COVID-19: Estados anuncian pruebas rápidas y luego se cae su compra
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

COVID-19: Estados anuncian pruebas rápidas, dan datos mínimos de su origen y luego se cae su compra

Jalisco y Oaxaca habían anunciado la aplicación de miles de pruebas rápidas para detectar COVID-19, pero no concretaron su compra. NL dice que sus pruebas vienen de Canadá, sin dar más detalles.
AFP
27 de marzo, 2020
Comparte

Nuevo León, Jalisco y Oaxaca anunciaron esta semana la aplicación de miles de pruebas rápidas para detectar COVID-19, aunque al hacerlo no detallaron su origen y su nivel de eficacia, y luego en el caso de los últimos dos estados  la compra de los test se cayó. 

En Oaxaca, el gobierno estatal confirmó a Animal Político que aunque el 25 de marzo pasado habían anunciado la compra de 10 mil pruebas rápidas, a fin de cuentas no se concretó la adquisición, porque hay escasez de este tipo de insumos a nivel mundial y porque no encontraron un proveedor que brinde un producto avalado por Cofepris. Continuarían buscando opciones para comprarlas.

En Jalisco el gobernador Enrique Alfaro dijo a Enrique Hernández, de W Radio, que no podrán iniciar por ahora la aplicación de pruebas rápidas que tenían programada para este jueves, porque “misteriosamente” los proveedores que les habían ofrecido ya no las tenían disponibles.

“De repente, misteriosamente, los proveedores nos quedaron mal. Nos cancelaron las órdenes de compra que tenemos“, expresó Alfaro.

“Han pasado cosas raras”, agregó, detallando que la orden de compra era con un laboratorio alemán, aunque antes en una entrevista previa, con Ciro Gómez Leyva en Radio Fórmula, había mencionado que las pruebas provenían de Estados Unidos.

Alfaro, sin dar el nombre del laboratorio alemán, dijo que los proveedores de los test primero le habían dicho que los productos se habían atorado en la aduana, luego ya no les respondieron el teléfono y al final les dijeron que no había pruebas disponibles, “y esa es una cosa que nos brinca”.

El gobernador mencionó que hay otras dos opciones que están revisando, para poder cumplir con lo que recomienda la OMS y seguir la ruta de Corea del Sur, de aplicar pruebas rápidas masivamente.

Esto se da con el contexto de lo ocurrido en España, donde el gobierno compró a una empresa china 640 mil pruebas rápidas aunque no tenía licencia para elaborarlas, según la embajada del país asiático.

Tras la alerta de China, según relató el diario El País, laboratorios de microbiología del país europeo comprobaron un mal funcionamiento de las pruebas compradas a la empresa Bioeasy, ya que tenían una sensiblidad del 30% y debían ser del 80%.

En cuanto a México, hasta la noche de este jueves ninguno de los tres estados mencionados en el inicio de este texto detalló cuáles eran las empresas que habían elaborado las pruebas que adquirieron o que pretendían adquirir, ni en conferencias de prensa ni cuestionadas por Animal Político, vía sus áreas de comunicación social.

El secretario de Salud de Nuevo León, Manuel Enrique de la O Cavazos, le dijo a un reportero en conferencia por la tarde que no sabía el origen de las 30 mil pruebas rápidas que tienen previsto aplicar, que preguntaría a la gente de laboratorio.

Más tarde, el área de prensa de la entidad solo dijo a Animal Político que venían de Canadá, aunque no se especificó la empresa de origen, ni si dichas pruebas ya estaban en la entidad.

De la O Cavazos reconoció que las pruebas rápidas que aplicaría Nuevo León no están avaladas por Salud federal.

“Sabemos que no cumplimos con la normativa”, dijo, aunque luego defendió que estas pruebas rápidas son una medida complementaria, que si bien no confirman un caso de COVID-19, sí pueden ayudar en el camino para detectar más casos y aplicar medidas de atención y aislamiento.

En su turno las autoridades de Salud de Jalisco, también en conferencia de prensa, explicaron que las pruebas rápidas, que funcionan aplicando un pinchazo en un dedo para tomar una muestra de sangre y dan resultados en cuestión de minutos, no identifican el ARN del virus, como sí lo hace la prueba PCR, que es la validada por Salud federal.

Las pruebas rápidas, detallaron, detectan los anticuerpos producidos por el virus y sirven para aproximarse más a posibles casos, aunque al igual que en Nuevo León mencionaron que la confirmación final del diagnóstico se da con la prueba PCR, cuyos resultados valida el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE).

Jalisco y Nuevo León insistieron en ese punto, en que las pruebas rápidas no sustituyen a las PCR, que son la única prueba confirmatoria válida.

El estado de Jalisco tenía previsto aplicar 600 pruebas rápidas diarias durante un mes, con la compra de 20 mil test. Según lo dicho por el secretario de Salud local, Fernando Petersen, estas contarán con la aprobación de las autoridades sanitarias de la Unión Europea o de la agencia FDA de Estados Unidos.

Ana Bárbara Casillas, coordinadora Estratégica de Desarrollo Social de Jalisco, explicó que las pruebas rápidas no se están fabricando en México, por lo que de momento todas son de importación.

Antes de que se confirmara que se cayó la compras de las pruebas, Casillas mencionó que las habían adquirido por medio de HISA Farmacéutica, como proveedora, aunque no detalló cuál era la empresa que había elaborado los test.

Animal Político contactó a la empresa HISA Farmacéutica, pero no respondieron a la petición de información.

El área de prensa de Jalisco, contactada por Animal Político, dijo que no podían compartir el orden de compra que tenía en sus manos la funcionaria Bárbara Casillas, y que mostró a la distancia ante reporteros en la conferencia de prensa, ya que aún se encontraban en negociaciones para comprar las pruebas y revisando con otros proveedores.

Pero este viernes el jefe de información del diario El Informador, Jonathan Lomelí, dio a conocer la orden de compra.

En ella se detalla que el gobierno jalisciense compraría a HISA Farmacéutica S. A. de C. V., 20 mil pruebas rápidas con un valor unitario de 892.15 pesos. En total el gobierno del estado pagaría 17 millones 843 mil pesos, que serían pagados en un periodo de 30 días. Las pruebas se entregarían el 25 de marzo.

Este 26 de marzo, un  grupo de trabajo integrado por 13 capítulos latinoamericanos de Transparencia Internacional, entre ellos Transparencia Mexicana, advirtió sobre riesgos de corrupción en las compras y contrataciones directas que están haciendo los estados frente a la crisis sanitaria producto de la pandemia de virus COVID-19.

Recomendó “máxima publicidad en la información sobre compras gubernamentales vinculadas con la emergencia para todo el ciclo de contratación pública, desde la determinación de las necesidades, hasta la entrega de los bienes y servicios a la población afectada.

La información deberá publicarse en formatos que permitan analizar cada una de las adquisiciones y su conjunto. Se deberá considerar el uso de datos abiertos”.

A Salud federal no le convencen las pruebas rápidas

Cuestionado sobre por qué no se hacen pruebas rápidas a nivel federal, considerando antecedentes internacionales como el de Corea del Sur, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, dijo el 24 de marzo pasado que este tipo de pruebas tienen una calidad de diagnóstico limitada.

Incluso comparó este tipo de pruebas rápidas a echar una moneda al aire y hacer un volado, por lo que podrían arrojar falsos positivos o falsos negativos, elevando los riesgos de contagio.

“Hasta donde tenemos conocimiento por la revisión sistemática que vamos haciendo todos los días de los productos que aparecen no solamente en México, sino en el mundo, no hay todavía una prueba rápida con suficiente utilidad para ser considerada ya en su operación real.

Si algún momento lo hubiera y obviamente se considerara necesario estar haciendo pruebas en forma generalizada, podría considerarse este tipo de aditamentos”, expresó López-Gatell.

En otra de las sesiones informativas en Palacio Nacional, el pasado 20 de marzo, el director de Epidemiología, José Luis Alomía, dijo que la Cofepris sería la encargada de emitir un registro sanitario a nivel federal, de las pruebas rápidas para COVID-19, con una valoración del InDRE, y hasta este jueves la Cofepris no había dado a conocer una certificación de este tipo.

Salud federal, hasta la noche de este 26 de marzo, había confirmado 8 muertes por COVID-19 en México y 585 casos confirmados.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Mucormicosis, el raro y peligroso "hongo negro" que afecta a pacientes de COVID-19 en India

Aunque un funcionario del gobierno señaló que "no hay un brote grande", un número creciente de casos de mucormicosis están siendo reportados en todo el país, con consecuencias devastadoras para muchos pacientes.
11 de mayo, 2021
Comparte

El sábado por la mañana, el doctor Akshay Nair, un cirujano oftalmológico que vive en Bombay, se preparaba para operar a una mujer de 25 años que se había recuperado, tres semanas antes, de una infección de covid-19.

Ya en cirugía, la paciente, que es diabética, estaba siendo atendida por un especialista en oído, nariz y garganta.

El experto le estaba insertando un tubo en una de las fosas nasales y estaba extrayendo tejidos afectados por mucormicosis, una infección fúngica rara y peligrosa que ataca agresivamente la nariz, los ojos y, algunas veces, el cerebro.

A ese paso le seguiría un procedimiento de tres horas, a cargo del doctor Nair, para sacarle un ojo.

“Le quitaré el ojo para salvarle la vida. Así es como funciona esta enfermedad”, me dijo el doctor Nair.

En medio de una segunda ola mortal de covid-19 que asola India, los médicos están reportando una serie de casos vinculados con esta afección también llamada el “hongo negro” entre pacientes que ya se recuperaron de la covid-19 o están en ello.


¿Qué es la mucormicosis?

La mucormicosis es una infección muy rara causada por la exposición a hongos de la familia de los mucorales, que se hallan comúnmente en el suelo, las plantas, el estiércol y las frutas y verduras en estado de descomposición.

“Es omnipresente y se encuentra en el suelo y el aire e incluso en la nariz y la mucosidad de las personas sanas”, indica Nair.

Afecta los senos paranasales, el cerebro y los pulmones y puede ser potencialmente mortal en personas diabéticas o gravemente inmunodeprimidas, como pacientes con cáncer o personas con VIH/sida.


Los médicos creen que la mucormicosis, que tiene una tasa de mortalidad general del 50%, puede estar desencadenada por el uso de esteroides, un tratamiento que salva la vida de los pacientes de covid-19 que se encuentran en estado crítico.

Los esteroides reducen la inflamación en los pulmones causada por covid-19 y parecen ayudar a detener algunos de los daños que pueden ocurrir cuando el sistema inmunológico se acelera para combatir el coronavirus.

Pero también reducen la inmunidad y aumentan los niveles de azúcar en la sangre tanto de pacientes diabéticos como no diabéticos que contraen covid-19.

Se cree que esta disminución de la inmunidad podría estar provocando estos casos de mucormicosis.

“La diabetes reduce las defensas inmunológicas del cuerpo, el coronavirus las exacerba y luego los esteroides, que ayudan a combatir la covid-19, actúan como combustible para el fuego”, explica Nair.

“Es una pesadilla dentro de una pandemia”

El médico, que trabaja en tres hospitales de Bombay, una de las ciudades más afectadas por la segunda ola, dice que en abril ya vio a unos 40 pacientes con la infección fúngica.

Prueba de covid-19

Getty Images
Los esteroides son un fármaco esencial para salvar la vida de los pacientes con covid-19.

Muchos de ellos eran diabéticos que se habían recuperado de covid-19 en sus casas. A 11 de ellos se les tuvo que quitar quirúrgicamente un ojo.

Entre diciembre y febrero, solo seis de sus colegas en cinco ciudades (Bombay, Bangalore, Hyderabad, Nueva Delhi y Pune) informaron de 58 casos de la infección. La mayoría de los pacientes la contrajeron entre 12 y 15 días después de haberse recuperado de covid-19.

El concurrido Hospital Sion de Bombay ha registrado 24 casos de infección por estos hongos en los últimos dos meses, en comparación con los seis casos que se reportan aproximadamente cada año, según la doctora Renuka Bradoo, jefa de la división de oído, nariz y garganta del ese centro médico.

Once de ellos perdieron un ojo y seis murieron. La mayoría de sus pacientes son diabéticos de mediana edad que fueron atacados por el hongo dos semanas después de recuperarse de la covid-19.

“Aquí, ya estamos viendo dos o tres casos por semana. Es una pesadilla dentro de una pandemia”, me dijo la especialista.

“Este año es algo diferente”

En la ciudad sureña de Bengaluru, el doctor Raghuraj Hegde, un cirujano oftalmológico, cuenta una historia similar.

Jornada de limpieza en Bombay.

EPA
Bombay es una de las ciudades más afectadas en la segunda ola de India.

Ha visto 19 casos de mucormicosis en las últimas dos semanas, la mayoría de ellos son pacientes jóvenes. “Algunos estaban tan enfermos que ni siquiera pudimos operarlos”.

Los médicos dicen que están sorprendidos por la gravedad y la frecuencia de esta infección fúngica durante la segunda ola, en comparación con algunos casos durante la primera ola del año pasado.

Nair dice que no se había encontrado con más de 10 casos en Bombay en los últimos dos años. “Este año es algo diferente”, dice.

En Bangalore, el doctor Hegde nunca había visto más de uno o dos casos al año en más de una década de práctica.

Los pacientes que padecen la infección por estos hongos suelen tener síntomas de congestión y sangrado nasal, hinchazón y dolor en el ojo, párpados caídos, visión borrosa y, posteriormente, pérdida de la misma.

También se pueden presentar manchas negras de piel alrededor de la nariz.

Los médicos dicen que la mayoría de sus pacientes llegan tarde, cuando ya están perdiendo la visión, y tienen que retirar quirúrgicamente el ojo para evitar que la infección llegue al cerebro.

En algunos casos, los pacientes han perdido la visión en ambos ojos. Y en casos raros, los doctores tienen que extirpar el hueso de la mandíbula para evitar que la enfermedad se propague.

“No hay un brote grande”

El único fármaco eficaz contra la enfermedad es una inyección intravenosa antifúngica, que cuesta 3.500 rupias (US$48) la dosis y que debe administrarse todos los días por ocho semanas.

Mujer a la que se le hace la prueba

Getty Images
La segunda ola de coronavirus está causando estragos en India y la crisis se ha agudizado por la falta de oxígeno e insumos en muchos lugares del país.

Una forma de detener la posibilidad de contraer la infección por hongos es asegurarse de que a los pacientes con covid-19, tanto los que están bajo tratamiento como los que se han recuperado, se les administre la dosis correcta de esteroides durante el tiempo idóneo, explica el Rahul Baxi, un especialista en diabetes radicado en Bombay.

El experto indica que trató a unos 800 pacientes diabéticos con covid-19 el año pasado, y ninguno de ellos contrajo la infección por hongos. “Los médicos deben cuidar los niveles de azúcar después de que los pacientes sean dados de alta”, me dijo el doctor Baxi.

Un alto funcionario del gobierno señaló que “no hay un brote grande“. Sin embargo, es difícil decir por qué un número creciente de casos de mucormicosis están siendo reportados en todo el país.

“La variante del virus parece ser virulenta, elevando el azúcar de la sangre a niveles muy altos. Y, extrañamente, la infección por hongos está afectando a muchos jóvenes”, indica el doctor Hegde.

Su paciente más joven el mes pasado fue un hombre de 27 años, que ni siquiera era diabético. “Tuvimos que operarlo durante su segunda semana de covid-19 y quitarle el ojo. Es bastante devastador”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=ifbO_Aw0TCE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.