Encerrados por el coronavirus y la tarea: estudiantes inician cuarentena
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Zedryc Raziel

Encerrados en casa por el coronavirus y la tarea: estudiantes del país se alistan para cuarentena

En la llamada Jornada Nacional de Sana Distancia, que será del 23 de marzo al 19 de abril y que abarcará los días de vacaciones correspondientes a la Semana Santa, la carga de trabajo de los estudiantes, sobre todo de preescolar y primaria, también deberá ser asumida por los padres y madres de familia.
Zedryc Raziel
21 de marzo, 2020
Comparte

En la entrada de la secundaria Héroes de Chapultepec pegaron tantos anuncios y tan apretados que uno piensa en esos viejos periódicos de planas saturadas que era difícil leer.

¿Y qué son esos papeles?

“La tarea de los chavos”, contesta don Armando, el conserje, 60 años, amodorrado por el sol de las 2 de la tarde, desde una ventanilla junto a la puerta.

Leer más: Alumnos y padres en CDMX se adelantaron a la suspensión de clases; salones lucieron semivacíos

La escuela está vacía de estudiantes. Oficialmente, el viernes 20 de marzo iba a ser el último día de clases presenciales para contener la propagación del coronavirus, según la SEP, pero no llegó ni un solo alumno, indica Armando, nada más vinieron los profesores, que vaya a saber qué hicieron en todo el día, pero ahí estaban, en juntas. Ya el día anterior, el jueves, habían asistido solo 50 estudiantes de una comunidad de 613. Pero, si creyeron que iban a librarse de la tarea por no ir el último día, pensaron mal, que cada maestro colmó de pedidos e instrucciones la entrada de esta secundaria pública de la colonia Juárez, con fecha de entrega, sin falta, el 20 de abril.

FÍSICA. 2º grado.

Escribir las biografías de: Newton, Aristóteles, Einstein, Copérnico, Curie, Galileo (y otros siete sabios). Ver el documental Mentes Brillantes y escribir sobre cada físico que se mencione en la cinta.

QUÍMICA. 3º grado.

Hacer un mapa conceptual de las propiedades cualitativas y cuantitativas de la materia. Investigar a Lavoisier y anotar cinco aportes. Representar seis modelos atómicos. Escribir las características de los estados de la materia (y 16 instrucciones más).

HISTORIA. 1º grado.

Leer El diario de Ana Frank (384 páginas), hacer un reporte y escribir qué harías si estuvieras en “esa situación” (sobrevivir, al parecer, a un genocidio).

MATEMÁTICAS. 3º grado.

Resolver 52 multiplicaciones y divisiones con fracciones, así como 96 ecuaciones.

FORMACIÓN CÍVICA Y ÉTICA. 2º grado.

Investigar qué es equidad de género. Explicar cómo se combate la desigualdad de género. Investigar cuáles son los derechos de los adolescentes. Investigar qué son los estereotipos y qué son los prejuicios. Explicar los primeros 10 artículos de la Constitución Política.

INGLÉS. 3º grado.

Inventar un recetario de tres platillos y hacer un video como si estuvieras en un programa de cocina de TV.

BIOLOGÍA. 1º grado.

Elaborar una maqueta de un ecosistema (desértico, acuático, bosque, tundra, etc.). Escribir las biografías de: Darwin, Mendel, Pasteur, Fleming (y otros 9 sabios). Ver el documental Galápagos, hacer un resumen e ilustrarlo.

TALLER DE ARTES PLÁTICAS. 3º grado.

Realizar una escultura en yeso (tema libre).

EDUCACIÓN FÍSICA. 2º y 3º grado.

Diseñar un crucigrama. Hacer un dibujo de una leyenda del deporte. Elaborar un tríptico sobre higiene personal. Realizar un reporte sobre todo lo vivido por el Covid-19.

ESPAÑOL. 2º grado.

Crear dos caligramas, dos acrósticos y dos palíndromos. Leer y analizar cuatro relatos, dos poemas y seis textos monográficos.

Leer más: Ocho estados adelantan suspensión de clases en todos los niveles para prevenir contagios de COVID-19

Son 48 hojas de múltiples tareas que mantendrán a los estudiantes tan ocupados y tan encerrados en sus casas que los salvará del coronavirus y, en general, les salvará el futuro, considera don Armando, que ha sido conserje de esta escuela 20 años.

“En estos tiempos se tiene que aprender mucho, más ahora con la tecnología, si no, imagínate, en el examen de Comipems (para ingresar a la prepa) lo van a necesitar, y hasta lo van a agradecer”, opina él, que tuvo que dejar trunca su carrera en Derecho.

“Es que, o estudiaba yo, o estudiaban mis tres hijas”, explica.

¿Y valió la pena?

“Cien veces”, asienta, porque una de sus hijas se volvió contadora, otra ingeniera en sistemas computacionales y la última internacionalista. Y los chavos quejándose de la tarea.

“Yo todavía tengo la esperanza de terminar mis estudios”, comparte Armando, 60 años, recuérdese.

