9M: Sin mujeres, 200 mil escuelas afectadas y pérdidas millonarias
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

El 9M en datos: Sin las mujeres, 200 mil escuelas afectadas, cientos de bancos sin operar y pérdidas millonarias

El paro de mujeres tuvo repercusión en los sectores educativos, comerciales, financieros y de movilidad, entre otros.
Por Arturo Ángel, Manuel Ureste y Francisco Sandoval
10 de marzo, 2020
Comparte

Afectaciones en la operación de más 200 mil escuelas de nivel básico en el país, de las cuales al menos 21 mil cerraron por completo; más del 55% de sucursales sin servicio de dos de los principales bancos; una ausencia notable de mujeres en la mayor parte de actividades de un día hábil, y pérdidas que podrían superar los 20 mil millones de pesos.

Se trata de los saldos preliminares que arroja el paro nacional de mujeres realizado el 9 de marzo en el país, en reclamo por las condiciones de violencia e inequidad que enfrentan las mujeres en múltiples sectores.

Entérate: CDMX resiente la ausencia de mujeres en transporte, escuelas, bancos y empresas

Uno de los sectores con la afectación mas notable fue el de las escuelas. El cierre de estas o su operación mínima provocó que, en ciudades como la capital del país, incluso el tránsito vehicular fuera mínimo, similar al de un día feriado.

Oficialmente la Secretaría de Educación pública (SEP) no había presentado hasta el día de ayer un balance completo de la jornada. Pero Presidencia adelantó que hubo desde escuelas que registraron alguna afectación, aunque fuera mínima en su operación, hasta otras que recurrieron a suplir con padres de familia o personal masculino algunas faltas, y las que de plano cerraron totalmente.

Autoridades educativas indicaron que las principales afectaciones se concentran en las escuelas públicas de nivel básico (preescolar, primaria y secundaria), que suman 226 mil planteles. Ello ya que el 67.5% del personal docente son mujeres, o lo que es lo mismo, prácticamente 7 de cada 10 son maestras.

La política de la SEP fue que cada uno de los planteles decidieran qué hacer a partir de su condición operativa particular. Recorridos realizados ayer por diversos medios de comunicación en las entidades reportaron algún tipo de afectación justamente en los planteles básicos.

El cierre de estas escuelas ya estaba confirmado previamente en tres estados: Nuevo León, Coahuila y Morelos, pues así lo determinaron y anunciaron las autoridades escolares locales tras concluir que la operación era riesgosa.

En Ciudad de México en tanto, Animal Político visitó una docena de planteles básicos en el norte, centro y poniente, y todos ellos se encontraban cerrados. Martha Mancilla, supervisora de los jardines de niños de la alcaldía Cuauhtémoc, confirmó que los 63 preescolares públicos del centro de la ciudad suspendieron clases pues las trabajadoras se solidarizaron con el paro.

En conjunto, las cuatro entidades mencionadas suman – según las cifras oficiales – 21 mil 777 que dan servicio a 3 millones 624 mil alumnos. Esto significa que, al menos 1 de cada 10 escuelas básicas del país cerraron por completo sus puertas.

A todo ello faltaría sumar las preparatorias públicas que también tuvieron algún tipo de afectación previsible, dado que el 52% del personal docente en las mismas son mujeres. En Baja California, por ejemplo, se reportó que el 70% de planteles de educación media superior cerró, y 30% operó con clases parciales.

Un caso distinto es el de colegios privados de nivel básico y medio, donde se pudo documentar que varios abrieron sus puertas, pero el común denominador fue la ausencia de maestras y de la mayor parte de las alumnas.

En tanto las 197 universidades que integran la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior habían anunciado desde hace varios días su participación y solidaridad con el paro nacional de mujeres. Ayer se confirmó la falta de maestras y alumnas en la mayor parte de ellos.

La UNAM reportó en concreto afectaciones en todos sus planteles de educación media y superior, e incluso difundió fotografías con salones semivacíos o solo con alumnos varones. En la Universidad Iberoamericana se documentó la falta casi total de personal femenino, y autoridades reportaron parálisis del trabajo administrativo.

Bancos cerrados, pérdidas por millones

Otros sectores registraron de forma notable la ausencia de mujeres. Uno de ellos fue el sector bancario, donde dos de los principales bancos reportaron afectaciones serias en más de la mitad de sus sucursales.

Es el caso de BBVA Jorge Terrazas, director de comunicación corporativa del BBVA México, explicó en entrevista que, de las 37 mil personas empleadas en este banco, el 54% son mujeres. Y que, de ese porcentaje, el 90% de las mujeres tomaron la decisión de no laborar este lunes con motivo del paro nacional.

“Hubo un ausentismo y una afectación muy importante. Y el que quiera minimizar esto estaría mintiendo, porque sí tuvimos un impacto fuerte”, admitió Terrazas, quien subrayó otro dato para dimensionar el tamaño del paro: de las 1 mil 817 sucursales que tiene el banco repartidas por todo el territorio nacional, el 60% cerró sus puertas.

En la zona noroeste, planteó Terrazas, en estados como Baja California Sur y Sinaloa, hasta el 80% de las sucursales cerró sus puertas, mientras que en la zona metropolitana de la Ciudad de México operaron un 57% de las sucursales y el 43%  permanecieron cerradas.

Otro caso fue el de Scotiabank, cuyo director general adjunto de recursos humanos, Miguel Lozano Michel, dijo que e las 562 sucursales que tienen por todo el país, 310 cerraron sus puertas, el 55%, mientras que muchas otras sí abrieron, pero operaron al 40% por la ausencia de las mujeres.

“Ha sido una jornada totalmente fuera de lo normal por la ausencia de las mujeres. Hubo un impacto muy importante, tanto en la operación del banco, como en la atención a los clientes”, planteó Lozano.

A las afectaciones en bancos habrá que sumar las pérdidas relacionadas con el cierre parcial o total – incluido la disminución de clientes – en tiendas de todo tipo incluidas las departamentales. La Cámara Nacional de Comercio (CANACO) dijo que el día de hoy dará a conocer el cálculo aproximado de las pérdidas causadas por el paro.

El daño se prevé importante ya que, de acuerdo con la Cámara de Comercio Servicios y Turismo de la CDMX, las mujeres en esta ciudad “representan el 51 por ciento de la población, el 45 por ciento de fuerza laboral, el 48.3 por ciento de la ocupación en el sector del comercio y los servicios”.

Un estudio que realizó BBVA sobre la importancia del trabajo de la mujer en la economía mexicana concluye que, si todas las mujeres del país decidieran ir a un paro como el de este lunes, esto tendría un gran impacto en términos monetarios.

“Estimamos que, si hoy todas las mujeres se hubieran sumado al paro, la pérdida económica para México sería de 34 mil millones de pesos”, expuso Carlos Serrano, economista en jefe del BBVA México.

De esos 34 mil millones en pérdidas, detalló Serrano, 23 mil millones sería por el trabajo remunerado de las mujeres, y los 11 mil millones restantes de pérdidas sería por el trabajo doméstico que hacen millones de mujeres sin una remuneración.

Otros saldos: cae 40% la afluencia en el Metro

La jornada del 9 de marzo arrojó algunos saldos en otros rubros. Por ejemplo, en el Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro de Ciudad de México, se reportó una disminución de la afluencia de pasajeros de 40% en comparación con otras jornadas, debido al descenso de mujeres desplazándose y cierre de escuelas.

Del total de 370 mujeres que laboran en las taquillas de este medio de transporte, 340 decidieron sumarse al paro y no asistir a laborar, por lo que la mayor parte de las taquillas en las estaciones permanecieron cerradas. La Secretaría de Movilidad descartó afectaciones ya que funcionaron 312 maquinas que recargan tarjetas de prepago y se dio a los policías la instrucción de permitir el paso de personas que no contaran con otra forma de cubrir el pago.

En el sistema de transporte del Metrobús, la dependencia capitalina registró un decremento de al menos el 20% de los usuarios en los buses. En tanto en el Servicio de Transportes Eléctricos, el Tren Ligero y la red de trolebuses operaron con normalidad, sin embargo, los primeros cálculos arrojan una reducción de 30% en el número de personas usuarias.

El gobierno de la Ciudad de México informó que el 40% de sus aproximadamente 150 mil trabajadoras en todas las áreas decidieron participar en el paro y no se presentaron a laborar. Se reiteró que por instrucción de la jefa de Gobierno no habrá sanciones por dicha situación.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Atentados del 11S: la icónica foto de la "dust lady" cubierta de polvo tras los ataques a las Torres Gemelas

Marcy Border fue fotografiada cuando logró refugiarse en un edificio cercano a las torres. Te contamos su historia.
11 de septiembre, 2020
Comparte

En agosto de 2015 fallecía a consecuencia de un cáncer Marcy Borders, recordada como la “dust lady” (dama del polvo) y cuya fotografía se convirtió en una de las más icónicas de los ataques contra las Torres Gemelas de Nueva York del 11 de septiembre de 2001.

Fue fotografiada cuando logró refugiarse en un edificio cercano a las torres.

Tenía su rostro y todo su cuerpo cubierto por el polvo que envolvió la Zona Cero después de que los edificios se vinieron abajo.

Dieciocho años después de los atentados, recordamos la historia detrás de esta emblemática imagen.

La fotografía

El 11 de septiembre de 2001, Borders recién cumplía su primer mes de trabajo en el Bank of America, cuyas oficinas se encontraban en el piso 81 de la Torre Norte del World Trade Center.

Lady Dust

Getty Images
En 2002 Marcy Borders posó con el fotógrafo que tomó su imagen cubierta por el polvo en la Zona Cero.

“El edificio comenzó a temblar y balancearse. Yo perdí todo el control. Luché a mi manera por salir de ese lugar”, dijo Borders al diario Daily Mail en 2011.

Desafiando las instrucciones de su jefe de que no debían salir, huyó por las escaleras y se refugió en el vestíbulo de un edificio cercano. Allí su imagen fue capturada por el fotógrafo Stan Honda.

El autor de la instantánea recordó aquel momento en una publicación de Facebook en el décimo aniversario de los ataques.

“Una mujer entró completamente cubierta de polvo gris. Se notaba que estaba muy bien vestida para el trabajo y por un segundo se detuvo en el lobby. Pude hacer una toma de ella antes de que un agente de policía comenzara a dirigir a la gente hacia las escaleras”, escribió Honda en 2011.

Borders, nacida en Nueva Jersey, no se dio cuenta que había sido fotografiada hasta que su madre vio la imagen al día siguiente y se puso en contacto con Stan Honda.

Complicaciones

Ataques del 11 de septiembre de 2001

Getty Images
Miles de personas que se encontraban en la Zona Cero el 11-S fueron diagnosticadas con cáncer en años posteriores,

En los años posteriores a los ataques, Borders sufrió cuadros de depresión severa y adicción a las drogas. Incluso perdió la custodia de sus dos hijos.

“No trabajé en casi 10 años y en 2011 era un completo desastre”, le dijo a The New York Post en ese entonces. “Cada vez que veía un avión me entraba el pánico”.

Sin embargo, después de una temporada en rehabilitación, logró desintoxicarse y recuperó la custodia de sus hijos.

En noviembre de 2014 se conoció que padecía de cáncer de estómago.

Borders afirmó que su mal fue el resultado de lo que vivió en 2001. “Definitivamente lo creo porque no tenía ninguna enfermedad”, dijo al diario estadounidense New Jersey Journal.

“Yo no tengo la presión arterial alta, ni el colesterol alto, ni diabetes”.

Miles de personas que se encontraban en la Zona Cero el 11-S fueron diagnosticadas con cáncer en años posteriores, particularmente los rescatistas que trabajaron en los escombros de los edificios en los días y semanas posteriores a los atentados.

Eso llevó a la creación de un fondo compensatorio durante el gobierno de Barack Obama.

Smoke from the burning World Trade Center towers fills up the downtown Manhattan skyline

Getty Images
Muchas personas sufrieron las consecuencias físicas y psicológicas de los ataques del 11S.

Fallecimiento

En entrevistas en los años que siguieron al ataque, Borders culpó de su cáncer al polvo y las sustancias contaminantes que aspiró mientras escapaba del World Trade Center.

Tras su fallecimiento en 2015, Juan Borders, primo de Marcy, la llamó “heroína” y aseguró que “sucumbió a las enfermedades que cargó en su cuerpo desde el 11-S”.

“Además de la pérdida de tantos amigos, compañeros de trabajo y colegas durante y después de ese trágico día, los dolores del pasado han encontrado una manera de resurgir”, dijo.

Noelle, hija de Marcy Borders, le dijo al diario estadounidense New York Post que su madre “peleó una batalla increíble”.

“Ella no sólo es la ‘dust lady’, es mi heroína y vivirá para siempre a través de mí”, concluyó.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.