Estudiantes de la primera Universidad del Bienestar amagan con paro
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Estudiantes de la primera Universidad del Bienestar amagan con paro por cambio de sede

El pasado 19 de febrero, Raquel Sosa, la coordinadora Nacional de las Universidades les informó que plantel cambiaría de sede al municipio de Jacala, dos horas de ahí y hasta cinco en transporte público.
5 de marzo, 2020
Comparte

Alumnos del Mexe, la primera de las 100 Universidades del Bienestar donde el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció el programa en diciembre de 2018, amagan con iniciar un paro si no son escuchados ante su inconformidad por el cambio de sede anunciado por la coordinadora nacional, Raquel Sosa, el pasado 19 de febrero.

Se trata de la Escuela Normal Rural Luis Villarreal en Hidalgo, cerrada en 2003, y que sería reabierta para recuperar la historia y revalorar la carrera normalista, dijo en un acto multitudinario el presidente Andrés Manuel López Obrador, días después de iniciar su mandato.

Desde mayo de 2019 suman poco más de mil alumnos de tres generaciones. Y han pasado por el cambio de nombre en tres ocasiones, dejaron de ser normal rural, luego sólo normal y ahora el plantel se llama Universidad del Bienestar Benito Juárez García sede Francisco I. Madero.

La primera generación tuvo que tomar clase en la telesecundaria Lázaro Cárdenas aunque después fueron reubicados en cinco salones del ala norte de la hacienda donde operaba la Normal Rural, un terreno de 70 hectáreas donde también operan la  Universidad Politécnica Francisco I. Madero y el Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado de Hidalgo (CECyTH).

La generación más reciente ingresó en enero pasado, pero el número es tal que no tienen cabida en el inmueble de la Normal y, ocupan las instalaciones de la primaria Lázaro Cárdenas, pero toman clase hasta en el suelo porque no hay espacio para grupos grandes y tampoco tienen servicio de limpieza, por lo que los mismos alumnos se encargan de asear las instalaciones con los insumos que ellos compran o la comunidad les dona.

La Coordinación de Universidades del Bienestar firmó en agosto de 2019 un convenio para el comodato de un terreno dentro de la hacienda de la Normal donde supuestamente se construiría el edificio de la Universidad del Bienestar, sólo faltaba la aprobación del proyecto arquitectónico, pero no ocurrió.

El pasado 19 de febrero, Raquel Sosa, la coordinadora Nacional de las Universidades les informó que ese plantel cambiaría de sede al municipio de Jacala, sólo a dos horas de ahí, dijo. “Pero eso es en carro, en transporte público son 4 horas o hasta cinco horas”, dice Dhamar García, una de las estudiantes, en entrevista con Animal Político.

Antes de esa reunión no habían tenido noticia alguna respecto a algún cambio de sede, menos aún porque en la convocatoria de ingreso se advierte que los estudios se realizarían en la Hacienda de la Normal.

“Nos llegó a sorprender Raquel Sosa, nos empieza a platicar y de repente da el anuncio del cambio de sede y nos desconcierta porque aunque el amor por nuestra escuela llegar hasta allá no sería una barrera, hay estudiantes que son padres y madres que no podrían ir, y también muchos de nuestros compañeros no tendrían dinero para desplazarse, si a veces entre todos cooperamos para comer”, dice Daniel Mendoza, otro alumno.

“El que quiera ir a donde se va a instalar la escuela y el que no, que vaya buscando una nueva casa de estudios”, dijo Sosa en la reunión, según coinciden los estudiantes en entrevistas por separado.

“No nos dio una explicación lógica de por qué nos teníamos que ir. Y nos duele porque creímos en su proyecto porque ellos dijeron que el proyecto nos iba a ayudar y nos iba a acercar a la educación a quienes no habían tenido las posibilidades o siguen sin tenerlas”, afirma Daniel.

El cambio de sede implicaría una deserción de 75% de la matrícula, asegura Dhamar, por aquellos que tienen hijos y por quienes no tendrían posibilidad de trasladarse, y peor aún el cambio que significaría para todos después de tener un año de estudios en ese municipio.

Entre los supuestos argumentos está que se cambiaban porque en el municipio de Jacala necesitan una universidad y, además, al irse evitarían algún conflicto con las otras instituciones que ocupan el espacio de la hacienda de la Normal, pero “no hay conflicto”, agrega la estudiante.

Por ello, este jueves 5 de marzo, los estudiantes acudirán a Palacio Nacional para manifestarse y solicitar interlocución con el equipo del Presidente o él mismo para que sus demandas sean escuchadas.

“En los cambios nos hemos ido adaptando, porque no sólo queremos pedir, sino también dar, pero esto no lo podemos dar, no nos podemos ir a otro lado”, dice Daniel.

De no encontrar respuesta, afirma Dhamar, incluso piensan en la posibilidad de irse a paro, como se encuentra la Universidad de Derecho Ponciano Arriaga desde el pasado 20 de febrero.

Sin planeación

Animal Político ha hecho solicitudes de información desde 2019 respecto a las 100 universidades del Bienestar, uno de los programas principales del gobierno del presidente López Obrador, anunciado por él en diciembre de 2018.

Aunque en la administración pública cada programa debe un análisis de pertinencia, programación, avance del proyecto y del ejercicio presupuestal, en más de una decena de preguntas, la respuesta fue “inexistencia”.

En la solicitud número 1100068819 se solicitó a la SEP los datos respecto a los lugares donde se preveía construir, instalar u operar las 100 nuevas universidades, el plan de construcción y operación de cada una o los procesos de obtención, compra, renta, donación, cesión, comodato de los terrenos donde se construirán, pero la dependencia dijo que no existía.

En la solicitud número 1100068119, se solicitó la documentación que diera cuenta de la pertinencia u objetivo que el gobierno federal pretende alcanzar al aplicar este programa; las proyecciones, metas, acciones, calendario de avances y todo aquello que explicara cómo se llevará a cabo dicho programa, desde su anuncio, hasta la operación de las 100 universidades; las reglas de operación, lineamientos, y reglamentos para operar.

La SEP respondió que no existe ningún documento con la información requerida. En cambio sólo adjunto ocho links con boletines de prensa, versiones estenográficas de las intervenciones del Presidente y conferencias de prensa en las que no se encuentra datos concretos respecto a lo solicitado.

También respondió que la Subsecretaría de Educación Superior “se encuentra en proceso de elaboración de los lineamientos para la operación del Programa en cita y una vez finalizado dicho proceso, la información se pondrá a disposición del particular”.

Y respondió exactamente con los mismos argumentos y links a la solicitud de información 1100068619 en la que se pidió la justificación legal sobre la decisión que el programa de Universidades fuese operado, como se anunció entonces, desde el Centro de Cooperación Regional para la Educación de Adultos en América Latina y el Caribe (Crefal), un organismo internacional, ajeno a la administración pública federal.

Sin embargo, esto también cambió, y en septiembre de 2019, mediante un decreto, se creó el Organismo Público Descentralizado “Organismo Coordinador de las Universidades para el Bienestar Benito Juárez García”, para encargarse del programa, cuya titular ha sido Raquel Sosa.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

COVID: algunos habitantes de Shanghái están 'quedándose sin comida' en medio del estricto confinamiento

Residentes de la ciudad más grande de China dicen que están luchando para obtener suministros semanas después del inicio de la cuarentena.
8 de abril, 2022
Comparte

Residentes de Shanghái afirman que se están quedando sin alimentos en medio del mayor brote de COVID registrado hasta ahora en la ciudad china.

Los habitantes están confinados en sus hogares y se les prohíbe salir incluso por razones esenciales, como comprar comestibles.

Casi 20.000 casos nuevos se registraron este jueves en la ciudad más grande de China, casi un nuevo récord.

Las autoridades admiten que la ciudad enfrenta “dificultades”, pero dicen que están tratando de solucionarlo.

Pero el enojo público también está siendo azuzado por otras medidas drásticas, como separar a los niños de sus padres si dan positivo.

Los funcionarios de Shanghái respondieron permitiendo que los padres que también estaban infectados acompañaran a sus hijos a los centros de aislamiento.

Sin embargo, según un informe de la agencia Reuters, todavía hay quejas sobre niños separados de padres que no dieron positivo de covid.

Los lugareños hacen cola para hacerse la prueba de covid en una clínica en Shanghai.

Getty Images
Todos los locales deben hacerse la prueba de covid de forma regular, según dispuso la ciudad.

La ciudad comenzó el miércoles otra ronda de pruebas masivas obligatorias para identificar y aislar cada caso.

Los residentes de Shanghái que dan positivo no pueden aislarse en sus hogares, incluso si sus condiciones son leves o asintomáticas.

Tienen que ir a las instalaciones de cuarentena obligatoria que, según los críticos, están repletas y tienen condiciones deficientes.

¿Por qué hay escasez de alimentos?

Cuando ómicron apareció por primera vez en Shanghái hace un mes, la ciudad puso en cuarentena solo a determinados edificios o grupos de viviendas.

Ante la propagación del virus, las autoridades implementaron la semana pasada un cierre escalonado en el que la ciudad se dividió en dos y cada mitad tenía medidas separadas.

El cierre se extendió indefinidamente el lunes y ahora abarca toda la ciudad de 25 millones de habitantes.

Las reglas estrictas significan que la mayoría de la gente tiene que pedir comida y agua y esperar a que el gobierno entregue verduras, carne y huevos.

Pero la extensión del cierre abrumó los servicios de entrega, los sitios web de tiendas de comestibles e incluso la distribución estatal de suministros.

Un residente se sienta cerca del borde de la azotea de un edificio durante el cierre en Shanghái.

Getty Images
Los 25 millones de residentes de Shanghái están confinados en sus casas en una cuarentena prolongada.

Gran parte del personal de distribución y reparto también se encuentra en áreas cerradas, lo que lleva a una disminución general en la capacidad de entrega.

Los lugareños en algunas áreas de la ciudad dicen que están completamente aislados.

“Resuelvan el problema de la capacidad de entrega insuficiente lo antes posible”, escribió un usuario en la red social Weibo en respuesta al mensaje en video de las autoridades de la ciudad.

Otra persona escribió que era la “primera vez” en su vida que “pasaba hambre”.

Un trabajador con equipo de protección (izquierda) recibe un artículo de un repartidor en la entrada de un complejo de viviendas durante la segunda etapa del confinamiento pandémico en el distrito de Jing'an en Shanghái.

Getty Images
Trabajadores de los edificios tienen que recibir pedidos de entrega para los residentes.

Los residentes también expresaron otras preocupaciones sobre el aumento de precios y sobre cómo sobreviven los residentes mayores o menos expertos en tecnología.

Los funcionarios de la ciudad reconocieron las dificultades alimentarias el miércoles y dijeron que Shanghái tenía suficientes suministros de arroz, fideos, granos, aceite y carne, pero hubo retrasos en su distribución.

“Es cierto que existen algunas dificultades para garantizar el suministro de las necesidades diarias”, dijo Liu Min, subdirector de la Comisión Municipal de Comercio de Shanghái.

El vicealcalde de Shanghái, Chen Tong, agregó este jueves que la ciudad intentaría reabrir algunos mercados mayoristas y tiendas de alimentos, y permitiría que más personal de entrega saliera de las áreas cerradas.

“Hemos estado celebrando reuniones durante la noche para tratar de encontrar soluciones”, dijo Chen.

Trabajadores transportan suministros a un almacén temporal en un campo de fútbol en Shanghái el 5 de abril de 2022.

Getty Images

China es una de las últimas naciones que quedan comprometidas con la erradicación de covid, en contraste con la mayor parte del mundo que está tratando de convivir con el virus.

El país desplegó con éxito cierres completos anteriormente, soportados por millones de personas en ciudades como Xi’an y Wuhan, pero Shanghái es su ciudad más grande y la propagación de casos esta vez es mucho mayor que en brotes anteriores.

Como una de las potencias económicas de China, el cierre de Shanghái también está alimentando las preocupaciones sobre el impacto en el país y en la economía mundial.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Rhw64O667F8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.