Afuera de la secundaria pública Soledad Anaya Solórzano, en la colonia Roma, la señora Laura Noble espera a que su hijo salga de clases; por allá aparece él, 14 años, estudiante de segundo grado, contento porque siente que se va de vacaciones.

“Él anda diciendo: ‘mamá, ¡son vacaciones!, hay que ver la tele’, ya está planeando qué películas vamos a ver, pero le digo que no es así”, explica Laura. “De hecho, yo también voy a trabajar desde casa en horarios de trabajo y horas de comida normales, entonces, por eso le digo que nos tenemos que organizar, porque es algo serio, para él no son vacaciones, y, cuando él vaya viendo qué tiene de tarea, se va a dar cuenta”.

A partir del próximo lunes, esta escuela habilitará un blog en el que, día con día, cada profesor publicará actividades y tareas para los estudiantes, a fin de mantenerlos ocupados gran parte de la jornada.

“No tendremos vacaciones, pero yo creo que también es una responsabilidad de nosotros; los maestros no tienen la culpa, esto nos va a servir a nosotros en el futuro”, define Nayeli, también de segundo grado, que viste el uniforme deportivo de su secundaria (es de las pocas estudiantes que asistió este viernes a clases: de su grupo de 36 personas sólo se presentaron cuatro).

En la llamada Jornada Nacional de Sana Distancia, que será del 23 de marzo al 19 de abril y que abarcará los días de vacaciones correspondientes a la Semana Santa, la carga de trabajo de los estudiantes, sobre todo de preescolar y primaria, también deberá ser asumida por los padres y madres de familia.

Para Tania, cuya hija asiste al preescolar en una escuela particular, resultará difícil armonizar sus ocho horas laborales de trabajo en casa con el deber de cuidar a su hija en casa y supervisar sus tareas.

“Por una parte, yo pienso que es una ayuda porque sirve para mantener a la niña en alguna actividad, pero, por otro lado, en mi caso, yo tengo que continuar haciendo home office, entonces me implica doble o triple trabajo, porque, además de que tengo que cocinar y todas esas tareas, también la niña tiene que hacer la tarea, entonces es triple jornada: que la niña haga lo suyo, yo hacer mi trabajo, que la casa esté limpia y ordenada, porque tiene que estar limpia y desinfectada en este contexto de contagio”, expone.

En contraste, la Universidad Iberoamericana implementó y ya comenzó a utilizar un sistema de clases a distancia mediante hangouts grupales, que permitirá a los alumnos llevar el ritmo de las clases y aligerar la carga de tareas.

A la misma hora que sus clases presenciales, los estudiantes se conectan a la sesión grupal durante dos horas con la participación del profesor, explica David Salazar, de 35 años, quien cursa la Maestría en Comunicación.

“De alguna forma se mantienen las clases, se mantiene el acercamiento de los profesores, hay interacción, hay retroalimentación de profesores y alumnos en cuanto a tareas y lecturas”, detalla. “Me siento más a gusto así, a que si fueran dinámicas de asesorías semanales”.

Durante el mes en que sostendrán las clases a distancia, añade, la universidad les hará un descuento de 20% de la colegiatura.

“Yo no me esperaba un descuento, que sí me ayuda. A veces me gustaría que todas las clases fueran así”, dice y suelta una risa.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

COVID-19: lo que se sabe de la abrupta caída de casos en Sudamérica

Luego de haber sido el epicentro mundial de la pandemia, los países de América del Sur han registrado un fuerte descenso en los casos de COVID-19.
14 de septiembre, 2021
Comparte

A mediados de junio, mientras el resto del mundo experimentaba bajos números de infecciones por el nuevo coronavirus, América del Sur estaba convertida en el epicentro de la pandemia.

Siete de las 10 naciones del mundo con más muertes diarias per cápita estaban en la región: la tasa de Brasil era siete veces la de India, mientras que Colombia y Argentina sumaban una cifra que equivalía a tres veces la registrada en todo el continente africano.

Con apenas 5% de la población mundial, Sudamérica registraba una tasa de muertes per cápita que era equivalente a ocho veces la cifra mundial.

Pero eso ya es cosa del pasado.

A finales de junio, la cifra de contagios comenzó a descender de forma consistente hasta convertir a la región en una de las zonas del mundo donde la pandemia parece estar mejor controlada.

Así, mientras para este lunes el promedio semanal de casos confirmados por cada 100.000 habitantes era de 52 en Reino Unido y de 43 en Estados Unidos, Brasil solamente llegaba a 8, Argentina a 6 y Colombia a 3, de acuerdo con cifras de Our World in Data.

Países como Uruguay, que a inicios de junio llegó a tener 100 casos por cada 100.000 habitantes, ahora solamente tienen 4; mientras que Paraguay que registró hasta 40 casos ahora no llega ni a 1 por cada 100.000 habitantes.

Evolución de casos de covid-19 en Sudamérica. Número de contagios promedio diarios por cada 100.000 habitantes. Evolución de los casos confirmados de covid-19 en Sudamerica entre junio y septiembre de 2021. .

Esta disminución de contagios ha sido clave para que Sudamérica sea en la actualidad una de las regiones del mundo que está registrando menos casos de covid-19.

Pero ¿cómo se explica esta abrupta caída de los contagios en Sudamérica?

Entre la inmunidad y otras incógnitas

“Lo primero que le diría es que creo que no lo tenemos del todo claro“, responde Andrés Vecino, investigador en sistemas de salud del Departamento de Salud Internacional de la Escuela de Salud Pública John Hopkins (Estados Unidos).

El investigador recuerda que esta no es la primera vez que ocurre un descenso de casos que parece anunciar que se acerca el final de la pandemia y luego se produce otra ola de contagios que demuestra que no era así.

“Es importante decir que no sabemos exactamente qué es esto y que el hecho de que estén bajando los casos ahora no quiere decir que vaya a pasar en el futuro. Quiero recordar lo que pasó en India, donde había un conteo de casos relativamente bajo para su población y después vimos el gran incremento de casos con la variante delta”, advierte el experto a BBC Mundo.

Una mujer prepara una vacuna en Argentina.

Getty Images
En los últimos meses, los países de Sudamérica han avanzado en las vacunaciones.

La doctora Carla Domingues, que dirigió el programa de inmunización de Brasil hasta 2019, hizo recientemente una advertencia similar. “Es un fenómeno que no sabemos cómo explicar”, dijo esta epidemióloga al diario The New York Times.

No obstante, los especialistas dan algunas claves: entre ellas, la vacunación. Los países sudamericanos han acelerado el ritmo de las inoculaciones en los últimos tiempos, algo que según numerosos expertos podría haber contribuido a frenar los contagios.

Vecino coincide, pero no apunta solamente hacia las vacunas sino, de forma más amplia, a la inmunidad adquirida por parte de la población de la región tanto por vía de las inyecciones como de los contagios.

“Creo que hay más o menos consenso en que es posible que la reducción de casos en Sudamérica puede estar relacionada con algún grado de inmunidad de la población”, destaca.

El experto explica que las diferentes vacunas que se han estado aplicando en los países de la región son un elemento importante a considerar, como también lo es la inmunidad alcanzada por quienes ya tuvieron la infección.

“Muchas personas en algunos de esos países se han infectado. Un estudio reciente que hicieron en 12 ciudades de Colombia muestra que el 89% de las personas de esas localidades ya se infectaron. Con eso uno empieza a pensar que es posible que en algunos sitios haya unos niveles de infección tan altos que ya empezamos a ver una reducción de la enfermedad”, indica el experto.

Vecino advierte que, dado que la población no es homogénea, este dato no puede interpretarse como que 9 de cada 10 personas que uno encuentre en las calles de esas ciudades ya tuvo covid-19, por lo que no hay que confiarse.

“Los individuos se relacionan en grupos, entonces es posible que haya grupos de personas que todavía, por ejemplo, no se hayan infectado ni hayan sido vacunadas y esos grupos de personas pueden tener brotes si llega, por ejemplo, una variante altamente transmisible como la omega, como la delta o como la gama -las 3 que ya están en Latinoamérica-, por lo que pueden obviamente causar un incremento en casos y muertes”, explica.

“Habiendo dicho eso, es posible que el nivel de inmunidad adquirido por las vacunas y por la infección previa sea una de las razones por las cuales estamos viendo menor transmisión hoy”, agrega.

Aplicando las medidas correctas

Ciro Ugarte, director de Emergencias en Salud de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), confirma por su parte que hubo una disminución de los casos y las muertes en casi todos los países de Sudamérica, con excepción de Venezuela.

Ugarte explica que la OPS está trabajando con los ministerios de Salud y con los expertos de la región para estudiar estas tendencias, así como las razones por las cuales se ha mantenido este descenso, y apunta al endurecimiento de las medidas de control luego del incremento significativo de los casos en la región entre finales de 2020 y los primeros meses de 2021.

Los países implementaron medidas mucho más estrictas respecto al distanciamiento físico, al movimiento de personas, al uso mandatario de mascarillas, iniciaron la vacunación y la ampliaron a otros grupos, principalmente a aquellos que estaban en mayor riesgo. Todo esto puede explicar en parte esta tendencia”, incide Ugarte en respuesta a una consulta de BBC Mundo.

El director, sin embargo, previno a la región en contra de caer en la complacencia.

“Hemos visto que cuando los casos disminuyen es porque estamos haciendo bien las cosas. Es decir, estamos implementando las medidas de salud pública que se ha probado una y otra vez que siguen sirviendo”, destaca.

“Lo peor que nos podría ocurrir y que podría ocurrir con los países de América del Sur es que ahora que están con menos casos relajen las medidas porque eso es una gran oportunidad para el virus para transmitirse de persona a persona”, alerta.

Personas usando mascarillas en el metro de Medellín.

Getty Images
La OPS insta a que los países de la región mantengan las medidas de precacución para evitar los contagios.

Así, aunque el número de casos sea bajo en estos momentos, Ugarte considera que lo procedente es no bajar la guardia:

“Nuestra recomendación a toda la población de América del Sur que está viendo que la transmisión es cada vez menor es tomar en cuenta que estamos en esa fase porque se han tomado las medidas adecuadas. No las relajemos”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=UoFBS1ABim4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.