'No se compara ni con un huracán': turismo sufre por COVID-19
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Especial

“No se compara ni con un huracán”: destinos turísticos lucen vacíos por la pandemia de COVID-19

Empresarios del sector turístico piden al gobierno ayuda urgente debido a la pérdida de empleos y ganancias por la pandemia de COVID-19.
Especial
30 de marzo, 2020
Comparte

En la víspera de las vacaciones de la Semana Santa, el sector turístico del país vive una de sus peores debacles debido a la epidemia de coronavirus.

En destinos de Quintana Roo, Guerrero, Jalisco, Baja California Sur y la Ciudad de México, hoteles y restaurantes se han visto obligados a cerrar sus puertas, y miles de fuentes de empleo penden de un hilo. 

Animal Político entrevistó a funcionarios y empresarios del ramo turístico de las cinco entidades, cuyo llamado de apremio es el mismo: se requiere de un rescate urgente para una industria que genera alrededor del 9% del Producto Interno Bruto (PIB) nacional.

Lee: ‘Nadie entra y si sale ya no regresa’, así viven adultos mayores aislados en asilos por COVID-19

Quintana Roo

“Esto ni siquiera se compara con la influenza de 2008-2009, porque no había una pandemia como tal en el estado; ni siquiera cuando llegó el huracán Wilma; ni siquiera se compara con el huracán Gilberto; sí estamos hablando de que esto se va a desplomar muy fuerte, esperemos que no llegue a más”, confía Marcy Bezaleel Pacheco, presidente regional de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes (Canirac) en Cancún, Puerto Morelos e Isla Mujeres.

El 87.7 por ciento de los 300 restaurantes que forman parte de este gremio decidió cerrar sus puertas a partir de este sábado, informa el líder empresarial.

“Está muy complicado, yo no creo que aguanten. El 25 por ciento de los restaurantes que están afiliados a la Cámara no van a regresar (tras su cierre), son números crudo,s pero así son, porque no todos son grandes empresarios: aquí hay familias trabajando en la misma empresa, son personas que crearon el concepto su restaurante y son autoempleos”, explica.

Pacheco expone que el ramo restaurantero en Quintana Roo genera una derrama de 40.9 millones de pesos, equivalentes al 20 por ciento del PIB estatal; tan sólo los 300 restaurantes asociados a la Canirac, detalla, crea 5 mil fuentes de empleo directo y más de 100 mil empleos indirectos de los ramos industrial, comercial, agrícola, agropecuario y pesquero.

Pese al cierre de los alrededor de 261 restaurantes, indica, se acordó que se protegieran los empleos.

Entérate: 5 lugares que han aplicado estrategias exitosas contra la pandemia de COVID-19

“Hicimos el compromiso de no despedir a nadie y de tratar de jalar juntos, trabajar juntos, para que la pandemia pase lo antes posible, porque sabemos, como empresarios, que si yo despido a alguien, ese alguien tiene que comer, y si no hay trabajo en ninguna parte, desde nosotros hacemos mal en generar que haya asaltos. El pacto que hicimos con el gobierno del estado es que no vamos a correr a nadie, vamos a aguantar lo más posible”, asegura.

El empresario hotelero Juan Carrillo, que dirige un establecimiento en el centro de Cancún desde 1973, reporta menos del 10 por ciento de ocupación, una regularidad que, sostiene, se repite a lo largo de la ciudad.  

“Está todo cerrado, todo apagado; se ve como una zona hotelera fantasma”, compara.

Expone que 30 personas dependen del empleo en su hotel, llamado Carrillos.

“Seguimos abiertos, no podemos correr a la gente y dejarla sin dinero, ¿de qué va a vivir? Hay que ver la forma, a ver si los bancos dan créditos o a ver qué hacemos”, avizora. “Nosotros vamos a aguantar dos quincenas, un mes, mes y medio con nuestros recursos, y después que Dios nos bendiga a todos”.

La Asociación de Hoteles de Cancún, Puerto Morelos e Isla Mujeres ha informado del cierre de 51 establecimientos en las tres ciudades, equivalentes a 18 mil 262 habitaciones, debido a la drástica baja de visitantes.

“Aquí en Cancún nunca se había visto algo así, nunca nos había tocado una pandemia. Ni cuando los huracanes”, refiere el hotelero Carrillo, de 79 años. “Cuando nos pegó el huracán Gilberto, en el 88, fue muy rápido, fue el huracán que nos ha pegado con más fuerza y muy rápido nos recuperamos todos; cuando nos pegó Wilma, ese sí fue muy desastroso, nos pegó como tres días que estuvo estacionado aquí, y también nos recuperamos rápido, pero esto… La gente tiene temor, la gente no sale, tiene temor de que, sin dinero, ¿cómo va a comer? La gente afincada aquí de muchos años está apanicada”.

Gerardo Bacelis, líder regional del Sindicato de Trabajadores de la Industria Gastronómica de la CTM, señala que la empresas de la región congelaron las nuevas contrataciones de personal, o bien, optaron por no renovar contratos temporales.

“Lo que sucedió fue que pararon todas las contrataciones, las personas que hace más de tres semanas lograban entrar en un hotel y firmaban un contrato, se quedarán hasta que venzan, pero ya no hubieron contrataciones en la mayor parte de los hoteles de Cancún y Playa del Carmen”, explica.

El dirigente sindical alerta por el cierre masivo de hoteles y restaurantes.

“Desde la semana pasada, muchas empresas, al ya no tener huéspedes, optaron por diferentes opciones, en algunos casos el cierre total; desgraciadamente, creo que vamos a terminar todos así, porque prácticamente ya no está llegando nadie, las ocupaciones han bajado de una manera muy drástica, ahora en estado crítico”, advierte. 

Lee más: La apuesta de Suecia de luchar contra el COVID-19 protegiendo la economía y la libertad ciudadana

Baja California Sur 

La presidenta de la Canirac en el estado, Lorena Hinojosa, alerta que las ventas en restaurantes de Los Cabos alcanzan apenas el 1 por ciento, mientras que en La Paz ascienden al 5 por ciento.

La ausencia de turistas, afirma, ha provocado el cierre del 50 por ciento de establecimientos de la entidad, un duro golpe para una industria que genera 10 mil empleos formales directos y 30 mil indirectos, relacionados con la adquisición de pescado, carne, frutas y verduras, pan y tortilla, así como transporte.

“Es una situación muy crítica la que estamos viviendo, no solamente como empresarios dueños de estos restaurantes, micro, pequeños y medianos empresarios, sino toda la generación de empleo que hay detrás de cada restaurante, directos e indirectos, que es una cadena muy grande”, indica.

“Hay mucha gente que tarde que temprano ya no vamos a poder soportar, no sabemos cuánto pueda durar esto, ahorita estamos cumpliendo cabalmente con pagar sueldos, pero, si no ingresa, ¿de dónde vamos a pagar?”.

Con 358 pequeñas y medianas empresas asociadas a la Canirac, Hinojosa considera poco útil la medida anunciada por el Gobierno estatal de aplazar el pago de servicios, y urge apoyos fiscales drásticos que ayuden a paliar la crisis por la que atraviesa el turismo.

“No queremos que nos regalen nada, queremos que nos apoyen, porque nosotros, los micro, pequeños y medianos empresarios, que somos la gran mayoría en todo el país, somos gente trabajadora, honesta, que siempre ha cumplido cabalmente con sus pagos y que lo único que pedimos es que nos permitan, durante estos tres meses, un descuento en el pago del seguro social, de la electricidad, en el IVA, en el ISR, algo en lo que tenemos derecho, porque hemos sido pequeños empresarios que hemos ido, durante muchos años. pagándole al gobierno, y ahora queremos un poquito de reciprocidad”, demanda.

Agustín Olachea, presidente de la Asociación de Hoteles y Prestadores de Servicios en La Paz, reporta una ocupación de apenas el 7 por ciento de las 2 mil 400 habitaciones disponibles en la capital del estado.

Refiere que la industria genera 4 mil 500 empleos directos y una derrama de hasta 5 millones de pesos diarios sólo en la ciudad.

“Nuestro principal objetivo es proteger a esa planta productiva, que es nuestro mejor insumo y son colaboradores ya muy entrenados, muy eficientes, de una calidez enorme, que son los que nos van a sacar adelante una vez que esto se normalice”, perfila. “Todos estamos haciendo un esfuerzo para que esa planta laboral siga teniendo recursos económicos en la bolsa mientras este fenómeno pasa”.

El líder empresarial critica que el Gobierno federal, en lugar de formar un plan de rescate el sector turístico, busque, mediante el SAT, endurecer el pago de impuestos, pese a la circunstancia de crisis.

“Aquí el que tiene posibilidad de dar apoyos importantes al sector turístico es el Gobierno federal, el cual no lo ha hecho; está exigiendo que se haga el pago de los impuestos, no solamente no ha habido exenciones o apoyos en impuestos importantes en el sector, está exigiendo que se paguen todas las contribuciones, o sea, no entiende el problema, ahí vemos una falta de solidaridad de parte del Gobierno federal al sector turístico”, observa.

Olachea considera que se deben redireccionar recursos invertidos en los megaproyectos del sexenio para aliviar al turismo.

Lee: Muro con EU está evitando contagios en la frontera, dicen autoridades de Salud

“Hay proyectos que deberían ahorita de parar de manera temporal y redireccionarse, por ejemplo, en lugar de estar pensando en el Tren Maya, esos recursos deberían regresar al sector turístico, ya sea para proteger la planta laboral y en su momento impulsar una campaña fuerte de la marca México para salir al mercado lo más fortalecidos posibles. No estamos viendo, desafortunadamente, medidas que sean empáticas con la problemática que está sufriendo el sector”, lamenta.

Ciudad de México 

Rafael García, presidente de la Asociación de Hoteles de la Ciudad de México, revela que al menos 40 hoteles de la capital del país han cerrado sus puertas y que se prevé el cierre de una cifra semejante la próxima semana.

“Tenemos una de las peores semanas de la historia de la hotelería de esta ciudad”, alerta.

Este fin de semana, señala, se registró una ocupación del 7 por ciento de las 53 mil habitaciones en los 610 hoteles de la CDMX.

Afirma que, debido a la baja de turistas, ya hay pérdidas de 100 millones de pesos diarios en el ramo hotelero, cifra que puede ascender a 3 mil millones de pesos en un mes.

Estima que la hotelería de la ciudad genera 40 mil empleos directos y hasta 160 mil indirectos. 

Lee: Personas con síntomas de COVID-19 en CDMX recibirán kit con cubrebocas, termómetro y gel: Sheinbaum

Para conservar las fuentes de trabajo, expone, los patrones han recurrido, en acuerdo con los empleados, a recortar los salarios de 20 a 30 por ciento, otorgar días de descanso solidario (no pagados) y reducir las jornadas laborales.

García prevé que la ocupación caerá aún más, hasta un 3 por ciento, por lo que urge al Gobierno federal a conceder condonaciones fiscales y suspender el cobro de impuestos especiales.

“Pedimos, en la medida que se pueda, la reducción de los impuestos; diferir los pagos al segundo semestre, que estos tres meses se difieran en seis meses; y, si se puede reducir a la mitad el Impuesto Sobre la Nómina y el Impuesto Sobre el Hospedaje, sería mejor; reducir las cuotas obrero-patronales, y que se pueda diferir el pago de luz, gas y agua. Todo lo que es ayuda para el empresario se está pidiendo, pero no se ha obtenido nada, y a nivel federal no ha habido ninguna respuesta”, señala. 

Jalisco 

Puerto Vallarta, la capital turística de Jalisco, tuvo este fin de semana una ocupación de entre el 10 y el 12 por ciento de las 14 mil 500 habitaciones disponibles en la ciudad, de acuerdo con el Secretario de Turismo estatal, Germán Ernesto Kotsiras Ralis Cumplido.

En entrevista, expone que, a nivel estatal, Jalisco cuenta con 75 mil cuartos de hotel, cada uno de los cuales, detalla, genera 1.5 empleos formales y 3 empleos informales.

“Hay una gran preocupación del sector hotelero, restaurantero y también de todo aquel que tiene que ver con la actividad turística”, plantea. “Esto ya habla de un impacto directo en la economía, aportamos casi el 10 por ciento del PIB, es una economía muy importante, una industria muy dinámica, genera muchos miles de millones de pesos y está pasando por una situación complicada”.

Entérate: Fase de aislamiento puede extenderse más allá del 19 de abril, advierten autoridades de Salud

El funcionario estatal advierte que, sin un plan de contención económica diseñado por el Gobierno federal, y ante el previsible endurecimiento de las políticas sanitarias de aislamiento de la población, se acentuará el golpe al turismo.

“Si estamos anticipando que la curva (de casos de coronavirus) todavía va a crecer y que la potencialidad del contagio es mayor, obviamente las políticas sanitarias tendrán que endurecerse, y evidentemente esperamos menor ocupación y habrá un impacto mayor”, anticipa.

Guerrero 

Hubo una época en que Acapulco era visitado por Elizabeth Taylor, Frank Sinatra, Elvis Presley, Orson Welles y John F. Kennedy. 

“Si ahora vienen cinco, veinte, cuarenta turistas, ¡qué bueno que vengan, se les va a atender muy bien!”, ofrece José Luis Smithers Jiménez, dirigente de la Asociación de Hoteles y Empresas Turísticas de Acapulco (AHETA). “Acapulco no está cerrado, la gente que venga se encontrará las más altas medidas de responsabilidad e higiene en cada uno de los hoteles”, insiste.

El puerto turístico amaneció el sábado con una ocupación del 20 por ciento de sus 18 mil habitaciones, informa Smithers Jiménez. En años “normales”, recuerda, la ocupación habría llegado al 90 por ciento por la Semana Santa, suficiente para mantener los 150 mil empleos directos e indirectos que genera la industria en Acapulco.

El líder empresarial afirma, resignado, que el objetivo de los hoteleros no es siquiera atraer a más turistas, sino pagar la nómina de sus trabajadores, a quienes ya se les comenzó a asignar días de descanso solidario.

“Lo que nos ocupa a nosotros es nuestra gente, los trabajadores, que les demos garantías; hoy el turismo pasa a un segundo plano”, sostiene. “Al gobierno no le estamos pidiendo que nos dé nada, queremos que nos condonen impuestos, que el impuesto lo utilicemos para pagar salarios, hoy lo que nos atañe y lo que nos ocupa son nuestros trabajadores, no el turismo”.

El pasado viernes, la Secretaría de Turismo de Guerrero reportó que, a nivel estatal, la ocupación hotelera había sido de 11.3 por ciento. Smithers Jiménez asegura que los empresarios del ramo están dispuestos a asumir las pérdidas para pagar a los trabajadores, pero advierte el riesgo de que, eventualmente, cerrarán los hoteles.

“Sabemos que no se va a ganar lo que estábamos ganando, pero no se pierde, porque esto es una inversión que estamos haciendo; la gente está siendo solidaria, aquí estamos dejando de ganar, no estamos perdiendo, son negocios que han sido lucrativos, ahorita (estamos usando) lo que se guardó; cuando empecemos a perder, tendremos que cerrar las puertas; ahorita estamos en pie de lucha”, subraya.

Smithers Jiménez reconoce que ésta es la peor crisis que ha afrontado como dirigente de la AHETA, pero decide ser optimista.

