Crimen y negligencia: la crisis forense que explotó en Veracruz
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Crimen y negligencia: la crisis forense que explotó en Veracruz

Una suma de omisiones y negligencias de parte de la Fiscalía General y del gobierno de Veracruz han dejado un rastro doloroso: Más 2,000 cuerpos y 30,000 restos sin rostro ni nombre y una profunda crisis forense.
Por Flavia Morales / Eirinet Gómez
28 de marzo, 2020
Comparte

Aumento del crimen del narco en el territorio, gastos arbitrarios, desvíos de recursos y un desorden evidente en los protocolos de identificación de cuerpos en el país son solo algunos de los ingredientes que componen la profunda crisis forense que atraviesa Veracruz actualmente, como lo revela esta investigación de la Agencia Veracruzana de Comunicación y Noticias (AVC Noticias), en alianza con CONNECTAS, la plataforma líder de periodismo colaborativo en la región.

Luego de un centenar de pedidos de información, el equipo periodístico encontró que en los últimos nueve años se presupuestaron  30 millones de dólares para Servicios Periciales, pero la mayoría fue gastado de forma discrecional. De este dinero, los registros oficiales sólo tienen evidencia de una inversión de 8.9 millones de dólares en equipo tecnológico, apenas el 20 por ciento.  También se comprobó que este recurso fue gastado de forma arbitraria por cuatro fiscales entre los años 2010 y 2018 en compras a sobreprecio, licitaciones simuladas, y adjudicaciones directas sin justificación.

Lo presupuestado exclusivamente para Veracruz durante un periodo de 9 años, es superior a lo que ahora el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, anunció para abatir la crisis forense del país.  21.5  millones de dólares que serán destinados para la creación de cinco institutos regionales forenses, que atenderán el rezago de 12 estados del país, y cinco cementerios forenses para cadáveres no identificados.

Al evidente desvío de recursos entregados para los servicios forenses en Veracruz, se sumaron otras anomalías: la violación de por lo menos nueve circulares, protocolos irregulares de identificación y búsqueda de desaparecidos que generaron un desorden en las fosas comunes del territorio, y la simulación en la integración de una base de datos genéticas.

La primera traducción de esta profunda crisis es el rastro doloroso que ha dejado para las familias de desaparecidos en Veracruz:  Más de 2.000 cuerpos y 30.000 restos y fragmentos óseos sin rostros ni nombre, esparcidos en institutos forenses o enviados a fosas comunes sin los protocolos obligados para identificarlos, según registros oficiales.

Desde 2010, en plena guerra contra el narcotráfico, y hasta 2019, Veracruz ha registrado más de  8.000 muertes violentas según el Sistema Nacional de Seguridad, más de 3.600 desaparecidos (hasta 2016), y el brote de más de 400 fosas clandestinas, lo que rebasó los servicios forenses existentes.

Ante la situación llegó ayuda en 2013, cuando la Cruz Roja Internacional donó un sistema de base de datos basados en cuestionarios Ante Mortem (AM) -personas desaparecidas- Post Mortem (PM) – registros forenses de restos humanos no identificados-, como parte del Plan Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas.

Pero la base de datos que donó la Cruz Roja se empleó hasta 2015 y con registros incompletos, lo que hace hasta ahora imposible su utilización para hacer cruces de datos e identificaciones positivas.

Asimismo la iniciativa Mérida, un tratado de colaboración entre Estados Unidos y México para abatir la inseguridad, también aportó recursos para que Veracruz certificara su sistema forense. Pero en el territorio, mientras la violencia crecía, los servicios forenses estaban siendo desmantelados.

Por ejemplo, hace más de seis años, la Fiscalía General del Estado programó más de 500 mil dólares para el proyecto ejecutivo de construcción de un servicio forense en el puerto de Veracruz,  que nunca se construyó, porque la Secretaría de Finanzas no entregó el recurso federal a la Fiscalía.

En diferentes recorridos se pudo evidenciar el desmantelamiento forense que prevalece. Una visita, previo a la remodelación del servicio forense de Coatzacoalcos – que concluyó en enero de este año-, permitió constatar las instalaciones insalubres del lugar. Mientras en Acayucan se observó que el servicio forense está abandonado desde hace varios años, y desmantelado por criminales. A pesar de esto, la Fiscalía General lo cuenta entre sus servicios activos: entre 2018 y 2019, en donde  afirma haber recibido y hecho 127 necropsias en ese sitio.

También, en un recorrido realizado para esta investigación se constató que en la región sur donde se ubican los municipios más violentos de la entidad: Coatzacoalcos, Cosoleacaque, Isla y Acayucan, los servicios forenses son casi inoperantes. Una situación que se repiten en Isla, la ciudad de Veracruz, Boca del Río, donde la promesa de un nuevo semefo quedó a medias.

El registro sobre el mal uso de los recursos en Servicios Periciales se remonta a 2010, bajo el primer año de gobierno de Javier Duarte, cuando se detectaron compras a sobreprecio y adjudicaciones directas sin control. Los desvíos continuaron en 2015 y 2016 y entre 2017 y 2018, con el cambio de gobierno, del PRI al PAN, y la llegada de Jorge Winckler a la Fiscalía General que acaba de ser destituido definitivamente como fiscal de Veracruz.

Las fallas en los Servicios Médicos Forenses se detectaron desde 2014, cuando en documentos de la federación se registraron las graves fallas: falta de infraestructura, de personal capacitado, nula inversión. Pero las alertas otra vez fueron ignoradas por la Fiscalía de Veracruz.

Asimismo, a pesar de que entre 2011 y 2017,  la Fiscalía de Veracruz firmó al menos nueve acuerdos y protocolos de actuación en el tema de desaparecidos, Entre 2010 y 2018, envió al menos 1.000 cuerpos a fosas comunes en cementerios  municipales a lo largo del estado. El 80% sin una prueba de identidad, según informó esta misma entidad a través de diversas solicitudes de transparencia. Varias fiscalías regionales afirman que llevan hasta nueve años esperando pruebas genéticas de estos cuerpos.

La investigación también hace evidente el caos que se presenta a lo largo del territorio con las fosas comunes, que pasaron a ser clandestinas, por las deficiencias en el registro de inhumaciones. Al desorden de la fiscalía se sumó la complicidad de ayuntamientos, quienes permitieron el crecimiento desordenado de fosas comunes, sin reglamentos ni normativa  en el número de cuerpos inhumados en sus terrenos.

La posibilidad de lograr identificar a todos los desaparecidos en Veracruz parece que nunca va a llegar. En 2011, se informó de la elaboración de una base de datos en el área genética para ser utilizada en los comparativos de perfiles para la identificación de personas. Esta promesa envejece desde hace ocho años.

La fiscalía informó que, hasta junio de 2019, tenía 4.851 perfiles: 1.162 perfiles genéticos de cadáveres no identificados, y  3.419 de familiares de desaparecidos. Es decir, tampoco cuenta con material suficiente para hacer confrontas que permitan la identificación de cuerpos.

Para los expertos forenses de la Cruz Roja Internacional, la crisis de identificación por la que atraviesa el país y Veracruz se tiene que resolver bajo un modelo especial.

“No estamos hablando de los desaparecidos de una guerra de hace 20 años, estamos hablando de que cada día se suman más desaparecidos y muertos, es una problemática abierta, al trabajo forense de identificación, se suma el día a día”, opina Jordi Raich, del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

La estimación de la Cruz Roja es que, creando mecanismos especiales, la identificación de cadáveres en fosas y cuerpos no identificados, puede tardar al menos 20 años.

Lee la investigación completa de AVC Noticias, en alianza con CONNECTAS

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

3 crisis internacionales que el COVID-19 está eclipsando (y una de ellas está en América)

La crisis migratoria en Grecia, la interminable disputa entre Estados Unidos e Irán y el intenso brote de dengue en América son tres de los acontecimientos noticiosos que se han visto eclipsados por el covid-19.
14 de marzo, 2020
Comparte

Coronavirus, coronavirus y más coronavirus. No se habla de otra cosa que no sea la pandemia que ya ha matado a más de 5.400 personas alrededor del mundo.

Y es que el exponencial aumento de la propagación del virus covid-19 ha puesto en alerta a las autoridades sanitarias internacionales y ha llevado a muchos países a tomar medidas contundentes, como cerrar sus fronteras o imponer aislamiento a sus habitantes.

Pero en medio de este caos, hay otros acontecimientos en el mundo y que, a decir verdad, también son extremadamente importantes.

BBC Mundo te resume aquí tres de los más importantes hechos noticiosos que han ocurrido mientras el mundo entero mira con atención lo que sucede con el coronavirus.

1. Crisis migratoria en Grecia

Quizás una de las crisis internacionales más relevantes de estas últimas semanas es lo que está ocurriendo en Grecia.

Este mes, cientos de migrantes y refugiados han llegado a las islas griegas cerca de Turquía en barco, aumentando la presión sobre los centros de migrantes.

Los campamentos en esas islas ya tienen casi 42.000 solicitantes de asilo, aunque fueron diseñados para aproximadamente 6.000. La agencia de ayuda Medecins Sans Frontieres (MSF), que trabaja en las islas, dice que más de 14.000 de esos migrantes son niños.

niños en la frontera con Grecia

Getty Images
Miles de personas están intentando llegar a Grecia. Muchos de ellos son niños.

“Hombres, mujeres y niños viven en condiciones horribles en estos centros superpoblados, en constante temor y con un acceso muy básico a servicios como baños, duchas, electricidad”, le dijo a la BBC Stephan Oberreit, jefe de misión de Médicos sin Fronteras en Grecia.

Muchos de los migrantes son sirios que huyen de la guerra civil, pero también hay afganos, paquistaníes y africanos occidentales.

La crisis desatada con la entrada ilegal de estas miles de personas ha hecho que Grecia reaccione con medidas extremas.

En estos últimos días, de hecho, la policía de ese país disparó gases lacrimógenos contra multitudes en el cruce fronterizo de Kastanies, quienes respondieron lanzando piedras y gritando “abre las puertas”.

Grecia ha colocado bloques de concreto en la frontera de Kastanies para evitar el cruce de migrantes.

Getty Images
Grecia ha colocado bloques de concreto en la frontera de Kastanies para evitar el cruce de migrantes.

La nueva ola de migrantes que intenta llegar a la frontera griega ocurre luego de que el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, señalara que su país estaba “abriendo las puertas” para que los refugiados ingresen a Europa.

Turquía, que ya alberga 3,7 millones de refugiados sirios, llegó a un acuerdo con la UE en 2016 en que se comprometió a no permitir que los migrantes lleguen a la UE a cambio de fondos para ayudar a gestionar la gran cantidad de refugiados que alberga.

Sin embargo, Erdogan ha acusado al bloque de no hacer lo suficiente para ayudar.

En respuesta, las autoridades griegas señalaron que los inmigrantes estaban siendo “manipulados como peones” por Turquía en un intento de ejercer presión diplomática.

refugiados en Grecia

Getty Images
La nueva ola de migrantes surgió luego de que el presidente de Turquía afirmara que su país estaba “abriendo las puertas” para que los refugiados ingresen a Europa.

Al mismo tiempo, Grecia ha suspendido temporalmente su procesamiento de nuevas solicitudes de asilo de quienes ingresen ilegalmente, una medida que ha sido condenada por grupos de ayuda.

Y así, en medio de esta severa crisis diplomática, centenares de miles de refugiados esperan a recibir algo de ayuda que, hasta el momento, pareciera estar muy lejos de llegar.

Además, muchos temen que la situación pueda empeorar luego de que se confirmara un caso de coronavirus en uno de los campos de refugiados en Lesbos.

Al respecto, la organización Médicos sin Fronteras alertó que las “terribles condiciones de vida en los campos hacinados” aumentan el riesgo de propagación del brote.

2. La rivalidad entre Estados Unidos e Irán

La tensión entre Estados Unidos e Irán no se detiene. Y esta semana, la disputa entre ambos países -que se arrastra por décadas- vivió un nuevo episodio.

En la noche del jueves 12 de marzo, Estados Unidos lanzó una serie de ataques aéreos en represalia contra un grupo de milicianos proiraníes en Irak, luego de que una arremetida con cohetes matara a dos de sus soldados.

Tropas estadounidense en Irak

Getty Images
Tres soldados, dos policías y un civil murieron en el contraataque estadounidense. (Foto de archivo).

Según el Departamento de Defensa de Estados Unidos, se trató de “ataques defensivos de precisión” contra cinco instalaciones de almacenamiento de armas que buscaban “deteriorar significativamente” la capacidad de las milicias de realizar futuras acciones.

El ejército iraquí aseguró que tres soldados, dos policías y un civil murieron en este contraataque estadounidense.

Estados Unidos acusó a milicias respaldadas por Irán de 13 ataques contra bases iraquíes que albergaron fuerzas de coalición en el último año.

En uno de esos incidentes, ocurrido en diciembre de 2019, la muerte de un civil estadounidense desencadenó una ronda de violencia que finalmente llevó al presidente Donald Trump a ordenar acabar con la vida del principal general iraní, Qasem Soleimani.

Esto generó graves consecuencias a nivel internacional y significó una escalda en la crisis entre ambos países.

Qasem Soleimani

Getty Images
Luego de que Estados Unidos matara al general Qasem Soleimani, Irán prometió una “venganza severa”.

Según el periodista Nafiseh Kohnavard, del servicio persa de la BBC, este último ataque de Estados Unidos es “significativo” pues sucede días antes del 15 de marzo, la fecha límite para que las fuerzas estadounidenses abandonen el país.

“Los ataques no fueron solo una represalia contra los ataques con cohetes en la base de Taji, que mataron a tres miembros de la coalición liderada por Estados Unidos, sino que también estaban destinados a reducir las capacidades de los grupos”, explica Kohnavard.

3. Histórico brote de dengue en América

Mientras las autoridades sanitarias están con sus ojos puestos en el nuevo coronavirus, América atraviesa por la mayor propagación “en la historia” de otra enfermedad: el dengue.

Así lo reportó la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en un informe que señala que en 2019 fueron reportados 3.139.335 casos de la infección transmitida por mosquitos y causó 1.538 muertes.

Campaña contra el dengue

Getty Images
El continente sufre un nuevo periodo epidémico de dengue que no atravesaba desde 2015.

Eso significa que la cantidad de personas que contrajeron esta enfermedad durante el año pasado es casi seis veces mayor a los registros de 2018 (561.393).

Belice, Costa Rica, El Salvador, México y Nicaragua reportaron tres veces más casos que en el año previo, según la OPS. Mientras que otros lugares, como Brasil, Guatemala, Honduras y República Dominicana registraron entre siete a diez veces más casos de dengue que en 2018.

En las primeras cuatro semanas de 2020, en tanto, se registraron 125.514 casos, lo que supera la cifra del mismo periodo del año pasado.

Casos de dengue en América. 2019 es el año con mayor cantidad de casos registrados en la historia. .

El crecimiento de este brote ha causado preocupación entre las autoridades de la región. Algunas zonas, incluso, han sido declaradas emergencia sanitaria, mientras plazas y viviendas de varias ciudades han sido fumigadas.

El representante de la OPS en Bolivia, Alfonso Tenorio, indicó que se trata de la “peor epidemia que se ha enfrentado del dengue en la historia de las Américas”.

En Argentina, el ministro de Salud, Ginés González García, reconoció estar “preocupadísimo” por la situación del dengue en el país.

“Está en plena expansión en Paraguay… Se espera un pico en Argentina para la primera quincena de marzo”, sostuvo.

Pero a pesar de la preocupación de algunos, el dengue -al igual que otros acontecimientos importantes-, ha quedado en segundo plano por culpa del nuevo coronavirus.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=WBlUC1mCPRs

https://www.youtube.com/watch?v=FJNcyvjV304

https://www.youtube.com/watch?v=CzxpbM6yOMU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts