Migrantes en albergues de Ciudad Juárez temen por crisis de coronavirus
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Rocío Gallegos/ La Verdad Juárez

Hacinados, migrantes en albergues de Ciudad Juárez enfrentan crisis por coronavirus

Extranjeros que esperan en Ciudad Juárez su trámite de asilo en EU temen contagio; autoridades aseguran que activarán protocolo sanitario en los centros de refugio.
Rocío Gallegos/ La Verdad Juárez
Por Rocío Gallegos/ La Verdad Juárez
19 de marzo, 2020
Comparte

Ciudad Juárez – Cada vez que Rubén se entera de la expansión del coronavirus dice que su preocupación aumenta por las condiciones de hacinamiento en las que se encuentra en el albergue para migrantes, donde encontró refugio junto a su esposa y su hijo mientras transcurre su trámite de asilo político en Estados Unidos.

“Nos preocupa estar así y no tener un resguardo adecuado”, dice el hombre de 36 años, un migrante de Brasil que Estados Unidos retornó junto a su familia a esta frontera mexicana bajo el Protocolo de Protección a Migrantes (MPP, por sus siglas en inglés).

A su alrededor hay otras 20 familias con los que pernocta en colchonetas tendidas entre las bancas del área de oración y altar del templo metodista el Buen Pastor, ubicado entre barrancos y calles de tierra, al poniente de la ciudad.

Lee: Pandemia larga, pero manejable, la apuesta de las autoridades de Salud

En otros tres edificios del complejo duermen migrantes que hacen su trayecto solos. En total hay 107 personas en el lugar, 38 son niñas y niños, informa el pastor Juan Fierro García encargado del lugar.

“En las noticias dicen que no debemos estar en lugares con mucha gente, pero aquí así estamos”, dice Rubén, uno de los 53 migrantes brasileños que habitan en ese lugar y el único que habla español.

Las condiciones de hacinamiento y el riesgo del coronavirus en esta región fronteriza –un caso confirmado en Ciudad Juárez y tres, en El Paso– encendieron la alerta en este y otros centros de la red de albergues implementada en Juárez, donde de acuerdo con las autoridades estatales de Población hay unas mil 300 personas de distintas nacionalidades.

“Nos preocupa porque mire cómo estamos, unos cruzan a Estados Unidos y regresan aquí, nosotros mismos estamos enfermos, tenemos fiebre, dolor de garganta”, comenta Favio, otro brasileño que se auxilia de Rubén para que lo traduzca al español pues solo habla portugués.

La situación es compleja dice el pastor Fierro, mientras muestra un área donde se trabaja a marchas forzadas para terminar su construcción y disminuir el hacinamiento en ese albergue.

Los migrantes temen también porque el lugar se quedó sin papel sanitario y escasean otros suministros básicos de limpieza y de aseo personal. Situación que también se presenta en otros puntos que dan hospedaje a migrantes, se informó.

Foto: Rocío Gallegos/ La Verdad Juárez

Foto: Rocío Gallegos/ La Verdad Juárez

De acuerdo con Dirving García coordinador del Centro de Atención Integral para Migrantes (CAIM) del Consejo Estatal de Población en la actualidad hay mil 300 extranjeros en albergues improvisados en iglesias de Ciudad Juárez, así como en la Casa del Migrante y en el que opera el gobierno Federal, el Leona Vicario.

Otros 18 mil migrantes extranjeros residen en casas o departamentos de renta, así como cuartos de hoteles, donde la mayoría habita en grupos, de acuerdo con datos oficiales.

Rubén dice que les preocupa la situación, porque algunos están enfermos y no tienen dinero para comprar sus medicamentos.

Algunos han salido a buscar cubrebocas, pero no hay en las farmacias cercanas y muchos no tienen ni con qué comprarlas, comenta el hombre que es el único de los brasileños en el albergue que habla español.

El pastor Fierro dice que este día se reunirán con autoridades de salud para recibir indicaciones a seguir ante la crisis que se vive en la región por el coronavirus.

Entérate: “Me da miedo el coronavirus, pero me da más miedo morirme de hambre si no trabajo”

Mientras se activa un protocolo oficial, asegura que en su centro se han adoptado algunas medidas sanitarias, como es el uso de platos, vasos y utensilios desechables, se comenzó a proporcionar gel antibacterial y solicitaron a los migrantes extremar su higiene personal.

Comenta que les preocupa no poder proporcionar todo, por ejemplo, dijo, no se cuenta con papel sanitario. “Ellos lo deben de comprar”.

El centro que concentra mayor número de migrantes es el Leona Vicario, administrado por el Gobierno Federal. Ahí las autoridades aseguran que han instrumentado un protocolo para recibir a los extranjeros que arriban a la ciudad.

“Se les toma la temperatura y se revisa si presentan algún síntoma que pudiera estar relacionados con COVID 19. Se les aplica un cuestionario para saber si han estado en contacto con personas que hayan viajado a lugares en riesgo”, se informó a través de la delegación de Bienestar en Chihuahua.

En caso de que vengan de zonas de riesgo de coronavirus se les coloca cubreboca, se aísla a la persona en sospecha y se da aviso a la Secretaría de Salud y ya queda bajo su responsabilidad, se dio a conocer.

Estas condiciones no se ven en los otros albergues, principalmente de los que operan con apoyos ciudadanos o de organizaciones civiles. Aunque han tomado medidas sanitarias, sus carencias les impiden garantizar de manera plena el resguardo sanitario de los migrantes.

La Casa del Migrante dio a conocer que, en comunicación con las autoridades, establecerá un protocolo a seguir, el cual se dará conocer conforme vaya avanzando la contingencia.

El mayor riesgo en los albergues es la condición de hacinamiento, de acuerdo con encargados de los centros y las autoridades. En esto coincide Rubén quien asegura que en esa condición lleva un mes en el albergue El Buen Samaritano que maneja el templo metodista.

Lee: COVID-19, alza del dólar, desplome de Bolsas: cómo me afectan y cómo me protejo 

El lugar luce abarrotado y ahí debe esperar hasta el 6 de mayo, cuando tiene su cita para presentarse ante un juez de migración en la Corte de El Paso, Texas.

“Nos preocupa estar tanto tiempo aquí, más por cómo estamos y las noticias que nos llegan de lo que pasa con el nuevo virus”, dice el hombre que se internó a Estados Unidos por Mexicali y que fue regresado junto con su familia a esperar en Ciudad Juárez el trámite a su petición de asilo.

Confían en que su espera en esta frontera no sea más de lo que estiman, porque dice también temen que sus casos se prolonguen debido a las restricciones impuestas en territorio estadounidense por el coronavirus. Aunque hasta este martes las audiencias de migración en El Paso se mantuvieron activas.

Activan ‘blindaje’ 

Los migrantes que se encuentran en albergues saturados se reacomodarán en otros refugios, como una medida de prevención ante el riesgo del coronavirus COVID-19 en esta región fronteriza.

Esto fue dado a conocer por Dirvin García del Consejo Estatal de Población tras una reunión con representantes de albergues, autoridades y organizaciones internacionales, donde se analizó la situación que prevalece y se acordó la implementación de medidas para ‘blindar’ a los migrantes.

También se acordó abastecer a los centros de acogida con cubrebocas, gel antibacterial, termómetros, medicamentos y productos de higiene, así como distribuir información sobre medidas preventivas ante la contingencia, indicó el funcionario estatal.

La situación de hacinamiento se analizó en una reunión este miércoles donde se acordó la elaboración de protocolos para atender a los migrantes ahora y en caso de elevarse el riesgo, informó García.

Estamos preocupados, añadió, por lo que se les planteó que en estas condiciones el distanciamiento es vital para frenar la propagación del virus.

Adicionales a estas medidas acordadas, la Casa del Migrante decidió que solo dará refugio a las personas que presenten un certificado médico donde se exhiba la condición de su salud, informó la administradora del lugar, Blanca Rivera, al salir de la reunión que se llevó a cabo en las instalaciones del CAIM.

Darvin García dijo que esa disposición no se adoptó en otros albergues, aunque cada uno puede establecer controles adicionales para prevenir riesgos.

El funcionario dijo que en el encuentro se identificó a los repatriados y los extranjeros retornados como los migrantes en mayor peligro porque vienen de centros de detención de Estados Unidos, donde se expandido de manera acelerada el COVID-19.

Debido a esto, se acordó que al pasar a la Fase 2 de la contingencia en el país se aislará a los deportados y a los solicitantes de asilo político en Estados Unidos retornados por primera vez bajo el programa Protocolo de Protección a Migrantes (MPP, por sus siglas en inglés).

Actualmente en esta frontera se reciben de hasta 80 repatriados diarios y entre 30 y 50 extranjeros retornados, pero no se sabe cuántos de estos últimos son de nuevo ingreso al país, informó.

García dijo que actualmente México sigue en la Fase 1 porque la mayoría de los contagios son importados, pero ya comenzó la transición a la Fase 2 de la pandemia.

De darse esa condición, comentó que el área de aislamiento puede montarse en el centro Leona Vicario, que administra el Gobierno Federal, donde se activó un área para cuarentena durante el brote de varicela en diciembre pasado.

El coordinador del CAIM indicó que también se convino reforzar la presencia y revisión de migrantes en los puntos de internación ubicados en los puentes Reforma, conocido como Lerdo, donde se reciben a los retornados, y en el Santa Fe, por donde llegan los deportados.

En esos puntos, a las personas se les toma la temperatura y se les revisa para detectar algún síntoma que pudiera estar relacionados con COVID 19. También se les aplica un cuestionario para saber si han estado en lugares de riesgo, explicó.

En la reunión participaron integrantes de la Red de Migrantes de Ciudad Juárez, la Casa del Migrante, el Centro Integrador para el Migrante Leona Vicario, el Consejo Estatal de Población y Atención a Migrantes (Coespo), Grupo Beta del Instituto Nacional de Migración (Inami), Derechos Humanos del Municipio, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y los Comités Internacionales de Rescate y de Cruz Roja.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Braile: la historia del ingenioso niño que inventó el sistema para las personas invidentes

Perdió la vista cuando tenía 3 años, pero él mismo se ocupó de que eso no le impidiera poder leer y escribir, e interpretar música.
4 de enero, 2021
Comparte
Louis Braille niño y adulto.

BBC
Louis Braille perdió la vista cuando tenía 5 años y a los 15 años ya había ideado un sistema táctil para leer y escribir.

Un día de 1812, en la comuna de Coupvray, cerca de París, Francia, Louis Braille estaba jugando en el taller en el que su padre fabricaba arneses.

A sus 3 años de edad, no era raro que le atrajeran las herramientas con las que se trabajaba el cuero e, imitando lo que había visto, tomó una de las más puntiagudas y empezó a jugar a “ser papá”.

Quizás no era la primera vez que lo hacía, y probablemente le habían dicho que no lo hiciera, pero a esa edad, no se miden las consecuencias.

Y, en esta ocasión, ocurrió un accidente que le cambiaría la vida a él y, unos años más tarde, a muchos otros.

Al tratar de hacer un hueco en el cuero, la lezna se le resbaló de las manos y le perforó un ojo.

Lezna y cuerda

BBC
La herramienta con la que no debió haber jugado.

El ojo se infectó y la infección no sólo prosperó sino que se le pasó al otro ojo.

A los 5 años, Louis Braille estaba completamente ciego.

Por fortuna, aunque la escuela local no ofrecía ningún programa especial para invidentes, sus padres tenían claro que eso no debían negarle la oportunidad de estudiar, así que lo inscribieron en el centro y, a los 7 años de edad, Braille empezó a asistir a clases.

Louis Braille y compañeros de clase en la escuela.

BBC
A pesar de las dificultades, a Louis Braille le fue bien en la escuela.

A pesar de que la mayor parte del aprendizaje lo hacía valiéndose de la recitación, resultó ser un pupilo apto. Pero sin poder leer o escribir, estaba siempre en desventaja.

Finalmente pasó lo mejor que le podía pasar: se ganó una beca para estudiar en el Real Instituto para la Juventud Ciega (RIJC) de Francia.

A París

Braille llegó a París y al RIJC cuando tenía 10 años.

La casa donde nació Braille es hoy un museo.

Getty Images
Braille tuvo que dejar su casa para irse a vivir lejos de su familia cuando era todavía un niño. (Esta es la casa donde nació Braille, que es hoy un museo).

En esa época, el sistema para leer que se utilizaba incluso en ese instituto era muy básico: los pocos libros que tenían habían sido impresos con letras en relieve, un sistema inventado por el fundador de la escuela, Valentin Haüy.

Eso implicaba que los estudiantes tenían que recorrer con sus dedos cada letra lentamente de principio a fin para poder formar palabras y, tras mucho esfuerzo, frases.

En 1821, Charles Barbier, un capitán del ejército francés, llegó al instituto a compartir un sistema de lectura táctil desarrollado para que los soldados pudieran leer mensajes en el campo de batalla en la oscuridad, sin alertar al enemigo encendiendo linternas.

Se le había ocurrido que su “escritura nocturna“, como la había llamado, podía ser de provecho para los invidentes.

Puntos y líneas en vez de letras

En lugar de utilizar letras impresas en relieve, la escritura nocturna usaba puntos y guiones en relieve.

Real Instituto para la Juventud Ciega

BBC
En el Real Instituto para la Juventud Ciega podría estudiar y aprender un oficio.

Los estudiantes experimentaron pero pronto perdieron el entusiasmo pues el sistema no sólo no incluía ni mayúsculas o puntuación, sino que las palabras eran escritas como se pronunciaban en vez de con la ortografía francesa estándar.

Louis Braille, sin embargo, persistió.

Tomó el código como base y lo fue afinando.

Tres años más tarde, cuando tenía 15 años, había completado su nuevo sistema.

Los cambios

La primera versión de su nuevo sistema de escritura fue publicada en 1829.

Letras con sus símbolos en puntos.

BBC
De letras a puntos.

Lo que había hecho era fue simplificar el sistema de Barbier, reduciendo los puntos en relieve.

La idea era que quedaran del tamaño indicado para sentirlos con la yema del dedo con un sólo toque.

Dedos mostrando el cambio que le hizo Braille al sistema nocturno.

BBC
Menos puntos, más claridad.

Para crear sus puntos en relieve en la hoja de papel usó una lezna, la misma herramienta puntiaguda que le había causado la ceguera.

Y, para asegurarse de que las líneas quedaran rectas y legibles, utilizó una rejilla plana.

Las herramientas: una rejilla sobre el papel y una lezna, para marcar los puntos necesarios

BBC
Las herramientas: una rejilla sobre el papel y una lezna, para marcar los puntos necesarios.

Como Louis Braille amaba la música, inventó también un sistema para escribir notas.

Notas en braille

BBC

El tiempo pasa…

El mundo de la medicina era muy conservador y tardó en adoptar la innovación de Braille.

Tanto que él murió 2 años antes de que finalmente empezaran a enseñar su sistema en el instituto en el que él había estudiado.

Lo mató una tuberculosis a los 43 años.

Con el tiempo, el sistema se empezó a usar por todo el mundo francoparlante. Para 1882 ya estaba en uso en Europa y en 1916 llegó a América del Norte, y luego, al resto del mundo.

una niña india escribe en braille

Getty Images
El sistema braille se extendió por todo el mundo: en la imagen, una niña india escribe en braille.

Un sistema adaptable

El sistema braille le cambió la vida a mucha gente ciega en todo el mundo.

Se lee de izquierda a derecha como otras escrituras europeas, y no es un lenguaje: es un sistema de escritura, lo que significa que puede ser adaptado a diferentes lenguas.

Y se han desarrollado códigos braille para matemáticas y fórmulas científicas.

No obstante, con el advenimiento de nuevas tecnologías, incluidas las computadoras parlantes, las tasas de alfabetización en este sistema están disminuyendo.

Honor póstumo

Tumba de Braille

BBC
Hoy, los restos de Braille están enterrados en París, menos sus manos, que están en Coupvray.

En 1952, para honrarlo por su trabajo, los restos de Louis Braille fueron desenterrados y trasladados al Panteón en Paris, donde están las tumbas de algunos de los líderes intelectuales más celebrados de Francia.

No obstante, en su natal Coupvray insistieron en quedarse con sus manos, que están sepultadas en una sencilla urna en el cementerio de la iglesia.

Por su parte, la Nasa nombró a un tipo raro de asteroide “9969 Braille”, un tributo eterno para un gran ser humano.

Asteroide con el nombre de Braille

BBC
Un asteroide llamado Braile.

* Si quieres ver la animación de BBC Ideas “The incredible story of the boy who invented Braille”, haz clic aquí.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=kk_rRjp7-lY

https://www.youtube.com/watch?v=Vj_t9HtAFOY&t=8s

https://www.youtube.com/watch?v=jI2y6ZORado&t=4s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.