Viajes lujosos y contradicciones en domicilios: cómo justificó el juez mantener a Rosario en la cárcel
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Viajes lujosos y contradicciones en domicilios: cómo justificó el juez mantener a Rosario en la cárcel

La exfuncionaria federal trató de convencer al juez de que no tiene intención de darse a la fuga y de que una medida cautelar menos severa sería suficiente para garantizar que se presentará a las siguientes audiencias de su caso. 
Cuartoscuro
6 de febrero, 2020
Comparte

Con la mirada perdida en la nada, Rosario Robles acaba de escuchar visiblemente desolada cómo, después de una audiencia maratónica, un juez federal le niega por tercera vez el beneficio de enfrentar su proceso en libertad y la manda de regreso a Santa Martha Acatitla, donde permanece en prisión preventiva desde agosto pasado por su imputación en el caso de La Estafa Maestra por un presunto ejercicio indebido del servicio público.

“Es muy injusto esto que estoy viviendo”, se queja Rosario con la voz entrecortada y algo acatarrada por el aire acondicionado de la sala de audiencias del Reclusorio Sur, en la Ciudad de México.

A continuación, la extitular de Sedesol y Sedatu repasa varios de los puntos que, a lo largo de una jornada de nueve horas, expuso su equipo de abogados y ella misma para tratar de convencer al juez de que no tiene intención de darse a la fuga y de que una medida cautelar menos severa, como el uso de un brazalete electrónico y el arresto domiciliario, sería suficiente para garantizar que se presentará a las siguientes audiencias de su caso. 

Lee: Nuevo juez en el caso de Rosario Robles ratifica prisión preventiva en su contra

Ganther Alejandro Villar, el nuevo juez de control de la causa en sustitución de Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, responsable de vincular a proceso y ordenar la prisión preventiva de Robles, escucha en mitad de un silencio tenso los alegatos de la exfuncionaria.

La escucha, por ejemplo, decir que ella no es una embustera, como la acusan los agentes del Ministerio Público, quienes la señalan de haber caído en múltiples contradicciones desde la primera audiencia del caso; como cuando al momento en que fue requerida para comparecer ante la justicia en México dijo que se encontraba de viaje de turismo con su hija en París, Francia, mientras que sus abogados dijeron al Ministerio Público que había ido a Costa Rica a dar un curso. 

Y la escucha también asegurar -y reiterar- que tampoco mintió acerca de su domicilio habitual en Coyoacán. Y que, de hecho, un perito que contrató su defensa ya probó que la firma que aparece en una licencia de conducir a su nombre donde figura una dirección diferente a su domicilio de Coyoacán, es falsa. Por lo que una de las pruebas esgrimidas por el juez Delgadillo Padierna para decretarle prisión preventiva por riesgo de fuga, ya no tendría vigencia. 

Y, por último, la escucha asegurar que tiene “muchas dudas” por la resolución que acaba de emitir, acerca de que es “infundada” la solicitud de la defensa de revocar o modificar la medida precautoria de la prisión preventiva. 

Entérate: La Estafa Maestra: Investigan a Zebadúa por lavado y presentan nueva denuncia contra Robles

 “Señoría, esto es ya una pena anticipada. Me están juzgando por quien soy”, recalca Robles con los ojos clavados en los del juez Villar, a lo que éste, impertérrito, se limita a responderle con una sentencia: 

“Le agradezco sus comentarios, pero mi decisión ya está tomada”. 

Los domicilios

Antes de llegar a la decisión del juez, los agentes de la Fiscalía y el equipo de tres abogados de Robles, en el que desde ayer ya no forma parte del mismo Julio Hernández Barros, se batieron en una de las habituales batallas dialécticas que se han visto en las anteriores audiencias del caso. 

Una batalla, sin embargo, que el juez de control Ganther Alejandro Villar trató de controlar a rajatabla desde el inicio de la audiencia, cuando advirtió con tono severo que no permitiría descalificaciones durante el proceso, y que, de hecho, cumplió cuando impuso sendas multas de 20 salarios mínimos a la Fiscalía y a la defensa por no atender su advertencia. 

En esta ocasión, la defensa introdujo una variante en su estrategia: llamó al estrado a Rosario Robles para interrogarla. 

Durante aproximadamente media hora, la exfuncionaria respondió las preguntas de sus abogados -se negó a hacer lo propio con las de la Fiscalía- para tratar de acreditar que en los últimos 24 años solo ha tenido un domicilio, el ubicado en calle de Las Flores 91, en la alcaldía Coyoacán.

Lee: Las fallas en el caso de Rosario Robles y que no fueron suficientes para su liberación

Este punto, cabe recordar, es clave en el caso, puesto que en la audiencia inicial del caso la Fiscalía acusó a Robles de no dar certeza sobre cuál es su domicilio real, lo que hizo sospechar al juez Delgadillo Padierna que podría haber riesgo de fuga por falta de arraigo. 

En su intervención, Rosario Robles matizó que, si bien su domicilio habitual es el de la alcaldía Coyoacán, asegurando que así puede constatarse en múltiple documentación, como su INE y la escritura del inmueble, también rentó otros dos departamentos durante los seis años que fue funcionaria federal: uno, en Reforma 222, muy cerca de la sede de Sedesol y Sedatu; y otro en Tennyson 223, en Polanco, a donde se mudó después del sismo de septiembre de 2017.

“Hay quienes se mudan a Palacio Nacional para estar cerca de su trabajo, yo lo que hice fue rentar dos departamentos”, planteó con ironía Robles, quien, no obstante, aseguró que los fines de semana siempre regresaba a “su casa de campo” en Coyoacán, porque ese es su hoga; donde tiene sus gatos y en el que suele hacer carnes asadas con su hija y su familia.  

Sin embargo, la jugada de la defensa no salió del todo bien. 

En la exposición de los argumentos de por qué declaró infundada la solicitud de revocar la prisión preventiva, el juez Ganther Alejandro Villar señaló como uno de los motivos la contradicción entre lo expuesto por la defensa de Robles en la primera audiencia y lo dicho en esta acerca del número de domicilios donde vivió la exsecretaria de estado. 

“Todo este tiempo se ha insistido en que solo había un domicilio que habita desde hace 24 años. Pero hoy, en esta audiencia, se señalan dos más. Es decir, existen varios domicilios diferentes al declarado por Rosario Robles en la primera audiencia”, planteó el juez. 

Los viajes de Rosario

Otros de los puntos clave en la audiencia fueron los relativos a los viajes de Rosario Robles y a su capacidad económica, otro de los argumentos que esgrimió en agosto pasado el juez Delgadillo Padierna para decretar prisión preventiva, por el temor a que, debido a que la exfuncionaria cuenta con recursos económicos, pudiera darse a la fuga. 

Lee: Rosario Robles presenta queja en CNDH acusa al MP de fabricar pruebas para dejarla en prisión

Sobre este punto, la defensa apuntó que Rosario Robles es “una mujer de éxito” que ha desempeñado cargos muy importantes como jefa de gobierno de la Ciudad de México, y más recientemente como titular de Sedesol y Sedatu. 

“No se puede criminalizar a alguien por ganar dinero de su trabajo”, subrayó el abogado Epigmenio Mendieta. 

“Las personas pueden utilizar su dinero para lo que mejor les parezca. Ella decidió gastarlo en rentar dos departamentos para estar cerca de su trabajo y en viajar. Eso no puede ser motivo de criminalización”, insistió Mendieta.

Pero el punto de los viajes, precisamente, fue duramente atacado por Manuel Granados, el representante de la Fiscalía.

En su exposición, el Ministerio Público detalló que entre 2018 y 2019, es decir, en 24 meses, Rosario hizo 30 vuelos nacionales e internacionales con un costo de 1 millón 671 mil pesos. 

En 2018, fueron 19 vuelos con un costo de 1 millón 163 mil pesos a destinos como Tokio, en Japón; Kuala Lumpur, Malasia; Seúl, Corea; Vancouver, Canadá; Santo Domingo, República Dominicana, Nueva York y Washington, en Estados Unidos; o Buenos Aires, en Argentina. 

Solo en el vuelo a Buenos Aires, Rosario gastó más de 160 mil pesos en boletos. 

No obstante, Robles, que, si bien admitió previamente que “le gusta mucho viajar”, matizó que estos viajes no eran de turismo, sino que los hizo como funcionaria pública en representación de México en eventos de Sedesol y Sedatu en el país y en diferentes partes del mundo. 

Pero, en 2019, cuando Rosario ya no era funcionaria, la Fiscalía detectó que hizo 11 vuelos en ocho meses por 507 mil pesos a ciudades como Madrid, París, Cancún, Acapulco, o Lima. Solo en el vuelo a Paris, abundó la Fiscalía, Rosario Robles gastó casi 200 mil pesos. 

Rosario dice que ganaba 40 mil, Fiscalía dice que 180 mil

La Fiscalía expuso estos viajes para acto seguido atacar otro punto: el del patrimonio de Rosario Robles. 

De acuerdo con información que la Secretaría de la Función Pública proporcionó al Ministerio Público, Rosario Robles ingresó en 2013 un total de 1 millón 680 mil pesos; en 2014, subió a 2 millones 318 mil pesos; en 2015, 2 millones 223 mil pesos; en 2016, 2 millones 266 mil pesos; en 2017, 2 millones 235 mil pesos; y en 2018, 2 millones 299 mil pesos. 

