En 2019 la inversión representó el 20.9% del PIB, la más baja desde el 2005
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Pixabay

#SemáforoEconómico: En 2019 la inversión representó el 20.9% del PIB, la más baja desde el 2005

El Semáforo Económico de la organización México, ¿cómo vamos? se encuentra en amarillo, ya que tiene establecido como meta que la inversión represente el 24% del PIB.
Pixabay
25 de marzo, 2020
Comparte

La Oferta Global, que se compone por el Producto Interno Bruto (PIB) y la Importación de Bienes y Servicios, cayó -0.4% en todo 2019.

Ambos componentes mostraron decrecimientos durante el año pasado: el Producto Interno Bruto se contrajo -0.1% y las Importaciones cayeron -1.0% en 2019.

La Demanda Global, por su parte, se compone del Consumo Privado, del Consumo de gobierno, de la Formación bruta de capital fijo y de la Exportación de Bienes y Servicios.

Lee: Gabinete económico considera plan B con ajuste del gasto por coronavirus y guerra de precios del petróleo

Durante 2019 la Demanda Global, que es igual a la Oferta Global, disminuyó en la misma magnitud que la Oferta, -0.4%. Al interior, los únicos componentes que aumentaron en el año fueron el Consumo Privado +0.6% y la Exportación de Bienes y Servicios +1.2%. Sin embargo, el Consumo de gobierno y la inversión (Formación Bruta de Capital Fijo) cayeron. La caída más pronunciada se dio en la inversión, que tuvo una caída de -5.0% en el año. Por su parte, el Consumo de gobierno bajó 1.5% en 2019.

Con los resultados al cierre de 2019 y con una disminución anual de -5.0% en la inversión, se puede observar que esta también disminuyó como porcentaje del PIB.

En todo 2019, la inversión representó el 20.9% del PIB de México, la proporción más baja desde el 2005, cuando la inversión representaba el 20.7% del PIB. Dados los resultados de la inversión al cierre de 2019, el Semáforo Económico de la organización México, ¿cómo vamos? se encuentra en amarillo, ya que tiene establecido como meta que la inversión represente el 24% del PIB.

La inversión es uno de los principales motores de una economía: al haber nuevas inversiones, se generan nuevas oportunidades de empleo y producción y, por lo tanto, se incrementa la actividad económica de un país.

De acuerdo con México, ¿cómo vamos?, en un un contexto económico complicado por el brote de la pandemia de COVID-19, se vuelve más importante aprovechar todas las oportunidades posibles para impulsar la economía mexicana.

“La falta de certidumbre para la inversión ha sido y continúa siendo un problema que se debe atender para estimular el desarrollo económico del país”, indica.

El ambiente de incertidumbre en materia de inversión ha sido señalado como uno de los principales retos a los que se enfrenta la economía mexicana por años, y diversos actores de la economía del país apuntan a la falta de inversión como una de las causas para la falta de crecimiento económico en 2019.

“Acciones del gobierno actual, como la cancelación del aeropuerto de Texcoco a inicios de la administración, la controversia generada por los contratos de operación de gasoductos y, apenas hace unos días, la cancelación de los permisos para una planta cervecera en Mexicali con 60% de avance en la construcción, hacen que México se vuelva un destino cada vez menos atractivo para la inversión”, destaca.

La inversión total se compone de la inversión pública (del gobierno) y la inversión privada (las empresas y negocios privados que operan en el país), y es resultado del comportamiento de estas dos variables. En 2019 la inversión privada representó el 18.2% del PIB, mientras la pública el 2.7%.

Para la inversión privada está proporción es la más baja desde el 2014 y el peso de la inversión pública como porcentaje del PIB fue la más baja desde 1999, cuando ésta representaba apenas el 2.4% del PIB mexicano.

La inversión total se compone de la inversión pública (del gobierno) y la inversión privada (las empresas y negocios privados que operan en el país), y es resultado del comportamiento de estas dos variables.

En 2019 la inversión privada representó el 18.2% del PIB, mientras la pública el 2.7%.  Para la inversión privada está proporción es la más baja desde el 2014 y el peso de la inversión pública como porcentaje del PIB fue la más baja desde 1999, cuando ésta representaba apenas el 2.4% del PIB mexicano.

