Sin encuestas ni tomas de temperatura: así llega un vuelo de España a México
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Alberto Pradilla

Sin encuestas sobre salud ni tomas de temperatura: así llega un vuelo de España a México

Según fuentes del Servicio de Salud Pública de la Ciudad de México, las autoridades fían todo el control a que la tripulación reporte que algún viajero presente síntomas.
Alberto Pradilla
Por Alberto Pradilla
14 de marzo, 2020
Comparte

En el aeropuerto de Ciudad de México no hay medidas de control visibles para los pasajeros procedentes de países considerados de riesgo por la expansión del coronavirus, como España.

Lo pudieron comprobar los ocupantes del vuelo Ib 6403 procedente de Madrid que aterrizó a las 18:00 horas del viernes. En el trayecto entre el avión y el exterior no hubo revisiones médicas ni encuestas sobre el estado de salud de los pasajeros, a pesar de que el protocolo difundido por las autoridades sanitarias asegura que se vigilaría a todas las personas llegadas desde zonas en las que la pandemia se está extendiendo con mayor rapidez.

Entre los pasajeros había mexicanos que adelantaron su regreso desde España para evitar posibles restricciones y turistas españoles que aprovecharon que todavía no se había decretado el estado de alarma para abandonar el país. Aproximadamente la mitad de los viajeros contaban con medidas de precaución como cubrebocas o guantes.

El sábado, los medios españoles filtraron un decreto por el cual el gobierno prevé la limitación de movimientos durante los próximos días para contener los contagios, aunque aún no se ha hecho oficial.

En España se contabilizan más de 5 mil 900 casos y 189 fallecidos con el Covid-19, según datos del ministerio de Sanidad.

Según la agencia Efe, un total de 72 países han impuesto restricciones a los vuelos procedentes de España y otros países europeos, convertidos en centro de la pandemia.

Entérate: México suma 11 casos de COVID-19 en un día y llega a 26 contagios

Los más estrictos son Arabia Saudí, Argelia (suspensión de vuelos a partir del domingo), Argentina, Austria (suspensión de vuelos a partir del domingo), Chipre, El Salvador, Eslovaquia, Estados Unidos (afecta a 26 países europeos), Filipinas, Guatemala (a todos los europeos), Guinea Ecuatorial, Honduras, India, Irak, Islas Marshall, Israel (a todo no residente), Jamaica, Jordania, Kazajistán, Kirguistán y Kuwait (prohibición a todo el que no sea nacional).

También hay restricciones en Líbano, Malta, Marruecos (abierto paso terrestre), Montenegro, Omán (a partir del mañana), Perú (suspensión de vuelos a partir del domingo), Qatar, República Checa, Singapur, Sudán, Trinidad y Tobago, Turquía (suspensión de vuelos a partir del 14 de marzo), Ucrania (suspensión de vuelos a partir de mañana) y Venezuela.

Por otra parte, hay un total de 30 países que imponen modalidades de cuarentenas para viajeros cuyo origen sea España: Azerbaiyán, Bosnia- Herzegovina, Burundi, Chile, China, Chipre, Colombia, Croacia, Cuba, Dominica, Estonia, Georgia, Guinea Conakry, Kenia, Kiribati, Kuwait, Laos, Liberia, Lituania, Macedonia del Norte, Mozambique, Myanmar, Níger, Noruega, Ruanda, Rusia (Moscú), Samoa, Tailandia, Túnez y Uganda.

Finalmente, otros 8 países exigen alguna otra medida o imponen algún tipo de control tales como Alemania, Camerún, Corea del Sur, Egipto, Italia, Irlanda, Malasia, y Nepal.

México no aplica restricciones, por lo que los ocupantes del vuelo pudieron entrar en el país sin problemas. Según fuentes del Servicio de Salud Pública de la Ciudad de México, las autoridades fían todo el control a que la tripulación reporte que algún viajero presentaba síntomas y a las cámaras termográficas que detectan la fiebre.

Lee más: ¿Pueden hospitales privados hacer pruebas de COVID-19? Esto dicen las autoridades

El coronavirus puede incubarse durante dos semanas sin presentar evidencias.

“A todos los pasajeros provenientes de países de riesgo se les realiza una encuesta sobre su estado actual de salud, así como revisión médica dentro del área sanitaria del AICM”, dice el protocolo difundido por la secretaría de Salud (Sedesa) y los servicios de Salud Pública de la Ciudad de México (SSPDF). “También se les entrega material impreso con información oficial sobre Covid-19 en diferentes idiomas”, dice la nota.

En la zona de migración del aeropuerto no se cumplía ninguna de estas medidas.

Únicamente, en una mesa se podían recoger panfletos escritos en español e inglés en los que se explican los síntomas y se pide que, en caso de presentar fiebre, tos, dolor de cabeza o dificultad para respirar, se contacte con la secretaría de Salud. Nadie preguntó nada a los viajeros. De hecho, era más visible el habitual control aduanero que la presencia de funcionarios de Salud para vigilar la pandemia. Uno de los agentes de Aduana, que protegía su boca con mascarilla, reconoció que “no se están haciendo controles”.

La pandemia, que comenzó en China a finales de diciembre y se ha extendido a 122 países de todo el mundo, está generando respuestas desiguales. Actualmente el principal foco se encuentra en Europa, donde solo el jueves se detectaron más de 4 mil casos.

Qué hacer con los viajeros procedentes de España y otros países con altas tasas de coronavirus es una de las grandes interrogantes para naciones como México, que todavía registran tasas bajas de contagios, con apenas 26 casos según el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

La diferencia en el modo de accionar podía comprobarse el viernes desde el aeropuerto de Madrid-Barajas. A mediodía del viernes, en el ala S, únicamente estaba previsto el despegue de dos vuelos: uno, a Lima, Perú. El otro, a Ciudad de México. Los pasajeros del primero sabían que tenían por delante 14 días de cuarentena. Los del segundo especulaban sobre qué encontrarían al aterrizar. Al final, no encontraron nada.

“Ahí dicen que nos van a poner en cuarentena, pero no hay nada seguro. Como somos personal sanitario nos haremos nuestras pruebas”, dijo Marianela Pecho, de Lima, quien adelantó el regreso de las vacaciones con su hermana por temor a quedarse atrapada en España. Su gran preocupación: el recibimiento que podía tener por parte de una población alarmada y que ve a las personas procedentes de Europa como posibles elementos de contagio.

“Han suspendido clases hasta después de Semana Santa. Alla llegas y tienes que estar 14 días de cuarentena”, explicó Mariano Navarro, de 20 años, estudiante de la Universidad de Navarra, perteneciente al Opus Dei.

En la fila de viajeros con destino a México había mayor incertidumbre.

“Llegando a México me voy al departamento de mi hijo, ya está listo con víveres y todo, nos vamos a quedar 14 días sin contacto con nadie. Tengo que tener esta precaución por mi parte, pero no sé cómo esté en México”, explicó Mireia González, protegida con cubreboca y guantes y preocupada por la posibilidad de que la enfermedad se extienda en el país.

La mujer estaba disfrutando de unas vacaciones junto a su esposo, pero tuvo que cancelarlas y adelantar su regreso.

El vuelo entre Madrid y Ciudad de México estaba compuesto, principalmente, por dos grupos de pasajeros. Por un lado los mexicanos que, como Mireia González, regresaban antes por temor a quedarse atrapados en España. Por otro, turistas españoles que decidieron mantener su viaje programado a pesar de la pandemia. Había rumores de que se impondrían limitaciones a los desplazamientos, pero todavía no se habían hecho efectivas.

“Preguntamos al consulado mexicano y nos dijeron que no había ningún problema. También a Iberia y nos dijeron que podía haber restricciones en los próximos días”, explicó Albert, un turista catalán que viajaba a visitar a un amigo. Sus destinos: Ciudad de México y la costa del pacífico.

A la misma hora del embarque, el presidente español, Pedro Sánchez, anunciaba el estado de alarma, lo que permite, por ejemplo, el confinamiento de poblaciones enteras o limitar la movilidad de las personas. Un día después llegaba la limitación de los movimientos. Hay comunidades como la de Madrid que ya han obligado a cerrar todos los comercios que no sean esenciales (gasolineras, farmacias, supermercados). Esto implica, por ejemplo, la clausura de bares y restaurantes, una medida de alto impacto para un país como España, que presume de tener la tasa más de bares por habitante más alta del del mundo.

México ha detectado hasta el momento 26 contagios y está muy lejos de las cifras de España o Italia. Sin embargo, mientras otros países de la región imponen restricciones y cierran fronteras, aquí no hay manera de garantizar que alguno de los turistas que huyen de sus propias cuarentenas pueda convertirse en foco de contagio.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Los 10 países que han gastado más en enfrentar la pandemia (y cómo se ubican los de América Latina)

Investigadores de la Universidad de Columbia han estado siguiendo las medidas tomadas por 168 países. Estos son sus resultados.
18 de mayo, 2020
Comparte
Yen japonés

Getty Images

Un equipo de investigadores de la Universidad de Columbia, Estados Unidos, ha estado monitoreando la cantidad de recursos que los gobiernos en 168 países han invertido para enfrentar la pandemia de coronavirus.

Enormes paquetes fiscales de emergencia están inyectando dinero a la economía para mitigar los efectos de una crisis económica global que, según los pronósticos de expertos y organismos internacionales, será la peor desde la Gran Recesión de los años 30.

En estas inéditas circunstancias, el dogma de mantener el equilibrio fiscal y no incurrir en gastos fuera del presupuesto quedó en el pasado, en la medida que los contagios y las muertes se expandieron rápidamente casi a todo los rincones del planeta.

“Es un nivel de gasto extraordinario”, le dice a BBC Mundo Ceyhun Elgin, director del Programa de Master en Economía de la Universidad de Columbia, Nueva York.

Hasta ahora, el monto total del gasto fiscal a nivel global se acerca a los US$7.2 billones, equivalente a unos US$1,152 per cápita, según Elgin.

Un promedio global que bordea el 3.7% del Producto Interno Bruto (GDP).

El ranking del gasto fiscal por covid-19

Para poder hacer una comparación sobre el tamaño de los paquetes de rescate, la investigación de Columbia los presenta en relación al PIB de cada país.

Así entonces el primer lugar lo ocupa Japón con un 21% del PIB, seguido por Luxemburgo (20%), y Bélgica (19%).

En el otro extremo, entre los países que -por distintas razones- no han invertido recursos adicionales a los que tenían contemplados en su presupuesto fiscal están Turkmenistán, Yemen, Omán o Argelia.

10 países con mayor gasto fiscal por covid-19. (% del PIB). (Datos publicados el 10 de mayo)..

¿Por qué hay tanta diferencia entre los paquetes?

Sin duda los países más ricos tienen más posibilidades de aumentar su gasto fiscal, pero no es el único factor.

Elgin explica que los países con menos camas de hospital han tenido que desembolsar más recursos, algo que está directamente relacionado con la calidad y la cobertura del sistema de salud de cada país.

El nivel de exposición a la pandemia también juega un rol clave, en la medida que los países con un mayor número de contagios, tienen mayor presión para inyectar más recursos.

Gasto fiscal frente a la pandemia. (en relación al PIB) [ 3,7% A nivel global ] [ 2,4 En América Latina ],[ 6,7% En los países ricos ], Source: Fuente: Ceyhun Elgin, Columbia University, Image: Desinfección en Nicaragua por covid-19

Otro elemento relevante es el acceso al crédito o la ayuda internacional, dado que si un país tiene bloqueadas las vías de oxígeno financiero, no tendrá muchas opciones de aumentar su gasto.

Por ejemplo, países como Estados Unidos o Japón no solo son más ricos, sino que además tienen más facilidades para endeudarse, ya que hay más inversores dispuestos a comprar sus bonos.

Perú lidera el ranking en América Latina

“Latinoamérica presenta un gasto menor que el promedio a nivel mundial”, dice Elgin.

Mientras la región ha gastado cerca de un 2.4% del PIB, el mundo ha desembolsado un 3.7%.

Y en el caso de los países ricos -aquellos con más de US$10,000 per cápita- el gasto fiscal adicional por la emergencia es de 6.7% del PIB.

“En América Latina el sector informal es muy grande. Eso hace que la recaudación de impuestos sea baja y por lo tanto, el tamaño de los paquetes más reducido”, apunta el economista.

El país que lidera la lista regional de mayor gasto fiscal frente a la pandemia es Perú (9% del PIB), mientras que en el otro extremo está Nicaragua, con un nivel de gasto igual a cero.

Gasto fiscal por covid-19 en América Latina. (% del PIB). (Datos publicados el 10 de mayo).

“Más grande no es mejor”

“No hay que confundir el tamaño del paquete con la efectividad”, advierte Elgin.

“Lo más importante es cómo se gasta el dinero, el contenido del paquete, no sólo la cantidad de dinero”.

“Un paquete más grande no significa un paquete mejor”, dice Elgin, agregando que se van a requerir otros estudios que permitan analizar en profundidad los contenidos específicos del gasto fiscal frente a la pandemia.

Cementerio en Managua, Nicaragua

Getty Images
Nicaragua es el único país de América Latina que no ha destinado presupuesto adicional para enfrentar el covid-19.

“¿En qué estás gastando el dinero?, ¿en darle crédito a las empresas pequeñas?, ¿en rescatar a empresas grandes?, ¿en los desempleados?, ¿en los informales?, ¿en los bancos?. Esto es muy importante”, dice Elgin.

El seguimiento hecho por el equipo de Columbia incluye el gasto adicional al presupuesto aprobado por los países para este año.

En ese sentido, incluye en sus datos recursos frescos y deja fuera reasignaciones dentro del mismo presupuesto.

Eso podría explicar en parte por qué en otras investigaciones sobre los paquetes económicos para enfrentar la pandemia, los valores son distintos.

Por ejemplo, un análisis hecho por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), “Política y gestión fiscal durante la pandemia y las post-pandemia en América Latina y el Caribe”, centrado en los recursos totales anunciados por los gobiernos (incluyendo gasto directo, reasignaciones, préstamos a los bancos y otros factores) arroja que el costo de estos paquetes llega al 4.1% del PIB en Latinoamérica.

Con estos parámetros, Chile ocupa el primer lugar de la lista con un 15.1% del PIB, seguido por Perú (11.1%), y el El Salvador y Colombia con cerca de 8%.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=qd1YehNpbV4

https://www.youtube.com/watch?v=6hsbyQAQcWw

https://www.youtube.com/watch?v=SlTSFkTsZL8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.