Por COVID-19, Salud suspende trasplante de hígado para bebés
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Por COVID-19, Secretaría de Salud suspende trasplante de hígado para bebés; padres temen por sus vidas

Cirugías programadas para trasplantes se suspendieron para evitar contagios; solo se atienden urgencias en casos como fallas hepáticas fulminantes o daño cardiaco irreversible.
Cuartoscuro
20 de abril, 2020
Comparte

Desde que nació en enero de 2019, el pequeño Rodrigo tenía la piel amarilla. El primer médico general que lo atendió sólo recomendó a sus padres “darle baños de sol”, pero aunque lo hicieron, no mejoró. Cuando por fin llegaron con una pediatra, ella, gracias a los estudios de sangre y orina que ordenó, confirmó el diagnóstico: el bebé tenía daño hepático.

Para saber con exactitud cuál era el padecimiento necesitaban a un especialista. Rodrigo Vian, de 42 años, papá del pequeño, trabajaba entonces en una empresa que vendía equipo de laboratorio, por eso pudo ir al IMSS, pero las citas eran muy espaciadas; intentaron en el Hospital Infantil Federico Gómez, pero era igual.

La familia de Rodrigo, originaria de Tamaulipas, le recomendó ir allá, porque en provincia los hospitales estaban menos saturados. Y así lo hizo. Para entonces ya había perdido el trabajo y la afiliación al IMSS porque su tiempo ahora lo ocupaba la salud de su bebé, pero se afilió al Seguro Popular, que aún operaba.

Rodrigo fue atendido en el Hospital Infantil de Ciudad Victoria y después de una serie de estudios el especialista determinó que el pequeño nació sin vesícula y tenía atresia de vías biliares, es decir, obstrucción del flujo de bilis del hígado.

Lee: Hospitales de CDMX y Edomex tienen solo 77 respiradores para casos graves de COVID-19

Aunque a los bebés con ese padecimiento, antes de cumplir tres meses se puede hacer una cirugía llamada Kasai, el pequeño ya no era candidato porque estaba por cumplir cinco meses de nacido. La única opción era el trasplante de hígado porque el daño ya era tal que le había provocado cirrosis hepática.

El médico de Ciudad Victoria recomendó a Rodrigo buscar otro trabajo con seguro social porque aunque el IMSS tiene carencias y mal servicio en el primer nivel, en el tercer nivel es lo mejor que existe en el país, le dijo. Así fue. “Agarré el primer trabajo que encontré en un taller de tintas para serigrafía”, dice Rodrigo quien es químico industrial de profesión.

El 21 de junio de 2019, Rodrigo fue recibido en el Centro Médico Nacional La Raza, uno de los mejores hospitales de especialidades en el país, donde se le aplicó el protocolo correspondientes para determinar si era candidato al trasplante.

Aunque sí lo fue, ese hospital no podía hacer el trasplante para un bebé de menos de 10 kilogramos, Rodrigo apenas pesaba 8.3 kilogramos y medía 0.69 metros, ni tampoco con donador vivo, sólo cadavérico.

Por eso, en julio comenzó el procedimiento para que el pequeño fuera recibido en el Centro Médico Nacional Siglo XXI. Hasta septiembre se ordenó ya iniciar expediente en dicho hospital, según un oficio firmado por el director de prestaciones médicas, Víctor Hugo Borja Aburto, dirigido al director de Pediatría, Hermilio de la Cruz Yáñez.

Ahí, nuevamente se sometió al protocolo para el trasplante, lo mismo que su madre Kirenia Pavón, de 32 años, quien donaría 25% de su hígado. Por fin, en marzo de este año les dijeron que en la cita del mes siguiente le darían fecha para la operación. Rodrigo estaba en la cuarta posición en la lista para quirófano.

Ahí estuvieron el 6 de abril para recibir la fecha, “íbamos muy emocionados, porque ya habíamos terminado todos los estudios”, cuenta Rodrigo, pero lo que recibieron fue una mala noticia. Debido a la propagación de COVID-19 en el país quedaban suspendidas las operaciones como ésta.

“Ya que llegamos a lo último, y se suspende todo. El doctor nos dijo que no podía hacer nada por lo del coronavirus se suspenden las cirugías. ‘Hay que pedirle a Dios que su hijo aguante hasta que termine esto, no sabemos cuándo’”, le dijo su médico.

Lee: Salud reporta 36 nuevas muertes por COVID-19; son en total 686 fallecimientos y más de 8 mil casos confirmados

Rodrigo tiene esperanza que su hijo pueda librar otra batalla, después de estos 15 meses de lucha. “Ahora hay que esperar y encomendarnos a Dios para que mi hijo aguante, que su cuerpo pueda resistir el mes o dos meses que vaya a durar la suspensión de las cirugías”.

Animal Político consultó al IMSS respecto a los casos de trasplante, y la autoridad confirmó la cancelación como parte de las medidas recomendadas por el Centro Nacional de Trasplantes (CENATRA), órgano rector dependiente de la Secretaria de Salud y de organismos internacionales, que incluye “suspender temporalmente los procesos de donación, las cirugías de extracción y el trasplante de órganos y tejidos”.

Esto para proteger a los pacientes de un posible contagio “debido al alto riesgo que tendrían los pacientes de padecer la enfermedad por el coronavirus, al tener comprometido su sistema inmunológico de defensa, secundario al tratamiento farmacológico anti rechazo que se les administra”.

Aunque el IMSS aseguró que “no deja de atenderse la urgencia médica nacional para trasplante, administrada y supervisada por el CENATRA, tal es el caso de la falla hepática fulminante, daño cardiaco irreversible o lesión corneal severa, entre otras”.

Y en los casos de cirugías programadas, como el de Rodrigo, “tienen seguimiento por médicos especialistas para el control de la enfermedad de base, garantizando que el trasplante se realice en las mejores condiciones posibles para lograr el éxito y se disminuyan los riesgos de complicaciones”.

La próxima del cita del pequeño será el 4 de mayo, pero sus padres temen que la salud frágil del pequeño no pueda resistir hasta que la contingencia pase, aunque ni siquiera se sepa con exactitud cuándo será. Sobre todo porque a consecuencia del daño hepático también padece hipertensión portal, por lo que se le forman várices que al reventar lo ponen en peligro.

En estos 15 meses de vida, el pequeño ha enfrentado cada batalle en los hospitales y sus padres llevan bien la cuenta porque entre las 12 hospitalizaciones, 8 endoscopias para revisión de várices y dos sangrados por tubo digestivo y dos más en las endoscopías, ha sido situaciones “tan horribles, que aún no podemos quitar las imágenes de nuestros recuerdos”. 

Por eso, los padres del pequeño sólo esperan que la contingencia pase rápido, y sobre todo “que mucha gente tome conciencia de que al no seguir las recomendaciones afectan a muchos niños y que quizás se pierdan más vidas debido a enfermedades crónicas que por el mismo Covid-19”.

“Ahora nos queda esperar”

Reyna Cote, de 24 años, estaba estudiando contabilidad, pero desde que diagnosticaron a su bebé Ariadne de atresia de vías biliares en noviembre de 2018, dejó la universidad. Con casi cuatro meses de edad operaron a la pequeña en el Centro Médico La Raza con la intervención Kasai, pero no funcionó, por eso la siguiente opción era el trasplante.

Aunque ya tenía 7 meses de tratamiento en ese hospital debido sobre todo a la intervención y a la atención de infecciones, pasaron tres meses más para que fuera remitida al Centro Médico Siglo XXI porque sólo ahí podían hacer el trasplante para bebés con un donante vivo.

En este caso el donador sería su padre, David Avendaño de 21 años, quien trabaja como intendente en una cadena de mueblerías. Apenas en febrero de este año concluyeron todos los estudios a los que debía someterse para confirmar compatibilidad. Y en marzo obtuvieron los últimos resultados de la pequeña.

El 10 de marzo le informaron que la fecha del trasplante sería el 24 de marzo, pero antes de esa fecha le avisaron que sería suspendida debido al coronavirus. Todas intervenciones estaban canceladas para no poner en riesgo a los pacientes por la probabilidad de contagio.

Le indicaron que regresaran el mes siguiente, pasada la primer fecha de cuarentena prevista para el 19 de abril, para que les indicaran una posible reprogramación de fecha, pero ahora, debido a que la autoridad sanitaria recorrió el plazo para mayo, Reyna sabe que probablemente el trasplante sea otra vez pospuesto.

“Ahora queda esperar a ver cuánto es lo más que aguantan. Los niños con atresia corren más riesgo porque en cualquier momento se pueden poner mal. Ellos están en un hilo”, dice Reyna.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Venezuela le quita 6 ceros a su moneda y el bolívar soberano se convierte en bolívar digital

Con esta nueva reconversión, ya son 14 los ceros que se han quitado al bolívar en 14 años.
1 de octubre, 2021
Comparte
Bolívares venezolanos

Getty Images

A partir de este viernes, el bolívar soberano pasa a llamarse bolívar digital, con seis ceros menos.

De esta manera, el gobierno de Venezuela pone en marcha su decisión de apostar nuevamente en una reconversión monetaria para contrarrestar el proceso de hiperinflación que vive el país.

Solamente en lo que va año, el bolívar se ha depreciado más de un 70% y este viernes se necesitaban más de 4 millones 500 mil bolívares soberanos para comprar un dólar, según la plataforma venezolana Dolar Today.

El nuevo nombre “bolívar digital” se basa, según un comunicado del Banco Central de Venezuela (BCV), “en la profundización y desarrollo de la economía digital” en Venezuela.

La vicepresidenta del país, Delcy Rodríguez, anunció el jueves que todo el sistema bancario nacional ya se encontraba preparado para quitarle seis ceros a la moneda.

Pero la medida ha sido criticada desde la oposición, que la considera como una muestra del “fracaso” de la política económica del gobierno de Nicolás Maduro.

“Podría perderse en seis meses”

El exdiputado opositor José Guerra aseguró hace dos semanas que la nueva reconversión monetaria se podría perder “en meses” si no se pone en marcha un programa contra la hiperinflación.

“Si esa actualización del cono monetario no va relacionada con un programa económico para acabar con la hiperinflación y hacer crecer la economía, esa reconversión monetaria se va a perder en meses, tal vez en un año”, explicó en un video difundido por la oposición.

“Las causas de la hiperinflación siguen estando ahí y el cono monetario pierde otra vez sus atributos para facilitar y hacer factible la transacción”, añadió.

En los últimos 14 años, Venezuela le ha quitado 14 ceros a su moneda.

En 2007 se eliminaron tres y nació el bolívar fuerte. Once años después se eliminaron cinco ceros y surgió el bolívar soberano.

Ninguno de estos procesos de reconversión logró parar la hiperinflación, que ha pasado a ser la más alta del mundo.

Una economía altamente dolarizada

No obstante, esta nueva reconversión se da en un contexto diferente. En la actualidad, la economía venezolana está altamente dolarizada.

La moneda preferida hacer pagos en efectivo es el dólar estadounidense, y en caso de utilizar bolívares, la mayoría prefiere utilizar tarjetas o transferencias electrónicas.

Ya a comienzos del año, escribía el excorresponsal en Venezuela de BBC Mundo Guillermo D. Olmo, se estimaba “que más de un 55% de las transacciones en el país se realizan en dólares”.

El cambio en la moneda ha sido descrito por las autoridades económicas como “un hito histórico necesario en un momento en que el país comienza el camino de la recuperación económica”.

El BCV añadió que la introducción del bolívar digital no afectará el valor de la moneda y que “el tipo de cambio de referencia seguirá siendo el que determine el sistema de mercado cambiario venezolano”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=SzEkz4DM-wU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.