En términos de crecimiento, la inversión privada disminuyó -4.0% en todo 2019, siendo la caída más pronunciada desde el 2009, cuando la inversión privada cayó -15.4%. Por otro lado, la inversión pública cayó -10.7% durante el año pasado, decremento más pronunciado desde el 2017, cuando la inversión proveniente del gobierno bajó -11.9%.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El auto volador que completó un vuelo de prueba entre dos aeropuertos

El vehículo, llamado AirCar, voló de Nitra a Bratislava en Eslovaquia. Funciona con combustible regular y puede viajar hasta 1.000 km en el aire, dice su creador.
1 de julio, 2021
Comparte

AirCar, un prototipo de auto-avión híbrido, ha completado un vuelo de 35 minutos entre los aeropuertos internacionales de Nitra y Bratislava, en Eslovaquia.

Está equipado con un motor BMW y funciona con combustible regular.

Su creador, el ingeniero y piloto eslovaco Stefan Klein, dijo que puede volar unos 1.000 km a una altura de 2.500 metros, y que ha registrado hasta el momento 40 horas en el aire.

Solo necesita 2 minutos y 15 segundos para transformarse en avión.

Una experiencia “muy placentera”

Tras el vuelo, sus estrechas alas se plegaron a los lados.

Klein lo sacó de la pista y lo condujo directamente hacia la ciudad, bajo la mirada de algunos reporteros invitados al evento.

Describió la experiencia como “muy placentera”.

En el aire, el vehículo alcanzó una velocidad de crucero de 170 km/h.

AirCar en el aire

Klein Vision
En poco más de 2 minutos, el auto se transforma en un avión.

Puede transportar a dos personas, con un límite de peso combinado de 200 kg.

Pero, a diferencia de los prototipos de drones-taxi, no puede despegar y aterrizar verticalmente y requiere de una pista.

Hay grandes expectativas en el naciente mercado de los autos voladores, algo que durante mucho tiempo en la cultura popular se vio como un hito a alcanzar.

En 2019, la consultora Morgan Stanley predijo que el sector podría tener un valor de US$1,5 billones para 2040.

Y en un evento de la industria el martes, el director ejecutivo de Hyundai Motors Europa, Michael Cole, calificó el concepto como “parte de nuestro futuro”.

Se considera una posible solución a la presión sobre las infraestructuras de transporte existentes.

“Un mercado enorme”

La compañía detrás de AirCar, Klein Vision, fundada por Stefan Klein, dice que el prototipo tardó unos dos años en desarrollarse y que se invirtió en ello “menos de 2 millones de euros” (unos US$2,4 millones).

AirCar en el aeropuerto

Klein Vision
El ingeniero y piloto eslovaco Stefan Klein es el diseñador de AirCar.

Anton Rajac, asesor e inversor de Klein Vision, dijo que si la compañía pudiera atraer incluso un pequeño porcentaje de las ventas globales de aerolíneas o taxis, tendría un gran éxito.

“Hay alrededor de 40.000 pedidos de aviones solamente en Estados Unidos”, señaló.

“Y si conseguimos cambiar el avión por el autor volador en un 5% de ellos, tenemos un mercado enorme”.

“Muy interesante”

Stephen Wright, investigador principal en aviónica (electrónica aplicada a aviones) y aeronaves de la Universidad del Oeste de Inglaterra, describió el AirCar como “el hijo natural de un Bugatti Veyron y un Cessna 172”.

Y no cree que el vehículo vaya a ser particularmente ruidoso o antieconómico en términos de costos de combustible, en comparación con otros aviones.

“Tengo que admitir que se ve muy interesante, pero tengo cientos de dudas sobre la certificación“, dijo Wright.

“Cualquiera puede hacer un avión; el truco está en hacer uno que vuele y vuele durante horas con una persona a bordo sin sufrir un accidente”.

“Estoy deseando ver el documento que acredite que es seguro para volar y para comercializar”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=RSJrBEhdZxw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.