¿Por qué hay cifras atípicas de influenza y enfermedades respiratorias?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

¿Por qué hay cifras atípicas de influenza y enfermedades respiratorias la última semana?

De acuerdo con autoridades federales de Salud, y con médicos y epidemiólogos entrevistados por Animal Político, este aumento puede tener varias explicaciones, y todas están relacionadas con el coronavirus.
Cuartoscuro
Por Manu Ureste y Andrea Vega
16 de abril, 2020
Comparte

En tan solo una semana, y en plena pandemia de coronavirus COVID-19, los casos reportados en México por enfermedades tipo influenza e infecciones respiratorias agudas se dispararon de manera repentina.

De acuerdo con datos oficiales extraídos de los informes semanales de Vigilancia Epidemiológica de Influenza, de la Dirección General de Epidemiología, para la semana 15 de este año, que es la cifra más actual, hay acumulados en todo el país 59 mil 440 casos de enfermedad tipo influenza e infecciones respiratorias agudas graves.

Te puede interesar: AMLO acuerda con hospitales privados que presten 50% de sus camas para pacientes del sector público

Este dato supone que en una semana se sumaron a la lista 11 mil 833 casos nuevos, un aumento del 25% en comparación con la semana previa, la número 14, y un aumento de hasta el 44% en comparación con tres semanas atrás, la número 11.

Es decir, que en apenas un mes lo casos acumulados de enfermedades tipo influenza y de infecciones agudas respiratorias casi se duplicó.

Sin embargo, esta cifra adquiere mayor relevancia si se compara con la evolución que hubo de casos en las semanas previas. Van unos datos para dimensionar el aumento súbito de casos:

Entre las semanas 11 y 12 de este año se pasaron de 41 mil 109 casos acumulados a 43 mil 466, es decir, hubo un aumento de 2 mil 357 casos nuevos.

Entre la 12 y la 13, el aumento fue de 2 mil 522 casos.

Entre la 13 y 14, el aumento fue menor, de 1 mil 619 casos.

Mientras que, entre la 14 y la 15, que es la más actual, la diferencia se disparó a los 11 mil 833 casos nuevos.

Los factores de la expansión

¿Por qué se produjo esta expansión de casos de influenza y de enfermedades respiratorias en el país?

De acuerdo con autoridades federales de Salud, y con médicos y epidemiólogos entrevistados por Animal Político, este aumento puede tener varias explicaciones, y todas están relacionadas con el coronavirus.

Alejandro Macías, especialista en infectología por la UNAM que fue en 2009 comisionado especial para la atención de la influenza AHIN1 en México, dijo que el aumento de los casos reportados puede estar relacionado con el aumento de los casos de coronavirus.

Y una posibilidad es que esos casos de coronavirus, bien por la falta de pruebas, o porque no a todos los casos sospechosos se les aplica, o bien porque se puede confundir con los síntomas de la influenza, se está catalogando como enfermedades tipo influenza o infecciones respiratorias agudas graves.

Jorge Baruch, jefe de la Clínica de Atención Preventiva del Viajero de la Facultad de Medicina de la UNAM, señaló que, a pesar del pico de casos en esta última semana 15, las cifras aún no permiten emitir conclusiones.

“Habría que esperar unas semanas más para ver hacia dónde va la tendencia de casos”, matizó, aunque admitió que la cifra de casos reciente “está fuera de lo normal”.

En cuanto a los posibles factores, Baruch apuntó que el aumento de casos puede deberse a que ahora hay más casos de coronavirus, es decir, hay más gente enferma, y que, en efecto, por falta de pruebas o por la confusión de síntomas similares se estén catalogando como influenza o como infección respiratoria grave.

Aunque el especialista también añadió otros dos posibles factores que pueden estar ‘confundiendo’ a las estadísticas.

Uno es que, a partir de la pandemia, y a partir de que el sistema de salud está en estado de alerta, el personal de salud esté diagnosticando ahora más casos.

“El sistema de salud está diciendo: ya tenemos aquí el COVID-19, ahora hay que encontrarlo y diagnosticarlo. Entonces, el personal de salud tiene la prioridad de buscar y diagnosticar este tipo de infecciones respiratorias. Y eso puede ser una explicación, que el sistema de salud se está alertando para detectar más infecciones respiratorias agudas”, explicó Baruch.

Entérate | COVID-19: IMSS e INSABI aplican criterios distintos para dar licencia a doctores con padecimientos

Y otro factor es que, con el aumento de casos de coronavirus, y debido a la similitud de síntomas con la influenza y la neumonía, la población, sencillamente, está yendo más al médico.

“La pandemia está haciendo que la gente vaya más a la clínica o a sus unidades médicas porque quieren saber si los síntomas que tienen son o no COVID-19”, planteó el especialista.

El temor al COVID-19 dispara las visitas al médico

Este es, de hecho, uno de los factores más importantes para el aumento de casos, apuntó por su parte Mauricio Rodríguez Álvarez, vocero de la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia del coronavirus de la UNAM.

Antes de la pandemia, explicó el experto, las personas sentían dolor de garganta o síntomas de infección respiratoria y no iban al médico.

Ahora, por el temor de tener COVID-19 están yendo, y no a los consultorios de las farmacias, como solían, sino a las instituciones públicas de salud, que están obligadas por ley a reportar todos estos casos de infecciones.

Este registro de infecciones respiratorias agudas que no se catalogan como la enfermedad de COVID-19, agregó Rodriguez Álvarez, no significa en su opinión que se esté ocultando información, o que se estén disfrazando casos de coronavirus por influenza o neumonías.

Solo que, tal y como ya explicó el propio subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, en la conferencias vespertina del pasado miércoles 8 de abril, el modelo Centinela usado para la vigilancia epidemiológica de este nuevo virus marca que solo se le harán pruebas al 10% de los casos sospechosos con sintomatología leve y 100% de los casos con síntomas graves.

Leer más: ¿Qué es la fase 3 de la epidemia de COVID-19 y qué medidas se tomarán?

“Lo que no se pueda catalogar como COVID porque no se hizo la prueba, es mejor catalogarlo como neumonía atípica (de las que no se conoce qué las provoca) en lugar de no registrar nada, y ya se sabe que la mayoría de estas serán COVID”, apuntó Rodríguez Álvarez.

En la conferencia del pasado 8 de abril, de hecho, López Gatell ya avisó que el comportamiento esperado en las estadísticas de neumonías era que fueran aumentando a la par de los casos de Covid 19.

“Así como garanticé que iba a llegar el coronavirus a México, garantizo que esto va a tener este comportamiento. ¿Por qué razón? Porque está en fase ascendente la epidemia de COVID-19”, enfatizó el funcionario federal.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Derrumbe en Miami: qué se sabe de las posibles causas del colapso del edificio de apartamentos

No están claras de momento las causas del derrumbe, pero expertos y autoridades apuntan a que podría tratarse de una conjunción de factores.
25 de junio, 2021
Comparte

“Este tipo de cosas no pasan en Estados Unidos”.

Así se expresaba en la mañana de este jueves Charles Burkett, el alcalde de Surfside, la localidad del condado de Miami Dade donde en la madrugada de este jueves colapsó parcialmente un edificio residencial.

A medida que los equipos de rescate continuaban las tareas de rescate, autoridades y expertos han comenzado también a barajar las posibles causas de un derrumbre sucedido en un condado en el que las normas constructivas se encuentran entre las más estrictas de EE.UU. como resultado de los huracanes.

Según dijo Burketta a medios locales un colapso de este tipo “es menos probable que el impacto de un rayo“.

“Estas cosas simplemente no suceden. No ves edificios cayendo en Estados Unidos y aquí teníamos un edificio literalmente cayendo”, dijo.

No está claro de momento qué pudo haber detrás del derrumbe.

“Es demasiado pronto para establecer cuál fue la causa del colapso. No debemos apresurarnos a concluir nada y dejar que las autoridades completen su investigación”, le dice a BBC Mundo Atorod Azizinamini, profesor de Ingeniería Civil y director de Escuela Moss de Construcción, Infraestructura y Sostenibilidad de la Universidad Internacional de Florida.

De acuerdo con el experto, generalmente ante situaciones como esta, se crea una comisión para investigar lo sucedido -que ya está en marcha-, aunque este tipo de estudio puede tomar meses o incluso años.

En BBC Mundo te contamos lo que se sabe de momento.


El edificio

Champlain Towers

Google Street View
Champlain Towers era un caro edificio de apartamentos frente a la playa.

El Chaplain Towers es un condominio de 12 plantas y más de 100 apartamentos ubicado frente al mar al norte de Miami Beach.

Según muestra una búsqueda realizada por BBC Mundo en sitios de bienes raíces de la ciudad, los precios de los apartamentos eran elevados, con costos entre los US$ 600.000 y los US$700.000.

Datos de la aplicación de venta de inmuebles Zillow muestra que un apartamento de cuatro cuartos y pisos de mármol en el último piso, que se vendió a inicios de mayo por casi US$3 millones.

Medios latinoamericanos han señalado que actores populares, familiares de presidentes y reconocidos médicos vivían en el edificio, así como miembros de la comunidad judía de Florida.


Detrás de las causas

El edificio fue terminado en 1981, según datos de la ciudad.

Dado que las normativas vigentes establecen que las construcciones de este tipo deben pasar una inspección a los 40 años para garantizar su habitabilidad, el edificio estaba siendo sometido a reparaciones para poder ser inspeccionado por peritos y obtener su recertificación, de acuerdo con autoridades locales.

“Se estaba trabajando en el edificio para cumplir con el estándar de 40 años. Eso es algo que se ha implementado no solo para el condado, sino para todos las municipalidades y tenemos un estricto código de construcción desde el huracán Andrew para actualizaciones y mejoras”, dijo Heyman.

Azizinamini, por su parte, considera que este lapso de tiempo no es siempre funcional para todos las construcciones.

“Soy de la opinión de que ciertos edificios, ubicados en ciertos lugares, deben inspeccionarse de manera más rutinaria, lo que permite tomar medidas oportunas si es necesario”, dice.

Un estudio publicado en 2020 por expertos de la Universidad Internacional de Florida (FIU, por sus siglas en ingles), señalaba que habían detectado que en la década de 1990 el área donde está ubicado el edificio se estaba hundiendo a un ritmo de 2 milímetros año, lo que calificaban de “alarmante”.

El estudio no se realizó con el propósito de determinar la solidez del edificio, sino como parte de un proyecto para identificar qué partes de Miami podrían verse más afectadas por el aumento del nivel del mar y las inundaciones costeras, indicó el diario.

“Fue un subproducto del análisis de los datos. Vimos que este edificio tenía algún tipo de movimiento inusual “, dijo Shimon Wdowinski, profesor del Departamento de Tierra y Medio Ambiente, a medios locales.

Residentes y familiares de residentes del complejo.

Getty Images

En una conferencia de prensa durante la tarde del jueves, las autoridades de Miami declinaron responder una pregunta sobre el presunto hundimiento del terreno.

Un estudio realizado en 2016 por la Universidad de Miami y la Universidad de Padua, en Italia, concluyó que partes de la isla de Miami Beach, al norte de la cual se encuentra Surfside, se están hundiendo a una velocidad de 2 a 3 milímetros por año, aproximadamente el grosor de una moneda.

Durante los últimos 80 años, estimó el estudio, algunas casas podrían haberse hundido entre 15 y 20 centímetros.

Otras teorías

Bukett comentó que el edificio estaba siendo sometido a ciertas reparaciones en el techo, aunque aclaró que no estaba claro si estos trabajos pudieron haber influido en el colapso.

Agregó que no podía imaginar ninguna razón para la tragedia más que algún tipo de socavón o un problema en los cimientos del edificio.

Antes y después del edificio colapsado en Miami Beach.

BBC

Un agente de bienes raíces que vendía propiedades en el inmueble le dijo al diario Miami Herald que el Champlain Towers se encontraba “en buenas condiciones” y que “recién estaban comenzando las reparaciones” para su recertificación.

Según el Herald, la asociación de vecinos al frente al edificio contrató recientemente a un ingeniero para llevar a cabo cambios en el sistema eléctrico y estructurales necesarios para obtener la el nuevo permiso, pero aún no había comenzado la construcción.

Peter Dyga, presidente y director ejecutivo de la Asociación de Constructores y Contratistas de la costa este de Florida, le dijo a CBS Local 10 News que es probable que detrás de lo sucedido haya una conjunción de “múltiples factores” y que “tomarán años de investigación y aprendizaje” para determinar qué pasó.

“Probablemente habrá varias cosas que contribuyeron. Esto simplemente no sucede sin la concurrencia de múltiples cosas que se juntan para hacer de esto una tragedia. ¿Quién sabe cuáles serán esas cosas?”, consideró.

“Como dijo el alcalde, simplemente no se sabe si hay un socavón o alguna debilidad o un movimiento en el suelo”, agregó.

edificio

Getty Images
El edificio colapsó en la madrugada del jueves.

Algunos arquitectos entrevistados por CNN señalaron que se realizaban trabajos de construcción en el área que pueden también haber removido el suelo.

Como sucede tradicionalmente al final de la primavera e inicio del verano, se han reportado intensas lluvias en la zona de Miami-Dade y las autoridades han alertado que muchos suelos han estado saturados de agua.

La zona costera de Florida, de terreno poroso y permeable, se encuentra entre las más afectadas del país por el cambio climático y tiene áreas que se inundan frecuentemente por las crecidas del mar.

¿Cómo se puede saber qué pasó?

Según explica Azizinamini, en estas situaciones, ingenieros estructurales recopilan toda la información disponible para luego realizar un análisis numérico detallado y simular el colapso del edificio en diferentes escenarios.

“Una vez que el resultado coincide con la observación visual, como el video que muestra el colapso del edificio, pueden sacar conclusiones. sobre la(s) causa(s) del colapso”, dice.

Este tipo de investigación implica, según el experto, observar los cálculos de diseño, revisar el código y las notas de construcción, tomar muestras del material utilizado (acero y concreto), inspeccionar los cimientos, observar las piezas de construcción grandes que fallaron, entrevistar a los residentes y recopilar toda la otra información disponible.

edificio

Getty Images

“Es al final de dicha investigación, que puede llevar meses, cuando uno puede llegar a la(s) razón(es) del colapso”, dice.

El experto señala que tras eso, el siguiente paso es verificar las políticas y códigos vigentes y ver si es necesario realizar cambios.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=vBgTbUZ59J0


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=vBgTbUZ59J0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.