Lee: Abogados de Rosario Robles acusan “estrategia sucia” en su defensa

En total, como secretaria de estado, Robles ganó 12 millones 961 mil pesos, lo que da un promedio de 2 millones 160 mil pesos al año, y de 180 mil pesos al mes en concepto de salario.

Además, la Fiscalía también expuso que, entre 2013 y 2018, Rosario Robles retiró de un fondo de ahorro otros 3 millones 200 mil pesos, por lo que, durante el sexenio que fue funcionaria, tuvo ingresos por más de 16 millones de pesos. 

Estas cifras, subrayaron los fiscales, contrastan con lo dicho por Rosario Robles en otras audiencias, cuando aseguró que su sueldo era de 40 mil pesos. 

Esta aparente contradicción fue tomada en cuenta por el juez Ganther Alejandro Villar, al señalar que “la capacidad económica de Rosario Robles es superior a la que se ha venido presentando en audiencias previas”. 

Argumento que, entre otros, utilizó para negar a Rosario Robles, una vez más, la revocación de la medida cautelar de prisión preventiva, y enviarla de regreso al penal de Santa Martha Acatitla.

“El Ministerio Público nos ofendió”

Al término de la audiencia, Mariana Moguel, hija de la exfuncionaria federal, dijo que se encontraba triste por la determinación del juez, y reiteró su exigencia pública de que no se utilice a Rosario Robles como “un trofeo de un supuesto combate a la corrupción”. 

Además, acusó al Ministerio Público de haber ofendido a su familia, llamando “embustera” a Rosario. 

Por su parte, el abogado Epigmenio Mendieta dijo que este jueves se reunirá con Robles para definir si apelan la decisión del juez o si promoverán un amparo directo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La gente que todavía cree que Trump ganó las elecciones en EU

La desconfianza en el proceso electoral entre los simpatizantes de Donald Trump podría tener implicaciones para la nación.
6 de enero, 2021
Comparte

Semanas después de que el presidente electo Joe Biden fuera declarado ganador de las elecciones de noviembre, sigue habiendo una profunda desconfianza del proceso electoral entre muchos partidarios fervientes de Donald Trump.

Esto refleja un sentimiento más amplio entre los conservadores, uno que tiene profundas implicaciones para la nación y sus instituciones.

En Main Street (Kansas), Dillard Ungeheuer, de 73 años, estaba raspando el estiércol de vaca de sus zapatos, que quedó tras una visita a un corral de ganado, y parecía irritable.

En lo que respecta a las papeletas, fue enfático: muchas eran falsas.

“No voy a discutir con nadie al respecto”, dijo, levantando la voz. “Creo que lo que estoy diciendo está basado en hechos”.

Su indignación por la elección presidencial y el gobierno en general era palpable, y muchos en la ciudad compartían sus sentimientos.

“No, no tengo mucha fe en el gobierno”, declaró.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, perdió las elecciones ante su rival demócrata, Joe Biden, y sus esfuerzos por anular ese resultado en los tribunales han fracasado.

El 6 de enero el Congreso contará los votos electorales de cada estado.

Aunque algunos republicanos han dicho que desafiarán este paso final en el proceso de certificar al ganador de las elecciones, esto solo retrasará, en lugar de cambiar, el resultado.

Mound City

BBC
En Mound City 80% de los electores votaron por Trump y muchos dudan de los resultados.

Las entrevistas con unas dos decenas de votantes republicanos en el estado de Kansas, en el medio oeste, revelan una imagen de cómo ven el mundo.

La mayoría sienten que les robaron la victoria y que las instituciones democráticas, en particular el proceso electoral, están rotas.

La mayoría de los votantes republicanos, en Kansas y en otros lugares, creen que Trump ganó las elecciones o no están seguros del vencedor, sugieren encuestas como la de la Universidad de Northeastern.

Jackie Taylor, de 59 años, editor de Linn County News en Pleasanton, dice que la elección fue robada: “Todo está turbio. Tienes a un tipo que fue elegido en circunstancias turbias, y ahora es presidente”.

Cuando se les preguntó por qué piensan que la elección fue manipulada, muchos dijeron que les llegaron noticias de Newsmax, One America News y otros medios que han transmitido historias sobre un presunto fraude electoral.

Estas empresas de comunicación eran relativamente desconocidas hasta antes de que Trump asumiera el cargo.

El presidente con frecuencia los menciona y esto ha elevado su perfil.

Tyler Johnson

BBC
Tyler Johnson cree que algunos votos fueron fraudulentos.

Otros dicen que no conocían a nadie que apoyara a Biden y que solo han visto letreros de Trump.

Para ellos, era inconcebible que Biden pudiera ganar.

Mantienen una creencia inquebrantable, a pesar de la falta de evidencia, de que los liberales se robaron las elecciones.

Sus puntos de vista se reflejan en los programas que miran y se discuten en cafeterías, gasolineras y otros lugares de la ciudad.

Pidieron una revisión del sistema, diciendo que se deberían imponer controles más estrictos a los votantes.

Dijeron que temían que Biden demoliera lo que quedaba de la democracia estadounidense convirtiendo al país en un estado socialista.

Tyler Johnson, de 35 años, habla sobre el fraude electoral parado junto a su Chevy.

“Estados Unidos está en una posición muy frágil’

Más temprano, en las afueras de la ciudad, una camioneta había levantado columnas de polvo que se elevaban tan alto como un granero, y un letrero, justo al lado de la ruta 69, decía: “Vota, elimine a todos los demócratas”.

Johnson no cree que los demócratas deban estar a cargo: “con las dudas sobre las elecciones, me hace cuestionar todo lo que defienden”.

Johnson cría terneros como lo hizo su padre, y como espera que algún día lo haga su hijo de dos años, Monroe, y teme que los demócratas saboteen la industria ganadera.

“Con todas las reglas que la presidencia de Biden quiere imponernos, me pregunto: ¿será mi estilo de vida viable para mi hijo, como lo fue para mi padre y para mí?”, señala.

Main Street -

BBC
En Mound City los electores expresan escepticismo sobre Biden.

Su cautela sobre el proceso electoral podría conducir a una división más profunda en EU, con los que creen en la Casa Blanca de Biden y con quienes la rechazan.

“Estados Unidos se encuentra en una posición muy frágil”, dice Edward Foley, académico en derecho electoral en la Universidad Estatal de Ohio en Columbus.

Describe la desconfianza en el proceso electoral como “un verdadero desafío a la premisa misma del sistema”.

Foley recuerda otro momento en la historia cuando estalló una batalla por las elecciones.

En 2000, el candidato republicano, George W. Bush, ganó Florida y sus votos electorales por un estrecho margen de 537, asegurando la elección.

Los partidarios de su rival demócrata, Al Gore, estaban angustiados.

“Existía el temor de que los funcionarios usaran el poder político para manipular las papeletas”, dice Foley, aunque no hubo ningún esfuerzo serio para socavar el proceso.

Los demócratas llevaron el asunto ante la Suprema Corte, pero los jueces detuvieron sus esfuerzos. Y se apagó.

Mike Avery

BBC
Mike Avery cree que los demócratas ganaron con medios turbios.

Hoy, sin embargo, Trump y sus aliados plantean serias dudas sobre la victoria de Biden.

Roger Marshall, senador estadounidense recientemente elegido por Kansas, planea plantear objeciones sobre la victoria de Biden el miércoles mientras los miembros del Congreso se reúnen en una sesión conjunta para certificar los resultados de las elecciones.

Marshall y una docena de otros senadores conservadores desafiarán los votos en algunos estados, un esfuerzo desesperado y condenado para detener a Biden.

Cuando se le preguntó si disputar las elecciones erosiona la confianza en el proceso, Marshall dice que está presionando el tema porque “quiero darle a la gente confianza en las elecciones futuras, así que no podría minar la confianza de la gente más de lo que está minada ahora”.

Sus temores son compartidos por muchos en la zona, una región profundamente conservadora.

Aquí, los temores al socialismo y el temor a una presidencia de Biden son intensos.

“Siento que veremos los primeros signos del socialismo”, dice Mike Avery, de 53 años, propietario de un almacén de madera en Main Street, ubicado en el condado de Linn, donde el 80% de los electores votaron por Trump.

Ungeheuer, que fabrica cercas para corrales, opina sobre las políticas de Biden: “No puedes empezar a dar algo a todo el mundo, y hacerme trabajar duro, dirigir un negocio y esperar que lo regale. A Venezuela no le fue muy bien al seguir una agenda socialista”.

Julia Smith

BBC
Los conservadores de Kansas, como Julia Smith, están pidiendo reformar el sistema electoral.

Ahora también hay pedidos en Kansas y en otros lugares para endurecer las restricciones a la votación.

“Creo que la elección fue amañada con las papeletas de votación por correo. Creo que sólo votaron personas que ya no están con nosotros”, señala Julia Smith, de 65 años, quien está jubilada.

“Creo que tendremos que volver a votar en persona, con identificación”.

Para ella, la derrota de Trump fue una prueba de que los demócratas los engañaron, y dice que se deberían detener sus intentos.

Tras decir esto se ajusta el abrigo para protegerse del viento helado y continúa su camino.

raya separatoria

BBC

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=qH_FSdsBEf0&t=4s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.