Leticia busca a su hijo Roy con un dron en un terreno en Nuevo León
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

Leticia busca a su hijo Roy con un dron entre la maleza, donde se han encontrado restos humanos

Con un dron, Leticia Hidalgo busca a su hijo Roy en un terreno de Nuevo León; el joven desapareció en enero de 2011, cuando un grupo de hombres armados lo sacó de su domicilio.
AFP
Por AFP
5 de marzo, 2020
Comparte

Leticia Hidalgo se embarra la cara con bloqueador solar y camina con paso firme en un desolado predio de tupida maleza en el norte de México. Tiene 57 años y busca a su hijo desaparecido, Roy, utilizando un dron en lo que sospecha fue un “lugar de exterminio”.

De frente amplia y grandes ojos cafés, Hidalgo ha ido perfeccionando sus estrategias de rastreo ante la dolorosa falta de respuestas del Estado mexicano, superado por una escalada de violencia que ha causado más de 60.000 desaparecidos, la mayor parte de ellos entre 2006 y ahora.

Roy Rivera fue secuestrado la madrugada del 11 de enero de 2011 por un grupo fuertemente armado en su casa del estado de Nuevo León. Él y su hermano, ajenos al crimen organizado, trataron de encarar con un cuchillo a los hombres -algunos con uniformes policiales- mientras Hidalgo pedía auxilio por el balcón. Esa fue una de las últimas veces que actuó con inocencia.

Ahora esta madre coraje es también detective.

Te puede interesar: “A nuestros hijos los desapareció el crimen de cuello blanco”: madres de la brigada de búsqueda

Leticia, una experta

“Nosotras vamos a entrar primero a volar el dron para encontrar los puntos de interés”, dice enfática al fiscal especial de personas desaparecidas, Eduardo Saucedo, y a los policías que custodian la búsqueda en el predio del municipio Salinas Victoria (Nuevo León) de más de cuatro hectáreas.

“Vamos a crear un ortomosaico”, comenta a la AFP. El ortomosaico es una especie de mapa hecho a partir de muchísimas fotografías aéreas donde se pueden medir a escala distancias, superficies o volúmenes encontrados en el terreno.

Se lo entregará a los antropólogos forenses independientes que ha adscrito a su expediente para darle validez jurídica a sus búsquedas.

Hidalgo también ha logrado que algunos peritos oficiales sean capacitados en técnicas de antropología forense.

Ella y Angélica Orozco, una voluntaria de la organización Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos(as) en Nuevo León, también saben colocar el mapa que traza el dron sobre fotografías de Google permitiendo mayores hallazgos y detalles.

Lee más: Más de mil cuerpos fueron hallados en 873 fosas clandestinas del país, solo en 2019

Roy, “tímido pero querendón”

Roy estaba por cumplir 19 años cuando lo secuestraron. Estudiaba Filosofía y Letras y, según su madre, era un joven “tímido pero querendón”.

Antes de pagar el rescate que le exigieron, Hidalgo, una maestra de preparatoria jubilada, alcanzó a hablar con Roy por celular. Así, lo primero que aprendió fue a rastrear en su computadora la señal de GPS del móvil.

Pero un día la señal de Roy se apagó. Decidió entonces aprender otras técnicas y buscar donde había indicios de fosas clandestinas.

Aprendió que podía mandar fundir varillas en forma de “T”, clavarlas en la tierra en búsqueda de olores putrefactos que confirmaran la presencia de cadáveres, y entonces cavar con picos.

Incluso contactó a un cazador de tesoros para que le enseñará a detectar metales. “A veces también encontramos casquillos” de balas, dice.

Finalmente, se subió a la ola de las nuevas tecnologías y decidió hacer una colecta con otros familiares de desaparecidos para comprar un dron, que hoy quiere sustituir por otro más moderno.

Cerca de una veleta y a decenas de metros de una construcción abandonada, Orozco pide a la madre de Roy que calibre manualmente el dron, cosa que hace con oficio de experta. Luego lo elevan en un solo movimiento.

Durante el vuelo, observan la pantalla, hablan del fuerte viento que hay y de la programación que hicieron para tomar casi 200 fotos.

En una primera revisión in situ de las tomas descubren las primeras pistas.

Entérate: Conacyt anuncia herramienta para la búsqueda de desaparecidos

Las pistas

“Aquí se ve un camino que lleva a un claro”, dice señalando en la pantalla de su computadora portátil una de las imágenes. “Esto blanco pueden ser rocas, pero está raro que estén en cúmulos”, prosigue Hidalgo, quien suspira de tanto en tanto.

En el predio se han descubierto decenas de miles de restos carbonizados en búsquedas pasadas, pero esta es la primera vez que usan dron.

Hidalgo dice que este lugar probablemente era “un lugar de exterminio”. “Los cientos de miles de restos humanos que han encontrado han sido en la superficie”, añade.

Gracias al dron, los antropólogos tendrán ahora “una visión aérea más amplia, más nítida… no es necesario gastar horas, hombre, insolarnos de estar caminando” en busca de indicios, dice.

Saucedo reconoce que en este terreno escondían cuerpos de personas que secuestraban y asesinaban. Después las incineraban y esparcían sus restos o los enterraban a poca profundidad, quizá para complicar su identificación o simplemente borrarlos del mapa.

Fernando González, un antropólogo forense independiente, sospecha que una casa del predio podría haber sido el sitio donde se incineraba a las víctimas.

En Nuevo León, “nadie nunca había buscado restos humanos como lo estamos haciendo ahora, pero me da impotencia también saber que con todo esto, pues no encontramos a Roy”, lamenta Hidalgo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Lui Jin

Coronavirus: cómo el brote del virus podría ser una bendición para los animales salvajes

Si la prohibición temporal del comercio de vida silvestre impuesta por China para combatir el coronavirus se convierte en permanente, podría ayudar a proteger a animales ya amenazados y beneficiar la salud pública, dicen los expertos.
Lui Jin
3 de febrero, 2020
Comparte

Los científicos sospechan que fue en un mercado de mariscos de la ciudad china de Wuhan donde se originó el brote del coronavirus, que ya le ha cobrado la vida a cientos de personas.

El mercado era conocido por el comercio ilegal de animales salvajes como serpientes, mapaches y puercoespines, guardados en jaulas para ser vendidos como alimento o medicina, hasta que tuvo que cerrar pues toda la provincia fue puesta en cuarentena.

China es el mayor consumidor mundial de productos de animales salvajes, tanto legales como ilegales.

Prohibición temporal

Funcionarios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) han dicho que es muy probable que la fuente principal del coronavirus sean los murciélagos.

Sin embargo, se cree que el virus saltó a otro animal, que aún no se ha identificado, antes de infectar a los humanos.

China ha tenido tradicionalmente un gran apetito por los productos de animales salvajes. Algunos se comen por su sabor como manjar, mientras que otros se consumen como medicina tradicional.

Se sabe que restaurantes en varias regiones de China sirven platos como sopa de murciélago (con todo el murciélago), sopa hecha con testículos de tigre o partes del cuerpo de la civeta de palma.

Serpientes secas

Getty Images
Serpientes secas son utilizadas para tratar la artritis en la medicina tradicional china.

La cobra frita, la pata de oso estofada, el vino elaborado con hueso de tigre también están en el menú de los restaurantes de alta categoría.

“La noción de ‘yewei’ (traducido literalmente como ‘gustos salvajes’ en chino) es una terminología familiar en toda China que transmite culturalmente una mezcla de aventura, audacia, curiosidad y privilegio”, afirma un investigador de una agencia internacional que ha llevado a cabo varios estudios de comercio de animales salvajes en China.

Los productos de animales salvajes también se usan en muchas medicinas tradicionales chinas, principalmente porque creen que tienen poderes curativos para sanar una variedad de dolencias, como la impotencia masculina, la artritis y la gota.

Peligro de extinción

La demanda de escamas de los conocidos pangolines (o folidotos) para tales medicamentos casi ha eliminado al animal de China y ahora se ha convertido en el más cazado en otras partes del mundo.

El uso insostenible del cuerno de rinoceronte para la medicina tradicional china es otro ejemplo de cómo la práctica ha convertido al animal en una especie en peligro de extinción.

Todo esto sucede mientras se estima que más del 70% de las infecciones emergentes en humanos provienen de animales, particularmente de animales salvajes.

El brote del último coronavirus ha puesto de nuevo el foco en el comercio de animales salvajes de China, que ya ha sido criticado por grupos conservacionistas por llevar a varias especies al borde de la extinción.

A raíz de la pandemia conocida como “neumonía de Wuhan”, las autoridades chinas prohibieron temporalmente este tipo de comercio para combatir la propagación del virus.

