No nos dan equipo, lo compramos o lo hacemos nosotras: enfermeras
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

No nos dan equipo, lo compramos o lo hacemos nosotras: enfermeras ante riesgo por COVID-19

Ante el material escaso y en algunos casos deficiente con el que cuenta el personal de salud de los hospitales, ellos mismos se están protegiendo.
Cuartoscuro Archivo
Por Nayeli Roldán y Andrea Vega
6 de abril, 2020
Comparte

Al personal médico que atiende a los casos sospechosos de COVID-19 no le dan, en la mayoría de los hospitales, un traje especial para evitar algún posible contagio. Los googles que usan son tan herméticos que se les empañan y no cuentan con caretas protectoras. Las mascarillas N95 se las dan contadas. Al resto de los empleados apenas les tocan tapabocas de los sencillos, uno para ocho horas.

Mariana, a quien llamaremos así para proteger su identidad, enfermera del Hospital Regional 10 de Tijuana, dice que la falta de material ha sido una constante en las más de dos décadas que lleva trabajando en el IMSS, pero “ahora es exagerado, es de terror”, y se se ha exacerbado aún más ante la crisis de COVID-19, al grado tal que cada trabajador compra su propio jabón desde el año pasado.

Entérate: Con pocas camas de hospital y baja proporción de médicos México enfrenta al COVID-19

Y ante la propagación del coronavirus sin que la autoridad les haya provisto de los insumos necesarios, los trabajadores de la salud han tenido que comprar su propio equipo: cubrebocas N95, batas y botas desechables, googles, gel desinfectante, gorro, guantes.

Mariana ha gastado 4 mil pesos en su equipo. Es eso o estar expuestos directamente a posibles contagios y, peor, contagiar a sus propias familias, dice. “Y no soy la única, la mayoría de los compañeros compraron sus cosas porque los kits para atender a posibles enfermos ya se acabaron”.

En un día, dice, entregan 4 cubrebocas N95, aunque son 16 enfermeras, más los médicos, camilleros y personal de limpieza.

“Nos dijeron la semana pasada que iban a llegar los insumos, pero seguimos esperando y así tenemos meses esperando”, menciona.

“Quisiera que todos se enteraran de lo que nos está pasando. Aunque digan que todo está bien, que todo está bajo control, es mentira. Yo veo al Presidente en las mañanas y me da mucho coraje porque no es posible que diga esas mentiras. Vengan al hospital, que vean la realidad que estamos viviendo”.

En el Hospital Regional 1o de octubre, del ISSSTE en la Ciudad de México, los médicos tampoco han recibido insumos suficientes para atender el contagio de coronavirus, por eso, dice uno de los doctores, una compañera médica vende cubrebocas N95 a 200 pesos cada uno, cuando su precio es de entre 10 y 38 pesos.

Pero la mayoría del personal compra. “Se nota cuando la compañera llega porque tiene una fila ahí para vender los N95, los acaba enseguida”. Algunos los compran porque cada vez temen más al contagio, dice uno de los doctores.

Si no nos cuidan, nos cuidamos nosotros

“Yo he estado usando mi uniforme blanco abajo, y luego un uniforme quirúrgico arriba, pero no desechable, porque de esos no hay. Ese uniforme nos deja descubierto de las rodillas a las pantorrillas, por ejemplo, por eso algunos médicos han optado por comprarse el traje blanco especial (el tipo astronauta), por su cuenta y con su dinero, pero cuesta alrededor de 700 pesos”, dice Aurelia, nombre ficticio para reservar su identidad, quien es enfermera del área de urgencias del Hospital General de Zona 47 del IMSS.

Para las enfermeras ese es un costo muy alto, así que se las han ingeniado.

“Todo el turno de la noche, incluidos los médicos, unos 20 compañeros en total, decidimos que mandaríamos a hacer uniformes desechables si aquí no nos daban. Sacamos el molde, conseguimos el material, nos recomendaron que fuera forro de cartera, el rollo para unos 25 uniformes cuesta 800 pesos y una persona que maquila ropa los está ya cortando y cosiendo”.

También piensan mandar a hacer los trajes desechables tipo astronauta. De esos el rollo de material les saldría en 2,200 pesos. “Ya tenemos la muestra y el material, que se llama semicanasta, y lo vamos a llevar ya a que saquen el molde”, cuenta Aurelia.

Lo que ya se hizo el equipo de urgencias nocturnas de lunes, jueves y sábado de este hospital son sus caretas. Al principio, hace unas dos semanas, cuando llegó el primer paciente tenían unos googles con hoyos, para evitar que se les empañaran con el sudor, pero por esos hoyos podía colarse un virus.

Pidieron entonces googles herméticos, pero se encontraron con que se empañaban, así que han decidido volver a usar los primeros, con hoyos, pero con una careta encima que ellos mismos fabricaron.

“Compramos acetatos, esponja, fommy y resorte y ya las hicimos. Así nos hemos ido organizando, también para trabajar y recibir a los pacientes, cuidándonos entre nosotros y estamos más tranquilos”, dice la enfermera.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Nancy Pelosi desafía a China y llega a Taiwán, a pesar de tensiones y amenazas

La última vez que un político estadounidense de más alto rango viajó a Taiwán fue 1997.
2 de agosto, 2022
Comparte

La presidenta de la Cámara de Representantes de EU, Nancy Pelosi, llegó en la noche de este martes a Taiwán, en medio de fuertes tensiones y amenazas de China, que considera a la “isla rebelde” parte de su territorio.

El avión de la Fuerza Aérea de Estados Unidos que llevaba a la tercera máxima autoridad del gobierno de EE.UU. aterrrizó en la capital taiwanesa sobre las 10:40 PM (hora local).

La posibilidad de la visita, que forma parte de una gira por Asia, ya había elevado las tensiones entre Washington y Pekín y el gobierno chino había amenazado de “fuertes consecuencias”, si Pelosi llegaba a Taipei.

La última vez que un político estadounidense de tan alto rango viajó a Taiwán fue 1997.

China ve a Taiwán como una provincia rebelde que se reunificará con el continente tarde o temprano.

Mientras, Taiwán se ve a sí mismo como un país independiente, gobernado democráticamente, pese a que nunca ha declarado oficialmente su independencia.

Si bien Estados Unidos mantiene lo que llama una “relación sólida y no oficial” con Taiwán, tiene vínculos diplomáticos formales con China y no con la isla.

El viaje de Pelosi se produce también en medio de mayores tensiones entre Washington y Pekín, y en un contexto en el que China ha realizado varias incursiones aéreas y navales en la isla vecina.

Más información en breve…


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=-Vto6Gt3SeI

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.