Adelina lucha por traer desde EU restos de su hermano muerto por COVID
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
AFP

Adelina lucha por traer a Veracruz los restos de su hermano, fallecido por COVID-19 en EU

Adelina vive en un poblado donde no hay buena señal de celular, ni de internet, no habla inglés y no ha logrado contactar al Consulado mexicano para repatriar los restos de su hermano Medel.
AFP
Por Ricardo Ortiz
10 de abril, 2020
Comparte

Llevar a México los restos de su hermano fallecido por coronavirus en Nueva York, epicentro de la pandemia en los Estados Unidos, se convirtió en la peor experiencia para Adelina. Desde el domingo, cuando murió su hermano de 54 años, deambula buscando ayuda para repatriar las cenizas de Medel, uno de los 108 mexicanos fallecidos en este país por COVID-19.

“No nos contestaron y hubo llamadas en inglés y no pudimos responder porque no sabemos inglés”, refiere Adelina Huesca.

Este jueves, tras cuatro días de tocar varias puertas, Adelina conversó con personal del consulado mexicano en Nueva York, quienes le explicaron que le ayudarán después de que ella busque y contacte a la funeraria donde se encuentran los restos de su hermano, y así definirán con qué porcentaje del pago apoyará el gobierno de México.

Hasta el cierre de esta edición, la familia Huasteco Mexicano permanece esperando la respuesta de la funeraria.

Lee: Reportan 108 mexicanos muertos en EU por COVID-19; la mayoría en Nueva York

Tras la publicación de esta nota, el consulado de México en NY informó que su personal ha estado en constante comunicación con la familia de Medel y con el hospital donde están sus restos, para brindar orientación y apoyo en la repatriacion las cenizas a nuestro país.

Señalaron que los apoyos financieros se otorgarán a la familia tan pronto como las funerarias obtengan el acta de defunción correspondiente y haya pasado la contingencia.

“También estamos apoyando a la familia en encontrar una funeraria en coordinación con la morgue del hospital”, agregaron.

El canciller Marcelo Ebrard informó este jueves que de los 108 mexicanos que han muerto en EU, 14 serán repatriados. Aseguró que están en contacto con las familias de los fallecidos para el regreso. 

Para ella y su familia, habitantes de Carretas, una pequeña comunidad veracruzana de apenas 100 viviendas, nacer en ese lugar es su mayor desdicha. Primero, porque la falta de oportunidades obligó a su hermano a emigrar a los Estados Unidos hace 20 años, y segundo, porque están incomunicados pues el internet y la señal del celular vienen y van, tienen que caminar a un monte donde la recepción es un poco mejor.

La última vez que conversó con Medel, el viernes pasado, le recomendó hacerse la prueba para descartar que la gripa que tenía desde hace 15 días no era por el virus que está siendo letal para casi medio millón de inmigrantes hispanos en la gran manzana. 

De acuerdo con datos proporcionados por el departamento de Salud de Nueva York, el 34% de los fallecidos por coronavirus son hispanos, el 28% de raza negra, mientras que el 29% de los fallecidos son blancos. 

“Me dijo que sí se la hicieron pero le dijeron que no era eso (…) tenia tos, dolor de huesos y la fiebre le dío al final cuando se lo llevó la ambulancia”, recuerda.

Medel, quien en el 2000 vio por última vez a su esposa y cuatro hijos en persona, trabajaba por las tardes en una carnicería metiendo y sacando productos de los refrigeradores y por las noches en un supermercado acomodando la mercancía en los casilleros. Durante todo este tiempo no dejó de trabajar, de hecho, su familia cree que fue ahí donde se contagió.

Lee: Suman siete migrantes poblanos muertos en Nueva York por COVID-19

“No sabemos exactamente los nombres de (los negocios) donde trabajó mi hermano, pero supimos por sus conocidos que habían fallecido dos personas de esa infección en uno de los trabajos y ni aún así lo mandaron a cuarentena. 

”Los están agarrando de carnada para trabajar porque no tienen papeles y no pueden dejar de trabajar, están arriesgando su vida. Con qué van a pagar sus rentas, con que van a comer si no trabajan y a ellos el gobierno no los van ayudar”, dice llorando Adelina.

Como Medel, sus dos compañeros de cuarto, también originarios de Veracruz, han estado expuestos al virus y ahora están en cuarentena, con miedo y sin ingresos.  

Te puede interesar: COVID-19: Personal médico se aísla de su propia familia para atender a pacientes y evitar contagios

Según el último informe de la Oficina de Asuntos de Inmigración del alcalde, más de las tres cuartas partes de los inmigrantes hispanos integran la fuerza laboral pero tienen los ingresos anuales medios más bajos (cerca de 26 mil dólares) de cualquier grupo de neoyorquinos trabajadores.

Y aunque el gobierno federal estadounidense repartirá mil 200 dólares en efectivo, como parte del paquete de ayuda por la pandemia, los trabajadores deben haber hecho su declaración de impuestos federales con un número de seguridad social, algo que los trabajadores indocumentados no tienen.

El gobierno mexicano asegura que está apoyando a todos los connacionales en el extranjero, Adelina y su familia luchan por recuperar los restos de su hermano para poder llorarle, aunque también tienen dudas sobre los riesgos de contraer el virus que les arrebató a Medel.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿En México hay más terremotos en septiembre? Esto dice la ciencia

Las coincidencias en las fechas de sismos intensos han llevado a muchos en México a afirmar que septiembre es el mes de los terremotos. Pero los científicos y los números muestran que no es así.
17 de septiembre, 2021
Comparte

Se trata de un mito que se ha visto reforzado por recientes coincidencias: septiembre es un mes de grandes sismos en México.

El pasado 7 de septiembre, un sismo de magnitud 7.1 sacudió la Ciudad de México y el sur del país, al igual que ocurrió en la misma fecha de 2017, cuando otro terremoto de magnitud 8.2 remeció la región.

Y el 19 de septiembre es otro día grabado en la mente de muchos.

En 1985 ocurrió un terremoto de magnitud 8.1, el más devastador de los últimos tiempos para el país. Y exactamente 32 años después, otro sismo de 7.1 también dejó cientos de muertos y edificios destruidos.

Esto ha llevado a muchos mexicanos a cuestionarse si hay algún fenómeno que haga que septiembre -o “septiemble”, como algunos lo llaman en broma- sea un mes de grandes terremotos.

Para los científicos hay una respuesta clara: son solo coincidencias. ¿Por qué?

¿Es septiembre cuando más ha temblado? No

Desde que hay registros sísmicos en México, a partir del año 1900, ocurrieron 86 sismos considerados “grandes” por ser de magnitud mayor a 7.0, según las estadísticas del Servicio Sismológico Nacional (SSN) mexicano.

El mes que más eventos acumuló en los últimos 121 años es diciembre, con 12 terremotos. Un paso atrás está septiembre, con 11, y le sigue junio con 10.

Eso muestra que en realidad esos tres meses acumulan la mayor actividad sísmica, pero por una diferencia marginal. El resto de los meses tienen registros variados.

Sismos en México desde 1900*. Magnitud mayor a 7,0. *Hasta el 15/09/2021.

¿Por qué la gente “siente” que tiembla más en septiembre?

Los científicos reconocen que la duda de la población es entendible dado que una persona acostumbra a relacionar los eventos que le han tocado vivir.

Cualquier habitante de Ciudad de México que tenga más de 40 años vivió dos temblores, el de 1985 y el de 2017, en la misma fecha: un 19 de septiembre.

“Esto es una percepción. Percepción válida, percepción lógica de la gente, porque estamos acostumbrados a medir los fenómenos naturales a escala de la vida humana, lo cual no siempre es el punto de vista más adecuado”, dijo el sismólogo Luis Quintanar en una rueda de prensa el pasado 13 de septiembre.

“Para medir su frecuencia, su intensidad, debe de ser a escala geológica, no a escala de la vida humana, que son 60, 70 años, sino a escala un poco mayor de los 100, 200 o más años”, añadió.

Un vendedor de periódicos

Getty Images
“De nuevo” titulaba el diario Metro luego del terremoto del 19 de septiembre de 2017, 32 años después del de 1985.

¿Se pueden predecir los sismos?

Los científicos del SSN y de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) fueron cuestionados sobre la posibilidad de que vuelva a ocurrir otro sismo este 19 de septiembre.

Pero la respuesta es enfática: no es posible saberlo.

“Los sismos no pueden predecirse. Y esto hay que tomarse muy claramente desde ambos puntos de vista: no podemos decir cuándo va a ocurrir un sismo, pero tampoco vamos a poder asegurar que no van a ocurrir sismos”, dijo Jorge Aguirre, del Instituto de Ingeniería de la UNAM.

“Sabemos que existe una cierta actividad sísmica debido a la dinámica de la Tierra y que eventualmente vamos a seguir teniendo sismos en México, pero no sabemos ni cuándo, ni a qué horas. Y no podemos ni asegurar que no vaya a haber sismos, ni asegurar que vaya a haber sismos en algún lugar o en alguna fecha”, añadió.

Las poblaciones del centro, sur y sureste de México, incluida la capital del país, están expuestas a la sismicidad por las diversas fallas geológicas que hay en sus alrededores, así que es probable que los eventos sísmicos sigan presentándose.

¿La época de lluvias genera sismos?

Al proliferar la creencia de que septiembre es un mes de sismos grandes también se ha difundido entre la gente que esto podría deberse a que es la época de lluvias puede tener algún efecto en el subsuelo.

Pero no es así: “Desde el punto de vista científico (…) ni las lluvias, ni mucho menos otras cosas tiene que ver con que tiemble más en septiembre. No sólo en México, en todo el mundo no hay ninguna evidencia de esto”, dijo Arturo Iglesias, jefe del SSN.

“Quizá la excepción sea la sismicidad que a veces se induce por la recarga de presas. Ahí sí, a veces, cuando una presa se recarga de manera típica, por ejemplo, después de un huracán o algo así, suele ocurrir sismicidad local pequeña que tiene que ver con el propio peso del agua que altera el estado de esfuerzos alrededor de una presa”, explicó.

Edificios destruidos tras el terremoto de 1985 en México

Getty Images
El terremoto del 19 de septiembre de 1985 fue el más devastador del último siglo.

¿Y hay una relación de los sismos con el cambio climático?

Relacionado a las lluvias más intensas, huracanes, inundaciones o sequías de los últimos años con el cambio climático, también han surgido dudas de si puede haber una relación con los sismos.

Pero los expertos nuevamente indican que no hay ninguna evidencia de eso.

“No hay una correlación”, explicó Rosa María Ramírez, directora del Instituto de Ingeniería de la UNAM.

“El cambio climático causa desastres, al igual que los sismos. Pero no hay una correlación”, enfatizó.

Los científicos dicen que la tecnología ha evolucionado en las últimas décadas para mejorar la detección, medición y pronóstico de afectación de un sismo, lo cual permite salvar vidas a través de las alertas tempranas y el mejoramiento de los códigos de construcción.

Pero piden a la población evitar la difusión de rumores como el de que septiembre es un mes de “temblores grandes”.

Madre

Getty Images
Una madre llora en la ceremonia en recuerdo de los niños fallecidos en una escuela en el terremoto de 2017.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=96ijHXnxBw8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.