Pero los conservacionistas están aprovechando la oportunidad para exigir una prohibición permanente.

Gatos civeta en mercado

South China Morning Post
Se descubrió que el brote anterior de SARS provenía de gatos civeta vendidos en mercados de animales salvajes en China.

¿China escuchará?

¿Podría este brote de coronavirus ser un hito en el esfuerzo global para terminar con el comercio ilegal de animales salvajes y, posteriormente, proteger la salud pública?

Los expertos dicen que es un desafío enorme, pero puede que no sea una misión imposible.

Se cree también que los virus que causaron el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS) y el Síndrome Respiratorio del Medio Oriente (MERS) se originaron en los murciélagos, pero saltaron a los humanos a través de gatos de civeta y camellos, según funcionarios de la OMS.

“Estamos entrando en contacto con especies de vida silvestre y sus hábitats con los que no estábamos antes”, dijo a la BBC Ben Embarek, del Departamento de Nutrición y Seguridad Alimentaria de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Por lo tanto, tenemos una serie de nuevas enfermedades vinculadas a nuevos contactos entre virus, bacterias y parásitos humanos y previamente desconocidos”.

Según un análisis reciente de las casi 32.000 especies de vertebrados terrestres, alrededor del 20% de ellas se compran y venden en el mercado mundial, legal o ilegalmente.

Eso es más de 5.500 especies de mamíferos, aves, reptiles y anfibios.

Se estima que el comercio ilegal de vida silvestre vale alrededor de US$20.000 millones y es el cuarto comercio ilegal más grande después de las drogas, el contrabando de personas y la falsificación.

Productos de animales salvajes

AFP
Los productos de animales salvaje para alimentarse o para fines medicinales son una gran industria en China.

Llamada de atención

“Esta crisis de salud debe servir como una llamada de atención”, dijo el World Wide Fund for Nature (WWF) en un comunicado. La organización agregó que hoy existe la necesidad de “poner fin al uso no sostenible de animales en peligro de extinción, como mascotas exóticas, para el consumo de alimentos y por su valor medicinal”.

El gobierno chino, sin embargo, ha dejado en claro que la prohibición será temporal.

“Está prohibido criar, transportar o vender todas las especies de animales salvajes desde la fecha del anuncio hasta que termine la situación de epidemia nacional”, dijo una directiva emitida conjuntamente por tres agencias gubernamentales.

Pekín anunció una prohibición similar durante el brote de SARS en 2002.

Pero los conservacionistas dicen que pocos meses después de los anuncios, las autoridades se volvieron indulgentes y el mercado de animales salvajes se recuperó en China.

Mayor escrutinio

En septiembre de este año, Pekín organizará una importante reunión mundial sobre recursos naturales y biológicos, conocida como el Convenio sobre la Diversidad Biológica.

Según un informe intergubernamental publicado el año pasado, un millón de especies están en riesgo de extinción, más que nunca antes en la historia de la humanidad.

A raíz del brote del coronavirus, editoriales de los medios controlados por el estado de China han denunciado el mercado descontrolado de animales salvajes en el país.

Serpientes, pájaros raros y monos son vendidos en mercados en Mongla.

Ben Davies
Se dice que las demandas chinas también están alimentando los mercados de animales salvajes en los países asiáticos vecinos.

“Vemos esto como una oportunidad para terminar de forma permanente con el mantenimiento, la cría, la domesticación y la utilización de los animales salvajes, no solo con fines de alimentación sino también para la medicina tradicional”, dijo Debbie Banks, de la Agencia de Investigación Ambiental con sede en Londres. quien ha realizado importantes investigaciones de vida silvestre en China.

Los expertos dicen que el brote de gripe aviar ayudó a la conservación de muchas especies de aves en la naturaleza.

También señalan el éxito de la prohibición que China impuso a la importación de marfil, después de años de presión internacional para salvar a los elefantes de la extinción.

Sin embargo, enfatizan que la prohibición y la regulación de los productos de animales salvajes deberán ser globales, y no solo en China.

“Pero, siendo el mayor mercado de productos de vida silvestre en el mundo, China ciertamente puede liderar el camino”, dicen.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=2l6SQqdn2Y8

https://www.youtube.com/watch?v=2FoZyNJjVEg

https://www.youtube.com/watch?v=gHjW1l0Dk1g

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts