Contagios dejan a hospitales del IMSS con déficit de médicos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Contagios de COVID-19 en personal de los hospitales 24 y 58 del IMSS causa déficit para atender pacientes

Animal Político entrevistó a personal de ambos hospitales, para conocer la situación que viven tras el contagio de cirujanos, médicos generales, anestesiólogos, enfermeras, secretarias, camilleros, y personas de intendencia.
Cuartoscuro
16 de abril, 2020
Comparte

Cirujanos, médicos generales, anestesiólogos, enfermeras, secretarias, camilleros, personas de intendencia y jefes de los Hospitales Generales de Zona 24 en la Ciudad de México y el número 58 en el Edomex –ambos del IMSS– han sido infectados de COVID-19 en las últimas dos semanas debido a la falta de insumos para atender los primeros casos de pacientes sospechosos de coronavirus que llegaron durante marzo, asegura el personal. 

Esto ha provocado que los médicos fueran enviados a cuarentena, igual que quienes tuvieron contacto con ellos, dejando áreas como cirugía sin un solo médico como en el Hospital 24 o con menos personal para atender a pacientes con coronavirus que siguen llegando al Hospital 58. Hasta el momento, ninguna autoridad les ha informado si enviarán reemplazos.

Leer más: Personal médico del ISSSTE y Hospital Balbuena protestan por falta de insumos

Animal Político entrevistó a personal de ambos hospitales, pero con la petición de anonimato debido al temor de recibir alguna represalia en su centro de trabajo, por eso sus nombres han sido cambiados. 

El brote entre personal médico 

Entre cirujanos, médicos de urgencias, anestesiólogo, jefe de servicio, jefe de enfermería, doctores generales y enfermeras del Hospital General de Zona Número 58 del IMSS suman siete casos confirmados infectados por COVID-19 y tres más están en espera del resultado de la prueba. 

Aunque este hospital es pequeño y, según el protocolo, no atendería pacientes con coronavirus, la realidad los ha rebasado, asegura Mónica, una de las doctoras. Los primeros sospechosos comenzaron a llegar al área de urgencias en marzo, pero el personal no tenía cubrebocas N95 ni googles, los insumos básicos para protegerse de posibles contagios. 

El primer paciente fue un señor mayor de 60 años que falleció antes de que el resultado de la prueba confirmara que estaba contagiado. Lo mismo sucedió con otros que antes de ser confirmados son hospitalizados y la prueba tarda hasta tres días, periodo en el que el personal médico está en contacto con los enfermos. 

Te puede interesar | Personal del Hospital General del IMSS en Tijuana se contagió de COVID-19 por falta de equipo: enfermeros

En abril, los casos han ido en aumento, por eso es que aunque en la planta baja tenían área de urgencias para adultos y pediátrico, trasladaron este último al segundo piso del hospital para separar las urgencias respiratorias y de otros padecimientos, explica Lucía, otra de las doctoras. 

Desde marzo han tenido más de 10 hospitalizados con sospecha y confirmados de coronavirus por día, que son ubicados en los pisos 3, 4 y 5; solo dejando libre el segundo piso de pediatría y el primero, que es administración; incluso han sido canceladas las cirugías para el resto de enfermedades.  

En teoría, los enfermos debían ser trasladados a los hospitales COVID en Toluca, pero también están saturados, además se requieren ambulancias bien equipadas para el traslado de pacientes graves en intubación, afirma la doctora Mónica. 

Esto significa, dice Lucía, que aunque el Hospital 58 no tenga los insumos de protección y atención necesarios porque ni siquiera estaba previsto para hospitalizar a pacientes con coronavirus, lo esté haciendo.

El primer médico general comenzó con fiebre el 26 de marzo, le aplicaron la prueba y resultó positivo y hasta el momento suman siete confirmados, más tres en espera del resultado. 

A eso se agrega que las universidades decidieron retirar a sus becarios y 16 médicos de internado que hacen alguna especialidad también fueron enviados a cuarentena debido a que estuvieron en contacto con los infectados confirmados. 

Esto significa que “no hay ni personal suficiente”, agrega Mónica. “Los becarios y residentes sacaban el grueso del trabajo como hacer estudios, notas, solicitudes”, mientras los médicos titulares atienden al resto de pacientes. 

Ahora solo hay tres internistas y dos o tres médicos titulares atendiendo por cada guardia. “La carga de trabajo ha aumentado muchísimo, se requiere más personal”, insiste Mónica, sobre todo por la atención que requieren los hospitalizados por COVID. 

La desesperación del personal llegó al punto de entregar un acta al director del hospital, Javier Andere Montes de Oca, el pasado 10 de abril en la que exponen las carencias de personal, insumos básicos, y transparencia en el tratamiento de casos. 

Esto porque “en los expedientes de pacientes sospechosos no cuentan con algún documento que evidencia que se tomó la muestra para la prueba de PCR. La información de los pacientes positivos no se encuentra en los expedientes, solo se transmite de forma verbal provocando mal manejo de la información  poniendo en riesgo a todo el personal del hospital”, dice el documento enviado también a Animal Político

Lo que lograron fue que este martes 14 de abril entregaran algunos equipos básicos de protección para el personal en el triaje, donde se revisan a pacientes con síntomas respiratorios y detectar posible cuadro de COVID, y para quienes atienden a los confirmados, aunque solo entregan un kit para un médico por turno, lo cual, dicen, es insuficiente. 

Sin cirugías en el Hospital 24 

En el Hospital General de Zona 24, en la alcaldía Gustavo A. Madero en la Ciudad de México, no hay servicio de cirugías en este momento porque todo el personal de quirófano tiene incapacidad. 

El jefe de cirugía del hospital falleció el pasado viernes 10 de abril y un día después el resultado de la prueba confirmó que tenía COVID-19. En la primera semana del mes trabajó de manera cotidiana, tuvo reunión con el cuerpo de gobierno del hospital, laboró con todo el equipo de cirugía y con el resto de compañeros del hospital debido a su extrovertida personalidad, comenta Juan, uno de los doctores. 

A principio de la semana pasada el doctor se sintió enfermo y no pudo ir a trabajar, cuando regresó al hospital fue por una severa complicación pulmonar y aunque fue internado murió al poco tiempo, apenas cuatro días después de presentar los síntomas. 

El martes 7 de abril, otra doctora también presentó síntomas de coronavirus. Días después, ya internada en el INER, envió un mensaje de voz a sus compañeros para advertirlos de su caso confirmado. 

Y aún existe riesgo de más contagios debido a que en el Hospital hay un sector para atender solo a empleados de la Comisión Federal de Electricidad (CFE). El 1 de abril ingresó un trabajador con problemas respiratorios y los médicos creyeron que se trataba de neumonía atípica, pero al no evolucionar le aplicaron la prueba y el 3 de abril confirmaron que era coronavirus. 

“Ni siquiera lo trataron como sospecho, porque esa no era un área COVID”, por lo tanto, el personal lo atendió sin el equipo de protección necesario.   

Por eso es que este fin de semana, la directiva del hospital comenzó la evaluación de quiénes estuvieron en contactos con esos casos y determinó que más de una centena de empleados entre doctores, enfermeras, personal de limpieza, camilleros y secretarias fueran enviados a sus casas con incapacidad, como indica el protocolo.

El impacto más grave para los hospitales es que todo el área de quirófano tuvo que ser enviado a su casa por haber estado en contacto con el jefe fallecido, por lo tanto no se pueden hacer cirugías en este momento, lo que pondría en riesgo a alguien que necesitara alguna intervención de urgencia. 

A ello se suma que otros médicos y enfermeras más también han sido incapacitados porque padecen alguna enfermedad de riesgo de manera “descontrolada”. 

Juan explica que la operación del hospital se está volviendo complicada. Hay menos personal aunque los pacientes siguen llegando, incluidos los contagiados por COVID-19. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo puedes minimizar el riesgo de contagiarte de COVID-19 durante las fiestas decembrinas

Los expertos recomiendan no reunirse este año, pero si vas a juntarte con la familia te explicamos visualmente qué medidas puedes tomar.
18 de diciembre, 2020
Comparte

Una sala llena de amigos y familiares que no se han visto en mucho tiempo, se abrazan, se besan y celebran el reencuentro alrededor de una mesa llena de manjares.

Comparten horas juntos, se ríen, gritan, se pasan platos y cubiertos los unos a los otros, y se intercambian regalos.

Antes de 2020 esta podría ser una típica postal navideña.

Ahora es un escenario ideal para la propagación del coronavirus.

Por eso mismo, los expertos advierten que la única forma de evitar la transmisión del virus es renunciar a las celebraciones en persona.

En caso de que se hagan, todos los especialistas que BBC entrevistó recalcan que es imposible eliminar los riesgos de contagio, pero que hay medidas para mitigarlos.

Antes de salir de casa

Para empezar, hacer una cuarentena de dos semanas (o al menos una) y confirmar que estás libre del virus con un examen PCR (72 horas antes de la reunión) puede ayudar mucho a minimizar los riesgos.

Además de eso, es fundamental que prestes mucha atención a cualquier síntoma.

“Mucha gente dice ‘oh, solo tengo tos o son solo mocos’. Valora si es algo inusual en ti y evita ir porque será una exposición de alto riesgo”, dice Juliana Lapa, infectóloga y profesora de la Universidad de Brasilia (UnB).

Señor saluda virtualmente su familia

Getty Images
Los expertos recomiendan que los mayores y las personas que sufren obesidad, diabetes, hipertensión y problemas pulmonares eviten reuniones presenciales.

Aunque los expertos recomiendan evitar los viajes.

Si te vas a desplazar, mejor hacerlo en auto. Así evitas las aglomeraciones en los aeropuertos, aviones, buses, estaciones de bus y en las zonas comunes de los hoteles.

‘Petit comité’

Idealmente, la celebración debería ser solo entre las personas que conviven en la misma vivienda.

Si no es así, el primer consejo es reunir la menor cantidad de gente posible y tener en cuenta el número de grupos de convivencia que se mezclan.

“Por ejemplo, una reunión entre 10 personas tiende a ser menos riesgosa si se juntan solo dos grupos que conviven (cinco viven en una casa y las otras cinco en otra) que si las 10 personas viven en casas distintas”, explica Vitor Mori, miembro del grupo Observatorio Covid-19 BR e ingeniero biomédico de la Facultad de Medicina de la Universidad de Vermont (EE.UU.).

Aeropuerto en EE.UU. en el período del Día de Acción de Gracias

Reuters
Si te vas a desplazar durante estas fechas, lo mejor es evitar aglomeraciones en aeropuertos, estaciones de bus y hoteles.

Los expertos también piden especial atención con los grupos de riesgo.

“Si es posible, los mayores y las personas que sufren obesidad, diabetes, hipertensión y problemas pulmonares deben evitar las reuniones”, le dice a BBC Brasil el presidente de la Asociación de Infectología de Minas Gerais, Estevão Urbano.

“Por supuesto, también son las que han sufrido más el aislamiento durante la pandemia y deben ser las más necesitadas en este momento, pero lo ideal es que tomen más precauciones que el resto”.

Si una reunión con una persona del grupo de riesgo es inevitable, dice Juliana Lapa, una opción es “hacer una visita corta, sin cenar, sin quitarse la mascarilla”.

La ventilación es clave

Si van a reunirse, que sea en un lugar abierto, como un jardín, un patio trasero, una azotea o un balcón.

Si la única opción es dentro de una sala o departamento, deja todas las ventanas abiertas.

Gráfico sobre ventilación en la reunión de personas en las fiestas

BBC

Para recalcar la importancia de esta medida, Mori compara las pequeñas partículas líquidas que expulsamos con el humo de un cigarrillo.

“Si estás en un espacio abierto al lado de una persona que está fumando, sentirás poco el humo porque el aire lo dispersará. Pero si estás en un interior con las puertas y ventanas cerradas, aunque mantengas más de un metro y medio de distancia, podrás oler el cigarrillo e inhalar el humo”.

Si no es posible ventilar bien el espacio, es necesario reducir el número de personas, recomiendan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

Gráfico de transmisión de covid por microgotas o aire

BBC

¿Qué se puede hacer para aumentar la circulación del aire interior?

“Pon un ventilador cerca de la ventana y de frente. De esa manera, el ventilador funciona como un extractor de aire, aspirando aire y empujándolo fuera de la habitación. Eso genera presión negativa dentro de la sala y hace que entre aire fresco desde otra ventana”, explica el ingeniero biomédico.

El experto recomienda que si tienes más de una ventana y más de un ventilador, puedes colocar este extra en la ventana opuesta y en la posición contraria, es decir, mirando hacia dentro de la habitación.

Así, un ventilador aspira el aire y otro lo expulsa, generando una circulación e intercambio de aire constantes.

Los CDC advierten que las ventanas y puertas solo deben permanecer abiertas donde no haya riesgo de caídas o si esto no causa una crisis a personas con asma.

Añaden que para evitar la contaminación, los ventiladores no deben generar flujo de aire directamente de una persona a otra.

Esta medida no excluye las precauciones básicas de mantener las distancias, desinfectarse las manos y usar mascarillas.

Encuentros cortos, con mascarilla y distancia social

Cuanto más tiempo se está expuesto, más aumenta el riesgo.

Por eso los expertos sugieren hacer las reuniones cortas. “Las veladas prolongadas son el gran villano de la transmisión”, dice Urbano.

Gráfico sobre interacción de personas en las fiestas

BBC

Siempre que sea posible las personas que no conviven en la misma vivienda deben mantener la mayor distancia posible, usar mascarilla y moderar el volumen de voz para reducir la posibilidad de contagio.

“Cuanto más alto hablas o cantas, más partículas se expulsan al aire”, dice Urbano.

Rotación o mesas separadas a la hora de comer

La cena puede ser uno de los momento más críticos.

Es cuando las personas suelen estar más cerca y necesitan quitarse la mascarilla para comer y beber.

“Si alguien no lleva mascarilla se convierte en un posible diseminador. Todos podemos serlo, ya que hay personas asintomáticas, que ni siquiera saben que están enfermas.”, dice Jaques Sztajnbok, médico supervisor de UCI del Instituto de Infectología Emílio Ribas, en Sao Paulo.

La organización de las mesas puede ayudar. Si en la casa solo hay una mesa, la recomendación es hacer una rotación a la hora de comer, priorizando a los grupos que tienen gente mayor.

Por ejemplo, imagina que hay una pareja que vive en una casa y los padres de uno de ellos, que ya son mayores, viven en otra casa.

Recomiendan que los padres coman primero, mientras el resto espera alejado y con mascarilla.

Gráficos sobre cena de fiestas de fin de año

BBC

Para los que tienen más espacio (¡y más mesas!) pueden montarlas separadas por grupos que conviven. Siguiendo el ejemplo anterior, la pareja estaría en una mesa y los padres en otra.

Además recomiendan no compartir objetos como cubiertos o vasos, así que mejor no servirse de la misma ensaladera este año.

No bajar la guardia durante la fiesta

Han sido meses muy duros para todo el mundo y hay la posibilidad que cuando las familias y amigos se rejunten aflojen las precauciones.

Ahí es donde radica el peligro, dicen los médicos.

“Es un momento en que la gente toma alcohol o se relaja y puede bajar la guardia. Eso puede traducirse en muchos casos de covid-19 y en muertes evitables. Estamos avanzando hacia la adquisición de la vacuna. Así que hay que tener cuidado de no relajarse en este punto.”, dice Estevão Urbano.

Reunión navideña virtual

Getty Images
La recomendación de la OMS es que las reuniones sean virtuales este año.

La recomendación de la OMS

La Organización Mundial de la Salud (OMS) refuerza la idea de que no hay “riesgo cero” durante las celebraciones navideñas.

Propone que las reuniones sean virtuales este año, ya que la mayor incidencia de transmisiones se da entre personas que pasan mucho tiempo juntas, en espacios cerrados y compartiendo comidas.

“Es increíblemente difícil porque, especialmente durante las fiestas, queremos estar con la familia. Pero en algunas situaciones, la difícil decisión de no tener una reunión familiar es la apuesta más segura”, dice Maria Van Kerkhove, líder técnica de covid-19 en la OMS.

*Gráficos por el equipo de Periodismo Visual de BBC Mundo y BBC Brasil


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=3KQvURTJmgA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.