Instituto de Rehabilitación ordena reparaciones de mobiliario ante denuncias
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cortesía

Autoridades del Instituto de Rehabilitación ordenan reparaciones y cambio de mobiliario ante denuncias

Personal afirma que desde el miércoles los directivos estuvieron en recorridos y se organizaron trabajos de emergencia para intentar mejorar el aspecto del hospital.
Cortesía
6 de marzo, 2020
Comparte

Ante las denuncias que hicieron pacientes y personal del Instituto Nacional de Rehabilitación, desde el 4 de marzo autoridades administrativas y jefes de servicios realizaron recorridos para preguntar a los trabajadores qué les hacía falta, verificar las condiciones de mobiliario y equipo, y ordenar reparaciones emergentes.

“La subdirectora de Administración encabezó los recorridos, junto con los jefes de servicio, ingenieros y arquitectos. Atrás iba una persona con una libreta anotando todo lo que los empleados le decían. Ese tipo de visitas y de oportunidad de decir lo que nos falta nunca se había dado”, contaron empleados de la institución.

Lee:Instituto de Rehabilitación opera con cobros excesivos, sin equipo médico y goteras, denuncia personal

También aseguraron que cerca de las 9 de la noche del miércoles 4 de marzo empezaron las reparaciones en el  instituto: se arreglaron puertas de baño caídas, se taparon coladeras y se cambiaron focos fundidos, por ejemplo.

“Quitaron lámparas de chicote y mesas de alimentos para pacientes, que ya estaban rotas o sin llantas y las fueron a meter a una bodega”, aseguró personal de mantenimiento.

Cortersía.

Los trabajos siguieron hasta en la madrugada del jueves 5 de marzo. “A la 1 de la mañana estaban puliendo los pisos, por ejemplo, del pasillo que lleva de Urgencias a Rayos X”.

Y así siguió durante todo el día. “Después de tres años con luz a medias en los pasillos principales que llevan a los consultorios, en las áreas de rayos x, en pre consulta y en ortopedia por fin hoy vinieron a cambiar focos y ponerle acrílico a las lámparas”, señaló un técnico del hospital.

También se hizo la recolocación de tubos en los sanitarios para pacientes y se quitó mobiliario roto y en mal estado. “Se quitaron sillas rotas y escritorios. Y llegó mobiliario nuevo, al menos vimos diez sillones de doble asiento. Los metieron a una bodega, pero ojalá no tarden en colocarlos”, señaló un empleado de mantenimiento.

Incluso, dijo el personal, se resanaron y pintaron paredes de las áreas de ortopedia y rehabilitación, a las que les hacía falta una reparación desde el sismo de 2017.

Leer más: Errores humanos y no robo, la causa en falta de medicamentos del Hospital 20 de Noviembre, dice ISSSTE

Este jueves hubo también un mayor control en el acceso, no solo al Instituto, sino a las diversas áreas del hospital. El miércoles 26 de febrero cuando Animal Politico realizó un recorrido de 4 horas con ayuda de pacientes y personal no hubo restricción para acceder a ninguna de las zonas, en cambio este día ya no fue posible ingresar a áreas como la de urgencias, sin gafete de empleado o carnet de paciente.

Este medio atestiguó que ni a personal de intendencia les estaban permitiendo el libre acceso a zonas del hospital, pese a traer el uniforme. “No traigo gafete porque nunca lo piden y hoy no me dejan entrar. Todo está controlado y con las puertas cerradas, cuando antes estaba todo abierto”, dijo una empleada de limpieza.

Empleados y pacientes refrendan que esperan la visita de Irma Eréndira Sandoval, secretaria de la Función Pública, y Jorge Alcocer, titular de la Secretaría de Salud, para que corroboren las condiciones en las que opera el instituto.

“Por más que hagan trabajos emergentes varios días no van a poder arreglar diez años de descuido y corrupción”, subrayó el personal.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Médico de China intentó alertar sobre el coronavirus y fue obligado a callar

A comienzos de año, un oftalmólogo de Wuhan detectó siete casos de un virus muy similar al SARS. Cuando advirtió sobre su descubrimiento a sus colegas en un chat, la policía fue a visitarlo y lo amenazó con llevarlo ante la Justicia si continuaba divulgando "comentarios falsos".
4 de febrero, 2020
Comparte

A principios de enero, las autoridades de la ciudad china de Wuhan trataban de mantener en secreto la noticia sobre la aparición de un nuevo coronavirus.

Cuando un médico intentó advertir a sus colegas sobre el brote, la policía le hizo una visita y le dijo que dejara de hablar de ello.

Un mes más tarde, y después de que publicase su historia desde su cama en el hospital, mucho lo consideran un héroe.

“Hola a todos, soy Li Wenliang, un oftalmólogo del Hospital Central de Wuhan“, comenzaba diciendo su mensaje.

Lo que le ocurrió a este doctor revela la respuesta fallida de las autoridades locales de Wuhan en las primeras semanas del brote de coronavirus.

Visita policial

En diciembre, Li estaba trabajando en el epicentro del brote cuando detectó siete casos de un virus que se asemejaba al SARS, el que provocó una epidemia global en 2003.

Se sospechaba que los casos provenían del mercado de pescados y mariscos Huanan, en Wuhan, y los pacientes fueron puestos en cuarentena en su hospital.

El 30 de diciembre, Li le envió un mensaje a sus colegas en un chat, en el que les advirtió del brote y les recomendó usar ropa protectora para evitar contagiarse.

Wuhan

Getty Images
Las autoridades obligaron a Li a decir, en una carta, que había difundido “comentarios falsos”.

Li no sabía en aquel entonces era que lo que acababa de identificar era un coronavirus completamente nuevo.

Cuatro días más tarde, recibió una visita de funcionarios de la Oficina de Seguridad Pública, quienes le dijeron que firmase una carta.

En ella, lo acusaban de “hacer comentarios falsos” que habían “perturbado severamente el orden social”.

“Le advertimos solemnemente: si sigue siendo terco e impertinente, y continúa con esta actividad ilegal, será llevado ante la Justicia ¿se entiende?”.

Debajo, Li escribió: “Sí, entiendo”.

Disculpas tardías

Él fue una de ocho personas que la policía dijo que estaban siendo investigadas por “divulgar rumores”.

Al final de enero, Li publicó una copia de la misiva en Weibo, explicando lo que pasó.

Entretanto, las autoridades locales le ofrecieron una disculpa. Pero es una disculpa que llegó muy tarde.

En las primeras semanas de enero, las autoridades en Wuhan insistían en que solo aquellos que entraban en contacto con animales infectados podían contraer el virus.

Médicos en Wuhan

Getty Images
En un principio, a los médicos no se les advirtió que usaran mascarillas o ropa protectora.

A los médicos no les dieron instrucciones para protegerse.

Y una semana después de que recibiera la visita de la policía, Li tuvo que tratar a una mujer que sufría glaucoma.

No sabía que ella había contraído coronavirus.

En el texto que publicó en Weibo, el médico describió cómo el 10 de enero empezó a toser, que al día siguiente tuvo fiebre, y dos días más tarde estaba en el hospital.

Sus padres también se enfermaron y fueron trasladados al hospital.

Decenas de milones de Li Wenliang

Fue 10 días más tarde, el 20 de enero, cuando China declaró la emergencia a raíz del brote.

Li contó que le hicieron pruebas varias veces para ver si se trataba de coronavirus, y que todas dieron negativo.

El 30 de enero volvió a hablar del tema en las redes sociales.

“Hoy me dieron el resultado de las pruebas de ácido nucleico y es positivo. Finalmente he sido diagnosticado”, publicó.

Paciente en Wuhan

Getty Images
El número de infectados ha superado los 20.000.

Al final de este breve mensaje añadió el emoji de un perro con los ojos mirando para arriba y la lengua afuera.

Su mensaje recibió miles de comentarios y palabras de apoyo.

“El doctor Li Wenliang es un héroe”, señalaba un usuario, preocupado por lo que esta historia dice sobre su país.

“En el futuro, los médicos tendrán más miedo de hacer advertencias tempranas cuando detectan signos de enfermedades infecciosas”.

“Un entorno de salud pública más seguro… requiere decenas de millones de Li Wenliang”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=B_Gzc2Z7uQY

https://www.youtube.com/watch?v=FAfZ-GhFurA&t=20s

https://www.youtube.com/watch?v=eXH1xrnAFas

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts