Conapred emite recomendaciones contra la discriminación por COVID-19
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Conapred emite recomendaciones para prevenir y enfrentar la discriminación por COVID-19

El organismo tiene una línea telefónica y un correo para recibir todas las quejas y darles una solución. Además, hace un llamado a la ciudadanía para ser solidarios sobre todo con quienes tienen alguna situación de desigualdad.
Cuartoscuro
4 de abril, 2020
Comparte

Durante esta contingencia por COVID-19, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) ha recibido quejas y documentado situaciones vinculadas a hechos de rechazo, de violencia y de discriminación de cuatro tipos y que afectan a diversos grupos.

“Eso no debe pasar. México tiene durante esta contingencia una oportunidad histórica no solo para frenar el riesgo de contagio, esto es también una oportunidad para ser empáticos, solidarios, recíprocos y cuidadosos”, señaló Mónica Maccise Duayhe, titular de Conapred, durante la conferencia sobre COVID-19 de este viernes.

El primer tipo de acciones de rechazo y discriminación, precisó, son las relacionadas con personas que han sido diagnosticadas con coronavirus COVID-19 y que han enfrentado amenazas de que los y las van a despedir.

También han enfrentado la negación del acceso a la salud, “de que no en este hospital no se te va a atender”. Y hay personas que en sus casas, en sus espacios de condominios y residencias, la propia administración ha restringido que entren a entregarles víveres. Con los pacientes se han documentado incluso casos de restricción a servicios de atención pública como refugios.

Hay además, dijo Maccise Duayhe, acciones concretas de violencia y rechazo hacia el personal médico y de enfermería. “Esto es muy delicado porque ellos están haciendo un esfuerzo enorme para poder trabajar en cualquier condición en esta contingencia y merecen todo nuestro reconocimiento y toda nuestra reciprocidad”.

Se han presentado de igual forma quejas concretas de grupos de la diversidad sexual que han visto afectados sus derechos porque algunos líderes religiosos han interpretado que el origen del COVID está en la homosexualidad, y han hecho también referencia a que tiene que ver con el feminismo o con la decisión de las mujeres sobre su cuerpo.

Leer más | Sin visitas, insumos ni sana distancia: el panorama de la cárceles frente al COVID-19

“Un llamado así a su feligresía motiva discriminación y rechazo hacia esas poblaciones, por eso es muy importante dar información veraz y oportuna no basada en estereotipos ni en prejuicios”, específico la titular de Conapred.

Se han producido también muestras de racismo y xenofobia hacia personas extranjeras y personas que tienen rasgos físicos de Asia oriental, o, de forma muy estigmatizante, de China.

“Tenemos información de que se han visto absolutamente rechazados en sus derechos y tienen miedo incluso de salir a las calles porque los demás pensamos, por estereotipo, que son objeto de contagio, cuando muchos de ellos son mexicanos, viven en México y muchos, probablemente, nunca han estado en China”.

La Conapred informó que desde el 19 de marzo al 3 de abril  se han presentado 24 quejas relacionadas con COVID-19.

Del total de quejas, 14 son imputables a servidores públicos: 8 corresponden a instituciones federales de seguridad social, uno a entidades públicas, 2 a empresas públicas, 2 más a escuelas públicas y otra que no especifica.

Diez quejas corresponden a particulares: 5 en empresas, 2 en condominios residenciales, una en escuelas, otra en centros de asistencia social y una más en bancos.

Los principales hechos denunciados son: Insultos, amenazas o maltratos, obligación de ir trabajar, obligación de trabajar estando en situación de riesgo, hostigamiento laboral, inobservancia de medidas de contención y sana distancia, hostigamiento vecinal, divulgación pública de información clínica en medios o redes sociales, despido, dificultades para acceder a atención médica, expresiones discriminatorias, y obligación de ir a trabajar sin las condiciones adecuadas.

Por eso, aseguró Maccise Duayhe, Conapred hace un llamado a la administración pública, a las organizaciones, a la sociedad, al sector privado a brindar información veraz, oportuna y clara, basada en la ciencia.

Pero es muy importante, señaló, que esta comunicación contemple a las personas con diversas discapacidades, auditiva, visual, intelectual. “La información que nos dan todos los días sobre la contingencia es vital y es fundamental que todos la podamos entender”.

