Personal del IMSS en Tijuana se infectó por falta de equipo: empleados
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Google Maps

Personal del Hospital General del IMSS en Tijuana se contagió de COVID-19 por falta de equipo: enfermeros

Dos enfermeros acusan que tienen meses reclamando equipo de protección. Por la falta de éste hay tres trabajadores con COVID-19.
Google Maps
13 de abril, 2020
Comparte

Personal del Hospital Regional No. 20 del IMSS en Tijuana Baja California denunciaron que tres enfermeros se encuentran hospitalizados por coronavirus en ese mismo hospital donde trabajaron atendiendo casos de COVID-19 sin el equipo de protección necesario, además al menos 10 enfermeras y residentes presentan síntomas.

Desde el 1 de abril pasado, una enfermera del Hospital Regional 20, advirtió a Animal Político de la falta de equipo de protección desde meses atrás e incluso aseguraba que el personal estaba comprándolo de su propia bolsa porque la administración del nosocomio no lo proveía.

Lee: ‘Estamos desprotegidos’: Personal de hospitales acusa falta de protocolos y equipo COVID-19

También desde entonces ya tenían saturada el área prevista para atender a pacientes de COVID-19 y las 30 camas eran insuficientes, y sumado a la falta de equipo tenían miedo de ser contagiados, como narró el 7 de abril “Rosa”, una enfermera de ese nosocomio.

Este domingo 12 de abril, este medio contactó nuevamente a “Rosa” y en un intercambio vía whatsapp, afirmó que la situación era aún peor porque el personal ya estaba contagiado y los directivos habían decidido irse de incapacidad.

También se entrevistó a otro enfermero del hospital por la noche del domingo, a quien igualmente se le cambia el nombre a “Juan” para proteger su identidad y él confirmaba la versión.

Animal Político verificó la identidad de ambos en Nómina Transparente, el portal de la Secretaría de la Función Pública (SFP) en el que aparecen todos los empleados públicos del país con el sueldo que reciben y los dos enfermeros aparecen ahí con sus puestos vigentes.

De acuerdo con los testimonio de ambos, los tres contagiados internados y empleados del Hospital Regional una enfermera intensivista; un jefe de piso y una enfermera general. Además otra decena de personal con síntomas que fueron enviados a su casa entre los que se encuentran residentes y enfermeras. 

Entérate: ‘No nos dan equipo, lo compramos o lo hacemos nosotras’, así enfermeras ante riesgo por COVID-19

“Ellos estuvieron atendiendo casos desde hace 15 días normal, sin nada de equipo; entraron en contacto directo con los enfermos”, dice el enfermero “Juan”, porque la administración del hospital no les han dado el equipo necesario para atender los casos. 

“Estamos en el estire y afloje. Nos dan equipo sólo para un enfermero, aunque para atender a un enfermo entramos 2 o 3, hacemos micronebulizaciones, salen aerosoles y eso lo respiramos”, por eso dice, el equipo indispensable es el cubrebocas N95, batas y botas desechables y googles que ellos mismos compran de su bolsa para cuidarse. 

“Rosa” y “Juan” coinciden en que llegaron a un punto en el que el mortuorio del hospital, con capacidad para unos 15 cuerpos, fue insuficiente. “El martes sacaron la mesa de cirugía y metieron 8 cadáveres porque ya no cabían abajo en el mortuorio. En una sola noche hubo 10 fallecidos, luego hay 8, 4”, agrega el enfermero. 

Además, el número de enfermos de coronavirus ya rebasó el espacio previsto para ellos. “Urgencias pediátricas la pasaron al cuarto piso y ahí ya está todo lleno de pacientes covid y sólo nos dan un cubrebocas para 7 días, que lo cuidemos, dicen, pero el paciente te tose enfrente y piensan que ese cubrebocas nos dure 7 días, eso es lo que nos tiene aterrados”, afirma Juan. 

Entérate: COVID-19: Aíslan a 11 trabajadores del IMSS que tuvieron contacto con persona mal diagnosticada

Aunado a esto, la semana pasada los jefes del hospital tuvieron una reunión y el jueves los administrativos decidieron tomar incapacidad debido a que en dicho encuentro había asistido una persona que dio positivo a Covid, según dijeron.

Los enfermeros aseguran que incluso el director del hospital, César Figueroa Torres; la jefa de enfermeras, Antonia Bojorquez, más los jefes de pediatría están de incapacidad. “Abandonaron el barco”, dice Juan.

Por eso, dice Rosa, “esto ya nos rebasó, a todos los enfermos los ponen en un cuarto que antes era urgencias pediátricas que por cierto ya está lleno (se trata a los enfermos) solo con oxígeno. ¿Qué más podemos hacer si este barco y no tiene timón?”.

El sábado 11 de abril el IMSS en Baja California confirmaba a través de un comunicado que “algunos directivos y personal médico se encuentran en auto confinamiento domiciliario de acuerdo con los protocolos establecidos, pero cada uno de ellos ha sido sustituido por otro personal de igual o mayor rango en la Unidad Médica”. 

Y aseguraban que las autoridades del instituto “atendieron y controlaron oportunamente un contagio externo en varios trabajadores del Hospital, no atribuible al Equipo de Protección Personal ni a la atención de pacientes sospechosos o confirmados”.

Te puede interesar: ‘Estamos luchando contra el COVID-19’, dice Rafael, un enfermero del IMSS agredido en Yucatán

 Animal Político buscó a los directivos del hospital este lunes para conocer su postura sobre lo narrados por los enfermeros. Poco antes de las 10 de la mañana Mariana López atendió en el teléfono de la dirección y aunque se solicitó hablar con el director César Figueroa para corroborar que estuviera al frente de sus actividades administrativas, no lo comunicaron, ni tampoco a alguna otra autoridad del hospital. 

“En este momento no se encuentra en la oficina, sí está laborando, pero tengo la indicación de que se dirijan directamente con comunicación social”, dijo Mariana López, quien atendió el teléfono. 

Minutos después se solicitó entrevista en comunicación social del IMSS en Tijuana con el director del hospital y dijeron que en el transcurso del día determinarían que podía ser con él o con el jefe delegacional de servicios médicos en la región, pero hasta el momento no ha habido respuesta.  

Lee más: México y EU: la otra epidemia que hace a estos dos países más vulnerables al COVID-19

Durante un reunión transmitida en vivo este lunes, el gobernador de Baja California, Jaime Bonilla, aseguró que hasta el momento, el IMSS no ha hecho un reporte sobre la situación de COVID-19 en los 9 hospitales en el estado, por lo que mandó un mensaje al director  Zoé Robledo quien dijo, “debe salir a dar una conferencia de prensa y admitir lo que está mal porque si no lo admitimos van a tratar de tapar nada más y la gente está cayendo como moscas. Hay que decir las cosas como son o el pueblo se lo va a cobrar”.

La denuncia de Derbez

Por la noche de este domingo, el actor Eugenio Derbez publicó en redes sociales un video en el que leyó una carta del doctor Faustino Ruvalcaba en el que solicitaba donaciones de equipo de protección. 

En respuesta, a la 1 de la madrugada, la titular del órgano de operación administrativa desconcentrada del IMSS en Baja California, Desirée Sagarnaga, publicó otro video en el que aseguró que no había ningún doctor en el Hospital Regional 20 con el nombre de Faustino Ruvalcaba y pedía al actor a “no difundir noticias falsas”. 

Además afirmó que “en todas las unidades del instituto en Baja California se cuenta con los insumos de protección personal necesarios para la atención de esta contingencia”.

Al buscar el nombre del doctor “Faustino Ruvalcaba” en Nómina Transparente, efectivamente no aparece ningún servidor público con ese nombre. Hasta el momento, el IMSS no ha emitido comunicado oficial hasta el momento sobre este tema.

Debido a todo lo ocurrido con el actor, Rosa asegura que en la madrugada de este domingo, “fueron algunos de cuerpo de gobierno a tomarse fotos y repartiendo equipos de protección para desmentir a Eugenio. El escándalo de él logró que aparecieran milagrosamente anoche”-

También en la cuenta de twitter del IMSS en Baja California, a las 7:31 de la tarde de este domingo, publicaron que era falsa la información que circulaba en una cadena de whatsapp en la que personal médico solicitaba insumos de protección. 

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Hotel Saratoga: el esplendor y la decadencia del edificio de La Habana que sufrió una explosión este viernes

El edificio destruido este viernes por una explosión recuperó su estatus de hotel de referencia en la ciudad tras un siglo y medio de altibajos.
7 de mayo, 2022
Comparte

Además de pérdidas humanas, la explosión ocurrida este viernes en pleno corazón de La Habana hizo saltar por los aires un pequeño pedazo de historia de la capital cubana.

Específicamente 143 años de historia, los que han transcurrido desde la construcción en 1879 del edificio de corte neoclásico y suntuosas curvas que alberga al hotel Saratoga.

Este viernes, al menos 22 personas murieron y decenas resultaron heridas tras una fuerte explosión que causó grandes daños al hotel, uno de los más caros y exclusivos de la capital de Cuba.

De acuerdo con el gobierno de Cuba, “investigaciones preliminares indican que la explosión la provocó un escape de gas”.

El origen de este singular edificio hay que buscarlo en la segunda mitad del siglo XIX, aún bajo dominio colonial español. Corrían tiempos de fiebre arquitectónica en La Habana, cuya ciudad amurallada se quedaba pequeña para una metrópoli en plena expansión.

“Las murallas se demolieron en 1863 y todos esos terrenos se vendieron a grandes empresas, por eso los edificios tienen una escala y un plano urbano diferente a La Habana colonial, a La Habana intramural”, explica a BBC Mundo Ruslan Muñoz, profesor de Historia de la Arquitectura de la Universidad Tecnológica de La Habana José Antonio Echeverría (CUJAE).

Hotel Saratoga

Getty Images
El hotel tal y como lucía antes de la explosión.

No nació como un hotel

En la nueva zona, emplazada en el contorno del tradicional barrio de La Habana Vieja, explica, “se asentaron muchos teatros y hoteles fundamentalmente”.

Pero el Saratoga no era uno de ellos. De hecho, el edificio original ni siquiera tenía ese nombre.

“No surgió como un hotel. Inicialmente tenía tres niveles: su planta baja tenía función comercial y en sus pisos superiores (tenía) habitaciones que se alquilaban”.

“Quizás por ahí le viene su vocación de hotel. Pero no se inaugura como hotel hasta 1933 y asume el nombre de Saratoga”, afirma.

La idea de transformar este edificio comercial y residencial en un hotel de lujo fue propiciada por el nuevo y flamante entorno de la zona: justo enfrente, a tan solo unas decenas de metros, en 1929 se erigió el imponente y emblemático Capitolio de La Habana.

Vista al Capitolio desde el Saratoga.

Getty Images

Hogar de familias

Tras décadas de esplendor como uno de los hoteles de referencia de la próspera Habana de mediados del siglo XX, esta edificación vino cambiar su destino junto con el del resto del país con el triunfo de la Revolución Cubana en 1959.

“En los años 60 y 70, el edificio perdió su condición de hotel, se quedó en estado ruinoso y se convirtió en casas de vecindad después de que varias familias lo ocuparan”, indica el profesor.

Fue otro suceso histórico, la caída del bloque socialista liderado por la URSS en 1991, el que contribuyó a la resurrección del Saratoga años después.

La gravísima crisis económica propiciada por la ausencia de su socio y valedor soviético, conocida como el Período Especial, llevó al gobierno cubano a abrir sus puertas al turismo en las dos décadas posteriores.

Así, en 2005, el hotel fue restaurado y remodelado para volver a alojar clientes en sus 96 habitaciones y suites.

“El Ministerio de Turismo ocupó el inmueble, las familias fueron realojadas y se sometió a un proyecto nuevo de ampliación a cargo del arquitecto Orestes del Castillo del Prado”, explica Muñoz.

Más alto y con vistas inigualables

El Saratoga, ya con seis plantas tras la ampliación, recuperó gran parte de su esplendor.

“Se convirtió en uno de los hoteles más importantes de ese sector de la ciudad porque tiene una ubicación privilegiada, en una zona muy céntrica y con vistas espectaculares” al Capitolio y, un poco más lejos, al Gran Teatro de La Habana.

Salas de negocios, bar con piscina en la azotea y un spa, entre otros servicios, situaron al hotel entre los de más alta categoría en la ciudad.

Entre sus huéspedes más notorios de esta última época destacan los cantantes Beyoncé, Jay Z y Madonna, así como el guitarrista Jimmy Page.

Tras cerrar sus puertas por la pandemia de COVID-19, se llevaron a cabo trabajos de remodelación y planeaba volver a recibir huéspedes en breve.

Hotel Saratoga

Getty Images
Las vistas al Capitolio han sido uno de los mayores atractivos del hotel.
Hotel Saratoga

Getty Images
El Saratoga recuperó su elegancia clásica tras la última renovación.

En cuanto a su valor arquitectónico, destruido en gran parte por la explosión de este viernes, el profesor de la CUJAE considera que “no es una gran joya, pero tiene su elegancia”.

“El edificio en sí no es que haya resaltado mucho por sus valores arquitectónicos, realmente tiene más su valor artístico en su valor ambiental, ya que mantuvo una imagen homogénea en estilo y arquitectura con los edificios vecinos”, asegura.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=WT2e01-BXUs

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.