El 8M desata ola de denuncias de acoso en Odontología de la UNAM
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Itxaro Arteta

El 8M desata una ola de denuncias de acoso en la Facultad de Odontología de la UNAM

Estudiantes de la Facultad de Odontología de la UNAM construyeron una red de alumnas sororas y un “tendedero” de denuncias de acoso sexual.
Itxaro Arteta
11 de marzo, 2020
Comparte

Una alumna de la Facultad de Odontología de la UNAM saca su teléfono y muestra los comentarios de su cuenta de Instagram.

“Qué bonitas piernas”, le dijeron en una de sus fotos, en la que trae shorts. “¡Ni siquiera ha sido mi maestro, no sé por qué me escribe!”, comenta a Animal Político la estudiante, que prefiere mantener confidencial su identidad.

La cuenta desde la que recibió el comentario está a nombre de David Enrique Sandoval Nava, que en su biografía dice “académico UNAM Facultad de Odontología. Posgrado Endodoncia DEPel… UNAM. CU”.

Entérate: Casi el 100% de los casos de acoso y hostigamiento sexual en contra de la mujer queda impune

Pero ese comentario no es el único de ese tipo que ha llegado a las alumnas. Este martes han aparecido otros, expuestos sobre las paredes del vestíbulo de ese plantel, como parte de un “tendedero” de denuncias de acoso sexual. “Qué rica papayita”, “Hermosas nalgas amor”, “Chiquito amor pero se te ve divino delicioso mi vida”, dicen otras publicaciones. Además, hojas blancas escritas con plumón denuncian que el profesor Kike David las invitó a salir contactándolas por redes sociales.

El tendedero incluyó una respuesta subida por el profesor a su cuenta de Facebook, en la que dice que están dañando su imagen como académico y de su querida facultad. Asegura que una publicación es de una chica que ni siquiera es su alumna. “Ni siquiera tengo el gusto de conocerla, más que por una conversación en Messenger que tuvimos cuando nos hicimos amigos por este medio”.

El 80% de las estudiantes de la Facultad de Odontología de la UNAM son mujeres y todas tienen una historia de acoso sexual que contar. Hace apenas una semana, cuando las de Medicina organizaron un paro de 24 horas y les preguntaron si se sumarían, decidieron que ya no podían seguir siendo de las pocas facultades que no había alzado la voz, después de más de cuatro meses en los que los paros contra el acoso se han extendido por múltiples planteles de la Universidad.

Se formó así la Red de Alumnas Sororas de la Facultad de Odontología. Crearon una “red de apoyo” en un chat de WhatsApp y nació la idea de armar un “tendedero” de denuncias, así que abrieron un correo electrónico para recibirlas. Organizaron un contingente para la marcha del Día de la Mujer y el viernes pegaron metros de papel, invitando a las mujeres a pintar una raya si habían sido acosadas por doctores y profesores, alumnos, enfermeros y trabajadores, o pacientes. El papel pronto se llenó de rayas.

Al ver la respuesta a sus iniciativas, adelantaron sus planes y este martes a las 7:30 de la mañana, apenas al volver del paro femenino del 9 de marzo, montaron en el vestíbulo de la facultad, en plena puerta de la dirección, las 35 denuncias que habían recibido por correo electrónico. Llevaron hojas blancas y plumones de colores para que más chicas en persona escribieran ahí su denuncia, y pronto eran ya unas 90 tapizando los cristales y muros.

Asombro, apoyo, burlas e intimidación como respuestas

Como si fuera una exposición, el tendedero atrae a estudiantes mujeres y hombres, exalumnas que quisieron sumarse a denunciar, profesoras y los propios doctores denunciados.

“Estoy esperando a una amiga para colgar las dos nuestra denuncia”, comenta una. “Ahí está el que te dije”, señala otra para mostrarle a su novio. “¡Vente para acá, tienes que ver esto!”, dice una más hablando por teléfono. “¡Los hombres se vienen a buscar a ver si aparecen, así tienen la conciencia!”, exclama una trabajadora.

Muchas y algunos intercambian comentarios con risas nerviosas. Algunos jóvenes van muy serios leyendo. “Yo salgo allá”, le dice uno a sus amigos con cara de molestia.

Un doctor se pasea con risa burlona. “Qué padre que se expresen… Faltan las pruebas. Porque pueden decir muchas cosas. Yo por eso les pongo en el grupo que no se me acerquen; si no, ‘¡me están acosando!’”, dice al aire como para quien lo quiera oír.

Otra doctora viene altiva a preguntarle a una de sus alumnas: “¿A ver la denuncia que pusiste contra ése?”, y le reitera que ella y sus compañeras tienen todo su apoyo.

Pero algunas alumnas también han recibido intimidaciones. Una de ellas cuenta con voz temblorosa y mirando a su alrededor, para que no detecten que está hablando con periodistas, que se acaba de encontrar a un doctor con el que hizo su servicio social. Eran tres mujeres y un hombre; sólo él obtenía permisos para ir a desayunar, mientras a ellas les ordenaba hasta hacerle favores personales y las maltrataba.

“Me lo encontré cuando iba bajando y me preguntó si yo había puesto algo de él, le contesté que no, y dijo ‘entonces me quedé corto contigo’”, relata.

Mientras todo esto ocurre, una pantalla instalada en el vestíbulo de la facultad muestra los videos que hizo la UNAM pidiendo que las denuncias sean formales, y retransmite el “mensaje a mujeres” que el rector Enrique Graue dio hace unas semanas en un auditorio lleno de directoras y académicas, en el que se relegó a las estudiantes.

Acuerdan presentar denuncias formales

No todas las denuncias han sido de papel en el tendedero; algunas llegaron a las autoridades, algunas tuvieron mínimas consecuencias, otras ninguna.

Una alumna de 26 años cuenta que hubo una materia en la que el maestro le hacía comentarios como preguntarle si la tenían bien cogida, y ante su molestia, le decía también que sí le iba a pedir las nalguitas para la calificación. Cuando acabó el semestre, le puso 6, por lo que fue a quejarse en dirección. Pero la única respuesta fue que si quería, le ponían NP (no presentó) para que volviera a cursar la materia con otro maestro.

Elisa, otra chica, recuerda que en tercer año, aunque era alumna de excelencia, un maestro de cirugía una vez la zarandeó criticándola por cómo había movido al muñeco con el que estaban haciendo una práctica, la callaba en clase e intimidaba constantemente. Hasta que no pudo más, le contó a su papá, que la acompañó a hablar a la dirección, y ahí la redirigieron a la Unidad para la Atención de Denuncias (UNAD).

Después de cuatro horas ahí presentando la denuncia, una psicóloga le dijo que no iba a proceder porque eso no era violencia de género. Además le explicó las posibles sanciones con las que iba a terminar la denuncia: un día de suspensión al profesor o un “strike” en su expediente, que es como una llamada de atención.

Ella dejó de presentarse y reprobó. Su padre volvió a preguntar meses después qué había pasado con la denuncia y le dijeron que al doctor le quitaron la titularidad de esa clase. Aunque sigue siendo maestro de la facultad.

Otro caso fue el de una profesora de inglés que, como ya es de edad avanzada, tenía un adjunto (alumno de años superiores que funciona como ayudante de clase) que se encargaba de todo lo operativo y manejaba un chat de WhatsApp por el que llegó a pedir dinero para mejorar calificaciones e incluso dar su número de cuenta para que le depositaran, además de enviarle mensajes inapropiados en privado a las estudiantes.

Durante dos años ocurrió, refieren, hasta que en noviembre pasado una mamá se enteró y fue a contárselo a la profesora. Primero no lo creía, pero al ver los chats, ella misma fue a denunciar al joven en la dirección y dejó de tenerlo como ayudante. Pero actualmente sigue siendo alumno de la Facultad y está haciendo su servicio social.

Muchas otras chicas que contaron sus testimonios a Animal Político refirieron que nunca se han sentido con la confianza de hacer una denuncia ante autoridades porque la violencia de género está normalizada, los propios compañeros les dicen que un maestro “es así con todas”, o que le gustan, incluso las acusan de que si obtienen una buena calificación habrá sido por ceder a las insinuaciones de los doctores. Pero a raíz de esto, manifestaron que sí se animarán a presentar denuncia formal.

La directora de la Facultad de Odontología, Elba Rosa Leyva, al ver el tendedero, recibió a una pequeña comisión de la Red de Alumnas Sororas, que organizó la protesta, con quienes estuvo reunida más de dos horas.

Las jóvenes llevaron un pliego petitorio de seis puntos: crear una comisión integrada por alumnas y académicas que realmente atiendan las denuncias de acoso sexual; proteger a las víctimas para que no sufran intimidaciones o represión de maestros; que si la demanda es grave la Universidad acompañe una denuncia ante autoridades correspondientes; baja definitiva de académicos encontrados culpables de acoso; contratación de abogadas y psicólogas capacitadas en perspectiva de género; y un protocolo de actuación en caso de acoso por parte de pacientes.

Antes de los puntos, fueron enfáticas en que no habrá denuncias formales si no hay garantías de protección a las víctimas.

Al salir de la reunión, comentaron que la directora había mostrado disposición a atender sus demandas, y que quedaron en que la Red reuniría a chicas que estén dispuestas a hacer las denuncias formalmente.

Animal Político intentó hablar en tres ocasiones con la directora pero se remitió a comunicación social de la UNAM, que no dio respuesta.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Visit Spokane

Sonora Smart Dodd, la multifacética mujer que creó el Día del Padre hace 110 años

William Smart era un granjero y veterano de la Guerra Civil de Estados Unidos que a fines del siglo XIX quedó viudo con seis hijos para criar. Su hija mayor Sonora quiso homenajear su dedicación y terminó creando una celebración que traspasó fronteras.
Visit Spokane
21 de junio, 2020
Comparte

Podría decirse que Sonora Smart Dodd fue “la madre” del Día del Padre.

Si bien la religión católica honra desde hace siglos a los padres el 19 de marzo, que es el día de San José (el padre de Jesús), y algunos países como España, Bolivia y Honduras siguen esa tradición, no se trata de una fecha extendida en todo mundo.

La mayoría de los países celebran el Día del Padre el tercer domingo de junio, es decir el próximo 21 de junio de 2020.

Y esa fecha se la deben a una mujer estadounidense que lo propuso hace 110 años.

“Creo que fue su combinación de preparación y talento natural lo que hizo posible que el Día del Padre se hiciera realidad”, le dice a BBC Mundo en un correo electrónico su nieta, Barbara Dodd Hillerman Lieske.

Un retrato de una joven Sonora Smart Dodd con rosas.

Visit Spokane
La idea de Sonora inspiró a muchos.

¿Quién era Sonora Smart Dodd?

Sonora Smart nació el 18 de febrero de 1882 en Arkansas y a los 7 años se mudó con su familia a Spokane, en el norte del estado de Washington.

Cuando tenía 16 años, y siendo la mayor de los hermanos, su madre, Ellen Victory Cheek-Billingsley, murió en el parto de su último hijo.

El padre de Sonora, William Smart (1842-1919), que era granjero y veterano de la Guerra Civil, quedó viudo con seis hijos para criar.

“Como la hija mayor de la familia, Sonora entendió la magnitud de los problemas que enfrentaba su padre y trató de cumplir el rol de cuidar de sus cinco hermanos menores”, describe Dianne Beetler en el artículo “La madre del Día del Padre” (The mother of Father’s Day) en la revista Modern Maturity de 1978.

“Con admiración, ella observó el trabajo y sacrificio de su padre para criar a sus hijos. Ella nunca olvidó s coraje y devoción”, añade.

William Smart, la inspiración para la celebración del Día del Padre.

Visit Spokane
William Smart era un granjero y veterano de la Guerra Civil de Estados Unidos que a fines del siglo XIX quedó viudo con seis hijos para criar.

¿Cómo surgió la idea del Día del Padre?

A finales de 1909, ya casada con John Dodd, de quien toma su segundo apellido, Sonora visitó el templo metodista Central United Methodist Church de Spokane.

Durante el sermón del reverendo sobre el Día de la Madre, Sonora se inspiró y pensó que los padres también deberían tener un día para homenajearlos.

Al año siguiente, Sonora presentó una petición a la Alianza Ministerial de Spokane sugiriendo que los padres fueran reconocidos durante los servicios religiosos del 5 de junio, que era el cumpleaños de su progenitor.

La solicitud fue aceptada, pero como no tenían mucho tiempo para preparar los sermones para ese día, se decidió que la celebración se haría el 19 de junio de 1910, el tercer domingo de junio de ese año.

Retrato de Sonora Smart Dodd tomada en la ciudad de Nueva York.

Visit Spokane
Celebrar el Día del Padre el tercer domingo de junio es una idea que trascendió las fronteras estadounidenses.

Ese día casi todas las iglesias de Spokane y alrededores ofrecieron sermones para homenajear a los padres. Y el alcalde de la ciudad y el gobernador del estado de Washington también proclamaron el Día del Padre.

Así, el 19 de junio de 1910 fue el primer Día del Padre oficial en suelo estadounidense.

Algunas teorías sugieren que el primer Día del Padre fue en Virginia Occidental en 1908, pero se trató de un evento aislado mientras que Sonora fue la “promotora más influyente del Día del Padre”, escribió el diario Spokesman-Review.

Ella promocionó la celebración “por el amor hacia su padre… y nunca quiso llamar la atención” sobre su propio rol en hacerlo realidad, describió el diario Moscow-Pullman Daily News en 1999.

“La inspiración”

La noticia sobre primer Día del Padre se publicó en siete diarios nacionales y Sonora Smart Dodd se convirtió casi en una celebridad.

Comenzó a recibir un centenar de cartas al día de agradecimiento por sugerir el Día del Padre que respondía personalmente, describe Visit Spokane, el sitio de promoción de la ciudad que se enorgullece en afirmar que es el lugar de nacimiento del Día del Padre.

Sonora Smart Dodd

Visit Spokane
Sonora empezó a recibir cientos de cartas a diario que le agradecían su idea.

En 1924, el presidente estadounidense Calvin Coolidge reconoció la celebración del Día del Padre y recomendó que todos los estados hicieran lo mismo.

Más de 20 años después, en 1966, el presidente Lyndon B. Johnson firmó una resolución en la que decidía que el tercer domingo de junio debería ser el Día del Padre.

Pero no fue hasta 1972, que el presidente Richard Nixon lo convirtió en ley.

“Como padre de dos hijas encantadoras quienes nunca han olvidado el Día del Padre, le estoy muy agradecido por haber comenzado esta gran tradición”, le escribió Nixon a Sonora Smart Dodd en un telegrama que conserva la Colección Especial del Día del Padre y Sonora Dodd del Archivo de la Universidad de Whitworth en Spokane, Washington.

Folleto del concurso de escaparates del Día del Padre de Associated Men's Neckwear Industries en Nueva York.

Visit Spokane
Concurso de vidrieras o escaparates del Día del Padre de la Asociación de productores de corbatas de Nueva York.

“En su cumpleaños número 90 espero que pueda tener la gran alegría y satisfacción de saber que las familias en todo el territorio del país han conocido esa felicidad porque usted fue la inspiración para este día tan especial”, continúa el telegrama con fecha del 16 de febrero de 1972.

Talento y reconocimiento

Como parte del agradecimiento por su propuesta, decenas de organizaciones le hicieron un homenaje a Sonora nombrándola miembro vitalicio y otorgándole premios a lo largo de toda su vida.

Pero su vida fue más que una sucesión de reconocimientos. Sonora fue empresaria, poeta, escritora, ilustradora y escultora.

Nixon con sus dos hijas.

Getty Images
El presidente de Estados Unidos, Richard Nixon, fue quien convirtió el Día del Padre en ley.

Mi abuela era una mujer multifacética, adelantada a su tiempo, describe Barbara Dodd Hillerman Lieske.

“Era una líder que después de su matrimonio obtuvo un título en negocios, fue una escritora y poeta talentosa y estaba involucrada con la comunidad literaria de Spokane, y era una artista que estudió en el Instituto de Arte de Chicago y más tarde desarrolló un negocio de arte artesanal”, enumera a BBC Mundo.

Y en lo personal, “ella jugó un papel importante en mi desarrollo cultural con largas cartas y regalos. Todavía tengo un diccionario muy usado que me dio para la Navidad de 1951, con la inscripción: ‘Cuida tus palabras, son nuestros pasaportes para cosas mayores'”, dice

Tras su muerte el 22 de marzo de 1978 a los 96 años, el diario Spokesman-Review publicó que Sonora y a su esposo fueron responsables de “enriquecer la vida religiosa, cívica y cultural en Spokane”, así como “poner a Spokane en los ojos de la nación y el mundo”.

La casa de los Dodd es parte en la actualidad del Registro Nacional de Lugares Históricos, habiendo obtenido esta distinción en 2010 tras el centenario de la primera celebración del Día del Padre de Spokane.

La idea de Sonora no solo inspiró a muchos para homenajear a los padres en Estados Unidos sino que países de América Latina como Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, Panamá, Paraguay, Perú, Puerto Rico y Venezuela celebran también el tercer domingo de junio el Día del Padre.

¡Feliz Día del Padre!


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=KmgRXXNvokE

https://www.youtube.com/watch?v=H8NO-TEa5QQ

https://www.youtube.com/watch?v=h8F5qz70jWk

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.