¿Qué están haciendo las cárceles para prevenir contagios de coronavirus?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Personas presas, en riesgo por coronavirus: ¿Qué están haciendo las cárceles para prevenir contagios?

La falta de productos de higiene y el hacinamiento en cárceles pone en riesgo ante el coronavirus a personas privadas de libertad, sus familias y personal penitenciario.
Cuartoscuro
17 de marzo, 2020
Comparte

Las personas privadas de la libertad, sus familias y el personal de las cárceles en México se encuentran en riesgo ante la pandemia de coronavirus Covid-19.

De acuerdo con la organización Reinserta, las medidas de prevención del contagio el virus anunciadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y autoridades federales, como el lavado constante de manos y la separación de un metro de distancia no parecen viables para la mayoría de centros de reclusión del país.

Te puede interesar: Teletón cerrará temporalmente sus centros de rehabilitación por el coronavirus

Cifras del Diagnóstico Nacional del Sistema Penitenciario de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, para 2019 el 63% de los centros de reclusión presentaron deficientes condiciones materiales, de equipamiento e higiene en áreas de dormitorios.

Además, en el 32.79% de los penales hay deficiencia en los servicios de salud, en el 33% de las prisiones hay sobrepoblación y en el 32% hacinamiento.

Por ello, Reinserta pidió a los tres órdenes de gobierno en el país considerar en sus planes de emergencia al sistema penitenciario, destinando los recursos humanos y materiales necesarios para la atención del brote de coronavirus.

Cárceles implementan medidas por coronavirus

En Quintana Roo, autoridades han reducido a la mitad los días de visita a personas privadas de la libertad, de cuatro a dos, y han implementado vigilancia para detectar síntomas al momento de los ingresos.

También se han promovido medidas higiénicas entre la población penitenciaria y sus familiares, sin embargo, Reinserta reporta que carecen de recursos para dotar de productos antibacteriales.

El Estado de México ha establecido cercos sanitarios los días de visita familiar y ha implementado medidas de higiene en los centros, no obstante, por el volumen de la población no se puede respetar el mínimo de distanciamiento entre personas presas.

Nuevo León, por su parte, ha dispuesto mascarillas, guantes de látex y gel antibacterial para el personal que se encuentra en aduanas y exclusas, además se realizaron labores de limpieza y desinfección en áreas de visita familiar, íntima, locutorios y pasillos.

Asimismo, se realizarán revisiones a cada una de las personas privadas de la libertad para detectar síntomas y, en su caso, implementar medidas de aislamiento.

También se revisará la temperatura corporal de todas las personas que ingresen al centro, impidiendo el acceso a quienes registren 37º o más, sin excepción.

Los Centros Federales han suspendido la visita hasta el 20 de abril.

Lee más: Coronavirus: 5 estrategias que están funcionando para contener los contagios de covid-19

Para la atención de más de 100 niños y niñas beneficiarios de Reinserta, en la Ciudad de México, Estado de México y Nuevo León la organización entregó kits de necesidades básicas, con pañales, leche, medicamentos y vitaminas.

Reinserta pondrá a disposición de los menores de edad actividades de continuidad para el fomento de desarrollo integral, que serán realizadas con sus madres, con la ayuda de un kit didáctico con materiales e instrucciones.

A los adolescentes que se encuentran en centros de internamiento les proporcionarán manuales didácticos para la realización de actividades de autocuidado, integración y réflexión, y otros para dinámicas lúdicas y artísticas.

Reinserta llamó a la población a conducirse con empatía y responsabilidad ante los retos presentados por la pandemia y todas aquellas situaciones que requieran de la participación ciudadana.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El caso de la niña cuyo secuestro y asesinato inspiró la creación de la Alerta Amber

La desaparición de la niña Amber Hagerman en 1996 no terminó bien: la menor fue encontrada muerta cuatro días después de haber sido raptada. Pero su caso generó un legado, un sistema estandarizado para el lanzamiento de alertas de menores perdidos que ha sido replicado en varias partes del mundo.
22 de febrero, 2020
Comparte

Cuando un niño desaparece, ya sea porque está extraviado o fue raptado, cada minuto que pasa y cada persona que pueda colaborar es de vital importancia.

Ese fue el reclamo de los familiares de Fátima Aldrighett, la niña de 7 años que murió luego de ser raptada y torturada y cuya búsqueda inmediata por la policía se demoró por la burocracia de las autoridades de Ciudad de México.

“No es posible que hayan pasado tantos días y que la familia haya sido la que haya dado las pistas, que haya tenido que dar todo el trabajo para que se encontrara hoy a Fátima”, dijo con impotencia Sonia López, la tía de Fátima.

“No es posible que se hayan perdido horas fundamentales para dar con ella. Fátima pudo haber sido encontrada con vida, pero nadie nos hizo caso”, acusó López, al tiempo que las autoridades reconocieron que hubo omisiones en el caso.

Una de las fallas que denunció la familia fue la demora en el lanzamiento de la Alerta AMBER, un sistema de publicación de boletines de emergencia cuyo concepto nació hace más de 20 años en Estados Unidos.

¿Cuál fue su origen?

Protesta por el asesinato de Fátima

Reuters
Los vecinos de Fátima Aldrighett exigieron justicia a las autoridades, que no han terminado de determinar qué falló en este caso.

Menores rescatados

Amber Hagerman, una niña de 9 años, fue secuestrada cuando jugaba en su bicicleta en los suburbios de la ciudad de Dallas, Texas., en 1996 Fue encontrada muerta cuatro días después.

La falta de un sistema efectivo y estandarizado para pedir el apoyo de la ciudadanía en ese entonces llevó a la creación de la Alerta AMBER, un acrónimo de America’s Missing: Broadcasting Emergency Response (“Desaparecidos en EE.UU.: emisión de respuesta de emergencia”).

El legado del caso Amber Hagerman ha permitido la recuperación de 985 menores hasta ahora en EE.UU., indicó el Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados (NCMEC, por sus siglas en inglés) a BBC Mundo.

“Para los casos apropiados, las Alertas AMBER son una herramienta que activa al público y les permite ser los ojos y oídos de la policía”, explica John Bischoff, de la división de Niños Desaparecidos de NCMEC.

“Cuando alguien está huyendo con un niño y tiene la intención de hacerle daño, transmitir esa amplia red de información de búsqueda es invaluable para llevar a ese niño a casa de manera segura y rápida”, agrega.

Una Alerta AMBER en una carretera de EE.UU.

Getty Images
En Estados Unidos, las pantallas de información vial son parte del despliegue de Alertas AMBER.

El modelo de avisos se ha retomado en otros países. En América Latina, se ha implementado en México, Guatemala y El Salvador.

El caso de Amber Hagerman

La noche del sábado 13 de enero de 1996, Amber Hagerman y su hermano menor jugaban en sus bicicletas en el estacionamiento de una tienda del centro de Arlington, en los suburbios de Dallas, Texas.

Los menores llevaban menos de 10 minutos solos, dando vueltas en el lugar, cuando Amber fue secuestrada.

El único testigo que pudo declarar lo que vio le dijo a la policía que fue un hombre el que tomó a la niña, la metió en una camioneta negra y se la llevó.

La policía local contaba con un plan para este tipo de emergencias que fue activado, y la noticia del caso fue difundida en los medios de comunicación locales. Pero no hubo éxito.

Cuatro días después, un hombre que paseaba a su perro descubrió el cuerpo sin vida de Amber en un canal de aguas residuales del norte de Arlington.

La policía informó que tenía cortada la garganta, pero no reveló si sufrió algún tipo de abuso.

Todavía no se sabe quién fue la persona responsable del crimen. Hasta la actualidad, la policía en Arlington ha recibido miles de reportes con posibles pistas, pero aún no ha podido ofrecer justicia.

La creación de la alerta

La alerta AMBER fue creada un año después del caso que sacudió a Texas.

Las autoridades del estado determinaron que la policía en Arlington tenía información que pudo haber ayudado a localizar a la niña desaparecida; sin embargo, no tenían medios para distribuirla de manera eficiente a la ciudadanía.

Una mujer con volantes de niños perdidos

Getty Images
El sistema de la Alerta AMBER estableció un estándar para la integración de boletines de emergencia.

Un primer paso fue la emisión de boletines a través de una estación de radio local en octubre de 1996.

Luego, la legislación de Texas adoptó la idea y afinó las características de los boletines de Alerta AMBER para incluir información estandarizada.

Contienen la foto del menor extraviado, sus datos y señas particulares, cómo vestía la última vez que se le vio, dónde estaba, e información de contacto con las autoridades y familiares, así como información relevante sobre su desaparición.

Además de boletines, también se emite la información a través de una distribución de mensajes de texto a celulares y transmisiones de televisión y radio en un área determinada, además de que se despliegan los datos en pantallas de tráfico e instituciones gubernamentales.

George W. Bush promulga la ley de la Alerta AMBER

Getty Images
El presidente George W. Bush llevó el sistema AMBER a nivel nacional en EE.UU. en 2002.

“Además de crear notificaciones rápidas, las Alertas AMBER son un ejemplo de cómo la tecnología puede usarse continuamente para mejorar las investigaciones de niños desaparecidos”, explica Bischoff.

“Es una herramienta avanzada a la que la policía tiene acceso en ciertas situaciones en las que puede solicitar directamente la ayuda del sector público en la búsqueda. El objetivo es enviar información procesable a los ciudadanos durante la búsqueda de un niño desaparecido”, añade.

El programa fue adoptado a nivel nacional en Estados Unidos a través de una ley que promulgó el presidente George W. Bush (quien era gobernador de Texas cuando ocurrió el caso de Amber Hagerman) en 2002.

En aquella ceremonia estaba presente Donna Norris, la madre de la niña, así como Elizabeth Smart, una niña de 15 años que fue recuperada gracias a una Alerta AMBER.

Un timbre postal de la Alerta AMBER

Getty Images
Estados Unidos creó un timbre postal dedicado a la Alerta AMBER surgida en 1997.

“Cuando Amber estaba aquí, era como una pequeña mamá”, le dijo Norris al diario The Washington Post.

“Ella siempre cuidó a los niños del vecindario y los vigilaba. Sé que está muy orgullosa de la Alerta AMBER y que mamá hizo lo correcto al impulsar esto”, continuó.

Algunos críticos sostienen que la Alerta AMBER ha tenido un bajo nivel de recuperación para niños, 985 de miles de casos en casi dos décadas, por lo que cuestionan su efectividad.

Para Norris, vale la pena el intento: “Si salva la vida de un niño, eso me dice que sí funciona”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=2FoZyNJjVEg&t=60s

https://www.youtube.com/watch?v=rUrDvYJtKPU&t=16s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts