Ingenieros producen caretas en impresoras 3D contra el COVID-19
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
México makers

Ingenieros producen caretas en impresoras 3D para el personal médico que atiende COVID-19

Desde su conocimiento, en la producción de objetos en 3D y recorte con rayo láser, decidieron que podrían ayudar.
México makers
12 de abril, 2020
Comparte

Cuando México aún se encontraba en la fase 1 de contagio de coronavirus, ingenieros y diseñadores comenzaron a organizarse retomando la experiencia de lo hecho por sus colegas en España e Italia para ayudar de alguna manera al personal médico, que desde entonces denunciaban desabasto de insumos básicos de protección en el país.

Así nació Méxicomakers COVID-19, en el que ingenieros de 28 estados del país diseñaron prototipos de caretas y cajas de intubación que luego han producido en impresoras 3D y que han repartido ya en decenas de hospitales en dos semanas.

Lee: Solidaridad en tiempos del COVID-19: Ciudadanos apoyan a otros con la plataforma Frena la Curva

“Nuestra idea fue la prevención, adelantarnos al gobierno de ser posible y sobre todo ofrecer esa seguridad a los médicos, que se sintieran seguros y respaldados no sólo por las instituciones sino también por la sociedad”, dice Abraham Jaramillo, coordinador estatal del grupo, en entrevista con Animal Político.

Hasta el momento han entregado 7 mil piezas, pagadas del bolsillo de casi mil 500 ingenieros y participantes  de la red, además de donaciones de insumos por parte de empresas como Office Depot o Lumen, explica.

En España e Italia, cuando la población comenzaba la crisis de coronavirus, ingenieros y diseñadores comenzaron comunicación a través de chats y canales en Telegram de makers, como se autonombran, para trabajar en prototipos de caretas y ventiladores de producción más sencilla que los aparatos comercializados por la industria farmacéutica.

En esos grupos también participaban voluntarios de otros países, incluido México. Por eso, cuando la pandemia llegó, ellos decidieron hacer un chat Telegram sólo para makers mexicanos. Los interesados migraron ahí y el primer día sumaron 200 participantes.

Esa fue la primera señal de que la participación podría llevar a concretar la iniciativa. Decidieron que las caretas pueden ser un insumo de ayuda para proteger de contagio a médicos y enfermeras que atendieran a enfermos de COVID-19 y de fácil fabricación.

Desde su conocimiento, en la producción de objetos en 3D y recorte con rayo láser, decidieron que podrían hacer caretas. Se trata de un acrílico o acetato sostenido por una diadema que se coloca en la cabeza y protege toda la cara del virus que puede entrar por la boca o los ojos, aunque ésta no sustituye al cubrebocas N95, que filtra el 95% de las partículas.

Decidieron retomar los prototipos que ya habían sido aprobadas por autoridades de España y que en México tienen el respaldo de la Asociación Mexicana de Manufactura en 3D y “necesitábamos, sobre todo, que fuera sencilla de imprimir”, afirma Abraham, ingeniero mecatrónico de profesión.

También decidieron reproducir cajas para intubación, que también son de acrílico y sirven para evitar el contacto con las partículas de COVID-19 cuando los doctores hacen el procedimiento de intubación para conectar el ventilador que ayudaría a respirar al paciente que se encuentre en estado crítico.

Sin embargo, este objeto requiere forzosamente de una cortadora con láser, por lo que sólo los grupos de Jalisco, Puebla, Guerrero, Sal Luis Potosí y Querétaro han podido hacerlo. Además, son más caras, pues el costo de producción es de 350 pesos.

Te puede interesar: #MiBarrioMeRespalda: apoya a trabajadoras sexuales, personas de la calle y presos durante aislamiento por COVID-19

El resto se ha dedicado sólo a hacer caretas que tienen un costo de producción de las más sencillas sólo con acetato al frente de 55 pesos por pieza. Además, también tienen cuidado en la limpieza tanto de quien fabrica, como de la impresora. “Cada pieza se pone a remojar  con una solución con agua y cloro, se embolsa y luego se entrega”, dice Abraham.

Abraham asegura que todos trabajan en su tiempo libre y han logrado repartir 7 mil piezas gracias a la voluntad y cooperación de cada uno, además, las fotografías y mensajes de agradecimiento del personal que recibe el equipo los alienta a seguir.

Apenas esta semana incluyeron en su página de internet la iniciativa para recibir donativos de dinero o de insumos y de más colaboración. Además, están preparando un mapa donde registrarán el número de piezas entregadas a cada hospital.

Otra iniciativa 

Montserrat Manzotti es dermatóloga y desde que hizo su internado en hospital público de Jalisco, sabe que los médicos trabajan con carencias. “Si en condiciones normales trabajas sin nada, imagino cómo es ahora”, dice en entrevista.

Por eso, no dudó en participar en la iniciativa que tuvo su amiga, también doctora. Ella tenía un negocio en el que fabricaban letreros y objetos de acrílico con una cortadora láser, pero cuando empezó la pandemia y comenzaron los estragos económicos porque “ese servicio se convirtió en lujo”.

“Se nos ocurrió hacerlas y venderlas a precio accesible, sólo el costo y sacar el sueldo de los tres empleados”. Tomaron los prototipos de los makers y publicaron la iniciativa en Facebook. Empezaron apenas esta semana y la respuesta de la gente las sorprendió.

Pero también se encontraron con otro efecto de mercado. Aunque son pocos los insumos que se requieren, éstos se encarecen de un día a otro. “El resorte, por ejemplo, que costaba un peso por metro, pasó a 11 pesos por metro”, de ahí que el costo por cada careta es de 60 pesos.

“Me ha sorprendido las ganas de ayudar de todo el mundo”, afirma Montserrat porque aunque ellas tienen que vender las caretas, quienes han comprado pagan extra para que puedan producir más insumos y que puedan repartir donde lo necesitan.

De hecho alguien le pagó una donación para el Centro México Siglo XXI y el Hospital General. Y también han entregado pedidos en Oaxaca, Chiapas, y Guerrero. Por eso su iniciativa la nombraron #SoyHeroeCOVID-19 y con ese nombre están en instagram y una cuenta en Paypal para recibir donaciones.

“Todo el mundo que nos contacta porque dice ‘estamos buscando equipo de protección porque aquí no hay nada’. Y se siente horrible, es una impotencia terrible””, dice Montserrat.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo la nueva cepa de COVID detectada en Reino Unido puede afectar a las vacunas

La aparición de una nueva cepa de SARS-CoV-2 en Reino Unido ha generado una alarma en Europa, donde los planes de vacunación están en marcha.
22 de diciembre, 2020
Comparte

La propagación de una nueva cepa de SARS-CoV-2, el virus causante de la covid-19, por el sur de Reino Unido ha generado una pregunta: ¿hará inservibles las vacunas que ya se están aplicando?

El gobierno británico confirmó el sábado que la nueva variante del virus -que se cree es más contagiosa- se está expandiendo rápidamente por el sureste de Inglaterra, por lo que se han ordenado nuevas restricciones y cuarentenas para la población local, además de que decenas de países han suspendido los vuelos hacia y desde Reino Unido.

Las autoridades sanitarias aún no tienen indicios de que la nueva cepa sea más letal o que cause síntomas más graves.

Los expertos aseguran que, con base en la información que hay hasta el momento, esta nueva variante no inhabilitará la efectividad que tienen las vacunas que ya han sido aprobadas para su uso masivo en la población.

“ están tomando este virus, esta cepa, la están cultivando en el laboratorio para ver si puede ser eliminada o neutralizada por anticuerpos tomados de personas que han tenido la infección natural o que han recibido la vacuna “, dijo a la BBC Soumya Swaminathan, jefa de científicos de la Organización Mundial de la Salud.

Filas vacías en una estación de tren en Londres

Getty Images
Inglaterra enfrenta nuevas restricciones, incluida la cancelación de viajes, por la nueva cepa del virus.

A la espera de que los laboratorios indiquen otra cosa, considera Swaminathan, “es muy improbable” que la cepa de Reino Unido inhabilite las vacunas.

Una cepa con 22 mutaciones

De todos los virus, incluidos los coronavirus, surgen constantemente nuevas cepas o variantes, algo para lo que los científicos que desarrollan vacunas se preparan.

En el caso de la nueva cepa del SARS-CoV-2 de Reino Unido, explica a la BBC la viróloga Wendy Barclay, del Imperial College London, se han identificado dos decenas de mutaciones en su código genético, lo cual es inusual.

“Normalmente vemos que los virus se diferencian entre sí por uno o dos cambios, pero este tiene un total de 22 al mismo tiempo, y eso al conocerse de inmediato genera una especie de alarma”, explica Barclay.

Parte de las mutaciones se registran en la proteína S -llamada en español espiga o punta, o spike en inglés- la cual tiene la función de ser la “llave” de acceso del virus a las células humanas.

“Hay varias de esas mutaciones de la punta que creemos que son muy importantes para ayudar al virus a ingresar a las células muy rápidamente, por lo que estamos tratando de obtener evidencia que respalde eso. Pero biológicamente, es factible que el virus haya cambiado la forma en que se comporta debido a esas mutaciones”, indica Barclay.

¿Cómo puede afectar a las vacunas?

Las vacunas sirven para activar el sistema inmunitario de la persona a través de diferentes vías.

En el caso de algunas desarrolladas para el SARS-CoV-2 en estado más avanzado (Pfizer o Moderna), los científicos las han diseñado para que el cuerpo humano reacciones a una proteína punta artificial.

Gráfico sobre cómo entra el coronavirus al cuerpo

BBC

Al detectarla como un agente infeccioso, el organismo produce anticuerpos y éstos pueden volver a ser activados si se produce un contagio natural.

Nick Loman, del Covid-19 Genomics UK Consortium, dice a la BBC que la mutación en la punta “parece una adaptación importante” del virus para lograr su objetivo.

Aun así, la vacuna también es capaz de atacar diferentes partes del virus, por lo que aunque una parte del virus cambie, las vacunas aún deberían funcionar.

“Pero si dejamos que agregue más mutaciones, entonces podemos empezar a preocuparnos”, indica el profesor Ravi Gupta, de la Universidad de Cambridge.

El reto que viene tras la aparición de cepas como la de Reino Unido es saber si esos anticuerpos producidos por la vacuna, e incluso los que la gente infectada ya formó sin vacuna, mantienen su capacidad de “ver al virus” si tiene una mutación.

Gráfico de cómo actúa la vacuna en el cuerpo

BBC

La inefectividad de una vacuna ocurre cuando el virus ha cambiado tanto que esquiva el efecto completo de la dosis y continúa infectando a las personas.

De llegarse a este punto, los investigadores tendrían que reformular las vacunas.

Es lo que ocurre con la vacuna de la gripe, la cual tiene que actualizarse periódicamente. Afortunadamente, las vacunas son fáciles de modificar.

“Todos los años actualizamos vacunas como la de la gripe, estamos acostumbrados. Lo importante es ser capaces de detectar estas variantes y, sobre todo, aquellas que pudieran aparecer como escape cuando la vacuna se empiece a administrar”, dijo a la agencia EFE José M. Jiménez Giuardeño, del Departamento de Enfermedades Infecciosas del King’s College de Londres.

¿Qué dicen las autoridades sanitarias?

Tras la alarma que se ha generado en Europa por la nueva cepa de Reino Unido, la Organización Mundial de la Salud indicó este lunes que por ahora no hay ninguna evidencia de que la variante cause una infección más grave o afecte a la eficacia de las pruebas de diagnóstico o las vacunas disponibles.

La jefa de la unidad contra la covid-19, Maria Van Kerkhove, señaló que en el país se detectó una cepa más en Sudáfrica que no es la misma que la de Reino Unido. Y es probable que aparezcan más.

“La ciencia y gobiernos están siendo muy cautos ante estas nuevas mutaciones, pero a estas alturas no hay evidencias de que cambien la gravedad de la enfermedad o la eficacia de diagnósticos y vacunas“, dijo director de Emergencias Sanitarias de la OMS, Mike Ryan.

Cómo se comparan las vacunas en la Fase III de los ensayos clínicos

BBC

Por su parte, la Agencia Europea de Medicamentos, que autorizó este lunes el uso en la Unión Europea de la vacuna de Pfizer, consideró “muy probable” que las vacunas conserven su efectividad.

“De momento, podemos decir que no hay evidencia que sugiera que la vacuna no funcionaría contra la nueva variante del coronavirus. Pero todos debemos poner nuestro granito de arena para prevenir la propagación de la enfermedad: sigan los consejos de sus autoridades sanitarias, usen la mascarilla, lávense las manos y mantenga la distancia“, dijo la directora del organismo, Emer Cooke.

“ por sí solas no serán la solución milagrosa que nos permita volver a la vida normal, pero esta autorización es definitivamente un gran paso en la dirección correcta y una indicación de que 2021 puede ser mejor que 2020″, afirmó.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=xhM2rTMB9I4&t=3s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.