IMSS reconoce problema y tardanza en pruebas de COVID-19
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

IMSS reconoce problema con muestras y tardanza para dar resultados de pruebas de COVID-19

La falta de capacidad de laboratorios estatales y los problemas de transportación de las pruebas han afectado la entrega de los resultados.
Cuartoscuro
8 de abril, 2020
Comparte

El director del IMSS, Zoé Robledo, reconoció que el Instituto ha tenido problemas para el traslado de muestras y esto ha repercutido en una tardanza en la entrega de resultados de las pruebas de COVID-19.

Además, refirió que algunos laboratorios estatales, aunque fueron certificados para realizar pruebas, no tienen la capacidad suficiente para hacerlas y por lo tanto no pueden apoyar al IMSS para acelerar los procesos.

En un video publicado en la madrugada de este miércoles, Robledo dijo que con el fortalecimiento de la capacidad operativa del laboratorio en el Centro Médico La Raza y sus laboratorios de vigilancia epidemiológica en Guadalajara, Yucatán y Monterrey, el IMSS tiene la capacidad de procesar hasta 1,700 pruebas diarias de COVID-19 (desde febrero y hasta este 7 de abril, Salud federal tenía el registro de 25,410 pruebas realizadas en el país).

Lee: IMSS contempla rentar equipo a hospitales privados y destinar 144 mdp para enfrentar COVID-19 en BC

Sin embargo, insistió, sus dificultades han sido en el traslado de muestras hacia los laboratorios ya mencionados, e incluso señaló que algunas aerolíneas se han negado a trasladarlas, aunque no especificó el nombre de alguna de ellas.

“El problema ha sido con el tiempo de entrega de los resultados, y no es falta de capacidad, sino de movilidad, de transportación de las muestras”, dijo Robledo.

El laboratorio privado que el IMSS tiene contratado desde hace varios años para el servicio de traslado de muestras, señaló Robledo (sin especificar el nombre de la empresa), ha tenido “muchas dificultades” para llevar las muestras por vía aérea.

“Hoy el tráfico en puentes aéreos se ha reducido, el número de vuelos se ha reducido hasta en un 50% y algunas aerolíneas incluso se han negado a mover materiales de esta naturaleza”, agregó.

El pasado miércoles 1 de abril, relató Robledo, en una videoconferencia con la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y el canciller Marcelo Ebrard, gobernadores expresaron su preocupación por el tiempo de espera para la entrega de resultados.

Entérate: COVID-19: Aíslan a 11 trabajadores del IMSS que tuvieron contacto con persona mal diagnosticada

“En ese momento, ahí, se acordó liberar muestras para que los laboratorios estatales que están certificados puedan realizar las pruebas. Sin embargo, es necesario decirlo de manera muy transparente, la capacidad de muchos de estos laboratorios no es suficiente”, mencionó Robledo.

“Debemos encontrar mecanismos de coordinación con los Laboratorios Estatales y, en ese sentido, con los gobiernos de los estados para que de manera solidaria trabajemos en equipo y logremos realizar las pruebas necesarias, sin que ello nos represente un costo adicional fuera de la norma”, dijo después.

El costo de cada prueba de laboratorio, mencionó, es en promedio de 2 mil pesos, y todo aquel que quiera superar ese momento trata de “sorprender a las instituciones” (Robledo no precisó qué entidad habría intentado hacer un cobro más alto por dichas pruebas).

El laboratorio privado que le hace al IMSS el servicio para el movimiento de las pruebas, continuó, “también nos dota de los insumos para hacerlas, por eso no es tan fácil entregar los insumos”, expresó Robledo.

El director del IMSS dijo que habían establecido un acuerdo con el InDRE, para procesar 600 muestras “que se encontraban en espera” (aunque no aclaró cuánto tiempo habían estado en espera).

Además del InDRE, mencionó acuerdos con universidades y centros académicos para realizar pruebas en los estados.

Lee: IMSS explica cómo inició el brote de COVID-19 en clínica de Monclova

Robledo explicó que el pasado 24 de marzo la Comisión Nacional de Vigilancia Epidemiológica modificó el procedimiento para que no solo se considerara como casos sospechosos de COVID-19 y susceptibles a que les hagan una prueba aquellas personas que hubieran viajado al extranjero, sino que se considerara también a aquellas personas sin antecedentes de viaje pero con los síntomas asociados con el coronavirus.

Eso derivó en que instituciones de Salud tuvieran que hacer más pruebas de COVID-19.

Respecto a los laboratorios estatales, insistió en que debe haber precios justos por el procesamiento de pruebas que hagan a partir de muestras captadas por el IMSS.

“Que quede claro, la historia no va a perdonar a los que pretendan lucrar con la emergencia”, dijo Robledo, aunque de nuevo sin aclarar quién habría hecho el intento de lucrar la emergencia sanitaria por COVID-19.

“La salud de las mexicanas y los mexicanos debe estar por encima de cualquier interés particular o de índole política. A las y los gobernadores les quiero decir hoy, si requieren personal capacitado, podemos apoyar, si les falta capacidad física, podemos definir alternativas”, agregó.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Qué es la regla del 10-4 propuesta por científicos para reabrir la economía y aprovechar un punto débil del COVID

Gobiernos de todo el mundo se enfrentan al dilema de cómo reabrir su economía sin arriesgarse a que los contagios de coronavirus repunten. Un grupo de científicos israelíes propone una solución.
Getty Images
13 de mayo, 2020
Comparte

Es un dilema al que ahora se enfrentan muchos gobiernos: ¿cómo reabrir la economía sin arriesgarse a un repunte de contagios de coronavirus?

Muchos países están poco a poco levantando las duras medidas restrictivas que tuvieron que imponer para combatir el COVID-19. En algunos casos, como España e Italia, dos de los países más afectados por la actual pandemia, se impuso el cierre total de la economía.

Pero en otros que están reabriendo sus economías se ha registrado un repunte en el número de casos de coronavirus. Ocurre por ejemplo en Corea del Sur, que ha tenido que volver a cerrar bares y locales de ocio nocturno, y en Alemania.

Pero mantener la economía cerrada para evitar los contagios también puede tener un efecto devastador para los países y las personas.

Para solucionar este dilema, un grupo de científicos del Instituto Weizmann de Israel propone un modelo cíclico 10-4 (10 días de cuarentena y 4 de trabajo). ¿En qué consiste exactamente?

Aprovechar el punto débil del virus

Los investigadores del Instituto Weizmann desarrollaron un modelo matemático que propone que las personas trabajen en ciclos de dos semanas, con 10 días en cuarentena y 4 yendo al trabajo o a la escuela.

Gente en un parque.

Getty Images
Este modelo debe combinarse con otras medidas, como la distancia social.

“Es un modelo que alterna entre cuarentena y trabajo/escuela, un camino intermedio que ofrece un equilibrio entre salud y economía”, le dice a BBC Mundo Uri Alon, profesor de Biología Computacional y de Sistemas y uno de los investigadores que desarrolló este modelo.

La idea es que en una misma casa, padres e hijos salgan los mismos días a trabajar y a la escuela.

“Es predecible y equitativo, por lo que puede llevarse a cabo durante meses hasta que tengamos una vacuna, tratamiento u otra solución, y mientras la economía puede tener una producción casi continua en turnos”, agrega Alon.

El modelo básicamente se aprovecha de una debilidad del coronavirus: su período de latencia, es decir, el retraso promedio de tres días entre el momento en que una persona se infecta y el momento en que puede contagiar a otros.

“Sabemos que cuando una persona se infecta, tiene un período de latencia de tres días antes de tener síntomas y poder contagiar a otro”, explican los investigadores en su estudio.

Así, este modelo cíclico funciona de la siguiente manera: si una persona se contagia en sus días de trabajo, estará dentro de su período de latencia, y solo alcanzará el pico de la infección en casa, durante los días de cuarentena, cuando no entra en contacto con tanta gente.

Por supuesto, si una persona presenta síntomas, tendrá que permanecer en cuarentena.

El número mágico

En ese punto entra algo que se considera clave en los contagios de coronavirus: el número de reproducción básico o R0.

El R0 es el número de personas a las que un individuo puede pasar un virus, en promedio, suponiendo que nadie es inmune y que la gente no cambia su comportamiento para evitar enfermarse. Es decir, mide la capacidad del virus para propagarse.

Si el número de reproducción es mayor a 1, entonces la cantidad de casos aumenta exponencialmente.

La meta de los gobiernos en todo el mundo ha sido llevar el número de reproducción a menos de 1.

El R0 del coronavirus es aproximadamente 3. Lo que significa que una persona infectada contagia naturalmente a otras tres en promedio.

Getty Images
El R0 del coronavirus es aproximadamente 3. Lo que significa que una persona infectada contagia naturalmente a otras tres en promedio.

Y según los modelos matemáticos desarrollados por los investigadores israelíes, la regla 10-4, que restringe la habilidad del virus de infectar a mucha gente, mantiene ese número por debajo de 1.

El profesor Alon explica que es un modelo que debe formar parte de una estrategia más amplia para salir de la cuarentena, y “debe combinarse con otras medidas, como el uso de mascarillas, distancia física, realización de pruebas y protección de grupos de riesgo”.

Ventajas y desventajas

Además de permitir el regreso al trabajo a millones de personas -y obtener ingresos- y reabrir la economía, según los investigadores del Instituto Weizman la regla del 10-4 tiene la ventaja de que reduce el número de personas en los lugares de trabajo, en las escuelas, y también en el transporte público.

Personas en el metro.

Getty
Aplicando el modelo del 10-4 también se observaría menos densidad en el transporte público.

Esa es la lógica precisamente del gobierno de Austria para reabrir sus escuelas primarias a partir del lunes 18 de mayo. Los estudiantes austríacos se dividirán en dos grupos y cada uno de ellos asistirá a clase 5 días cada dos semanas, para tener menos alumnos por clase.

El país centroeuropeo ha sido uno de los más exitosos a la hora de contener la pandemia.

El modelo 10-4, además, puede aplicarse a cualquier escala: una escuela, una fábrica, una ciudad, o un estado.

“Es aplicable a cualquier lugar donde la cuarentena se pueda ejecutar de manera efectiva, y no requiere de una gran capacidad para hacer tests, que, lamentablemente, es lo que ocurre en la mayoría de la población”, explica Alon.

Sin embargo, reconoce el investigador, hay sectores para los que, aunque se siga este modelo, la reapertura es mucho más difícil.

“Sectores como clubes nocturnos y grandes eventos probablemente no podrán regresar al principio, y los restaurantes y hoteles necesitarán hacer grandes ajustes”.

Mientras, los gobiernos de todo el mundo estudian fórmulas para mantener el equilibrio entre retomar la actividad económica y controlar el número de contagios.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=HJFAoUU2alE

https://www.youtube.com/watch?v=QBv7nudMSpc&t=30s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts