Coronavirus: Países cierran fronteras, México mantiene protección básica
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Coronavirus: Países cierran fronteras y cancelan eventos; México decide mantener precauciones básicas

En México la gente pregunta todavía se permiten eventos masivos y aún no se aplican medidas como en otros países. También hay cuestionamientos sobre la capacidad de detección.
Cuartoscuro
13 de marzo, 2020
Comparte

Mientras otras naciones han aplicado cierres de fronteras y cuarentena, con la suspensión de eventos masivos, restricciones de vuelos e incluso el cierre de escuelas, restaurantes y bares, en México el gobierno mantiene medidas preventivas mínimas ante la pandemia de coronavirus, asegurando que el país aún no está en la etapa de aplicar restricciones más severas, por el número y el tipo de casos registrados hasta ahora.

En redes sociales y otros espacios, la gente pregunta por qué en México todavía se permiten eventos como el Vive Latino y aún no se aplican medidas como las que se ven en televisión, de países como Italia, donde el coronavirus prácticamente ha paralizado la vida cotidiana.

Y también han surgido cuestionamientos sobre la capacidad de detección, por qué hasta ahora solo han sido confirmados 15 casos en el país, mientras en naciones como Estados Unidos ya son más de mil, y en Canadá cerca de 100. 

En el mundo se han confirmado 125 mil casos (81 mil de ellos en China), y 4,613 fallecimientos, debido a esta enfermedad. 

Lee: Coronavirus: Salud explica la siguiente fase de detección de casos y cuándo habría cierres de escuelas y oficinas 

Ante los cuestionamientos, las autoridades de Salud en México, con el subsecretario Hugo López-Gatell como principal vocero, han insistido en que son transparentes con las cifras, que hasta ahora se aplican los protocolos adecuados y que apuestan más por los llamados a que la gente se lave constantemente las manos, a que si tienen síntomas de gripe se queden en casa y que hagan el llamado “estornudo de etiqueta”, son las adecuadas e incluso cuentan con el aval de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Las restricciones adicionales, según han mencionado los funcionarios de Salud, vendrán cuando crezcan los casos y se pase al siguiente escenario. Lo cual aceptan que ocurrirá, en los próximos días, dejando ver desde su análisis experto y con experiencias internacionales previas, que no hay forma de impedirlo. 

En el pasado, mencionó López-Gatell en la conferencia mañanera de este 11 de marzo, cuando ocurrió la crisis por influenza de 2009, “hubo confusiones y se pasó directamente de la instrucción de cerrar la movilidad en la Ciudad de México y zona metropolitana a cerrar espacios públicos en todo el país sin que fuera necesariamente lo más adecuado”. 

Muchos de los criterios aplicados entonces, criticó, “estuvieron gobernados por el miedo y por la política, no por la técnica. Si nos mantenemos disciplinados, podemos hacer un esquema muy ordenado de cancelación o restricciones de espacios públicos de acuerdo al riesgo”. 

Hasta ahora en México se han detectado 15 casos de COVID-19 en ocho estados: Nuevo León, Coahuila, Ciudad de México, Puebla, Querétaro, Chiapas, Estado de México y Durango. 

Todos ellos han sido importados, es decir, de gente que viajó al extranjero, contrajo la enfermedad allá y luego fue diagnosticada en México. O de gente que estuvo en contacto con ellos en México y también se enfermó. 

Sin embargo, según mencionan funcionarios de Salud, en los próximos días se pasará al Escenario 2, donde ya no solo sean casos importados, sino que existirá una “transmisión comunitaria”, de gente que adquirió el virus en el territorio mexicano, no necesariamente de alguien que viajó a otro país. 

En ese Escenario 2, los casos ya se contarían por cientos. De acuerdo con lo mencionado por López-Gatell, en España pasaron 27 días entre el primer caso detectado por coronavirus y el inicio de la etapa de transmisión comunitaria y local. En Alemania pasaron 28 días. Y en Estados Unidos, 33 días. 

Los contagios en México

En cuanto a México, el primer caso de coronavirus fue detectado el 27 de febrero. Considerando la experiencia de otros países, la proyección es que en México entre a la fase de transmisión comunitaria y se eleve la cifra de contagios en unos 15 días, a finales de marzo. 

Entérate: Los mitos del COVID-19: Ni el ajo, ni el enjuague bucal te protegen del coronavirus

Esto coincide con el pronóstico del doctor Gustavo Cruz de la UNAM, quien en la primavera de 2009, cuando se detonó la crisis de la influenza tipo A (H1N1) en la Ciudad de México, colaboró en el diseño de un modelo matemático capaz de determinar la velocidad de los contagios, según apuntó la Universidad Nacional.

“La propagación de la enfermedad es algo inevitable y —según las estimaciones— el brote infeccioso se daría entre el 20 y el 30 de marzo”, dijo Cruz.

La cifra tan baja de casos que se tienen hasta ahora, insistió López-Gatell, no debe generar inquietud ni sospecha, y en su momento habrá transparencia, para informar sobre el aumento de contagios. 

“No debe resultar o haber ninguna inquietud de que por qué México tiene poquitos casos mientras Estados Unidos ya tiene más de mil. Esta es la realidad y estas las fechas. En el momento, en el minuto en que detectáramos que hemos entrado a transmisión comunitaria lo vamos a decir, no solamente por una convicción ética de transparencia, sino porque es indispensable como parte de la respuesta científica y técnica a la epidemia”, expresó.

El funcionario adelantó que se reforzarán las medidas de revisión en los aeropuertos, el llamado “tamizaje”, aunque también defendió que hasta ahora no se haya cerrado la puerta a viajeros de algún país con contagios. 

“Hoy vamos a escalar como estaba planeado desde el inicio el tamizaje. El tamizaje es esta identificación temprana de las personas que pudieran tener síntomas a través del monitoreo de temperatura y a través del interrogatorio de síntomas”, dijo López Gatell. 

“Esto lo hicimos desde el principio, pero no se notaba, porque están focalizado a los vuelos que venían de China. Hoy va a ser más notorio porque hay vuelos que vienen de 10 naciones con transmisión activa. Entonces esta es la idea. No se pretende, quiero dejarlo sumamente claro, no se pretende ni se piensa hacer restringir los viajes internacionales hacia México, ni cerrar fronteras ni cerrar puertos marítimos”, agregó. 

Otro cambio anunciado por las autoridades de Salud el jueves es que de cara al Escenario 2 se activará el  el modelo Centinela (aplicado para la influenza), donde personal de Salud no solo analizará los casos de personas que viajaron a países con coronavirus, sino que también se buscarán brotes de dispersión comunitaria en el país, entre aquellos que tengan alguna infección respiratoria aguda.  

Lee más: ¿Vas al Vive Latino? Esto te recomienda el gobierno para que no te dé coronavirus

Con este muestreo de casos, detallaron, se buscará establecer “la carga de enfermedad” existente en el país, la cantidad de casos estimados en una región y si puede haber un incremento grave.  

Christian Morales Furhimann, representante de OPS/OMS en México, destacó la actuación de la autoridades mexicanas de Salud, ante la emergencia. 

“México fue el primer país en poner a punto la técnica de detección del coronavirus, el SARS-CoV-2, sino que además fue aquí en México hace alrededor de un mes que pudimos formar a todos los países de la subregión de Centroamérica, República Dominicana y Cuba para que adquirieran las competencias necesarias para poder hacer también la detección local en sus países”, dijo Morales. 

“Muchos países de la región quisieran poder contar con un equipo dirigido por un médico del calibre del señor secretario, un equipo en donde se cuenta con las capacidades de gente con experiencia que vivieron la pandemia de H1N1, 10 años atrás, una coordinación asegurada por un médico internista reconocido, un doctor en epidemiología, el doctor Hugo López-Gatell y todo el equipo que lo acompaña”, agregó.

¿Cuándo habría cierre de escuelas y oficinas, y suspensión de eventos masivos?

En el caso de eventos masivos, como conciertos, cuando México entre en el Escenario 2 de transmisión comunitaria por el coronavirus se pedirá disminuir el aforo del lugar del evento en un 50%, que se coloque gel antibacterial en la entrada, y que se limpie y desinfecte el lugar diariamente, explicaron las autoridades de Salud la noche del jueves.   

En cuanto a las clases, cuando se entre en el Escenario 2, habrá filtros sanitarios y cierre de un salón de clases cuando se confirmen dos casos de coronavirus en menos de siete días, dentro del mismo grupo.

La escuela será cerrada si en el mismo periodo de siete días se presenta un caso más, pero en otro salón de clases en la escuela.

Respecto a los trabajadores, habrá un cierre de la oficina o de lugar de labores cuando el 10% de los empleados, en un periodo de 7 días, tengan la enfermedad COVID-19.

Si México llegara al Escenario 3, en los que ya hay miles de casos de coronavirus en el país, se suspenderían por completo clases, eventos masivos y labores donde haya algún brote, según explicaron autoridades de salud.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Mascarillas 'egoistas': ¿qué son y por qué no se recomienda su uso para evitar el contagio de la covid-19?

En algunas partes del mundo las mascarillas que tienen una válvula de exhalación han sido prohibidas. Te contamos por qué expertos dicen que no son efectivas en el contexto de una pandemia.
3 de septiembre, 2020
Comparte
Mascarilla con válvula

Getty Images

Una de las discusiones que más tiempo tomó zanjar en los inicios de la pandemia giró en torno a la utilidad de las mascarillas como medida para evitar el contagio del SARS-CoV-2.

Sin embargo, ahora que Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja que los gobiernos alienten al público en general a usarlas donde haya “una transmisión generalizada y sea difícil el distanciamiento físico” y como parte de una serie de medidas para la prevención, que incluyen el lavado de manos y la distancia social, el debate parece haberse trasladado a la efectividad de un modelo de mascarilla en particular: la que tiene válvula.

¿Sirven o no sirven estas mascarillas faciales para frenar el avance de la pandemia? ¿Nos protegen más que las que no tienen? ¿Y por qué han generado polémica?

Respuesta contundente

Son varias las mascarillas en el mercado que vienen con una válvula en el centro o en un costado (los modelos N95, FPP2 y FPP3 cuentan con ella).

Pero independientemente del modelo del que se trate y de qué porcentaje de partículas filtre cada una, ningún cubrebocas con válvula es efectivo en el contexto de una pandemia, advierten los expertos.

Esto se debe a que esta clase de mascarilla protege a quien la usa, pero no a los demás, dado que filtra las partículas del aire exterior cuando la persona inhala, pero permite el escape de partículas a través de la válvula cuando la persona exhala.

Es decir, si la persona que la usa está infectada, puede expulsar gotículas con el virus al exhalar, y poner en riesgo al resto de las personas.

Familia con mascarillas

Getty Images
Las mascarillas más simples son las que se recomiendan en el contexto comunitario.

Tal es así, que en junio el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) y portavoz del Ministerio de Sanidad sobre la pandemia en España, Fernando Simón, tildó estos tipos de mascarillas como “egoístas”, precisamente por proteger solo a quien la lleva.

“El problema de la válvula es que el aire que exhala la persona que la lleva, lo concentra en un punto concreto. Eso puede hacer que alguien que esté expuesto a ese aire pueda infectarse”, explicó.

“Pueden ser las mascarillas egoístas porque yo me protejo y los demás me preocupan poco”, añadió.

En opinión de Ben Killingley, especialista en medicina de urgencias y enfermedades infecciosas del Hospital del University College en Londres, Reino Unido, si bien el uso general de la mascarilla tiene el doble propósito de proteger a ambas partes, “la razón por la que se promueve es para que las gotas que exhala la gente que puede estar infectada y no lo sabe no les lleguen a los demás”.

Y, desde este punto de vista, no tiene ningún sentido que se utilicen mascarillas con válvula en el contexto comunitario.

“En realidad, solo los respiradores, que se ajustan bien a la cara, tienen válvulas, y estos están reservados para los profesionales de la salud. El público ha tenido acceso a ellos, pero la recomendación para la gente es que utilice las mascarillas faciales quirúrgicas básicas, y no este tipo de mascarillas que no brindan ningún beneficio añadido para ellos”, enfatiza Killingley.

No recomendables, excepto algunos casos

Dado que la protección funciona en un solo sentido, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades en EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés), que meses atrás se adelantó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) en recomendar el uso de mascarillas, también advirtió en contra de su uso.

Asimismo, autoridades de distintas regiones en España, donde el uso de mascarillas es obligatorio hasta en la calle, han prohibido esta clase de respiradores en algunas circunstancias.

Y en muchos lugares del mundo —incluidas algunas aerolíneas— tampoco se permite el ingreso a espacios cerrados con ellas.

Mascarilla con válvula

Getty Images
Las mascarillas con válvula están destinadas a los trabajadores sanitarios.

¿Para que se hacen mascarillas con válvula entonces?

“La idea de incluir una válvula que se cierra cuando se inspira y se abre cuando se exhala es que sean más cómodas para el trabajador sanitario que las usa”, explica Killingley.

“Esas mascarillas son más cómodas de usar, porque permite una mejor circulación de aire“.

Al permitir la salida de aire, la válvula ayuda a regular la temperatura y evitar que la tela se humedezca.

Por eso resultan útiles si uno está por ejemplo en una obra en construcción, un taller, o en cualquier lugar donde se genere polvo, para evitar respirar estas partículas.

La otra excepción es, como mencionamos antes, el caso de los trabajadores sanitarios, que pueden estar en contacto con personas infectadas, y donde el objetivo es que ellos no se contagien.

Aún así, los CDC dejan claro que el personal hospitalario no puede usarlas en ambientes que deban permanecer estériles (como durante la realización de un procedimiento invasivo o en una sala de operaciones), ya que la válvula “permite que el aire exhalado no filtrado entre en el ambiente estéril.

Y para otros procedimientos, cuando los trabajadores de la salud utilizan este tipo de mascarillas con válvulas, lo suelen hacer acompañados de una careta protectora.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=sVc_VPSn_FI&t

https://www.youtube.com/watch?v=zERDdsdMRRE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.