Coronavirus ‘cierra’ Disneylandia y Broadway baja la cortina por COVID-19
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

Coronavirus ‘cierra’ Disneylandia y Broadway baja la cortina por el coronavirus

Para evitar contagios, el parque de diversiones cerrará en California y Tokio. En Nueva York declara estado de emergencia y evitan concentraciones de gente.
AFP
Por AFP
12 de marzo, 2020
Comparte

El parque de diversiones Disneyland, uno de los más populares de California, cerrará sus puertas al público a partir del sábado como medida de precaución ante el brote de coronavirus en el país, informó un portavoz este jueves.

“Si bien no se ha informado de ningún caso de COVID-19 en Disneyland Resort, tras examinar detenidamente las directrices de la orden ejecutiva del gobernador de California”, que recomienda suspender todos los eventos con más de 250 personas, “y en interés de nuestros visitantes y empleados, estamos procediendo al cierre del Parque Disneyland y del Disney California Adventure, desde la mañana del 14 de marzo hasta finales de mes”, indicó.

También los parques de Disney en Tokio, Disneyland y DisneySea, se mantendrán cerrados hasta principios de abril.

Los dos parques están situados a las afueras de Tokio y están cerrados desde el 29 de febrero. Estaba previsto que reabrieran el 16 de marzo.

Lee: Confirman segundo caso de coronavirus en Querétaro; suman 13 en el país

Este gigante complejo turístico y de ocio recibe anualmente 30 millones de visitas.

Broadway baja la cortina

En tanto, Nueva York reducirá su oferta cultural para evitar un mayor contagio debido al nuevo coronavirus: los shows de Broadway fueron anulados por un mes, y la ópera, el museo Metropolitano y una gran sala de conciertos cerraron sus puertas.

El estado de Nueva York prohibió la congregación de más de 500 personas, incluso en teatros de Broadway, anunció el jueves el gobernador Andrew Cuomo, que calificó las medidas de “dramáticas”.

Para los eventos de menos de 500 personas, se limitará el público a la mitad de la capacidad total sentada de cada teatro desde este viernes, precisó Cuomo en conferencia de prensa.

“Tomamos medidas dramáticas (…) para reducir la cantidad de personas en un ambiente contagioso”, anunció el gobernador.

Solo están exceptuadas las escuelas, hospitales, asilos de ancianos e instalaciones de transporte público del estado, precisó.

“Los teatros de Broadway apagarán sus luces desde las 17 horas esta noche, jueves 13 de marzo, y estarán cerrados hasta la semana del 13 de abril”, confirmó TodayTix, el portal de billetes del gran barrio teatral neoyorquino, que solo la semana pasada registró ingresos por 26.7 millones de dólares.

Entérate: Posponen el Tianguis Turístico hasta septiembre por COVID-19

Será el mayor cierre del distrito teatral más famoso del mundo desde 2007, cuando una huelga de ayudantes interrumpió los shows durante 19 días.

“Nuestra mayor prioridad ha sido y seguirá siendo la salud y bienestar de los asistentes a los teatros de Broadway y las miles de personas que trabajan en la industria teatral cada día, incluidos actores, músicos, ayudantes, acomodadores y muchos otros dedicados profesionales”, dijo Charlotte St. Martin, presidenta de la Broadway League.

“Cuando se vuelvan a encender las luces de nuestros escenarios, daremos la bienvenida a los fanáticos con brazos abiertos”, añadió.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

"Preferimos morir en casa que en un centro de cuarentena", el testimonio de una familia enferma de Coronavirus

En entrevista con la BBC, Wenjun Wang describe la odisea de su familia para conseguir asistencia médica. Su tío, dice, murió recientemente en un centro de cuarentena sin recibir tratamiento alguno.
Getty Images
6 de febrero, 2020
Comparte

Wenjun Wang vive en la ciudad china de Wuhan, el epicentro del brote de coronavirus.

Wang, una ama de casa de 33 años, y su familia, no han salido del municipio desde el 23 de enero, cuando fue declarado en cuarentena.

Desde entonces, el virus ha infectado a más de 20.000 personas en todo el mundo y provocado —según cifras recopiladas hasta el 4 de febrero— más de 490 muertes.

Wang compartió con la BBC las dificultades de su familia para sobrevivir.


“Desde que se inició el brote de coronavirus, mi tío ha muerto, mi padre está gravemente enfermo, y mi madre y mi tía han comenzado a mostrar algunos síntomas.

Las tomografías computarizadas muestran que sus pulmones están infectados. Mi hermano también está tosiendo y tiene algunas dificultades para respirar.

Mi papá tiene fiebre alta. Ayer, su temperatura fue de 39,3 ºC. Tose constantemente y tiene problemas para respirar.

Le conseguimos una máquina de oxígeno y ahora depende de ella las 24 horas del día.

Paciente con síntomas de la neumonía de Wuhan

Getty Images
La Organización Mundial de la Salud declaró el brote de coronavirus como una emergencia sanitaria global.

En este momento está tomando medicinas occidentales y también chinas.

No hay un hospital al que pueda ir, porque su caso no ha sido confirmado por la falta de kits para evaluar si está infectado o no.

Mi mamá y mi tía caminan hasta el hospital todos los días con la esperanza de conseguir una cama para mi papá, a pesar de su propio estado de salud.

Pero ningún hospital lo quiere recibir.

“Nadie nos está ayudando”

En Wuhan hay muchos centros de cuarentena para acomodar a pacientes que tienen síntomas leves o aún están en período de incubación.

Hay algunas instalaciones simples y realmente básicas allí. Pero para las personas que están gravemente enfermas como mi padre, no hay camas.

Mi tío murió de hecho en uno de los centros de cuarentena, porque no hay instalaciones médicas para personas con síntomas severos.

Suministros hospitalarios

Getty Images
El padre de Wang tiene todos los síntomas que provoca el coronavirus, pero aún no ha sido diagnosticado por falta de kits de prueba.

Espero que mi padre pueda recibir el tratamiento adecuado, pero nadie está en contacto con nosotros o ayudándonos en este momento.

Contacté varias veces a trabajadores comunitarios, pero la respuesta que me dieron fue: “No hay posibilidades de que consigamos una cama en el hospital”.

Al principio pensamos que el centro de cuarentena al que enviaron a mi padre y a mi tío era un hospital, pero terminó siendo un hotel.

Allí no había enfermeros o médicos, y no había calefacción. Ellos fueron por la tarde, y el personal les sirvió una cena fría esa noche.

Mi tío estaba muy enfermo entonces, con síntomas respiratorios severos y había empezado a perder la conciencia.

No vino ningún médico a atenderlo. Él y mi padre permanecieron en habitaciones separadas, y cuando mi papá fue a verlo a las 06:30 de la mañana, ya había muerto.

“Preferimos morirnos en casa que ir a un centro de cuarentena”

Los nuevos hospitales que se están construyendo son para gente que ya está en otros hospitales en este momento. Los transferirán a los nuevos.

Pero para la gente como nosotros, no podemos siquiera conseguir una cama, menos aún lograrla en los hospitales nuevos.

Vista aérea de un hospital en construcción

AFP
Los nuevos hospitales, dice Wang, son para las personas que ya están internadas.

Si seguimos las recomendaciones del gobierno, el único lugar al que podemos ir ahora son esos centros de cuarentena.

Pero si vamos, lo que le pasó a mi tío le podría pasar a mi padre.

Entonces preferimos morirnos en casa.

“La población infectada en enorme”

Hay muchas familias como la nuestra por aquí, y todas enfrentan las mismas dificultades.

Al padre de una amiga no lo aceptaron en uno de los centros de aislamiento porque tenía fiebre alta.

Los recursos son limitados pero la población infectada es enorme. Tenemos miedo, no sabemos qué pasará después.

Mujer en bicicleta en Wuhan

Getty Images
Para quienes se quedaron en Wuhan, el futuro es incierto, dice Wang.

El mensaje de Wang

Lo que quiero decir es que si hubiese sabido que iban a cerrar la ciudad el 23 de enero, definitivamente habría sacado a toda mi familia de aquí, porque no hay ayuda.

Si estuviéramos en otro lugar, podría haber esperanza. No sé si personas como nosotros, que escucharon al gobierno y se quedaron en Wuhan, tomaron la decisión correcta o no.

La muerte de mi tío, creo, responde a esta pregunta.

Mapa que muestra la distribución de los casos

BBC

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=B_Gzc2Z7uQY

https://www.youtube.com/watch?v=FAfZ-GhFurA&t=20s

https://www.youtube.com/watch?v=eXH1xrnAFas

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts