La disyuntiva de familias de desaparecidos ante el COVID-19
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cortesía

Seguir rastreando o aplazar la búsqueda: la disyuntiva de familias de desaparecidos ante el COVID-19

Las medidas de confinamiento para evitar los contagios del COVID-19 impactan en las familias de desaparecidos. Algunos seguirán sus trabajos por su cuenta porque no confían en las autoridades. Otros utilizarán este tiempo para preparar futuros rastreos.
Cortesía
Comparte

“No hacían nada cuando no había contingencia, así que ahora menos”.

María Isabel Cruz Bernal busca desde hace tres años, tres meses y un día a su hijo Reyes Yosimar García, desaparecido en Culiacán, Sinaloa, “a manos de la Policía Municipal”.

Desde entonces, esta mujer, que fundó el colectivo Sabuesos Guerreras de Sinaloa, ha aprendido muchas cosas: a rastrear, excavar, negociar, escuchar, e investigar. También a desconfiar de las instituciones, a las que acusa de no apoyar a los familiares que buscan a sus seres queridos. Por eso, cuando hace 15 días recibieron el aviso de la comisión estatal de búsqueda de que suspendían las búsquedas, el grupo tomó la decisión de seguir adelante.

Lee: COVID-19 detiene la búsqueda de desaparecidos; colectivos paran por la pandemia

“No podemos parar. Es una agonía no salir durante 40 días. Íbamos a ir con Fiscalía. Pero ahora vamos a tener que ir solas”, dice, en conversación telefónica con Animal Político.

“Tenemos miedo de enfermar, pero ya estamos enfermas de tanto dolor, de qué más nos podemos enfermar”, afirma.

El sábado 28 de marzo, una decena de mujeres se armó de piochas, picos y palas y regresó a terrenos baldíos de Sinaloa buscando fosas clandestinas. Se centraron en la zona de Agua Caliente, Culiacán, una zona que en los últimos tiempos ha sido escenario de enfrentamientos entre grupos delincuenciales y civiles que se levantaron en armas. A pesar de conocer esta realidad, Cruz Bernal considera que peor sería no lanzarse a la búsqueda.

Aquel día no hallaron nada. Pero eso no es obstáculo para regresar al terreno en cuanto puedan.

De hecho, una semana después, varias mujeres del mismo colectivo se desplazaron hasta Tijuana, Baja California, para seguir con la búsqueda en vida. Con carteles con los rostros de sus seres queridos y sus números de teléfono, las integrantes de Sabuesos Guerreras de Sinaloa recorrieron algunas zonas de la ciudad rastreando pistas. Regresaron a Culiacán con las manos vacías, pero eso “no nos quita el volver a buscarlos”, según Cruz Bernal.

“Con los colectivos se tomó el acuerdo de no exponerse. Algunos tienen enfermedades, son personas adultas. Cuando todo esto pase se volverá a reactivar, aunque la comisión sigue trabajando”, dijeron a Animal Político fuentes de la Comisión Estatal de Búsqueda de Sinaloa.

Te puede interesar: Solo 5 de 32 poderes judiciales garantizan protección a las mujeres durante emergencia por COVID-19

Para desarrollar un operativo es necesario movilizar a policías, Ministerio Público y Marina, además de los familiares. “No queremos exponernos ni afectar a las familias”, dicen desde esta instancia estatal.

Esta situación no se limita a Sinaloa.

El virus también ha impactado en uno de los colectivos más vulnerables de México: el de los familiares de desaparecidos. Más de 61 mil personas no han regresado a sus casas, según datos de la Comisión Nacional de Búsqueda. Miles de sus familiares se organizan en los distintos estados para encontrarlos. Pero estos trabajando han sufrido un paro a causa de la pandemia.

Las fiscalías estatales y las comisiones han suspendido las labores de búsqueda sobre el terreno, aunque no se ha renunciado a los operativos de reacción rápida.

Por el momento, la jornada de Sana Distancia se alarga hasta el 30 de abril, lo que implica más de un mes sin salir al terreno. Y todo ello con la incertidumbre de que el gobierno pueda alargar el período.

Hasta el momento, México tiene 3 mil 844 casos confirmados y 233 muertes, pero el subsecretario Hugo López-Gatell dijo que el país llegará a la fase 3 de COVID-19, en aproximadamente 15 días.

La Comisión Nacional de Búsqueda anunció que sigue trabajando y que los afectados pueden contactar con la institución a través de los canales habituales, como la línea telefónica 5513099024 y 8000287783.

Un comunicado hecho público por el Movimiento por Nuestros Desaparecidos pidió que no se olvide esta problemática.

“Para las familias de personas desaparecidas el aislamiento obligatorio significa días perdidos para que nuestros seres queridos vuelvan a casa. Sin embargo, tenemos muy claro que es momento de priorizar la vida de todas las personas; si no estamos sanas y sanos, no seremos útiles para seguir buscando a las más de 61 mil personas que nos faltan”, dice el texto.

Los colectivos están en la disyuntiva de seguir rastreando por su cuenta y sin autoridades o replegarse, acatar las medidas sanitarias y esperar a que mejoren las condiciones. La mayoría de grupos ha decidido replegarse y seguir con trabajos administrativos o de exploraciones que no impliquen exponer a las personas más vulnerables.

Entérate: Mueren 39 personas por COVID-19 en México y aumentan 403 casos positivos en un día

Josefina De León, de la Red de Desaparecidos de Tamaulipas, explica que la semana pasada debían haber realizado una búsqueda durante tres días. Pero recibieron un oficio de la Fiscalía General de Justicia en la que informaba que se aplazaban los trabajos hasta el fin de la contingencia.

En su caso, dice estar de acuerdo con las medidas. Aunque le gustaría que todo esfuerzo que se está aplicando para evitar los contagios se traslade en el futuro a la búsqueda. “Esto también es una contingencia”, explica la mujer, que trata de encontrar a su hija, Cinthia Mabel Pantoja de León, a la que se vio por última vez en Ciudad Victoria en 2012. Desde entonces, dice, su vida es “buscar, buscar y buscar”.

Ahora, sin embargo, la búsqueda ha tenido que entrar en pausa.

Según señala, además de las búsquedas se han paralizado la construcción de dos panteones en Mante y Tampico.

No poder salir a terreno no implica que los familiares, personas consagradas en cuerpo y alma a buscar, vayan a quedarse parados. Explica De León que “junto a otros grupos de otras partes de la república estamos intercambiando información de fichas, para hacer la búsqueda con lo que ya tenemos, y hacer revisiones”.

“Algo tenemos que hacer”, dice la mujer, que reconoce que la contingencia les está afectando.

Fuentes de la Fiscalía General de Tamaulipas indicaron que lo que no se ha paralizado han sido los casos de reacción inmediata.

Fernando Ocegueda, activista referente en las búsquedas en Baja California y actualmente director operativo de la comisión en el estado, indicó que desde las instituciones se contactó con los colectivos y se llegó al acuerdo de suspender las búsquedas hasta el fin de la contingencia. “Teníamos un plan estructurado, cada tres meses se revisa”, explica.

Así que lo que no se haga ahora tendrá que volver a situarse en el calendario.

“Para nosotros es una prioridad buscar. Pero no queremos que pueda haber una situación de infección o algo”, dice Ocegueda.

Durante este tiempo, asegura, tampoco se van a quedar quietos.

“Se va a provechar para revisar puntos y hacer inspecciones oculares, tenemos muchísima información que procesar”, dice.

Explica que recientemente en Baja California se celebró una asamblea en la que participaron todos los diferentes colectivos y crearon el Movimiento estatal Por Nuestros Desparecidos.

“Tenemos al menos 80 puntos de revisión. Pero antes de ir con las autoridades hay que inspeccionar, tomar fotografías, ir con el dron, la geolocalización”, explica.

El tiempo transcurre y esto genera, según Ocegueda, “un estado de desesperación en muchas de las familias”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Las imágenes de agentes fronterizos deteniendo a migrantes a caballo en Estados Unidos que generaron polémica

La controversia sobre la situación llegó hasta la Casa Blanca, que la consideró "horrible".
Getty Images
21 de septiembre, 2021
Comparte

La Casa Blanca consideró las escenas como “terribles”.

Los videos e imágenes de varios agentes fronterizos de Estados Unidos a caballo persiguiendo y cargando contra migrantes con un aparente cordón cerca del río Grande, en una zona aledaña al pequeño municipio de Del Río, en Texas, desataron una nueva polémica en el país.

Las escenas se produjeron en medio de una nueva crisis de inmigración en la frontera, que llevó a que hasta 12.000 migrantes —en su mayoría haitianos— fueran retenidos en un campamento improvisado bajo un puente que conecta Del Río con Ciudad Acuña, en México, la pasada semana.

“Para prevenir lesiones por enfermedades relacionadas con el calor, el área con sombra debajo del Puente Internacional Del Río está sirviendo como un sitio de parada temporal mientras los migrantes esperan ser a llevados bajo la custodia de la USBP (Patrulla Fronteriza de Estados Unidos)”, explicó la semana pasada ese organismo en un comunicado ante las críticas sobre la precaria situación de los migrantes.

El gobierno estadounidense comenzó el domingo a deportar a cientos de ellos y cerró el paso fronterizo de Del Río, lo que llevó a que otros cientos de haitianos regresaran al lado mexicano en medio de la incertidumbre.

¿Qué pasó?

Desde que se instalaron debajo del puente, algunos migrantes cruzan a México para comprar comida y agua para ellos y sus familias, que escaseaban en el lado estadounidense, y volver al campamento improvisado.

El fotógrafo Paul Ratje, de la Agencia AFP, tomó la imagen cerca de un embarcadero de botes en el río, en un área por la que los migrantes trataban de entrar o volver a EU.

“Llegué al lugar y todo el mundo estaba cruzando allí”, dijo el fotógrafo al diario The Washington Post. “De repente aparecieron algunos policías y comenzaron a tratar de que la gente se fuera. Luego, llegaron agentes fronterizos a caballo y empezaron a intentar que la gente se fuera”.

Según las imágenes, los agentes llevaban en la mano unos instrumentos que algunos presentes describieron como “látigos”, si bien las autoridades aseguran que son “riendas” que la guardia utiliza para “asegurar el control del caballo”.

Agentes fronterizos a caballo

Reuters

“Había un flujo continuo y decían: ‘No, no puedes entrar. Vuelve a México’. Pero la gente decía ‘pero mi familia está allá'”, contó Ratje a The Washington Post.

En este contexto, uno de los agentes a caballo atrapó momentáneamente a un hombre que parecía llevar bolsas de comida.

Pero al final, pese a la intervención de la patrulla, los migrantes lograron cruzar el río y llegar al campamento, según medios estadounidenses.

El patrullaje de agentes fronterizos a caballo no es inusual, debido a la geografía del terreno, entre otras causas, y generalmente la guardia exhorta a los migrantes a volver a México, según explicó Nick Miroff, reportero de The Washington Post, especializado en inmigración.

“En este caso, esa petición no resultó particularmente exitosa, en parte porque los migrantes estaban tratando de volver con comida”, señaló.

Polémica

El lunes, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo: “No creo que nadie que vea esas imágenes piense que es aceptable o apropiado”.

“No tengo el contexto completo. No puedo imaginar qué contexto lo haría apropiado”, agregó. “(Los agentes) no deberían ser capaces de hacerlo de nuevo”.

Según Psaki, se trata de una grabación “obviamente horrible”.

Agentes fronterizos a caballo rodeados de migrantes

Reuters

La congresista demócrata Ilhan Omar, por su parte, calificó las acciones de los agentes fronterizos como “abusos de los derechos humanos” y como “crueles, inhumanos y una violación de las leyes nacionales e internacionales”.

El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Alejandro Mayorkas, aseguró que se investigarían los hechos, calificando la situación de los migrantes como “desafiante y desgarradora”.

No obstante, lanzó una advertencia: “Si vienes a Estados Unidos ilegalmente, serás devuelto. Tu viaje no tendrá éxito y estarás poniendo en peligro tu vida y la vida de su familia”.

Agente fronterizo a caballo

Reuters
No es tan inusual que los agentes fronterizos patrullen a caballo (foto de inicios de septiembre).

La tarde del lunes, el Departamento de Seguridad Interna (DHS, por sus siglas en inglés) de EE.UU. emitió un comunicado y dijo que la entidad “no tolera el abuso de migrantes”.

“Las grabaciones son extremadamente preocupantes y los hechos que se conozcan de la investigación completa, que se llevará a cabo rápidamente, definirán las acciones disciplinarias apropiadas que se tomarán”, dijo el DHS.

El jefe de la Patrulla Fronteriza estadounidense, Raúl Ortiz, dijo que el incidente estaba siendo investigado para asegurarse de que no hubiera una respuesta “inaceptable” por parte de la policía, informa Reuters.

Agente fronterizo a caballo

Getty Images

Además, añadió que los agentes estaban operando en un entorno difícil, tratando de garantizar la seguridad de los migrantes mientras buscaban a potenciales contrabandistas.

Una nueva crisis fronteriza

La situación presenta un nuevo desafío político y humanitario para el gobierno del presidente Joe Biden, que prometió ser más “humano” hacia los migrantes y aquellos en busca de asilo que predecesor republicano, Donald Trump.

Pese a las últimas crisis que han azotado Hatí -el asesinato del presidente Jovenel Moise y el terremoto que devastó el suroeste del país-, la gran mayoría de haitianos en la frontera estadounidense dejaron su nación hacia años, desde el sismo de 2010 que dejó unos 200.000 muertos, informa BBC Monitoring.

patrulla fronteriza en Texas.

Getty Images

Éstos llevan un tiempo viviendo y trabajando en Sudamérica, en países como Brasil o Chile.

En estos dos últimos días, ya son 560 los migrantes que han llegado a Haití como parte de los miles que aún permanecen en el campamento de Texas, informó la Agencia EFE.

Este lunes arribaron 233 haitianos deportados, 45 de ellos niños y 45, mujeres. Casi todas las mujeres deportadas tenían un niño o un bebé en brazos, según la misma fuente.

MAPA

BBC

Además de los ya deportados, más de 6.000 haitianos han sido trasladados a otros centros de procesamiento migratorio, según autoridades estadounidenses, también para su deportación.

Bajo el puente de la frontera en Del Río, Texas, los haitianos aseguraron a su llegada a Haití que fueron maltratados por los agentes fronterizos estadounidenses.

patrulla fronteriza en Texas.

Getty Images

“Trataron a los haitianos como ladrones. Los haitianos no son ladrones, sino personas que buscan una vida mejor. No trataron así a personas de otras naciones. Es racismo”, dijo a EFE una mujer de unos 30 años que aseguró que vivía en Cabo Haitiano.

Miroff, de The Washington Post, dijo que el área bajo el puente parecía “una ciudad pequeña, con su propia economía emergente, centrada frecuentemente en la comida”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=6CuOQEZRNZs

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.