Esta información también debe tener pertinencia cultural, debe ser accesible a los pueblos y las comunidades indígenas en sus propias lenguas. “Se han hecho traducciones en lenguas indígenas para que se pueda distribuir, con el perifoneo, por ejemplo, y se ha hecho un esfuerzo también con el tema de discapacidad, nos falta, al gobierno y a los medios privados más para poder hacer accesible la información a todas las personas, pero hay organizaciones que pueden ayudar en eso”.

COVID-19: Personal médico se aísla de su propia familia para atender a pacientes y evitar contagios

Además, el llamado a la acción en esta contingencia también tiene que ver con reconocer las diferencias, subrayó la titular de Conapred. “Cómo nos toma una contingencia de este tipo en una país absolutamente desigual. En México solo seis de cada diez personas tienen prestaciones y tienen también un contrato formal, es decir cuatro de cada diez personas no tienen un sueldo fijo y no tienen prestaciones médicas, esto les hace más difícil cumplir la instrucción de quedarse en casa”.

Por eso, aseguró Maccise Duayhe, es importante que las medidas de mitigación para estas poblaciones en mayor desventaja social se enfoquen a sus necesidades.

“Mención especial tienen las trabajadoras del hogar. Desde Conapred hemos hecho un llamado para que se cubra el sueldo total de las trabajadoras del hogar en esta etapa, que si ya no están trabajando en las casas porque ya no se pueden transportar o por cuestiones de salud, que se queden en su casa pero que les paguen su salario íntegro”.

Hay otras poblaciones que requieren apoyos como los meseros, las trabajadores sexuales, quienes venden cerca de escuelas, esos sectores requieren apoyo.

En cuanto a población migrante y población en carcel también hay que poner atención. “La Secretaría de Salud tiene lineamientos para poder mitigar el riesgo de contagio y hacemos un llamado para que se puedan aplicar estas medidas con los mejores estándares, informando a las personas sobre lo que está pasando, porque si afuera algunas personas se muestran desesperadas, imaginemos quienes están adentro”.

Para atender los casos de discriminación Conapred ofrece un sistema de quejas, basta llamar al 55621490 o al 800543033 o escribir a [email protected] si considera que se ha vulnerado uno de sus derechos por condición de salud, por trabajo, por orientación sexual, por embarazo.

“En muchos casos la queja se resuelve rápido, en otros vamos a las medidas de conciliación y en otros vamos a la investigación para determinar sanciones que pueden ser disculpas públicas, medidas de reparación, incluso indemnizaciones económicas”.

Hay además, explicó, un esfuerzo interinstitucional para que 911, que es la línea de emergencia, pueda conectar con los servicios adecuados a las personas que vivan depresión, angustia, incertidumbre o violencia o a quienes creen que pueden cometer violencia. “Llamen y se les canalizará para contención psicológica, contención emocional y ayuda legal”, precisó la titular de Conapred.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Covid-19: Cómo funciona nuestro sistema inmunológico y cómo combate al coronavirus

Sin una vacuna y sin un tratamiento específico efectivo, la única arma que tenemos para defendernos del coronavirus en nuestro sistema inmunitario. Te contamos cómo funciona y cómo le hace frente al covid-19.
7 de abril, 2020
Comparte

Sin un tratamiento o fármacos específicos, y sin una vacuna en el horizonte cercano, la única defensa que tiene nuestro organismo frente al nuevo coronavirus es el sistema inmunológico.

De cómo este responda a la infección dependerán en gran medida los resultados: podremos sufrir desde síntomas leves como tos seca, dolor de garganta, cansancio y fiebre, síntomas severos como neumonía y problemas respiratorios agudos, hasta fallo multiorgánico y muerte.

Expertos han explicado en numerosos artículos cómo fortalecer este sistema para enfrentarnos mejor a esta enfermedad. Recomiendan seguir una dieta saludable, dormir más, evitar el estrés, el alcohol en exceso, el tabaco y otras sustancias tóxicas.

Pero antes de analizar estas recomendaciones, empecemos por entender cómo funciona el sistema inmunitario y cómo se activa cuando entra en contacto con el coronavirus.

Un mundo hostil

El sistema inmunitario es una compleja red de células, órganos y tejidos que trabajan en conjunto para defendernos de los microorganismos y sustancias tóxicas que podrían enfermarnos —hongos, parásitos, virus y bacterias— y que están presentes en el mundo que nos rodea.

Todos nuestros órganos contienen células del sistema inmune y éstas también están en la sangre (en los leucocitos, que son los glóbulos blancos) y en la linfa (el líquido transparente que recorre los vasos linfáticos).

Gráfico de la sangre.

Getty Images
Todos nuestros órganos contienen células del sistema inmune y éstas también están en la sangre, los ganglios y la linfa

Y aunque las células inmunitarias se originan en la médula ósea y hay lugares donde se concentran más, como los ganglios linfáticos, las amígdalas, el bazo o el timo, podemos encontrarlas en la piel, las mucosas, los pulmones, el aparato digestivo y en todos los rincones del cuerpo.

Cuando nuestro organismo se enfrenta con un patógeno (un microorganismo capaz de producir enfermedad, como es el caso del coronavirus), el sistema inmune responde de dos maneras en paralelo.

Una es la llamada respuesta innata. que es la primera que se desarrolla y normalmente es efectiva para eliminar a diferentes tipos de agresores.

Eso es “lo primero que vemos cuando vemos una enfermedad”, le explica a BBC Mundo la doctora Silvia Bucciarelli, quien trabajó durante años como especialista del Hospital Clinic de Barcelona y ahora coordina la ONG PINEAS (Programa Integrado de Inmunología y Enfermedades Autoinmunes).

Esta respuesta aumenta el flujo de sangre hacia la zona infectada, y por eso “esta parte del cuerpo se pone roja y caliente por el mismo mecanismo”, dice.

“De los vasos sanguíneos salen células y determinadas sustancias —como proteínas y citocinas— que tratan de detener la infección”, añade.

La otra es la respuesta adaptativa, que produce anticuerpos o células específicas capaces de destruir determinados microorganismos o células infectadas.

Paciente con coronavirus en Italia

Getty Images
Aún no se sabe con certeza si la enfermedad genera inmunidad y por cuánto tiempo se prolonga.

Esta respuesta puede demorarse en llegar entre cuatro y siete días, “por eso la respuesta innata tiene que tratar de mantener la primera línea de batalla, hasta que se desarrolle la respuesta inmune específica”, continúa la experta.

“Es como un misil que va dirigido hacia un organismo en particular y no hacia otro”.

Una rasgo particular de la respuesta adaptativa es que deja memoria. Es decir, recuerda los patógenos con los que tu cuerpo ha entrado en contacto en el pasado, y por ello sabrá cómo combatirlos en el futuro.

Esto quiere decir que, en teoría, si nos contagiamos una vez con covid-19, no podríamos contagiarnos una segunda.

Aunque al ser un virus nuevo, del que quedan aún muchas preguntas por responder, no queda totalmente claro si genera inmunidad y, si lo hace, por cuánto tiempo dura.

Como mencionamos antes, ambas respuestas inmunitarias trabajan en equipo, donde la innata actúa a modo de guía de la respuesta adaptativa: esta le comunica por medio de células qué tipo de microorganismo nos está infectando y en qué parte del cuerpo se encuentra.

Así, la respuesta inmune se dirige al lugar donde está la infección, y no a otros sitios donde no la necesitamos.

¿Y el coronavirus?

Por empezar, hay que tener en cuenta que como se trata de un virus nuevo, mucho de lo que se infiere de la respuesta inmunitaria al covid-19 (su nombre oficial es SARS-CoV-2, pero la OMS acepta que lo llamemos con el mismo nombre de la enfermedad que provoca, covid-19), está basado en las similitudes con sus “primos” SARS (Síndrome Respiratorio Agudo Grave) y MERS (Síndrome Respiratorio de Medio Oriente).

Gráfico

BBC

Según explica Bucciarelli, “el sistema inmune contra los virus tiene dos objetivos principales: uno es tratar de neutralizarlos y evitar que entren dentro de las células“.

“El otro, si el virus logró franquear esa barrera y penetrar la célula, es destruir esa célula infectada por un mecanismo que se conoce como apoptosis, que es una muerte celular programada”.

Recordemos en este punto que este coronavirus, como todos los virus, no puede reproducirse a menos de que se meta dentro de nuestras células y secuestre su mecanismo para replicarse.

Y, como es principalmente un virus respiratorio, comienza infectando la garganta, antes de seguir su recorrido por los conductos bronquiales y alcanzar los pulmones.

Sin embargo, los virus son muy astutos y pueden engañar al sistema inmunitario para que no se entere de que están allí.

Una forma en que el covid-19 parece burlar al sistema inmunológico es inhibiendo la producción de interferón, una proteína que producen las células de la inmunidad innata cuando nuestro organismo entra en contacto con un virus, con la intención de impedir que se introduzca dentro de la célula.

Hombre recibiendo una vacuna

Getty Images
La OMS dice que una vacuna estará lista entre abril y junio de 2021.

Pero, según le explica Bucciarelli a BBC Mundo, “aparentemente, el covid-19 puede interferir en la producción de interferón, así como también evitar que el interferón cumpla con su función, y por ello el virus podría ingresar a la célula del huésped”.

Además, añade, podría estar interfiriendo con otro mecanismo: el que le permite a la respuesta inmune adaptativa producir anticuerpos contra ese virus específico.

Respuesta acorde al daño

En el 80% de los casos la respuesta del sistema inmunitario al coronavirus es efectiva y por eso las personas son asintomáticas o sufren síntomas leves.

En el 20% restante no: el virus entra en las células porque el sistema inmunitario no lo pudo bloquear.

Por eso estas células donde se reprodujo el virus se destruyen y mueren de forma no controlada.

“Al destruirse esas células, el sistema inmune detecta que hay daño celular, y ahí se estimula un tipo de células que provocan una respuesta inflamatoria para evitar ese proceso”, dice Bucciarelli.

Esta respuesta es la que puede complicar el cuadro.

“Esa mayor afluencia de células produce una inflamación generalizada de todo el pulmón, o puede ir más lejos y preparar a todo el cuerpo para que se defienda. Y esto, como consecuencia, puede provocar un shock”.

Según explica Margarita del Val, experta en inmunología viral del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa en Madrid, España, “el problema es que en las fases finales no solo se descontrola la cantidad de virus que se produce, sino también la cantidad de citocinas, o de los mediadores que están formando una inflamación potente para que la batalla sea muy fluida”.

“Y esto acaba también dañando a la persona infectada”.

Cuerpo humano

BBC

Pero esto no es en realidad una respuesta exagerada, apunta Bucciarelli, sino “proporcional al daño que está provocando la infección”.

“Puede dar cuadros leves o graves. Y esto depende de las características del microorganismo infectante, que puede ser muy agresivo, de las características del huésped y de las características ambientales”.

Cómo optimizar al sistema inmunitario

Como lo primero que reacciona frente al virus es nuestra respuesta inmunitaria innata, es importante contar con un sistema inmunológico competente para plantarle batalla.

Alimentos saludables

Getty Images
Una dieta sana es fundamental para tener un sistema inmune óptimo.

Para que su estructura sea la adecuada, es imprescindible una alimentación variada, como lo explica en detalle la nota que encontrarás en el vínculo de abajo, pero también hacer ejercicio, descansar y evitar las situaciones de estrés.

“Es importante hacer ejercicio moderado todos los días y no extremo, porque eso nos deja exhaustos y sin recursos al sistema inmunitario”, expresa Del Val.

Por otro lado es importante no beber en exceso y evitar el tabaco.

“El tabaco altera las células del tracto respiratorio. Esas células del aparato respiratorio inicial pierden su forma y también se altera la función de las células que recubren al pulmón”, explica Bucciarelli.

Por eso una persona que fuma es altamente susceptible a sufrir infecciones más graves.

Factores psíquicos como las pérdidas, la angustia y el estrés crónico, también afectan el funcionamiento del sistema inmunitario.

En síntesis, todas estas recomendaciones, señala Del Val, “nos ayudarán a tener un sistema bien regulado: ni muy débil, ni muy fuerte, sino que reaccione a la medida de la agresión que suframos”.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial



Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Zh_SVHJGVHw&t

https://www.youtube.com/watch?v=Y36en98lbNw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts