'Mi esposo está grave en Nutrición, no me dejan verlo y me informan poco'
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

“Mi esposo está grave en Nutrición por COVID-19, no me dejan verlo y me informan poco”

La información que le llega es esporádica y escasa, mientras el estado de salud de su esposo, de 40 años y sin condición de riesgo previa, se agrava.
Cuartoscuro
27 de marzo, 2020
Comparte

El martes 24 de marzo, Blanca Hernández vio por última vez a su esposo, Juan Pablo León, quien ingresó al Instituto Nacional de la Nutrición como caso sospechoso de COVID-19. Fue a la 1:40 de la tarde de ese día cuando lo ingresaron y ella no lo ha vuelto a ver. 

Mantuvieron contacto solo por el celular, mientras Juan Pablo estuvo consciente y se podía comunicar, pero su estado de salud, pese a tener 40 años y ninguna condición de riesgo previa, se ha agravado.

El miércoles 25, Juan Pablo le informó a Blanca, por teléfono, que había dado positivo a COVID-19. Él no tenía antecedente de viaje ni ningún contacto con algún caso sospechoso o confirmado. 

Lee: COVID-19: Estados anuncian pruebas rápidas, dan datos mínimos de su origen y luego se cae su compra

Ese mismo miércoles, Blanca recibió la llamada, alrededor de las 2:30 de la tarde, de una doctora de Nutrición. Le dijo que su esposo estaba evolucionando bien. Pero a las 10:30 de la noche de ese mismo día, otro médico le llamó para avisarle que lo iban a entubar. 

“Me dijo que necesitaba mi autorización telefónica porque mi esposo ya estaba sedado y no podía dar él mismo la autorización. Esa fue la última vez que me habló un médico del Instituto”, dice Blanca en entrevista con Animal Político.

El jueves 26 estuvo insistiendo en los teléfonos del hospital para tener información, pero solo consiguió que le dieran el número de cama y el área donde se encontraba su esposo: en semi críticos de terapia intensiva. 

Fue hasta las 3:30 pm de ese día que una enfermera llamó a Blanca para avisarle que ingresarían a Juan Pablo a quirófano. “Me dijo que su situación se había agravado por un problema en los pulmones, que me buscaría un médico para hablar conmigo, pero no me llamó”.

Entérate: Incapacidad en línea del IMSS por coronavirus: Quién puede tramitarla y cómo se obtiene

Blanca no tuvo más información. Incluso le pidió a unos familiares que fueran al hospital a preguntar pero no quisieron decirles nada. 

“No nos dejan ver a mi esposo no solo por el riesgo de contagio, nadie lo puede ver, pero además, yo estoy en confinamiento por ser familiar de un caso confirmado, estamos en cuarentena en casa mi hija de siete años y mis padres, aunque ya a todos nos hicieron la prueba y salimos negativos”. 

El argumento del hospital para no dar información a los familiares de Blanca cuando acudieron a la institución a solicitarla es que el estado de salud de Juan Pablo es información confidencial que solo pueden darle a su representante legal, en este caso Blanca. 

Fue hasta la mañana de este viernes 27 de marzo que el director del Instituto Nacional de Nutrición la llamó por teléfono, después de que ella colgó un mensaje en redes sociales exigiendo información. 

Lee más: Sin agua y hacinados en tiendas de campaña: así enfrentan la amenaza del coronavirus damnificados del 19-S 

“Me pidió disculpas, me dijo que están saturados, que la situación los está rebasando y la prioridad es atender a los enfermos, yo lo entiendo, pero solo pido que me hablen para informarme, es mi esposo y necesito saber cómo está, no pido que me hable el director, con que me llame alguien de trabajo social y me diga cómo está, con eso,”. 

El director del instituto se comprometió con Blanca que a partir de ahora le llamará, al menos dos veces al día, a las 2 de la tarde y a las 9 de la noche. 

La información que le dieron a Blanca es que su esposo tuvo una cirugía para drenarle líquido de ambos pulmones, y que los siguientes seis días serán críticos, porque el virus puede atacar su organismo de forma severa. 

“No entiendo por qué se ha agravado. Tiene 40 años, no tiene obesidad, no tiene diabetes, no tiene hipertensión, y tengo su historial médico para comprobarlo, porque ahora me dicen que tiene la presión alta, pero no padecía antes de eso, puede ser la falta de oxígeno, la misma enfermedad, pero él no tenía condición de riesgo previa”.

Blanca tampoco se explica el contagio de su esposo. No tuvo viaje previo, ni siquiera al interior del país, ningún contacto con un caso sospechoso o confirmado, al menos eso creen ellos. 

“Ya avisé al trabajo de mi esposo que tiene COVID-19, él es gerente en un centro de distribución, me dicen que no hay en la empresa reporte de casos sospechosos o confirmados”. Nadie a la redonda, dice Blanca, con coronavirus, ni vecinos, ni familiares, nadie cercano. 

Aunque ella sí viajó, pero las fechas no coinciden para que lo hubiera contagiado, además de que su examen de COVID-19 salió negativo. 

“Fui a Estados Unidos, pero regresé el 6 de febrero. No salen las cuentas, para cuando él enfermó ya había pasado más de un mes, y yo no salí positiva en la prueba. Sí estuve enferma, pero me dijeron que era influenza, mi médico particular me dijo eso, hasta me hizo la prueba de influenza y dio positiva. Me dieron tratamiento y mejoré. Después mi esposo enfermó y se fue poniendo mal, el médico le diagnosticó neumonía y fue él quien lo refirió al Instituto Nacional de la Nutrición”. 

Ahora Blanca solo espera que la información fluya más, mientras pasan los siguientes seis días críticos para Juan Pablo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La imagen que se tomó con la 'cámara digital más grande del mundo'

Científicos enfocados en la exploración espacial probaron con éxito un dispositivo óptico. Su primer objetivo, aunque inusual, demostró el éxito de la resolución deseada.
9 de septiembre, 2020
Comparte
Una cabeza de brócoli fotografiada por la cámara de 3.200 megapíxeles Observatorio Vera Rubin en Chile.

LSST Camera Team/SLAC/VRO
Una cabeza de brócoli fue fotografiada por la cámara de 3,200 megapíxeles que se instalará en el Observatorio Vera Rubin en Chile.

¿Cuál sería un buen objetivo para probar el nuevo sensor de la cámara digital más grande del mundo?

Un brócoli, por supuesto.

Esto puede sonar extraño, pero las intrincadas formas que se encuentran en la variedad Romanesco de esta planta sirven para probar bien la calidad de los detalles.

Y para la cámara que se instalará en el Observatorio Vera Rubin (OVR) en Chile, el rendimiento lo es todo.

Este dispositivo de 3.2 gigapíxeles ayudará a resolver algunas de las cuestiones clave en astronomía que aún están pendientes.

Incluso podría acercarnos a la comprensión de esa “energía oscura” y “materia oscura” del cosmos que parecen estar controlando la evolución de muchas cosas que vemos en el firmamento.

El plano focal del OVR

J.Orrell/SLAC National Accelerator Laboratory)
El plano focal está compuesto por 189 sensores individuales, también llamados dispositivos de carga acoplada.

El OVR hará esto creando lo que solo se puede describir como un estupendo mapa del cielo. El observatorio inspeccionará todo su campo de visión en las noches durante 10 años.

No solo registrará las posiciones de miles de millones de estrellas y galaxias, sino que también captará cualquier cosa que se mueva o parpadee. Será un tesoro de datos que mantendrá ocupados a los científicos durante décadas.

Pero para realizar un estudio de este tipo, el OVR necesita una cámara especial, como la que se está ensamblando ahora en el Laboratorio Nacional de Aceleración SLAC en California.

La instalación del objetivo para la cámara

J.Orrell/SLAC National Accelerator Laboratory)
Para probar el detector de la cámara, el equipo usó una caja con un pequeño orificio para proyectar luz sobre los sensores.

En su centro hay un plano focal de 64 cm de ancho compuesto por 189 sensores individuales o dispositivos de carga acoplada (CCD, por sus siglas en inglés).

Lograr que todos estén montados de forma segura y precisa y que sus complejos componentes electrónicos respondan al unísono ha sido un desafío inmenso.

Pero las imágenes publicadas el martes demuestran que la tarea se completó con éxito.

Ilustración de la experimentación

Greg Stewart/SLAC National Accelerator Laboratory
La cámara servirá para obtener imágenes del espacio muy detalladas como las de la fase de experimentación.

El equipo del SLAC aún no está en posesión de todos los componentes de la cámara, como sus lentes, por lo que utilizó un orificio de 150 micrones para proyectar imágenes en la matriz CCD.

El brócoli, de la familia brassica, fue elegido deliberadamente por su estructura superficial compleja. Tiene innumerables bultos y protuberancias. Un montón de detalles para focalizar.

¿Qué tan buenas son las fotos obtenidas? Si quisieras verlas en tamaño y resolución completos, necesitarías 378 pantallas de TV de resolución 4K con su ultra alta definición.

Inspección de las imágenes

J.Orrell/SLAC National Accelerator Laboratory)
Hacer que todos los CCD y sus componentes electrónicos funcionen al unísono fue un desafío.

“Si vamos a completar este estudio del cielo, necesitaremos un gran telescopio y una gran cámara”, explicó el director de OVR, Steve Kahn.

“Esta cámara de 3,000 millones de píxeles cubrirá aproximadamente 10 grados cuadrados de cielo; y para que sepas, eso es aproximadamente 40 veces el tamaño de una Luna llena. Y tomaremos fotografías del cielo esencialmente cada 15 segundos”, le dijo Kahn a la BBC.

“Obtendremos imágenes muy profundas de todo el cielo. Pero, lo que es más importante, obtendremos una secuencia de tiempo. Veremos qué estrellas han cambiado de brillo y cualquier cosa que se haya movido por el cielo, como asteroides y cometas”

La cima con el OVR

Rubin Observatory/NSF/AURA
The OVR está siendo construido en la cima del cerro Pachón, a 2.682 m sobre el nivel del mar en el norte de Chile

El VRO ha aparecido en las noticias recientemente debido a la posible interferencia que generen las megaconstelaciones de satélites artificiales que se están lanzando recientemente.

Un gran número de dispositivos espaciales de telecomunicaciones en órbita baja que atraviesen el campo de visión de la cámara podrían arruinar sus imágenes.

La más grande de las nuevas megaconstelaciones de satélites en la actualidad es la que está instalando el empresario Elon Musk y su compañía SpaceX.

El profesor Kahn dijo que el OVR estaba en diálogo con Musk y que los ingenieros estaban trabajando en soluciones para limitar la interferencia.

Vera Rubin

LSST Camera Team/SLAC/VRO/Carnegie Institution
Vera Rubin (1928-2016) fue una astrónoma estadounidense pionera en el concepto de la materia oscura. El nuevo observatorio lleva su nombre.

Sin embargo, el director del observatorio dijo que ahora se necesitaba un mayor compromiso de otra compañía, OneWeb, propiedad de India y Gran Bretaña.

Los satélites de esta red podrían eventualmente plantear un problema mayor que SpaceX porque sus artefactos espaciales están a mayor altura en el cielo y permanecerán en el campo de visión del VRO por mucho más tiempo.

Un brócoli en una caja

J.Orrell/SLAC National Accelerator Laboratory)
El éxito con las fotografías del brócoli hace sentirse confiados a los científicos.

“Estos problemas no son completamente irresolubles, pero se necesita una cooperación razonable”, dijo Kahn.

Se espera que la cámara del OVR comience a tomar imágenes del cielo (en lugar de cabezas de brócoli) a fines de 2022.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=8urGTdEioOQ

https://www.youtube.com/watch?v=JGg3BXeb_Gc

https://www.youtube.com/watch?v=vGFBBkfuOZk

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.