados”, dice Velásquez.

Admite que la fortificación puede impedir que alguien quiera hacerle daño en el interior de su casa. Aunque a Samir tampoco tuvieron que entrar a buscarlo. Les bastó con hacerlo llamar.

“Nada nos protege”, dice.

Leer más: Pueblos opositores a termoeléctrica acusan que consulta fue amañada y rechazan el proyecto

La verdadera garantía, la que reclama Velásquez desde hace un año, es que arresten a los que mataron a su esposo. A los que lo llamaron de madrugada y le dispararon y también a los que ordenaron hacerlo. A todos los que tuviesen algo que ver con dejarle viuda.

Pero eso no ocurre.

No ocurre nada.

Apenas un par de visitas a la fiscalía.

“Es un año en el que no hemos tenido respuestas”, lamenta.

Seis líneas de investigación, pero ningún detenido

La muerte de Samir Flores fue un símbolo. Por activista náhuatl, por integrante del Consejo Nacional Indígena (CNI), por promotor de la radio comunitaria Amiltzinko y por ambientalista que se oponía al Proyecto Integral Morelos (PIM), una iniciativa energética que incluye una planta termoeléctrica, un gaseoducto y un oleoducto que se extienden a través de los estados de Morelos, Puebla y Tlaxcala.

Él fue uno de los fundadores del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua. Desde 2012, el colectivo se opone al proyecto desarrollado por la Comisión Federal de Energía (CFE) pero que cuenta con participación de las empresas Elecnor, Enagas y Abengoa, de capital español, y Bonatti, de capital italiano. Entre sus argumentos: los perjuicios ecológicos del proyecto y la ausencia de beneficios a las comunidades.

El asesinato del activista se convirtió en el primer ataque contra un opositor a un proyecto que el propio presidente, Andrés Manuel López Obrador, defendió a capa y espada nada más llegar al gobierno, después de haberlo rechazado cuando estaba en campaña.

Además, el homicidio representa también la impunidad generalizada en México. Ha pasado un año y no hay ni un solo detenido.

“La investigación continúa”, dice Armando Herrera, vocero de la Fiscalía General del Estado de Morelos.

Explica que, hasta hoy, existen “seis líneas de investigación”. Estas son: la represalia de un grupo criminal denominado comando Tlahuica (se dijo que una cartulina reivindicando el ataque apareció en el lugar de los hechos), la acción gubernamental por las protestas contra la instalación termoeléctrica, la acción de grupos ciudadanos a favor de la termoeléctrica, una acción para frenar a la radio comunitaria que fundó Flores, un conflicto sobre posesión de terrenos con el Ayuntamiento de Temoac, al que pertenece Amilcingo, y el conflicto por una escuela.

Según explica Herrera, se ha tomado declaración a familiares y vecinos, aunque reconoce que “lamentablemente, hubo alguna lentitud” en los avances. Entre las razones que argumenta el funcionario está la desaparición de la cartulina con la reivindicación. “No es que la perdiésemos, es que nunca nos la entregaron”, dice.

El caso está en manos de la FGE y, según Herrera, “se tiene una colaboración con FGR y autoridades estatales”, pero “al momento” no se ha considerado que el caso pueda pasar a manos federales “a menos que resultara dentro de las investigaciones algo del fuero federal”.

A meses del asesinato de Samir solo hay pruebas perdidas e impunidad

“Sembrando conciencias”

Según la organización Front Line Defenders, México es, junto a Brasil, el cuarto país más peligroso del mundo para los activistas. Con 23 asesinados en 2019, solo es superado por Colombia (106), Filipinas (43) y Honduras (31). Samir Flores es uno de los integrantes de esta negra lista.

Es posible que los asesinos creyesen que matándolo pondrían fin al activismo. Que atacando a uno obligarían al resto de integrantes de la oposición al PIM a resguardarse en su casa. Se equivocaron.

“Samir sembró en cada una de las comunidades la parte organizativa. Él no era la cabeza, Samir era la persona que sembraba conciencia donde las comunidades han sembrado su lucha”.

Jorge Vázquez, a quien todos llaman “el profe”, conoce al activista desde la educación primaria. Recuerda, por ejemplo, cómo a finales de 2016 decidieron iniciar el plantón que se mantiene en Apatlaco, municipio de Ayala. Ahí ya estaba levantándose la infraestructura para llevar agua del río Cuautla a la termoeléctrica ubicada en Huexca, a unos 20 kilómetros. “Pasamos la primera noche ahí, también con Jorge Zapata (nieto del general Emiliano Zapata)”, explica.

Vázquez, compañero de Samir en cientos de movilizaciones, dice que la comunidad está dolida pero que se mantiene “firme para seguir en contra de todos los megaproyectos”. En Amilcingo, municipio de 3 mil habitantes con tradición zapatista, la resistencia es parte de la institución, que se rige por usos y costumbres.

“Afecta no tener su presencia, no tener esa voz que denuncia y que hace que la gente actúe y se organice. Quisieron sepultarlo pero lo que hicieron fue multiplicarlo”, dice Edilene Carrasco, voluntaria de la radio Amiltzinko.

Reconoce que, en unos primeros momentos, hubo miedo y algunos quisieron dar un paso atrás. Pero cree que ahora también existe un despertar. “La gente ya piensa, habla, se organiza. La gente decide por medio propio. Ya conocemos cuál fue la intención de los que querían acabar con él”, asegura.

La impunidad de los asesinos de Samir genera también la sensación de que cualquiera puede ser el siguiente. Porque las amenazas no han cesado.

“Hemos sido hostigados por el mismo grupo de choque, por la policía, el ejército, que ha hecho presencia en la población. Hemos sido amenazados por redes sociales, que nos van a matar”, dice Eliezer Zamora Pérez, otro de los integrantes del colectivo opositor a la termoeléctrica.

Entre el 23 y el 24 de febrero de 2019, tres días después del asesinato, se celebraron consultas en los 60 municipios de Morelos, Puebla y Tlaxcala en los que estaba previsto que el PIM estuviese operativo.

Quienes rechazaban el proyecto alegaban que la votación no respetaba el artículo 169 de la Organización Internacional del Trabajo, que es el que regula los procesos participativos con pueblos originarios. Además, con el cadáver de Samir todavía caliente, alegaron que se trataba de una falta de respeto.

Pero la consulta se celebró y vencieron, por un 59%, los partidarios de la termoeléctrica, el gasoducto y el oleoducto, que habían sido apoyados por López Obrador.

Ahora, sin embargo, el proyecto está paralizado.

Existen al menos quince amparos que piden la paralización del proyecto porque la consulta impulsada por el gobierno no contó con garantías. Además, otro amparo interpuesto por Amilcingo mantiene paralizado el gaseoducto. Y otros dos amparos presentados en Huexca impiden que se descargue agua en el río Cuautla. Una última apelación presentada por Tenextepango protege un cauce de de 1186 litros de agua por segundo, que es casi la totalidad de lo que baja en el Cuautla.

Al margen de la vía judicial existen dos plantones: uno en Apatlaco y otro el estado de Puebla.

Animal Político quiso conocer la opinión de la CFE pero, al cierre de la nota, no había recibido respuesta.

“La única manera que el proyecto se haga es una represión más brutal de la que ha habido y, además, imponerlo de modo ilegal”, dice Juan Carlos Flores.

Si alguna vez llegase a funcionar, Lilian Velásquez, viuda de Samir Flores, apela directamente al presidente, López Obrador: “Que venga a vivir aquí, que tome de esta agua y que respire de este aire”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El boom de los jóvenes que invierten en acciones a través de apps (y qué peligro tiene)

La bonanza de las plataformas de comercio de acciones en internet está tentando a inversores no experimentados a tomar grandes riesgos, advierten expertos.
2 de julio, 2021
Comparte

Con tiempo libre en sus manos, la londinense Andreea Ion, de 25 años, se unió a dos sitios web de comercio de acciones al comienzo de la pandemia de coronavirus.

“Mi novio y yo quedamos atrapados en este apartamento de Londres realmente pequeño, y solo pensamos que teníamos que hacer algo, o nos volveríamos locos aquí”, recuerda.

Durante el último año, inversores más jóvenes como Ion han estado inundando las plataformas de comercio de acciones en línea, incluidas eToro, Freetrade y Robinhood.

Andreaa y su novio Jamie ahora publican juntos en Instagram sobre sus inversiones.

“Estamos siendo testigos de una era en la que todos pueden comenzar a invertir y acumular riqueza con sus teléfonos con tarifas casi nulas por una transacción”, dice Ion, quien vivió en Rumania hasta los 18 años y recientemente completó una maestría en la Universidad de Cambridge .

Pero, ¿es buena esta ola de nuevos inversores?

“Hábito saludable”

Adam Dodds, director ejecutivo de Freetrade, sostiene que la participación en el comercio de acciones es algo bueno: “Lo comparo con comer sano o hacer ejercicio. Es un hábito saludable”, dice Dodds.

Ciertamente ha sido bueno para su negocio.

Los clientes registrados de Freetrade se multiplicaron por seis en 2020, pasaron de 50.000 en enero a más de 300.000 en diciembre y hasta 700.000 ahora.

Casi el 60% de ellos se describen a sí mismos como inversores primerizos, y su edad promedio es de 31 años.

Las mujeres ahora constituyen uno de cada cuatro inversores de la plataforma, frente al 13% de hace un año.

Y no es solo Freetrade. Otras plataformas han visto un aumento de nuevos clientes.

Durante 2020, Robinhood agregó 3 millones de usuarios, un aumento del 30% y eToro agregó otros 5 millones, una ganancia cercana al 40%.

Una forma en que las aplicaciones de comercio de acciones han reducido las barreras para involucrarse en la inversión es mediante la fraccionalización, lo que permite a los usuarios comprar fracciones de acciones enteras.

Por ejemplo, una participación en Tesla de Elon Musk era de US$880 en enero, aunque actualmente ronda los US$688.

Para algunos inversores, comprar una acción consumiría todos los fondos que tienen disponibles para invertir.

Por lo tanto, comprar una fracción de una acción de alto valor permite a los pequeños inversores realizar otras inversiones y distribuir su riesgo.

Adam Dodds

Freetrade
Adam Dodds, presidente ejecutivo de Freetrade describe el comercio de acciones como “hábito saludable”.

Pero esta prisa por invertir preocupa a algunas personas.

Constantin Gurdgiev, profesor de economía en el Trinity College de Dublín, Irlanda, señala que los foros de discusión en línea y las redes sociales pueden ejercer todo tipo de presión sobre los inversores sin experiencia.

Es posible que se los persuada más fácilmente para que se unan a una manada de inversores y se apresuren a comprar una acción sobrevaluada, por ejemplo, o la percepción de costos más bajos podría alentarlos a comerciar más de lo necesario.

La gestión y el análisis de riesgos fracasan y el miedo a perderse algo se hace cargo, dice el profesor Gurdgiev.

“La investigación muestra que un mejor acceso a la negociación y la percepción de menor costo que ofrecen estas plataformas conduce a una toma excesiva de riesgos y a una negociación excesiva por parte de los inversores minoristas”, argumenta.

Para algunos, el comercio puede incluso volverse adictivo, señala.

En esta nueva era de negociación, también han surgido las denominadas acciones de memes, o acciones de Reddit: ésta es una acción que se ha convertido en un foco de intensa atención en las redes sociales.

El minorista de videojuegos, GameStop, es quizás el ejemplo reciente más conocido.

En enero, el precio de sus acciones subió un 1.500% de $ 17,25 a $ 483, luego de que los contribuyentes a un foro de Reddit llamado wallstreetbets alentaron a los inversionistas a comprar.

Constantin Gurdgiev

C GURDGIEV
El profesor Gurdgiev dice que las nuevas apps de inversión podrían alentar tomar riesgos excesivos.

“Sobre las acciones de memes, creo que las veremos de nuevo, para ser honesto”, dice Lewis Harding, un joven de 23 años de Leeds, Inglaterra, que bloguea sobre sus inversiones.

Él cree que los inversores deberían de pasar por una capacitación gratuita después de registrarse en una plataforma de negociación, antes de que puedan comenzar a operar.

La ola anterior de los llamados inversores minoristas surgió en la década de 1990, inicialmente en Estados Unidos.

Los corredores de Internet en línea como E*Trade y Ameritrade aparecieron en servicios como CompuServe y America Online.

Sus comisiones, de alrededor de US$5 a US$7 por operación, eran significativamente más bajas que las de los corredores de bolsa establecidos en el momento de abrir el mercado a los inversores más pequeños.

Muchos de los lotes actuales de aplicaciones comerciales en línea han reducido estas comisiones comerciales hasta cero, abriendo las puertas a nuevos inversores que no tienen mucho dinero.

Pero ha habido críticas a la forma en que las aplicaciones comerciales obtienen ganancias. Para muchas de esas aplicaciones, implica algo llamado pago por flujo de pedidos.

WallStreetBets

Getty Images
El foro de wallstreetbbets en Reddit creó un frenesí de inversión en GameStop.

Robinhood, con sede en Estados Unidos (quizás la más conocida de las nuevas plataformas de negociación), y otras, venden sus pedidos a firmas más grandes llamadas creadores de mercado, que pagan hasta un centavo por acción para ejecutarlas.

Si bien este proceso permite que las aplicaciones ofrezcan a sus clientes comercio libre, significa que cuanto más comercian sus clientes, más de dinero de los creadores de mercado ganan las plataformas de comercio.

Por lo tanto, existe un fuerte incentivo para lograr que sus inversores operen de manera más activa, lo que no es necesariamente lo mejor para ellos.

En algunos países, incluidos Reino Unido y Canadá, el pago por el flujo de pedidos no está permitido en absoluto.

El regulador de los mercados financieros de Estados Unidos, la Comisión de Bolsa y Valores, ha dicho ahora que está investigando la práctica.

También está investigando qué aplicaciones fomentan el sobrecomercio con alertas por correo electrónico, avisos y otras herramientas.

Ganancias

Entonces, ¿cómo ganan dinero las aplicaciones comerciales que ofrecen comercio gratuito en el Reino Unido, donde no pueden vender su flujo de pedidos?

En el caso de Freetrade, gana dinero vendiendo a los inversores una actualización de la plataforma gratuita a una versión premium con más funciones, dice Dodds.

“La gente sabe por lo que está pagando, no es que todo sea gratis y luego haya tarifas ocultas en el margen”, dice.

Pero argumenta que el comercio sin comisiones es importante para democratizar la inversión, es decir, abrirla a inversores más pequeños.

“Realmente no puedes invertir US$140 al mes en ocho o nueve acciones cuando pagas una comisión de US$14-16 por cada operación”, dice.

Mientras tanto, Ion y su novio esperan que invertir en acciones les ayude a mudarse de su pequeño apartamento en Londres y hacer un depósito para su primera casa.

“Nos dimos cuenta de que simplemente vivir de nuestros salarios probablemente no nos llevaría muy lejos, teniendo también en cuenta la inflación”, explica.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=38PLMHqw8aw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.