Lo que pide Salud a privados y cómo harían la prueba de COVID-19
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

¿Qué pide Salud a laboratorios privados? ¿Cómo harían las pruebas de COVID-19? Este es el procedimiento

El gobierno podría sumar en los próximos días a la estrategia contra el virus a 16 laboratorios que están concluyendo el proceso de evaluación para hacer pruebas de COVID-19.
AFP
24 de marzo, 2020
Comparte

Como parte del análisis epidemiológico ante la propagación del coronavirus en México, el Gobierno Federal podría sumar en los próximos días a los 16 laboratorios que están concluyendo el proceso de evaluación por parte de Secretaría de Salud, para continuar con la estrategia de “descentralización” en la toma y procesamiento de pruebas.

Hasta el momento, las pruebas las realiza el InDRE, más 31 laboratorios públicos –uno por cada entidad–, el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias, el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición, el Hospital General de México, los hospitales 20 de noviembre y La Raza, y dos hospitales privados.

Entérate: Privados deben demostrar que son competentes para hacer pruebas de COVID-19, insiste López-Gatell

Los 16 laboratorios que buscan el aval del Gobierno Federal para el procesamiento de pruebas, deben acreditar que su metodología es científicamente válida y está al nivel del Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE), una de las instituciones más importantes en el país, encargada de los diagnósticos.

Deben cumplir con una serie de requerimientos que pasa por infraestructura, metodología y recursos humanos, toda vez que sus resultados serán cruciales para conocer el comportamiento del contagio de COVID-19 en México.

Guillermo Maynez, director general del Consejo Mexicano de Empresas de Diagnóstico Médico (COMED), que agrupa a 30 compañías que ofrecen servicios de laboratorio en el país, explica que 10 de sus agremiados recibieron una capacitación por parte de la Secretaría de Salud el pasado 18 de marzo.

Se trató del “taller de transferencia de tecnología”, es decir “la autoridad mostró cuál es la metodología que está usando para que los parámetros y estándares sean unificados y puedan hacer las pruebas con total confiabilidad”, explica Maynez, en entrevista con Animal Político.

Una persona por cada uno de los laboratorios tomó el taller para adoptar este procedimiento, pues aunque todos tienen certificaciones internacionales y nacionales que validan sus procedimientos, se trata de establecer “una comunicación estrecha con las autoridades para que todos sepamos que las metodologías son válidas y puedan seguirse ofreciendo al público”, dice Maynez.

Aunque el jueves pasado circuló por redes sociales un anuncio del Laboratorio Biomédica en el que aseguraba que no realizaría toma de muestras para COVID-19 hasta que la Secretaría de Salud lo autorizara, Maynez afirma que no se trata de una autorización para hacer las pruebas o no, sino la validación de metodología.

De hecho, Ricardo Cortés Alcalá, director general de Promoción a la Salud, confirmó que no hay una prohibición sino que el procedimiento en el que están algunos laboratorios privados es en obtener el aval del InDRE.

“Lo que hace es decirles a los laboratorios que ya tienen la misma competencia técnica que ellos, para poder decir que sus procesos están bien hechos, sus lecturas están bien hechas y por tanto sus resultados son válidos para el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica y para poderle decir a ese paciente que es negativo, y que realmente es negativo o que es positivo”, precisó el especialista en la conferencia de prensa de este domingo.

Las pruebas

Todas las pruebas de laboratorio tienen tres fases: la preanalítica, analítica y postanalítico. La primera es preparar al paciente para la toma de muestra y tomarla. En este caso para detectar la presencia de COVID-19, consiste en la toma de muestra a través de un exudado de garganta y nariz.

Los laboratorios privados están previendo que, incluso, para la toma de muestra los especialistas acudan al domicilio de las personas para que, en caso de tener el virus no salgan a la calle para evitar la propagación.

El especialista acudiría con ropa desechable, protector de zapatos, (para poder desecharla al concluir el procedimiento) y equipo de protección como guantes, googles, y cubrebocas para prevenir contagios. La muestra la colocaría en una hielera especial para llevarla al laboratorio.

La segunda fase sería el análisis de dicha muestra con base en biología molecular. En esta se requieren de un panel de reactivos en un procedimiento metodológico que justamente la Secretaría de Salud y el InDRE deberá validar.

Para este punto, los 16 laboratorios interesados y que tomaron el taller de transferencia de tecnología recibieron del InDRE cinco muestras, de las cuales ya conoce el resultado, para que los privados realicen su procedimiento. Y en los últimos tres días se encuentran en esta fase. Se trata de una suerte de ‘examen’, para verificar que su metodología es capaz de llegar al mismo resultado que el Instituto.

De conseguir este último paso, los laboratorios podrán tomar y procesar muestras, pero no se trata de una “certificación” como tal, asegura Guillermo Maynez, sino de una especie de “toma de nota donde el InDRE reconocerá que la metodología que utilice el laboratorio en cuestión es científicamente válida”.

Los resultados

Una vez que los laboratorios tomen las muestras, las procesen y validen sus resultados, ¿qué pasa con la contabilidad de casos positivos?

Esta es la tercera fase en el análisis clínico: el postanalítico, y de acuerdo con las indicaciones que han recibido los laboratorios, una vez que tengan el reconocimiento de la Secretaría de Salud, sus resultados no deberán ser enviados al InDRE para una segunda validación, sino que enviarán el reporte a la jurisdicción sanitaria que les corresponda.

Es decir, si por ejemplo el laboratorio está en Puebla, los resultados positivos deberán ser enviados a la Dirección General de Epidemiología del gobierno estatal.

La cadena de reporte continuará en que dichas jurisdicciones enviarán los datos al laboratorio estatal validado por el gobierno federal y éste al InDRE, que los integraría a su estadística, según explica la Secretaría de Salud al ser consultada al respecto por Animal Político.

Las peticiones

Además de la metodología, los laboratorios también deben demostrar que tienen la infraestructura y personal capacitado para hacer pruebas de tipo biología molecular, que no cualquiera puede procesar.

De hecho para medir el sistema de calidad de un laboratorio existe la norma oficial ISO 9000, y aquellos laboratorios que obtienen dicho certificado de calidad, acreditaron que cuentan con los instrumentos, medidas de higiene, metodología y personal capacitado.

Y en esta negociación con la Secretaría de Salud, los laboratorios también tienen ciertas peticiones enfocadas a que la autoridad “garantice el funcionamiento de la cadena de abastecimiento”, es decir tener asegurado el acceso a materiales, químicos y reactivos para las próximas semanas.

Esto implica, dice Maynez, que la autoridad garantice que los insumos de proveedores nacionales e internacionales “tengan la calidad e inocuidad y que fluyan los trámites para importación suministros”.

Mientras que respecto al costo de las pruebas, el director general del COMED asegura que por restricciones de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) los laboratorios privados no se pondrán de acuerdo en el precio de las pruebas, pero sí harán el esfuerzo de ofrecer “el precio más bajo posible”.

“Estamos pensando en tener los márgenes reducidos de acuerdo a los costos y poner a disponibilidad las pruebas porque el COMED tiene el compromiso de apoyar al sector salud, y que se atienda de la manera más justa, equitativa y con la mayor calidad posible”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Martes 13 y otras situaciones, objetos y animales que ¿traen mala suerte?

Según las creencias, el 13 es mala suerte porque es el número de quienes participaron en la última cena de Jesús antes de ser crucificado.
13 de julio, 2021
Comparte

En martes, ni te cases, ni te embarques, ni de tu casa te apartes.

El dicho popular recomienda no hacer nada arriesgado el martes, por considerarse un día de mala suerte.

Se trata de un famoso refrán del idioma español que tiene su base en la superstición.

Según detalla la página web del Instituto Cervantes, esto se debe a que este día de la semana estaba consagrado a Marte, el dios de la guerra en la mitología latina, por lo que se consideraba un día de mal agüero para emprender algo importante.

También aclara que en la antigüedad tenía la misma connotación para los egipcios y los turcos y que algunos historiadores españoles relacionaban la superstición porque “los martes se produjeron algunas importantes derrotas de los moros a las tropas cristianas”.

La complicación del 13

Pero parece que, además de martes, el problema se agudiza cuando es 13.

Los países anglosajones tienen su versión también del día de mala suerte: el viernes 13.

Según las creencias, el 13 es mala suerte porque es el número de quienes participaron en la última cena de Jesús antes de ser crucificado.

También es el capítulo del Apocalipsis o Revelación de la Biblia y en el que habla de una bestia, la causa de todo mal.

Y hasta existe la fobia al número 13: la triscaidecafobia.

Número 13

Lo concreto es que no hay una bibliografía que respalde cada una de estas creencias populares que muchas de ellas se remontan a tiempos inmemoriales.

Pero la mala suerte no solo está representada en el número 13 (para muchos), sino que también se aparece en animales, acciones y determinadas situaciones, etc.

Pero, ¿por qué y cuáles son? En BBC Mundo hicimos un listado.

La sal derramada

sal

Durante siglos y siglos, la sal tuvo un rol importante en las culturas.

Desde utilizarla para condimentar y conservar los alimentos hasta utilizarla como una forma de moneda de intercambio que luego dio origen a la palabra salario.

Por eso, derramar sal es signo de mal presagio para muchos.

También existe la superstición de que no se debe pasar el salero de mano en mano, sino que se apoya en la mesa, por la misma razón anterior: por miedo a que se derrame.

¿Qué culpa tendrá el gato?

Gato negro

Muchas personas consideran que es mala suerte que un gato negro se cruce por delante.

Para el cristianismo, los gatos de color negro eran símbolos del mal y estaban asociados a las brujas.

Sin embargo, para la cultura egipcia eran animales de adoración.

La escalera

Mujer camina debajo de escalera

El origen de por qué pasar debajo de una escalera es de mala suerte también es variado.

Una escalera apoyada en una pared forma un triángulo, forma que el cristianismo representa la santísima trinidad, por lo que atravesarlo, era señal de desafiar lo sagrado.

Otra creencia sostiene que está relacionada a las ejecuciones por ahorcamiento, ya que el verdugo debía subir a una escalera para colocar la soga y luego para retirar el cuerpo.

Abrir paraguas bajo el techo

Este es otro caso de superstición que no tendría un origen común.

El paraguas es un antiguo invento chino que fue pasando de cultura a cultura para distintas funciones hasta la actualidad.

Pero en un principio el paraguas era utilizado por reyes como sombrilla para bloquear los rayos del sol, por eso abrirlo en un lugar con sombra era un sacrilegio.

Hombre sostiene un paraguas

Otra creencia sostiene que si una persona abre un paraguas bajo techo, se trata de una doble protección, por lo que trae mala suerte.

Y tal vez, el más racional de todos, es que si abres un paraguas dentro de tu casa, puedes causar un accidente.

Romper un espejo

Espejo roto

La creencia dice que si rompes un espejo tendrás 7 años de maldición.

Todo surge de la catoptromancia, que es la adivinación por medio del espejo.

El espejo era un elemento que se utilizaba para la magia por lo que si se rompía, el futuro sería aterrador.

La mala fama del pie izquierdo

Sin duda esta no aplicaría a los grandes jugadores de fútbol zurdos, pero es una creencia popular que la gente que se levanta por las mañanas de mal humor, es porque lo hicieron con el pie izquierdo.

Además, durante la historia, siempre se dio preponderancia a todo lo que sucedía a la derecha, por el movimiento de la tierra, la mayoría de las personas son diestras, los santos están a la derecha de Dios, etc.

Y, entre tantos otros motivos sobre lo malo del lado izquierdo, la mala suerte también estaría relacionada con que los pescadores no subían a una embarcación por babor, es decir por la izquierda.

Tijeras

Tijeras

La creencia popular sostiene que dejar las tijeras abiertas mientras no se usen son sinónimo de atraer mala suerte.

Otra sostiene que regalar tijeras equivale a desear el mal.

Si bien se desconoce su origen, en la mitología griega la Moira Átropos (una de las tres que decidían el destino) cortaba con tijeras el hilo de la vida.

Y hay más…

Si bien existen innumerables tradiciones que atraen la mala suerte, también existen muchas otras para evitarla y otras tantas que atraen la buena suerte.

Cruzar los dedos

Cruzar los dedos

Además de cruzar los dedos para protegerse de la mala suerte, también muchos lo hacen para pedir que un favor se cumpla, o cuando se quiere incumplir lo que se jura.

Aparentemente, en la antigüedad, existía la costumbre de que dos personas enlazaran sus dedos índices formando una cruz para expresar un deseo.

Tocar madera

Se cree que la madera es un elemento de protección, por eso cuando algo sucede muchos tocan madera para librarse de ese mal.

Su origen provine de los pueblos celtas en Europa que solían adorar a los árboles porque a través de ellos una persona se librara de una dolencia y la enviaba a la tierra.

Y tú, ¿crees en alguno?

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.