Fase de aislamiento puede extenderse más allá del 19 de abril: Salud
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Fase de aislamiento puede extenderse más allá del 19 de abril, advierten autoridades de Salud

Ante el incremento de casos de transmisión local después del 18 de abril, el periodo de confinamiento por la epidemia de COVID-19 podría ser más largo.
Cuartoscuro
28 de marzo, 2020
Comparte

La transmisión comunitaria del virus que causa la enfermedad COVID-19 podría acelerarse alrededor del 18 de abril, por lo que las autoridades de salud evalúan si se requerirá alargar la etapa de sana distancia y aislamiento social más allá del día 19, cuando se había previsto que esta concluyera, los niños volvieran a las escuelas y los mayores a sus trabajos. 

La Secretaría de Salud emitió un acuerdo, avalado por decreto presidencial, en el que se pide suspender temporalmente las actividades escolares en todos los niveles hasta el 17 de abril. Algo que ya había anunciado previamente la SEP. 

Leer más: Salud prevé pico máximo de COVID-19 hasta agosto, hospitales se preparan para atención

En ese acuerdo también se pide suspender temporalmente las actividades de los sectores público, social y privado que involucren la concentración física, tránsito o desplazamiento de personas hasta el 19 de abril. 

Esto enmarcado todo en la llamada Jornada de Sana Distancia, en la que la Secretaría de Salud pide a toda la población quedarse en casa, evitar los lugares concurridos y el contacto físico como saludo de mano y abrazos. 

Sin embargo, en la conferencia de prensa sobre COVID-19 de este viernes 27 de marzo, Víctor Hugo Borja, director de Prestaciones Médicas del IMSS, explicó que si a partir del 18 de abril, como lo estiman, “hay una actividad de transmisión comunitaria más intensa, después de esa fecha, para no llegar a un pico muy alto, será importante que todavía nos quedemos en casa”. 


Borja explicó que por ahora entre los casos confirmados de COVID-19 todavía predominan los casos importados, con 486 del total (68%) mientras que los asociados a estos son 25%. Los de contagio comunitario representan apenas 8%.

“El primer caso que se asocia con transmisión comunitaria, del que no se pudo rastrear antecedentes se dio el 6 de marzo y a partir del 18 de marzo hay una actividad mayor de transmisión comunitaria, que esperamos que suba”. 

Ante la pregunta de cuánto se podría alargar la Jornada de Sana Distancia, Borja señaló que las autoridades de Salud lo están evaluando. “En un inicio se planteó que terminará en esta fecha (19 de abril) pero se evaluará si continúa. Esta jornada inició en la fase 2 de la epidemia en México y va a coincidir con la fase 3, entonces hay que evaluar”. 

Te puede interesar:  México enfrenta emergencia por COVID-19 con 60,600 camas y 5,523 respiradores mecánicos

Aunque aseguró que de alargarse lo esperado es que no sea a nivel nacional. “No esperamos que sucedan los brotes comunitaria al mismo tiempo en el país, primero será en las grandes urbes. En 2009, con la influenza tuvimos un pico grande en la Ciudad de México, después fue en Yucatán y al final del año en el resto del país, con el COVID igual, no se espera que prenda en todo el país al mismo tiempo”. 

Borja reiteró que se están evaluando tanto los tiempos como las regiones para concluir y alargar el periodo de aislamiento social en México.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El misterioso “gen dentro del gen” que descubrieron escondido en el COVID-19

Los genes superpuestos, como también se les conoce, pueden contener información vital para entender mejor los virus.
13 de noviembre, 2020
Comparte

Siempre estuvo ahí, pero “escondido” y hasta hace poco nadie lo había descubierto.

Se trata de un gen misterioso llamado ORF3d y encontrado dentro de otro gen en el coronavirus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad covid-19 y de la actual pandemia.

Este fue descubierto por un grupo de científicos liderados por el investigador Chase Nelson, del Instituto de Genómica Comparada del Museo de Historia Natural de Nueva York, Estados Unidos.

Si bien queda por investigar la función específica de este gen superpuesto, como también se le conoce, los investigadores consideran que descubrir este tipo de genes “puede revelar nuevas vías de control para el virus, por ejemplo, medicamentos antivirales”.

Tampoco descartan que este gen pudiese contribuir a la biología única del virus y su potencial pandémico.

Los hallazgos fueron publicados en la revista científica eLife.

Por qué importa este descubrimiento

Desde que se desató la pandemia, científicos de todo el mundo se han puesto manos a la obra para comprender mejor el virus y así acertar en la labor de contención.

Científicos examinando terapias contra el virus en China.

Getty Images
Una de las primeras labores de los científicos fue estudiar y secuenciar el genoma del coronavirus.

De acuerdo al estudio liderado por Nelson, para responder a todas las preguntas que deja el coronavirus es necesario entender los genomas virales con precisión y amplitud.

“Los genes superpuestos son quizá una de las formas en que los coronavirus han evolucionado para replicarse de forma eficiente, frustrar la inmunidad del infectado y transmitirse”, declaró Nelson.

Un gen superpuesto permanece oculto en una cadena de nucleótidos debido a la forma en que se superpone a las secuencias codificadas de otros genes.

Según el estudio, estos genes son difíciles de identificar, ya que la mayoría de programas informáticos científicos no están diseñados para encontrarlos. Sin embargo, son comunes dentro de los virus.

Laboratorio en Francia.

Getty Images
Los científicos confían en que saber más sobre este gen puede mejorar las terapias antivirales.

“Debido al tamaño de su genoma, el SARS-CoV-2 y sus parecidos se encuentran entre los virus ARN más largos que existen. Quizás sean más propensos a contener este ‘engaño genómico'”, añade Nelson.

Qué se sabe sobre la función de este gen

Como este gen oculto fue descubierto recientemente se necesita más investigación para conocer todas sus implicaciones.

“Aún desconocemos su función y significado clínico, pero predecimos que es relativamente improbable que este gen sea detectado por la respuesta de las células T, al contrario que una respuesta de anticuerpos”, comenta Nelson.

Las células T son una especie de células inmunes, cuyo principal propósito es identificar y matar a patógenos invasores o células infectadas.

Lo hacen utilizando proteínas en su superficie, que a su vez pueden adherirse a proteínas en la superficie de estos impostores.

Los investigadores también descubrieron este gen en el coronavirus de un pangolín, lo cual podría reflejar pérdidas y ganancias de este gen durante la evolución del SARS-Cov-2 y otros virus parecidos.

El estudio concluyó la necesidad de ahondar más en el descubrimiento, ya que “los genes superpuestos son una parte importante de la biología viral y merecen mayor atención”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=RaH9rA2Kdxw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.