¿Estornudas y crees tener COVID-19? Es ansiedad y es normal: UNAM
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

¿El COVID-19 te da miedo y al menor estornudo crees tenerlo? Calma, es ansiedad y es normal, explica la UNAM

El COVID-19 “nos pone en un estado de alerta”, por lo que algunas personas pueden llegar a sentir ansiedad de salud, misma que puede disminuir con ejercicios de relajación.
Cuartoscuro
Por UNAM Global
30 de marzo, 2020
Comparte

En los últimos días, algunas personas se han sentido inquietas y piensan que con el menor síntoma ya contrajeron el coronavirus.

“La ansiedad que tiene gran parte de la población es racional, pasamos por un momento de salud que antes no conocíamos y este miedo a la incertidumbre es una emoción que en algún grado todos sentimos”, explicó Claudia Rafful, académica de la Facultad de Psicología de la UNAM.

Te puede interesar: ¿Quiénes son los expertos que integran el grupo de científicos que combate al COVID-19 en México?

Esta ansiedad tiene que ver con gran parte de la exposición a lo difundido por los medios de comunicación sobre la COVID-19.

“Esto nos pone en un estado de alerta que en otra situación no sentiríamos”. Por ejemplo, en esta época empiezan las alergias, el año pasado estos síntomas pasaron desapercibidos, pero en este momento muchos piensan que están relacionados con el coronavirus.

La experta en el tema explicó que todos pueden sentir cierto nivel de ansiedad, aunque algunas personas sienten más que otras, está relacionado con otros factores que las predisponen.

Trastorno de ansiedad de salud

Algunos individuos tienden a ser ansiosos o depresivos. Pueden sentir este trastorno de ansiedad de salud que antes se conocía como hipocondría.

El síndrome de estrés corporal se da cuando alguien siente mucha ansiedad al mismo tiempo que los síntomas físicos de la COVID-19. No obstante, para detectar este trastorno mental se debe realizar un diagnóstico psiquiátrico.

En ese contexto surge un término psiquiátrico llamado “rumiación” que proviene de las vacas y sus dos estómagos, cuando la comida viene y regresa de uno a otro. En términos psicológicos se aplica cuando le damos muchas vueltas a un pensamiento.

Las personas que padecen un trastorno de ansiedad de salud tienen una “rumiación” que se trata de un pensamiento recurrente que se les viene a la cabeza.

Está relacionado con el trastorno obsesivo compulsivo y tienen una conducta extrema y tratan de hacer algo para no sentir ese pensamiento. En el caso de la COVID-19 algunas personas se ponen desde tapabocas de tela común que no funcionan, hasta bolsas y botes de plástico para cubrirse toda la cabeza.

Si las personas sienten que esta ansiedad las está imposibilitando, se recomienda que acudan a algún centro de atención, por ejemplo al departamento de psiquiatría y salud mental de la UNAM y a nivel de la población general pueden revisar la página del gobierno federal.

Lee más: Habrá “reconversión hospitalaria” para atender a pacientes graves por COVID-19 con 1,283 camas

¿Qué hacer para no sentir ansiedad?

Existen ejercicios de relajación, entre ellos de respiración. Por ejemplo, “diafragmáticas” que es cuando sacamos la panza y las costillas para respirar profundamente varias veces. También existen ejercicios de relajación muscular.

Uno debe estar consciente de que padece esta ansiedad y cuando llegue este pensamiento recurrente debe tratar de distraerse con otra cosa.

Es importante tener una rutina preparada para estos días de aislamiento social: tener horarios fijos, bañarse diario, realizar las comidas a la misma hora todos los días y  ejecutar cierto nivel de actividad física, porque esto ayuda a reducir la ansiedad.

En este momento hay un exceso de información en todos lados, por ello se recomienda sólo seguir las fuentes oficiales como son la Organización Mundial de la Salud, la Organización Panamericana de la Salud, los datos que el Gobierno Federal brinda y la página de la UNAM.

Entérate: Dos gobernadores y dos diputados federales han dado positivo en prueba de COVID-19

Si siente demasiada ansiedad se recomienda reducir el número de horas al día en redes sociales y evitar páginas no oficiales. La idea es mantenerse ocupado para no tener ese pensamiento recurrente.

Aquí algunas páginas recomendables:

https://coronavirus.gob.mx/salud-mental/?fbclid=IwAR16w1t_oM6Y9bIp63RG4rgi3acJMw2zq-B8rxBUSuXmngY_B6Womlw1mLQ

https://covid19comisionunam.unamglobal.com/?s=salud+mental&fbclid=IwAR0a8mdeJn4TdCLGViAns6AfOlGZiXVDci7PNhQSpGfo3moYwnJbzWKapAQ

https://coronavirus.gob.mx/salud-mental/?fbclid=IwAR16w1t_oM6Y9bIp63RG4rgi3acJMw2zq-B8rxBUSuXmngY_B6Womlw1mLQ

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Las críticas a la vicepresidenta de EU tras su visita a Guatemala y México

La visita a Guatemala y México de Kamala Harris generó reclamos de sus aliados demócratas por sus dichos sobre la migración y presión republicana para que visite la frontera sur de EU.
Getty Images
9 de junio, 2021
Comparte
Kamala Harris

Getty Images
Kamala Harris realizó en Guatemala y México su primer viaje al extranjero como vicepresidenta de EE.UU.

Al cerrar su gira por Guatemala y México este martes, Kamala Harris lanzó un repentino autobalance de su primera salida al exterior como vicepresidenta de Estados Unidos: “¿Declaro que este viaje fue un éxito? Sí”, sostuvo.

Como ejemplo del “progreso” logrado, Harris citó desde la creación de un grupo de trabajo del gobierno de EE.UU. para ayudar a Guatemala a combatir la corrupción, hasta la firma de un memorando de entendimiento con México para mejorar las condiciones de vida en Centroamérica.

El objetivo de esos y otros anuncios de Harris es abordar las causas de la migración desde la región hacia EE.UU. para reducirla, una tarea que le encomendó el presidente Joe Biden.

No obstante, el viaje de Harris ha concluido sin grandes novedades en la política de EE.UU. hacia sus vecinos del sur.

De hecho, la creación de una fuerza anticorrupción en Centroamérica había sido anunciada en abril por funcionarios de menor rango de EE.UU. y el memorando con México es un anuncio de buena voluntad para cooperar como socios.

“Desde el principio las expectativas (con el viaje de Harris a Guatemala y México) han sido bastante modestas. Y ha cumplido las expectativas”, dice Michael Shifter, presidente de Diálogo Interamericano, un centro de análisis regional en Washington, a BBC Mundo.

A su juicio, la gira de Harris respondió a la presión que puso sobre su gobierno el fuerte aumento del flujo de migrantes hacia la frontera de México con EE.UU., y tiene el mérito de haber pasado a la región un mensaje de inquietud por temas como la corrupción o los derechos humanos.

Sin embargo, es probable que este viaje también sea recordado por las críticas y polémicas que generó.

“No vengan”

Desde antes de partir a Guatemala el domingo, Harris había sido criticada por opositores republicanos que le reclaman que también visite la frontera entre EE.UU. y México.

Si bien miembros del equipo de la vicepresidenta había dicho inicialmente que la frontera estaba incluida en las tareas que le encomendó Biden, luego trataron de distanciarla de un tema tan vidrioso en la política doméstica de EE.UU.

Migrantes de Guatemala.

AFP
La migración desde Centroamérica hacia EE.UU. se ha vuelto un tema sensible para el gobierno de Biden.

Interrogada el lunes en una conferencia de prensa junto al presidente guatemalteco, Alejandro Giammattei, sobre qué responde a los republicanos que dicen que no se toma en serio la situación de la frontera, Harris defendió su estrategia.

“Vine aquí para estar en el terreno, para hablar con el líder de esta nación sobre lo que podemos hacer de una manera significativa, tangible y con resultados reales. Y seguiré centrada en ese tipo de trabajo en lugar de grandes gestos”, sostuvo.

No obstante, al día siguiente Harris indicó en México que pronto visitará la frontera, aunque insistió en la necesidad de atender las causas por las que los migrantes llegan allí.

Durante su conferencia con Giammattei, la vicepresidenta también lanzó una advertencia directa a los indocumentados que piensan emprender el “peligroso” viaje a la frontera: “No vengan. No vengan”, dijo.

“EE.UU. seguirá haciendo cumplir nuestras leyes y asegurando nuestras fronteras”, agregó. “Si vienes a nuestra frontera, te harán regresar”.

Kamala Harris y Alejandro Giammattei.

Getty Images
En Guatemala, Harris fue recibida por el presidente Alejandro Giammattei.

Ese comentario, a su vez, desató críticas de defensores de inmigrantes e incluso del ala izquierdista del Partido Demócrata de Harris, otra señal del difícil equilibrio que requiere el manejo del tema migratorio en EE.UU.

Es decepcionante ver esto“, tuiteó la representante demócrata Alexandria Ocasio-Cortez, en referencia a las palabras de Harris. “En primer lugar, buscar asilo en cualquier frontera de EE.UU. es un método de llegada 100% legal”.

“En segundo lugar, EE.UU. pasó décadas contribuyendo al cambio de régimen y la desestabilización en América Latina. “No podemos incendiar la casa de alguien y luego culparlos por huir”.

Otra representante demócrata, Ilhan Omar, señaló que “el derecho a buscar asilo no solo está protegido legalmente” sino que “es un derecho humano universal fundamental”.

“Llama la atención”

Biden ha prometido destinar US$4.000 millones en cuatro años a atacar problemas que a su entender causan la emigración de Guatemala, El Salvador y Honduras, como la corrupción, la violencia o la falta de oportunidades económicas.

Como un “primer paso” en esa dirección el presidente pidió al Congreso US$861 millones en ayuda a la región.

Andrés Manuel López Obrador y Kamala Harris

Getty Images
Harris mantuvo en México una reunión con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Tras reunirse con el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, y con activistas laborales, Harris anunció que EE.UU. destinará US$130 millones a la reforma laboral en ese país para mejorar las protecciones a obreros.

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, también consideró “exitoso” el encuentro entre ambos gobiernos, donde analizaron la cooperación en temas de migración, comercio y seguridad.

La vicepresidenta destacó como otro resultado de su viaje a Guatemala un acuerdo para destinar US$48 millones en apoyo a viviendas asequibles, la agroindustria y emprendedores de ese país.

También anunció la creación de un grupo de trabajo con el apoyo de EE.UU. para prevenir el tráfico de migrantes y la trata de personas en la región.

Kamala Harris

Getty Images
Harris realizó un balance positivo de su viaje a Guatemala y México, pese a las críticas que generó.

Sobre la creación de una fuerza de trabajo anticorrupción, Harris dijo en Guatemala que los departamentos de Justicia, Tesoro y Estado de EE.UU. “trabajarán juntos para realizar investigaciones y capacitar a las autoridades locales para que realicen las suyas propias”.

Juan Jiménez Mayor, un exministro peruano de Justicia que encabezó la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH), considera “interesante” esa iniciativa pero advierte que faltan detalles sobre cómo funcionará.

“Me llama la atención que todavía no está el resto de la región conectada con esta idea“, dice Jiménez Mayor a BBC Mundo.

De hecho, cuando el gobierno de Biden comenzó a plantear la creación del grupo anticorrupción indicó que asistiría a distintos gobiernos centroamericanos.

Pero EE.UU. no parece haber convencido aún al presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, a quien el Departamento de Justicia investiga por presuntos vínculos con el narcotráfico, ni al salvadoreño Nayib Bukele, a quien Washington cuestionó por la destitución de miembros de la máxima corte de justicia y del fiscal general en mayo.

Algunos notan que incluso Guatemala ha sido criticada en años recientes por su manejo de la lucha contra la corrupción y el desmantelamiento de la CICIG, una misión de las Naciones Unidas que contribuyó a procesar a varios políticos y poderosos.

“El hecho de que la vicepresidenta fue a Guatemala porque supuestamente es el mejor socio entre los tres, comparado con El Salvador y Honduras, en sí dice mucho porque Guatemala es muy problemático”, señala Shifter. “Si es el mejor, imagínese como son los otros dos”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=dDjl22gcR6Q

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.