“Cuando más oscuro está, es porque va a amanecer”, asienta.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

'Anidamiento': el novedoso acuerdo entre divorciados en el que se turnan la casa, no los hijos

En los divorcios de la generación millennial, cada vez se da más el caso en que los hijos se quedan en la casa de siempre, mientras que los padres rotan la permanencia en la vivienda.
Getty Images
29 de agosto, 2021
Comparte

Separarse de una pareja siempre es difícil, especialmente si los hijos se ven atrapados en el proceso.

Pero algunos padres están recurriendo a una solución innovadora para facilitar el proceso.

“Birdnesting”, o anidamiento, es una alternativa que permite a los niños permanecer en su hogar de siempre y pasar tiempo con cada padre.

Cada tutor legal está en casa durante su tiempo de custodia acordado, y se va a otro lugar cuando está “fuera de servicio”.

El concepto recibe su nombre por la forma en que los padres crían a sus polluelos en el mundo de las aves, manteniéndolos a salvo en un nido y entrando y saliendo del nido alternativamente para cuidarlos.

“Queríamos mantener la estabilidad para los niños, y no solo romper todo de una vez”, dice Niklas Björling, de 38 años, de Estocolmo, Suecia, cuya joven familia “anidó” durante ocho meses después de que él y su esposa se separaron.

“Los niños tenían oportunidad de mantener su casa, la escuela y los amigos como siempre”, explica, y además evitan el estrés de tener que desplazarse entre dos casas.

Una opción al alza

Aunque todavía es un concepto relativamente desconocido a nivel mundial, el birdnesting parece estar en aumento en países occidentales, principalmente entre las familias de clase media.

Los abogados de divorcio han informado de un aumento en el número de “nidos” en lugares como EE.UU., Australia y los Países Bajos.

Niklas Björling

Niklas Björling
Niklas Björling dice que él y su exmujer priorizaron la estabilidad de los niños cuando se separaron.

En Suecia, donde la custodia de los hijos es compartida por igual, ha sido un acuerdo tomado por padres divorciados durante décadas: algunos lo han hecho incluso desde los años 70.

Björling se quedó en la habitación libre de su madre durante su “tiempo fuera” de hijos, mientras que su expareja alquilaba una habitación en una casa compartida.

Los que tienen más recursos pueden optar por comprar apartamentos individuales, invertir en una segunda propiedad compartida o convertir parte del hogar principal en un anexo, dice la doctora Ann Buscho, una terapeuta de California que ha escrito un libro sobre “anidamiento”.

Para muchos, es un “arreglo de transición o temporal”, pero algunos de sus clientes lo han hecho durante años, asegura.

Sin embargo, a medida que más familias comienzan a adoptar el concepto, los expertos están divididos sobre su impacto tanto en los niños como en los padres.

¿Qué consecuencias puede generar?

Buscho dice que es importante comprender el contexto detrás de la tendencia, incluida la influencia de los planes de crianza de celebridades no tradicionales en los divorciados de los millennials.

La actriz Anne Dudek y su esposo, Matthew Heller, hicieron público que “anidaban” después de su divorcio en 2016.

También se sabe que la actriz Gwyneth Paltrow se quedó con frecuencia en la casa que solía compartir con el músico Chris Martin, de Coldplay, mucho después de que se separaran.

Gwyneth Paltrow

Getty Images
Gwyneth Paltrow aseguraba que su Chris Martin y ella compartían la custodia de sus hijos en su casa de siempre.

“Creo que el ‘desacoplamiento consciente’ de Gwyneth Paltrow tuvo un gran efecto aquí. Hicieron una especie de anidación modificada. Y creo que tan solo la idea de un divorcio con respeto y amabilidad tuvo un gran impacto en la gente”, dice Buscho.

“Simplemente hay más conciencia sobre el hecho de que es una opción disponible para las personas”, señala Ben Evans, abogado experto en derecho familiar de Coop Legal Services, en Inglaterra.

Stephen Williams, otro abogado de la firma británica Ashtons Legal dice que se prioriza la salud mental de los menores.

“La gente se ha vuelto mucho más sabia sobre la necesidad de pensar en el desarrollo de sus hijos”, dice.

¿Realmente beneficia a los menores?

Cualesquiera que sean las razones por las que las parejas separadas están probando el anidamiento, juzgar su eficacia es complicado.

Dado que es una tendencia bastante nueva, no hay datos comparativos sobre el bienestar de los niños en este tipo de familias en comparación con otros acuerdos de crianza compartida.

Buscho ha entrevistado a docenas de familias que “anidan” para su investigación, además de que ella misma lo hizo en un período de 15 meses con su exmarido y tres hijos en la década de 1990.

Cree firmemente que es más saludable para los niños, ya que les permite seguir las rutinas y adaptarse más lentamente a los cambios en la familia.

“Si les preguntas a los niños, siempre te dirán que el divorcio no es divertido. No saben lo que es un divorcio sin anidamiento”, dice.

“Pero lo que dirán es que los padres soportaron la carga del divorcio y ellos no”.

Pareja de adultos discutiendo y dos menores

Getty Images
Las discusiones de pareja suelen tener un efecto nocivo sobre los niños.

Esa es una perspectiva que comparte Linnea Andersdotter, que ahora tiene 36 años.

Pasó por esa experiencia en Estocolmo durante varios años, después de que sus padres se separaran cuando ella tenía 11 años.

“Lol sentí como algo muy dramático cuando me lo hicieron saber por primera vez -que iban a separarse- pero cuando descubrí que no tenía que mudarme, eso realmente me ayudó a no asustarme”, dice.

Me mantuvieron en una pequeña burbuja segura mientras ellos resolvían el asunto de la ruptura”.

Pero los críticos argumentan que puede crear una situación de “casa intermedia” que no ayuda a los niños a procesarla realidad de la separación de sus padres.

Eline Linde, que vivía así cerca de Oslo, Noruega, cuando era una adolescente dice que la experiencia fue “extraña y confusa”.

“No sabía si era la casa de mamá o papá, o si estaban probando porque iban a volver a estar juntos”, recuerda la joven de 28 años.

“Creo que deberíamos tener mucho cuidado al promocionar la idea”, coincide Malin Bergström, psicóloga infantil y científica del Instituto Karolinska de Estocolmo.

“Es una forma de proteger a los niños y resguardarlos de la realidad, básicamente. Creo que es una amenaza para la salud mental”, considera.

Eline Linde

Eline Linde
Eline Linde dice que cuando era niña encontraba confusa la experiencia del anidamiento.

Por el contrario, dice que “enfrentar desafíos junto con los padres, como mudarse del hogar familiar, puede darles a los niños las herramientas para convertirse en un adulto resiliente que pueda manejar las cosas en el futuro”.

Bergström también tiene dudas sobre la suposición de que “anidar” es menos estresante para los niños que desplazarse entre los hogares de dos padres.

Participó en varios estudios amplios del Centro de Estudios de Equidad en Salud en Estocolmo, los cuales sugirieron que había muy poca diferencia en la salud mental de los niños en acuerdos típicos de custodia compartida, en comparación con aquellos que vivían en una familia nuclear tradicional con dos padres.

¿Qué pasa con los padres?

También hay desacuerdo sobre el impacto del anidamiento en los padres.

El abogado de derecho familiar Ben Evans cree que funciona para algunas parejas porque puede ayudar a “ganar un poco de tiempo y aliviar la presión sobre ellas”.

Ambas partes pueden reflexionar sobre los pasos futuros, argumenta, y evitar decisiones impulsivas o costosas.

Buscho dice que un período de anidación también proporciona un “respiro” para ayudar a las exparejas a descubrir cómo quieren que sea su plan de crianza compartida a largo plazo, o incluso podría facilitar una reconciliación.

Hija con sus dos padres

Getty Images
Los divorcios y los conflictos no tienen que ser traumáticos si se evitan enfrentamientos, dicen los expertos.

Pero Bergström sostiene que anidar puede tener un impacto psicológico negativo en los padres divorciados, al estancar su capacidad para superar la ruptura.

“El impulso natural después de un divorcio como padre es crear su propia vida, hacer frente a las cosas, seguir adelante”, argumenta. “Y creo que los nidos van en contra de ese impulso”.

Åse Levin, una diseñadora gráfica de Estocolmo de 50 años, dice que eso le sucedió cuando intentó anidar durante seis meses después de que ella y su pareja se separaron.

La pareja entró y salió del mismo alquiler de un dormitorio cuando estaban lejos de sus dos hijos: “Sé que los dos teníamos mucha ansiedad al estar en ese apartamento… no tenías tus cosas, así que no era un lugar acogedor al cual ir”, recuerda.

“Estás atrapado en una especie de burbuja o algo así, no puedes hacer nada. No puedes seguir adelante”.

Al final, su pareja se quedó en su antiguo apartamento y su padre la ayudó a comprar un pequeño lugar a poca distancia.

Si bien “anidar” puede reducir los cambios en la vida de los niños, también crea nuevos desafíos logísticos para los adultos, desde descubrir nuevas rutinas para las tareas domésticas hasta navegar por lo que sucede si alguien comienza a salir con otra persona.

Pareja enfadada

Getty Images
Algunas parejas separadas se pueden sentir “atrapadas”, dice Åse Levin.

“Una clienta llegó a casa y encontró un condón usado en el dormitorio cuando llegó su turno. Eso no salió tan bien”, dice Buscho. “Es necesario que haya acuerdos muy detallados”.

“Necesitas tener una buena relación con tu ex”, concuerda Bodil Schwinn, de Sollentuna, Suecia, quien dice que lo pasó bien durante dos años y planea mantener el arreglo durante al menos otros 18 meses.

Ella y su expareja dividieron el costo de alguien que limpiara la casa y compraban cosas para el refrigerador según las necesidades: “Nunca discutimos cosas como ‘compraste carne’ o ‘te comiste mi carne o mi queso’, simplemente nos ocupamos de eso”, dice Schwinn.

Ella puso un límite al hecho de que la nueva novia de su ex dormía en su cama compartida cada dos semanas, por lo que acordaron convertir su oficina de casa en un nuevo dormitorio.

“Mucha gente piensa que esto es realmente extraño, pero a mí me parece bien. Estoy feliz de que él esté feliz y haya encontrado a alguien”, dice.

El futuro de la anidación

El abogado Stephen Williams cree que“anidar” no es una solución para todos, y dice que los padres recién separados no deben sentirse presionados por subirse al tren.

Para empezar, algunas parejas carecerán de los recursos económicos o de las redes de apoyo para encontrar un alojamiento alternativo durante el “tiempo fuera”.

Bodil Schwinn

Bodil Schwinn
Bodil Schwinn dice que anidar funciona bien para ella y su exmarido.

También dice que no será la opción correcta si todavía hay un alto nivel de conflicto, si uno de los padres no puede comprometerse con el arreglo o si simplemente no se siente como el trato adecuado.

“En mi opinión, el anidamiento es solo una de las diversas intervenciones positivas que pueden ayudar a los padres a cuidar a sus hijos después de la separación”, dice.

Pero los partidarios de la tendencia esperan que se convierta en algo más común.

Buscho señala que la paternidad compartida entre padres divorciados parecía radical en la década de 1950, pero ahora es ampliamente aceptada como una opción positiva para muchas familias.

“Mi esperanza es que en el futuro, a medida que la conciencia de la anidación crezca, se convierta en una rutina, que las personas comiencen su proceso de separación con un período de anidación de algunos meses o incluso más”.

En Estocolmo, Niklas Björling disfruta de un pequeño apartamento de alquiler a poca distancia de su expareja, que comparte con sus hijos cada dos semanas, y con su nueva novia cuando no están.

Reflexionando sobre su experiencia, dice: “No me arrepiento de haberlo hecho… Pero quieres liberarte por completo después de un tiempo”.

Puedes leer la versión original de este artículo en inglés en BBC WorkLife.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=K3Ul81J5oEU&t=5s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.