Encerrados por el coronavirus y la tarea: estudiantes inician cuarentena
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Zedryc Raziel

Encerrados en casa por el coronavirus y la tarea: estudiantes del país se alistan para cuarentena

En la llamada Jornada Nacional de Sana Distancia, que será del 23 de marzo al 19 de abril y que abarcará los días de vacaciones correspondientes a la Semana Santa, la carga de trabajo de los estudiantes, sobre todo de preescolar y primaria, también deberá ser asumida por los padres y madres de familia.
Zedryc Raziel
21 de marzo, 2020
Comparte

En la entrada de la secundaria Héroes de Chapultepec pegaron tantos anuncios y tan apretados que uno piensa en esos viejos periódicos de planas saturadas que era difícil leer.

¿Y qué son esos papeles?

“La tarea de los chavos”, contesta don Armando, el conserje, 60 años, amodorrado por el sol de las 2 de la tarde, desde una ventanilla junto a la puerta.

Leer más: Alumnos y padres en CDMX se adelantaron a la suspensión de clases; salones lucieron semivacíos

La escuela está vacía de estudiantes. Oficialmente, el viernes 20 de marzo iba a ser el último día de clases presenciales para contener la propagación del coronavirus, según la SEP, pero no llegó ni un solo alumno, indica Armando, nada más vinieron los profesores, que vaya a saber qué hicieron en todo el día, pero ahí estaban, en juntas. Ya el día anterior, el jueves, habían asistido solo 50 estudiantes de una comunidad de 613. Pero, si creyeron que iban a librarse de la tarea por no ir el último día, pensaron mal, que cada maestro colmó de pedidos e instrucciones la entrada de esta secundaria pública de la colonia Juárez, con fecha de entrega, sin falta, el 20 de abril.

FÍSICA. 2º grado.

Escribir las biografías de: Newton, Aristóteles, Einstein, Copérnico, Curie, Galileo (y otros siete sabios). Ver el documental Mentes Brillantes y escribir sobre cada físico que se mencione en la cinta.

QUÍMICA. 3º grado.

Hacer un mapa conceptual de las propiedades cualitativas y cuantitativas de la materia. Investigar a Lavoisier y anotar cinco aportes. Representar seis modelos atómicos. Escribir las características de los estados de la materia (y 16 instrucciones más).

HISTORIA. 1º grado.

Leer El diario de Ana Frank (384 páginas), hacer un reporte y escribir qué harías si estuvieras en “esa situación” (sobrevivir, al parecer, a un genocidio).

MATEMÁTICAS. 3º grado.

Resolver 52 multiplicaciones y divisiones con fracciones, así como 96 ecuaciones.

FORMACIÓN CÍVICA Y ÉTICA. 2º grado.

Investigar qué es equidad de género. Explicar cómo se combate la desigualdad de género. Investigar cuáles son los derechos de los adolescentes. Investigar qué son los estereotipos y qué son los prejuicios. Explicar los primeros 10 artículos de la Constitución Política.

INGLÉS. 3º grado.

Inventar un recetario de tres platillos y hacer un video como si estuvieras en un programa de cocina de TV.

BIOLOGÍA. 1º grado.

Elaborar una maqueta de un ecosistema (desértico, acuático, bosque, tundra, etc.). Escribir las biografías de: Darwin, Mendel, Pasteur, Fleming (y otros 9 sabios). Ver el documental Galápagos, hacer un resumen e ilustrarlo.

TALLER DE ARTES PLÁTICAS. 3º grado.

Realizar una escultura en yeso (tema libre).

EDUCACIÓN FÍSICA. 2º y 3º grado.

Diseñar un crucigrama. Hacer un dibujo de una leyenda del deporte. Elaborar un tríptico sobre higiene personal. Realizar un reporte sobre todo lo vivido por el Covid-19.

ESPAÑOL. 2º grado.

Crear dos caligramas, dos acrósticos y dos palíndromos. Leer y analizar cuatro relatos, dos poemas y seis textos monográficos.

Leer más: Ocho estados adelantan suspensión de clases en todos los niveles para prevenir contagios de COVID-19

Son 48 hojas de múltiples tareas que mantendrán a los estudiantes tan ocupados y tan encerrados en sus casas que los salvará del coronavirus y, en general, les salvará el futuro, considera don Armando, que ha sido conserje de esta escuela 20 años.

“En estos tiempos se tiene que aprender mucho, más ahora con la tecnología, si no, imagínate, en el examen de Comipems (para ingresar a la prepa) lo van a necesitar, y hasta lo van a agradecer”, opina él, que tuvo que dejar trunca su carrera en Derecho.

“Es que, o estudiaba yo, o estudiaban mis tres hijas”, explica.

¿Y valió la pena?

“Cien veces”, asienta, porque una de sus hijas se volvió contadora, otra ingeniera en sistemas computacionales y la última internacionalista. Y los chavos quejándose de la tarea.

“Yo todavía tengo la esperanza de terminar mis estudios”, comparte Armando, 60 años, recuérdese.

Afuera de la secundaria pública Soledad Anaya Solórzano, en la colonia Roma, la señora Laura Noble espera a que su hijo salga de clases; por allá aparece él, 14 años, estudiante de segundo grado, contento porque siente que se va de vacaciones.

“Él anda diciendo: ‘mamá, ¡son vacaciones!, hay que ver la tele’, ya está planeando qué películas vamos a ver, pero le digo que no es así”, explica Laura. “De hecho, yo también voy a trabajar desde casa en horarios de trabajo y horas de comida normales, entonces, por eso le digo que nos tenemos que organizar, porque es algo serio, para él no son vacaciones, y, cuando él vaya viendo qué tiene de tarea, se va a dar cuenta”.

A partir del próximo lunes, esta escuela habilitará un blog en el que, día con día, cada profesor publicará actividades y tareas para los estudiantes, a fin de mantenerlos ocupados gran parte de la jornada.

“No tendremos vacaciones, pero yo creo que también es una responsabilidad de nosotros; los maestros no tienen la culpa, esto nos va a servir a nosotros en el futuro”, define Nayeli, también de segundo grado, que viste el uniforme deportivo de su secundaria (es de las pocas estudiantes que asistió este viernes a clases: de su grupo de 36 personas sólo se presentaron cuatro).

En la llamada Jornada Nacional de Sana Distancia, que será del 23 de marzo al 19 de abril y que abarcará los días de vacaciones correspondientes a la Semana Santa, la carga de trabajo de los estudiantes, sobre todo de preescolar y primaria, también deberá ser asumida por los padres y madres de familia.

Para Tania, cuya hija asiste al preescolar en una escuela particular, resultará difícil armonizar sus ocho horas laborales de trabajo en casa con el deber de cuidar a su hija en casa y supervisar sus tareas.

“Por una parte, yo pienso que es una ayuda porque sirve para mantener a la niña en alguna actividad, pero, por otro lado, en mi caso, yo tengo que continuar haciendo home office, entonces me implica doble o triple trabajo, porque, además de que tengo que cocinar y todas esas tareas, también la niña tiene que hacer la tarea, entonces es triple jornada: que la niña haga lo suyo, yo hacer mi trabajo, que la casa esté limpia y ordenada, porque tiene que estar limpia y desinfectada en este contexto de contagio”, expone.

En contraste, la Universidad Iberoamericana implementó y ya comenzó a utilizar un sistema de clases a distancia mediante hangouts grupales, que permitirá a los alumnos llevar el ritmo de las clases y aligerar la carga de tareas.

A la misma hora que sus clases presenciales, los estudiantes se conectan a la sesión grupal durante dos horas con la participación del profesor, explica David Salazar, de 35 años, quien cursa la Maestría en Comunicación.

“De alguna forma se mantienen las clases, se mantiene el acercamiento de los profesores, hay interacción, hay retroalimentación de profesores y alumnos en cuanto a tareas y lecturas”, detalla. “Me siento más a gusto así, a que si fueran dinámicas de asesorías semanales”.

Durante el mes en que sostendrán las clases a distancia, añade, la universidad les hará un descuento de 20% de la colegiatura.

“Yo no me esperaba un descuento, que sí me ayuda. A veces me gustaría que todas las clases fueran así”, dice y suelta una risa.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué es el ‘dólar de arena’ y cuál es el primer país del mundo que se ha lanzado a esta aventura

China está experimentando con el yuan digital en varias ciudades, pero Bahamas es el primer país que ha lanzado su propio dólar digital como un plan nacional.
15 de julio, 2021
Comparte
Dólares de Bahamas

Getty Images
El dólar de arena es la primera moneda digital del mundo emitida por un Banco Central a nivel nacional.

Aunque es un país pequeño de apenas 390.000 personas, Bahamas se ha convertido en un gran laboratorio al crear el dólar de arena (“sand dollar”, en inglés), la primera moneda digital del mundo emitida por un banco central.

Así como China está experimentando en varias ciudades con el yuan digital, el gobierno de Bahamas también se ha lanzado a la aventura de masificar el uso de su dólar bahameño, pero en versión digital.

La idea es que los habitantes del país tengan una especie de billetera digital para hacer transacciones desde su teléfono, sin estar obligados a tener una cuenta bancaria, ni pagar comisiones o costos de transacción.

Esa billetera virtual queda “guardada” en el banco central del país y no en los bancos comerciales.

Tradicionalmente el banco central de un país es la institución que imprime los billetes que se ponen en circulación. En este caso, el organismo en vez de imprimir en papel, crea dólares digitales que circulan virtualmente.

La experiencia es inédita a nivel global porque hasta ahora solo las instituciones financieras han tenido una relación directa con el ente emisor y no los consumidores.

A diferencia de las criptomonedas como el bitcoin, los dólares de arena están controlados por la autoridad monetaria y sometidos a todas las regulaciones que existen en el país.

Huracanes y dólar de arena

El archipiélago de más de 700 islas decidió dar el salto hacia una divisa digital, explica el gobierno, al tener una población poco bancarizada, pero además, porque es una nación duramente golpeada por desastres naturales como los huracanes.

Entonces, cuando se cortan los caminos y algunas zonas quedan aisladas, puede ser más fácil para las personas enviar y recibir dinero de un celular a otro en cuestión de segundos.

Destrucción en las islas Ábaco

Getty Images
El huracán Dorian provocó una devastación en Bahamas en 2019.

Lo único que necesitan es tener conexión a internet. Aunque también se está estudiando la posibilidad de hacer transacciones sin acceso a internet, utilizando por ejemplo, bluetooth.

Como a los bancos no les resulta viable tener sucursales y cajeros automáticos en islas remotas, poco habitadas y expuestas a eventos climáticos extremos, en muchas ocasiones las transacciones en billetes son un verdadero problema.

Otro empujón a la iniciativa del gobierno de Bahamas vino dado por la pandemia de covid-19, al aumentar la necesidad de las personas de realizar transacciones digitales.

Un camino difícil de transitar

Utilizando tecnología de bloques (blockchain) para asegurar las transacciones, un dólar de arena tiene el mismo valor que un dólar bahameño.

Fue diseñado para que opere a la par de la divisa tradicional del país y el objetivo del gobierno es que eventualmente se puedan pagar salarios, impuestos y comprar todo tipo de productos.

Pero las cosas no han sido fáciles.

Lanzado en octubre de 2020, el plan no ha avanzado tan rápido como sus impulsores pensaban.

Dawn Sands

Dawn Sands
Dawn Sands, dueña del café NRG en Nassau, Bahamas, puede recibir pagos en dólares de arena, pero cuenta que “casi nadie los usa”.

Dawn Sands es la dueña del café NRG en Nassau, la capital de Bahamas. Su empresa fue una de las primeras en adherirse al experimento, pero casi 10 meses después de su lanzamiento, cuenta que los clientes siguen pagando con los dólares bahameños tradicionales (ya sea en papel o con tarjeta bancaria).

“El dólar de arena tiene potencial, pero se necesita una campaña de educación para que la gente lo utilice”, le dice Sands a BBC Mundo. “Casi nadie los usa en mi negocio”, apunta.

“Todo el mundo está interesado en él”

El plan de Bahamas puede dar pistas a otras economías sobre la forma en que pueden funcionar las divisas digitales respaldadas por instituciones oficiales.

Personas en Bahamas

Getty Images
Muchos haitianos no tienen acceso al sistema bancario.

“Todo el mundo está interesado en él, creo que es el primer paso”, le dice a BBC Mundo Philip Middleton, vicepresidente del centro de estudios sobre bancos centrales del Foro Oficial de Instituciones Monetarias y Financieras (Omfif, por su sigla en inglés), con sede en Londres.

“Estamos observando cómo hacen la transición, qué riesgos y qué temas de seguridad pueden aparecer en el camino”, apunta.

“Hay algunas personas que lo están usando y eso es alentador, pero va a tomar tiempo“.

Dólares de Bahamas

Getty Images
El dólar de arena tiene el mismo valor que el dólar bahameño.

Desde mediados del año pasado, cuenta Middleton, el interés por el análisis de divisas digitales “oficiales” se ha disparado. Tanto así, que al menos un tercio de los bancos centrales del mundo están estudiando el tema.

Pero en el caso de las grandes economías, “todavía estamos lejos de emitir ese tipo de divisas”.

“Ha sido hasta ahora muy exitoso”

Josh Lipsky, director del Centro de Geoeconomía del Atlantic Council, en Washington D.C., explica que unos 15 países están desarrollando programas piloto para crear sus propias divisas digitales, pero hasta ahora, Bahamas “es la única nación donde cualquiera que desee tener la divisa digital, puede hacerlo”.

“El proyecto ha sido hasta ahora muy exitoso”, comenta en diálogo con BBC Mundo, en un país donde es difícil manejar una economía basada en billetes en las islas más lejanas de una manera segura y rápida.

“Hemos visto que ha tenido un impacto positivo en negocios pequeños”, agrega, y argumenta que la tecnología que lo sustenta ha demostrado ser eficiente.

Sin embargo, advierte, Bahamas tiene una situación muy particular, lo cual no significa que las cosas que han funcionado allí, funcionarán también en otros países.

Bandera de Bahamas

Getty Images
Bahamas busca facilitar las transacciones comerciales en un país con más de 700 islas.

Investigadores y organismos internacionales están a la espera de ver cómo evoluciona la experiencia.

“El dólar de arena es todavía joven y su lanzamiento ha sido gradual, por eso es demasiado pronto para extraer lecciones definitivas”, argumenta Anke Weber, jefa de misión del Fondo Monetario Internacional, FMI, en Bahamas.

Lo que pretende, explica, es que los pagos sean más eficientes y seguros, además de aumentar la inclusión financiera. Entonces, a la hora de evaluar, sería necesario considerar esos aspectos, le dice Weber a BBC Mundo.

Las divisas digitales vs las criptomonedas

El dólar de arena forma parte de las llamadas “divisas digitales emitidas por un banco central” o CBDC (central bank digital currency).

Jóvenes en Bahamas

Getty Images
Las personas que usan dólares de arena no requieren tener una cuenta bancaria.

Lo que hacen es representar en forma virtual la moneda tradicional de un país. Pero se diferencian del dinero electrónico usado para pagar con tarjetas bancarias, porque no requieren tener su equivalente en billetes de papel guardados en el banco.

En ese sentido, sustituyen a las tarjetas de crédito y débito.

China es la economía más avanzada en el desarrollo de su CBDC, el yuan digital, con la cual espera reducir su dependencia del sistema mundial de pagos en dólares.

En la medida que los países desarrollados analizan cuál es la mejor manera de adaptar sus sistemas financieros a los desarrollos tecnológicos, la experiencia de Bahamas será observada detenidamente por otros gobiernos para aprender lecciones sobre cómo pueden funcionar en la práctica proyectos parecidos.

Por eso, se dice que Bahamas se ha transformado en un gran laboratorio para el resto del mundo.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=aBKdOAVLVEc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.